Cadete





domingo, 31 de marzo de 2013

BAFICI: motivos para el regocijo

La retrospectiva de Hong Sang-soo

Nobody's Daughter Haewon, la última película de Hong

El BAFICI es, también, un festival de cine.

Y en este punto hay motivos para el regocijo. La administración macrista, con sus recortes presupuestarios y su sesgo cultural derechista, no pudo destruir del todo el entusiasmo que nos despierta el encuentro anual con el cine contemporáneo. Y esta 15° edición, la primera dirigida por Panozzo, tiene al menos un acierto que salta a la vista en forma inmediata: la vuelta de las grandes retrospectivas de autores contemporáneos, que con la gestión de Wolf se habían ido diluyendo en un montón de "focos" parciales centrados en algunos realizadores de segunda o tercera línea. En 2013 tendremos una retrospectiva completa de uno de los mejores cineastas del mundo actual, emblemático además del BAFICI: cuando el festival porteño empezó en 1999, el coreano Hong Sang-soo (de él hablo) había hecho solo dos largos; su filmografía y su relevancia internacional fueron creciendo de manera sostenida hasta ocupar el lugar central que hoy tiene. En las sucesivas ediciones del festival vimos consolidarse su maestría. Y ahora vamos a tener su presencia y sus 16 películas, lo que lo convertirán en el centro inevitable del festival. Hay que remontarse hasta el el BAFICI 2002 (en medio de un país tembladeral) para encontrar otra retrospectiva de este volumen artístico, cuando pudimos ver de un saque 11 largos del taiwanés Hou Hsiao-hsien (aunque en ese entonces Hou no vino al festival). La oportunidad de ver todas las películas de cineastas de la importancia de Hou o de Hong en pocos días es una experiencia intensiva, que permite descubrir sentidos relacionales que la visión separada no facilita. Una auténtica inmersión en un universo artístico fascinante.

En las primeras ediciones del BAFICI todo era nuevo para nuestros ojos ávidos y, en el aluvión fílmico que recibíamos, la subversión discreta que Hong ejercía nos despertaba una sorpresa agradable, pero no nos llamaba la atención tanto como otros gestos artísticos más ostentosos. Con The day he arrives en la edición 2012 (para mí, la mejor película del festival pasado) Hong confirmó su capacidad de acercarse a lo sublime paso a paso, ensayando variaciones casi infinitas alrededor del tema del amor, la melancolía, la angustia y la soledad insistente, sin perder nunca su tonalidad leve y juguetona.

Existe una tentación muy grande para aproximar su obra al campo de la comedia, y es evidente que algunas de sus películas y algunas de sus escenas pueden causarnos mucha gracia. Pero la serenidad de superficie solo atenúa los movimientos tectónicos profundos de su narrativa vacilante. Un fragmento de El jardín de los senderos que se bifurcan de Jorge Luis Borges puede aproximarnos al procedimiento narrativo de Hong:

"A diferencia de Newton y de Schopenhauer, Ts'ui Pên no creía en un tiempo uniforme, absoluto. Creía en infinitas series de tiempos, en una red creciente y vertiginosa de tiempos divergentes, convergentes y paralelos. Esa trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, se cortan o que secularmente se ignoran, abarca todas las posibilidades. No existimos en la mayoría de esos tiempos; en algunos existe usted y no yo. En éste, que un favorable azar me depara, usted ha llegado a mi casa; en otro, usted, al atravesar el jardín, me ha encontrado muerto; en otro, yo digo estas mismas palabras, pero soy un error, un fantasma".

El cine normal acostumbró a los espectadores a que cada película les cuente una historia. En cambio, en las películas de Hong Sang-soo se produce una leve disfunción que afecta su relación con los espectadores normales: esta disfunción no es un déficit sino su mayor originalidad. Sus relatos se bifurcan o trifurcan en variaciones a veces sucesivas, a veces alternadas. Lo que desconcierta es que estas fracturas nunca son visibles: suceden en un simple cambio de planos, sin anunciarse.

La originalidad de Hong no consiste en gestos grandiosos o inauditos, sino en mirar de un modo ligeramente extraño los asuntos más triviales y cotidianos: las relaciones amorosas, las diferentes formas de reaccionar de mujeres y hombres ante los mismos hechos, los malentendidos, los celos, la soledad, la pena que produce no haber sido capaz de decir algo en el momento oportuno o la incapacidad para reconocer cuál es el momento oportuno para decirlo. Hong es totalmente ajeno a los énfasis y a inducir al espectador a los juicios certeros. Su tono menor, su serenidad inconmovible, invitan al espectador a observar atento en busca de un secreto nunca evidente.

Así que un recorrido posible para el inminente BAFICI es ver sus 16 películas al hilo. Un espectador que se dedicara solamente a eso, tendría su año cinematográfico ganado.

Esta noche en La otra.-radio, FM La Tribu, 88.7, online, vamos a dar más recomendaciones para este festival.

Clickeando acá tienen todos los títulos y horarios de la retro de Hong.

No la chinges, güey...



Me siento algo nervioso, tomé mucha cocaína
cuando alguien te traiciona te suben las endorfinas
no le deseo a nadie estar en tu puto lugar
estoy algo nervioso y tengo ganas de matar
no la chinges, güey...
no la chinges, güey...

Me debés dos cosas: dinero y perdón
primero es lo primero y no te pasás de hoy
pagame lo que debés y no pierdas el honor
sabés que la primera bala va a tu corazón
no la chinges, güey...
no la chinges,
güey...

Te di tanta confianza
fui tu hermano, fui tu sangre
casi daba mi vida por vos
te di lo que tenía cuando nada más tenía
yo te hubiera dado mi riñón
tres cosas en la vida hay
importantes que perdiste
por estúpido y por ambición:
salud, dinero y amor.

No la chinges, güey...

Yo sé que estás perdido, solo y sin escapatoria
yo sí que perdí cosas pero nunca la memoria
podés andar el mundo escapándote de mí
si no pagás en hora vos sabés que c'est fini
no la chinges, güey...
no la chinges, güey...

Ya llevo tres meses sin tomar un tequila
parece mentira pero duelen las mentiras
y miro la botella y miro la Smith & Wesson
mejor que te aparezcas, no es tu hora de festejos
no la chinges, güey...
no la chinges, güey...
no la chinges, güey...
no la chinges, güey...

Lo nuevo de Fito hoy a la medianoche en La otra.-radio. FM La Tribu. 88,7. Online.
Además, hablamos con Litto Nebbia, nuestras recomendaciones para el BAFICI, Massive Attack y el trip hop

sábado, 30 de marzo de 2013

La UBA niega los derechos laborales de sus docentes y precariza sus puestos de trabajo

por Silvia Rivera *

Puede parecer un lugar común afirmar que la historia la escriben los que ganan. Sin embargo, considero útil recuperar tal afirmación, sacudirle el polvo del conformismo y extender su uso a la historia de las ideas que heredamos. Una historia que se remonta a la Grecia clásica, cuando Sócrates, y su discípulo Platón, inventan la filosofía. Invento peculiar, oscuro, ladino, que en su pretensión de verdad no escatima ironías, desprecios hacia las clases productivas y complicidades con una aristocracia resentida por la pérdida de sus privilegios en el marco de la democracia naciente. Todo esto se muestra en la confrontación entre filósofos y sofistas, presentados estos últimos por la historia oficial como vulgares maestros que osaban cobrar por sus lecciones, ofreciéndolas con descaro a todo ciudadano interesado en participar de los debates del ágora. Esto es lo que se desprende de varios textos platónicos, en ocasiones puestos en boca de Sócrates, en un juego de solapamientos del sujeto de la enunciación, destinado quizás a reforzar la idea de que en definitiva es la “Verdad” la que habla por boca del filósofo. 

Sin embargo, frente a esta minoría filosófica, otros profesionales de la palabra trabajaban incansables en la ciudad: los sofistas, efectivos agentes de democratización de la polis. Los sofistas eran educadores que facilitaban la inclusión social de los ciudadanos a través su formación en el manejo de herramientas discursivas necesarias para participar activamente de la vida política. Claro está que traficar con dinero no era considerado honorable por plebeyos sin conciencia de clase, tal el caso de Sócrates; o jóvenes aristócratas que hacían gala de un profundo desprecio por las complejidades del trabajo productivo, tal su discípulo Platón. De ahí la condena hacia estos personajes poco elegantes que osaban sospechar de legitimidades trascendentes, potenciando en consecuencia la responsabilidad de todos en la promoción de la justicia. Frente a la docencia considerada como “trabajo” digno e imprescindible para la cohesión social, la historia oficial presenta la educación superior como “misión” desinteresada de unos pocos que pueden prescindir de la justa retribución por su salario, porque la acumulación de generaciones precedentes les garantiza una vida de ocio. Victoria de los filósofos sobre los sofistas, de los aristócratas de cualquier cuño sobre los trabajadores en su conjunto, a la hora de escribir la historia de occidente. 

 Pero hay todavía otra sentencia también trillada, que considero útil retomar: aquella que nos recuerda que la cuna de nuestra cultura es Grecia y por lo tanto somos platónicos. Recalcitrantes y elitistas platónicos que otorgamos mayor calidad moral a quienes hacen gala de saberes expertos mientras negamos a los docentes una justa retribución por su trabajo. Porque así son las cosas en la Universidad de Buenos Aires, que acumuló durante años docentes ad-honorem con promesas de un salario que se demora y que si llega anuncia una precariedad ominosa. Porque estos docentes, que trabajan muchas veces en situaciones edilicias complicadas y con una altísima concentración de alumnos por aula, dependen de contratos anuales, o aún semestrales, porque no se sustancian los concursos reglamentarios que garantizan regularidad de jefes de trabajos prácticos y auxiliares docentes. Docentes explotados, que cuando enferman o enloquecen por padecimientos varios y maltratos institucionales, deben recurrir a la solidaridad de sus compañeros para cubrir los cursos, porque no hay presupuesto para suplencias. Docentes que cuando cumplen 65 años son descartados, porque su antigüedad encarece el presupuesto, y si resultan reemplazados es por jóvenes a los que se hace trabajar con promesas de contratos precarios, que aún así los ilusionan, en tiempos de platónico desprecio por los educadores comprometidos con una democratización efectiva de la sociedad. 

Destaco a todos los docentes, pero en especial a los trabajadores del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires, no sólo porque se trata de la Unidad Académica a la que pertenezco desde su creación en el año 1985, sino porque considero despliega una tarea académica y ciudadana de la mayor relevancia: iniciar a los futuros investigadores, docentes, profesionales de todas las áreas, pero muy especialmente a los actuales ciudadanos, en el respeto de los valores democráticos relacionados con la apropiación social del conocimiento. Frente a viejas tecnocracias y colonialismos del saber que sobreviven aún bajo ciertos discursos progresistas, los docentes del Ciclo Básico trabajamos con alto nivel académico y fuerte compromiso social, en la formación de una ciudadanía responsable y activa. Trabajamos día a día, a pesar del desprecio evidenciado en la negación de nuestros derechos laborales, en vistas a la promoción de una democracia efectiva y no meramente declamada.

* NOTA DEL EDITOR: Esta nota fue publicada en la edición impresa de Clarín del 26 de marzo pasado, con el título "La UBA desprecia la justa retribución de sus docentes". Pero, curiosamente, no aparece en la versión digital del diario. En mi carácter de docente del CBC adhiero al punto de vista de su autora.

viernes, 29 de marzo de 2013

Si no hay amor, que no haya nada entonces

Hank Soriano, canciones para hombres rotos y algo sobre Vatayón
Un programa para descargar clickeando acá 



El tesoro que no ves
la inocencia que no ves
los milagros que van a estar de tu lado
cuando comiences a leer de los labios
y a ignorar los embustes y gustar
con tu lengua de las aguas que son dulces
aunque te sientas mal.

Si no hay amor
que no haya nada entonces, alma mía
¡no vas a regatear!

Un hermoso día el de hoy
Ay, qué bello día es hoy
está para desatar
nuestra tormenta
que va a tronar por el dolor
juegan a "primero yo"
y después a "también yo"
y a "las migas para mí"
y cierran el juego
porque ya saben que
el tonto nunca puede oler al diablo
vida mía
ni si caga en su nariz.

Esa mancha que está allí
por allí, en el suelo, allí
y en tu bella cicatriz
parece sangre
y sin embargo sonreís.

El tesoro que no ves
la inocencia que no ves
El placer es tan oscuro como el culo
de un topo negro
y si no hay amor que no haya nada entonces
alma mía
¡no vas a regatear!

Placer que es cruel
le echás el guante
sin lágrimas...
a tu pena allí nomás
y el mundo allí nomás.

El sol cocina lento
placer que es cruel
vos siempre estás con una excusa a flor de labios
sin lágrimas
con tus dolores
allí nomás, sin vida
con tu sangre en el suelo...


El domingo pasado en La otra.-radio estuvo Juan Soriano (a) Hank, autodenominado referente de la agrupación Vatayón Militante (según la curiosa definición del pseudo-periodista Nicolas Pizzi). Juan le dedicó dos minutos a desmontar una de las tantas y tan efímeras operaciones berretas de Pizzi sobre Vatayón. Y el resto del programa pasó su Top 10 de canciones para hombres rotos, algunas de reputación dudosísima y otras no. Para descargar el programa (en el que conversamos también con Fernando M. Peña y escuchamos el testimonio de Diego Trerotola sobre el BAFICI) hay que clickear acá.

jueves, 28 de marzo de 2013

Madrugando al mediodía con Lucas Carrasco, Zambayonni y Florencia Ruiz


Hoy, jueves santo! estuve madrugando al mediodía en FM Nacional Rock, con Lucas Carrasco y Zambayonni, hablando un poco de la espantosa política cultural del macrismo y del terreno que en esta ciudad asquerosa le cede el kirchnerismo. Del Bafici, de los medios kirchneristas y qué sé yo. Pero la sorpresa agradabilísima para mí es que estaba de invitada también Florencia Ruiz y que tuve el gusto de escuchar un par de sus bonitas canciones en vivo. Acá pueden escuchar el programa.

Fernando Martín Peña: "A los organizadores del BAFICI les parece fenómeno cobrarte año a año entradas más caras por algo que a ellos les sale más barato: eso es el neoliberalismo en su estado más puro"

Una entrevista para descargar clickeando acá




Sobre los recortes presupestarios que sufre el festival: "Desde 2009 el recorte es notorio. Quintín defendió el presupuesto a rajatabla y no sé cómo hizo después de 2001. Eso fue un gran mérito de él. Estás hablando con una persona que no es del palo de Quintín para nada, pero lo que hizo con el festival me parece irreprochable. Siempre se peleó por el presupuesto, porque la ciudad pusiera el presupuesto que el festival merece. Yo me acuerdo de Sergio Wolf hablando maravillas de la proyección en 70 mm de una película de John Ford en el festival de Berlín. Pero lo único que podía hacer allá era escribir sobre eso, no lo podía traer, porque no te alcanza la plata. Ahí es donde el festival sufre. No tenés salas adecuadas porque cierran las salas: tenés que armar una. Y tiene que alcanzar el presupuesto para armar las salas que te faltan. Yo entiendo que las salas cierran, pero una cosa que el festival podría hacer era abrirlas. El América estaba cerrado cuando nosotros lo usábamos. Se abría, se ponía en condiciones y se hacía. Porque el América era el lugar donde podías mandar a los estudiantes gratis a la mañana, era un lugar que servía por el tamaño que tenía. Y no es que se hacía acá nada más, en todas partes se hace. Imaginate Karlovy Vary: es un pueblo que no tiene salas de cine, las salas las inventan, las hacen para el festival y después las desarman. Ese tipo de cosas hoy en el BAFICI son impensables, y antes era algo que vos podías inventar para agrandar el festival o para prolongarlo de distintas maneras. Lombardi dice cada año que es el mismo presupuesto, pero por más que sea el mismo la inflación te lo va comiendo. Lo que no han hecho es bajar las entradas. El presupuesto sigue siendo el mismo, pero las entradas suben año a año: a ellos les parece fenómeno cobrarte más caro por algo que a ellos año a año les sale más barato: eso es el neoliberalismo en su estado más puro, ¿no?".

En la entrevista que le hicimos el domingo pasado en La otra.-radio, cuando aún el director Marcelo Panozzo no había retrocedido en su intención de impedir que se hiciera la mesa de presentación de la revista Kilómetro 111, Fernando Martín Peña objetó la posibilidad de que un festival de cine invite primero a una revista a hacer una presentación y luego el director del festival se crea con autoridad para vetar a uno de los invitados a debatir: "No sé si una actitud así califica para hablar de censura, me parece torpe".

Para descargar el audio del la entrevista, clickear acá.
Más tarde subo el programa completo, con la presencia estelar de Hank Soriano.

miércoles, 27 de marzo de 2013

BAFICI: Diego Trerotola trabajó durante 5 años como programador con su sueldo congelado. Panozzo lo echó por mail sin explicarle las razones.

El macrismo destruye la cultura en la ciudad



Dijo Diego Trerotola pocas semanas atrás: "Yo abucheé públicamente a Mauricio Macri muchas veces por sus decisiones ideológicas, mientras trabajaba en el BAFICI. Organizo la Marcha del Orgullo en Buenos Aires y todos los años lo abucheamos, me subo al escenario frente a muchísima gente, miles y miles de personas, a decir que Mauricio Macri tiene políticas homofóbicas. Lo hice trabajando en el BAFICI porque es lo que creo y en lo que milito. Yo trabajaba en el BAFICI pero no para el PRO, ni para un proyecto ideológico del PRO, en contra de muchas decisiones que tienen que ver con la cultura, con la diversidad sexual y con muchas otras cosas. Si me echaron por eso, claro, no me voy a poder enterar nunca. De hecho, una semana antes de que me echen trabajé en ARTEBA, en una radio abierta donde se recriminaba al PRO y a Mauricio Macri que cerraba centros culturales en la ciudad. Obviamente puede ser que me hayan echado por eso, pero no lo voy a saber".

Trerotola es escéptico acerca de la decisión de llevar el festival al Village Recoleta y se refiere al deterioro que sufrió la programación en los últimos años debido al continuo recorte presupestario. (FUENTE: La autopista del sur, sábados, de 12 a 14 hs. Radio AM750).

martes, 26 de marzo de 2013

Censura en el BAFICI: Panozzo modificó su posición


Por Daniel Cholakian

(FUENTE: Fancinema, ayer 25/3/2913)

Fancinema publicó ayer una nota donde se daba cuenta de un acto de censura por parte del director del BAFICI, Marcelo Panozzo. Él había prohibido a Emilio Bernini, director de la revista Kilómetro 111, incluir al crítico Oscar Cuervo en una mesa de debate en torno al tema Cines del presente, en la que se presentaría el undécimo número de la publicación.
En la tarde de hoy, Panozzo se comunicó con el asistente de Bernini encargado del enlace con la organización del Festival, para hacerle saber que estaba dispuesto a que la presentación se haga de acuerdo a como se había planeado originalmente, sin veto de ningún tipo de su parte. De este modo los miembros de la revista Kilómetro 111 han resuelto aceptar esta revisión de la posición del director del BAFICI, con lo cual acaban de confirmar que el evento se llevará a cabo con una mesa redonda de la que participarán Roger Koza, Tomás Binder y Oscar Cuervo.

Quien esto escribe entiende que lo político es el espacio de la resolución de conflictos. Y así como calificamos de política la actitud autoritaria por la cual Panozzo impuso su veto sobre el nombre de Cuervo, también es política esta actitud que supone un reconocimiento del error o el cálculo del daño que la situación podría implicar a la historia del Festival o a la gestión del área de Cultura. Como sea, la actitud fue modificada y esto es algo que corresponde reconocer.
No habiendo comunicación oficial al respecto -Fancinema anticipó a la oficina de prensa el viernes pasado que la nota iba a ser publicada – no podemos saber cuál es la explicación sobre el cambio de actitud. Sería muy interesante conocer del propio director del BAFICI los motivos que nos permitan entender el origen de la censura y el cambio positivo que ha mostrado en el día de hoy.

"El Papa es argentino, no puede haber putos argentinos"

El Papa Pancho sigue obrando milagros: acá vemos los estigmas de Cristo que le aparecieron a un pibe en una fiesta católica en San Isidro



Estas son las consecuencias palpables del rebrote papal clericalista en los últimos días en Argentina, a raíz de la unción del curita argentino de los pobres. El Papa hace pocos meses le había escrito a sus monjitas:

A las Monjas Carmelitas de Buenos Aires Buenos Aires, 22 de junio de 2010.

Queridas hermanas: Les escribo estas líneas a cada una de Ustedes que están en los cuatro Monasterios de Buenos Aires. El pueblo argentino deberá afrontar, en las próximas semanas, una situación cuyo resultado puede herir gravemente a la familia. Se trata del proyecto de ley sobre matrimonio de personas del mismo sexo. Aquí está en juego la identidad, y la supervivencia de la familia: papa, mamá e hijos. Está en juego la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre. Está en juego un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones. Recuerdo una frase de Santa Teresita cuando habla de su enfermedad de infancia. Dice que la envidia del Demonio quiso cobrarse en su familia la entrada al Carmelo de su hermana mayor. Aquí también está la envida del Demonio, por la que entró el pecado en el mundo, que arteramente pretende destruir la imagen de Dios: hombre y mujer que reciben el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra. No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una "movida" del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios. Jesús nos dice que, para defendernos de este acusador mentiroso, nos enviará el Espíritu de Verdad. Hoy la Patria, ante esta situación, necesita de la asistencia especial del Espíritu Santo que ponga la luz de la Verdad en medio de las tinieblas del error; necesita de este Abogado que nos defienda del encantamiento de tantos sofismas con que se busca justificar este proyecto de ley, y que confunden y engañan incluso a personas de buena voluntad. Por esto recurro a Ustedes y les pido oración y sacrificio, las dos armas invencibles que confesaba tener Santa Teresita. Clamen al Señor para que envíe su Espíritu a los Senadores que han de dar su voto. Que no lo hagan movidos por el error o por situaciones de coyuntura sino según lo que la ley natural y la ley de Dios les señala. Pidan por ellos, por sus familias; que el Señor los visite, los fortalezca y consuele. Pidan para que ellos hagan un gran bien a la Patria. El proyecto de ley se tratará en el Senado después del 13 de julio. Miremos a San José. a María, al Niño y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento. Recordémosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: "esta guerra no es vuestra sino de Dios". Que ellos nos socorran, defiendan y acompañen en esta guerra de Dios. Gracias por lo que harán en esta lucha por la Patria. Y , por favor, les pido también que recen por mi.

Que Jesús las bendiga y la Virgen Santa las cuide. Afectuosamente, Jorge Mario Bergoglio s.j.

Pedro Robledo, el pibe de la foto, cuenta que en una fiesta privada en San Isidro fue violentamente golpeado por los hermanos Amenábar, dos alumnos del Colegio Marín, porque estaba de la mano con su novio. "El Papa es argentino, no puede haber putos argentinos", le gritaron.



En un momento de la fiesta, Pedro caminaba de la mano con su novio cuando dos fachitos se acercaron a increparlo: "Putos de mierda, váyanse de acá, es una casa católica". Ante la agresión, Perdo les explicó que ellos también eran católicos, pero en respuesta recibió una trompada en el rostro. Lo siguieron golpeando mientras estaba en el piso, y le decían: "ustedes no pueden procrear porque son deformes".Y a su vez los apuraban: "puto de mierda, levantate".

Pedro se dirigió al sanatorio Las Lomas, donde la médica que lo atendió se negaba a llamar a la Policía para hacer la denuncia de las heridas. En el parte médico, la profesional no puso la verdadera causa de las heridas de Pedro sino que las atribuyó a una caída desde la altura, contradiciendo el relato de la víctima de los golpes. La médica estaba disgustada porque pensaba que los golpes los había recibido por hacer ostentación de su condición homosexual. Cuando los pibes, ya desalentados ante tanta homofobia fueron a hacer la denuncia a la comisaría, temiendo volver a sufrir otro acto de discriminación, se encontraron con un funcionario policial que les comentó que en esa comisaría se había casado el primer policía gay de la bonaerense. Pedro Rbledo es militante del PRO y su familia era del Opus Dei. Pedro en su twitter sostiene una intensa prédica antikirchnerista. Pero va a hacer las denuncias al INADI por discriminación acompañado por el kirchnerista Alex Freyre.

lunes, 25 de marzo de 2013

Cuando Macri y Lombardi escuchan la palabra "cultura" llevan la mano a la escopeta

Más daños humanos en la Sala Alberdi


Hoy la corporación mediática de derecha muestra con tono indignado los destrozos materiales de la Sala Alberdi. La imagen de los cuerpos lacerados por las balas macristas no son tan difundidas.

Pero es claro que si no fuera por la desastrosa polìtica cultural de Macri y Lombardi, se habrían evitado los cuerpos baleados y los destrosos edilicios.

Esta destrucción es la materialización de una política destructiva.

Tambièn es cierto que si el macrismo mete bala y cierra talleres es porque no tiene resistencia de parte de la oposición porteña. A los pibes de la Alberdi los han dejado solos. Y el macrismo no podría hacer lo desastres que hace si encontrara una mínima resistencia. El Frente para la Victoria, el FAP y lo radicales son cómplices por omisión de este desastre.

Censura política en el BAFICI (Parte I)


Por Daniel Cholakian 

(FUENTE: FANCINEMA)


En el marco del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires estaba previsto realizar el lanzamiento del nuevo número de la revista Kilómetro 111. Para el evento su director Emilio Bernini organizó una mesa de debate sobre el tema Cine del presente. En la misma se reunirían los críticos Roger Alan Koza, Tomás Binder y Oscar Cuervo. Marcelo Panozzo, director del BAFICI, exigió a Bernini que excluya a Cuervo de la mesa. Ante la negativa del coordinador de la presentación de excluir a Cuervo, Panozzo prefirió que el evento sea levantado de la programación.
Un ciclo marcado por las polémicas
El ciclo de Marcelo Panozzo al frente del BAFICI comenzó el 10 de mayo del año pasado, de un modo que ha sido criticado. La presentación del nuevo director, llevada adelante por el propio ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, se hizo sólo ante tres diarios, sin haber convocado a ningún otro medio a la rueda de prensa. Esta fue la primera polémica generada a propósito de su llegada al Festival de cine más importante que se desarrolla en Buenos Aires.
La segunda situación conflictiva, destacada al menos entre los miembros de la prensa especializada, se produjo a propósito del despido de tres programadores del Festival y su reemplazo por un colaborador español. Más allá de la potestad de un nuevo director de armar su equipo de colaboradores de acuerdo a la orientación que desee darle al Festival, ciertos hechos a propósito de esta situación fueron materia de controversias. Especialmente el modo en que se comunicaron los despidos a las personas involucradas, el modo como se conocieron las nuevas designaciones, tanto como el perfil de los separados y el nuevo programador incorporado (ver Material 1 y Material 2).
Finalmente, como para mantener esta política de comunicación cerrada, de exclusión de los medios especializados -lo que no es sino la muestra de un modo elitista de ejercer la función pública- el 16 de enero de este año Lombardi y Panozzo presentaron ante sólo cuatro medios todas las novedades respecto de la decimoquinta edición del Festival. En esa suerte de café de amigos, se presentaron las novedades de la programación y la nueva sede central del mismo. Así se excluyó a la mayoría de los medios y se evitó que hubiera preguntas molestas a propósito de la decisión del cambio de localización de las principales proyecciones, que pasaron del tradicional complejo en la zona de Abasto al mucho más recoleto ámbito de los Village Cinemas.
La censura política en una mesa de cine
Como explicamos anteriormente, la revista Kilómetro 111 es sin dudas una de las publicaciones más reconocidas sobre cine en nuestro país. A propósito de la edición de un nuevo número, el undécimo, se coordinó con el BAFICI de presentar la misma en el ámbito del Festival. El evento consistiría en una mesa redonda con el tema Cine del presente, cuya organización estaba a cargo de Emilio Bernini, director de la revista. Los convocados para participar del debate fueron los críticos Roger Alan Koza, Tomás Binder y Oscar Cuervo.
Cuando Bernini presentó a Panozzo la mesa, el director del BAFICI comenzó una serie de conversaciones para presionar al organizador con el objetivo de excluir a Cuervo de la lista de disertantes. En un primer momento, Panozzo se comunicó con un colaborador de Bernini y luego con el mismo director de la revista para imponer la censura sobre la mesa. Ante la negativa irreductible que encontró en Bernini, Panozzo prefirió que la mesa se levante antes que admitir la participación de Oscar Cuervo en la mesa redonda de presentación de una revista de cine. Luego de tomada la decisión de levantar la mesa, Panozzo intentó a través de un colaborador de Bernini convencerlo de incorporar nuevamente la actividad, pero manteniendo la condición irreductible de la exclusión de Cuervo de la mesa de debate. Es importante destacar que la actividad no era originalmente parte de actividades relacionadas con las películas o las visitas propias del BAFICI, sino una charla sobre cine para lanzar un nuevo número de una revista de cine, en el marco del Festival.
Panozzo habría justificado su negativa a admitir a Cuervo como disertante en el BAFICI en que el crítico y editor insultó a los directores del Festival y que darle lugar para que hable no sólo era ofensivo para él y sus antecesores, sino que podría ser abrir la puerta a que utilice el espacio para proferir improperios y hablar mal del propio BAFICI. Quienes siguen tanto a Cuervo como a Panozzo en sus declaraciones públicas, saben que más allá de ciertas “chicanas” los separan sus posiciones políticas, no sólo en relación con el Gobierno nacional o porteño, sino en cuanto a las políticas del cine.
Cuervo, incluso teniendo diferencias irreductibles con Quintín, hizo una acalorada defensa de su gestión al frente del Festival cuando él fue despedido y le dedicó la tapa de su revista La otra para hacer patente tal posición. Asimismo cada año en su blog, su programa de radio y su revista, pueden leerse notas a propósito del perfil político del BAFICI a partir de la asunción del Gobierno macrista en la Ciudad. Panozzo tiene posiciones claramente conservadoras y especialmente enconadas con el Gobierno nacional, según se desprende de participaciones en las redes sociales. Las diferencias políticas entre él y Oscar Cuervo, intelectual a quien muchos llaman “bloguero K” peyorativamente, son públicas y notorias. Queda claro que, más allá de las razones esgrimidas por Panozzo al imponer a Bernini la exclusión de Cuervo de la mesa redonda organizada por Kilómetro 111, el motivo profundo de este acto de censura es político.

Lo cierto, para concluir, es que Bernini no admitió tolerar la censura impuesta por Panozzo en la conformación de la mesa de debate y decidió suspender el evento en el cual se iba a presentar la nueva edición de la revista que dirige. No se recuerda en la larga historia del Festival un hecho de estas características. Un hecho de censura política es muy grave, especialmente en el marco de una gestión cultural como la de Hernán Lombardi, que enuncia una profunda fe dialoguista pero en la práctica sostiene una actitud represiva y excluyente.
Esta gestión del BAFICI está marcada claramente desde el comienzo por la segregación y la arbitrariedad. Comenzar con un claro hecho de censura, inadmisible en cualquier caso, es malo para la historia del Festival y muy grave institucionalmente. Marcelo Panozzo, director aún no estrenado en el desarrollo del Festival junto con el ministro de Cultura Hernán Lombarid, deberán hacerse cargo de este modelo de conducción que han decidido imprimirle a un Festival que ha sido hasta ahora ejemplo de circulación de ideas y de igualdad en la información ante la prensa.

domingo, 24 de marzo de 2013

El callejón

Una de las 10 canciones para hombres rotos elegidas por Juan Soriano para La otra.-radio


No quiero volver
a pisar el viejo callejón
donde nos veíamos
a media mañana.
No te encontraría allí
no, no estaríamos los dos
fumando un lucky a medias
muriéndonos de ganas.

No sería ya
aquel inmenso lugar
hace tiempo que
tú lo olvidaste
y a mí con él
y a mí con él.

Y miro hacia aquellos días
y no consigo rescatar
nada que me haga volver
y es odioso rebuscar
entre el centeno
pero quiero llamar la atención
sobre el hecho de que no existió
ser vivo ni lugar
más valiosos para mí
bajo el cielo.

He oído decir
que te van las cosas muy bien
ahora que no estás
ahora es otro el silencio
y otra es la oscuridad.

No, no quiero volver
a pisar el viejo callejón
hace tanto tiempo
y ya no siento nada.

Pero si decides
un día volver a la ciudad
podríamos quedar allí
a media mañana.

sábado, 23 de marzo de 2013

La revista KILOMETRO 111 no podrá presentarse en el BAFICI por decisión de Marcelo Panozzo, director del festival

El motivo: Oscar Cuervo iba a formar parte del panel de la presentación



por Oscar Cuervo

(Suena raro, pero tenía que redactar este subtítulo en tercera persona, cosa que no hice en las más de 2600 entradas de este blog ni en los 27 números de la revista. Es una manera de hacer esta nota un poco menos autorreferencial y más informativa. Ahí va):

KILÓMETRO 111 es una de las mejores revistas de cine de la Argentina, si no la mejor. Revista libro de aparición aproximadamente anual, dirigida por Emilio Bernini, que cuenta o contó entre sus colaboradores a Silvia Schwarzböck, Daniele Dottorini, Gonzalo Aguilar, David Oubiña, Eduardo Russo, Horacio González, Javier Trímboli, Marcelo Cerdá, Jerónimo Ledesma, Américo Cristófalo, Tomás Binder y Alan Pauls. Ya lleva publicados 10 números y es inminente la aparición del número 11. Este iba a ser presentado en el marco del 15 BAFICI, que comienza el próximo 10 de abril.

La revista edita números temáticos y el tema de esta edición es "Cine del presente", asunto sobre el que va a girar también la charla de presentación. Emilio Bernini me invitó a participar en el panel, que iba a contar además con la presencia de Roger Koza y Tomás Binder. Era un honor para mí formar parte del evento organizado por una revista que leo con tanto interés (yo ya había disertado en la presentación del número 10, que se hizo meses atrás en el Centro Cultural Rojas). Doble satisfacción: compartir por primera vez una mesa de debate con mi admirado Roger Koza. Triple satisfacción: formar parte por primera vez de una mesa en el BAFICI, del que soy fervoroso habitué desde que en 1999 lo creara Andrés Di Tella.

Todo estaba arreglado con las autoridades del festival. Excepto un detalle: Marcelo Panozzo, que empieza a dirigir el BAFICI este año, parece que no se había enterado de que yo formaba parte del panel.

Al saberlo se puso furioso. Le hizo un llamado en un tono muy agresivo a Bernini, prenguntándole por qué se le había ocurrido invitarme a participar en la presentación. A Bernini la pregunta le resultó rara: "¿Por qué? Porque sí". Panozzo, muy indignado, dijo que yo no podía estar, que todos estos años me había dedicado a insultar a los sucesivos directores del BAFICI (acá se pueden consultar todas las notas dedicadas al festival en este blog). Dijo, además, Panozzo, que lo que yo escribo es muy malo. Bernini le respondió que si pensara que lo mío es malo, no me habría invitado. "¿Pero vos lo leés a Cuervo?", le preguntó Bernini a Panozzo. "Claro que lo leo" dijo Panozzo. "Si a mí me pareciera tan malo, no lo leería" dijo Bernini. "Cuervo no puede estar en esa mesa" dijo Panozzo. "Si Cuervo no está, la presentación no se hace" contestó Bernini. "Está bien: entonces no se hace" terminó la conversación Panozzo.

Es curioso: el BAFICI tiene una tradición liberal, en el mejor sentido de esta palabra. Siempre ofreció una diversidad política, cultural, estética, de estilos, géneros y nacionalidades que lo hacían excitante e imprevisible; esto explica gran parte del prestigio alcanzado a través de sus 15 años de existencia. Con las debidas excepciones: el año pasado la película Tierra de los padres de Nicolás Prividera quedó afuera del festival porque a los programadores no les interesó, a pesar de haber sido elogiada por gran parte de la crítica, aplaudida en diversos festivales internacionales y de haber logrado después un exitoso paso por la Sala Lugones. Los programadores nunca explicaron los motivos de la exclusión de la película. Hicieron un sonoro silencio. El director del festival era (por última vez) Sergio Wolf. 

Este año Panozzo sienta un precedente sombrío: veta a un participante de una mesa de discusión. Que yo recuerde, soy el primer expositor en 15 años al que la autoridad del BAFICI le impide participar (por lo menos nunca antes se hizo público un veto). Habrá que empezar a pensar en los límites del liberalismo.

Para mí es un honor extraño. Si hubiera estado en ese encuentro, habría hablado mis 20 minutos sobre el cine del presente, escuchado con interés a mis compañeros de mesa y respondido a alguna pregunta del público. Mi participación se habría licuado rápidamente entre centenares de cosas más interesantes que suceden al mismo tiempo en este enorme festival. La trascendencia de mi participación habría sido prácticamente nula. Pero la torpeza del director del festival transformó el asunto en otra cosa: entre toda su diversidad, hay un límite que el BAFICI no tolera: yo. ¿Qué tan intolerable puedo ser yo? A partir de ahora, el BAFICI impide oficialmente que algunas personas (al menos una) participen en sus debates. 

Digo que es un honor, me siento extrañamente orgulloso de la distinción. Lo considero un premio de Panozzo, le agradezco que piense que, hasta donde llega su poder, yo no debo estar. Soy lo Otro del Bafici; mejor dicho: La otra.

No me considero censurado: gozo de una tremenda libertad de expresión, aunque no siempre sepa bien cómo aprovecharla. Tengo el blog, la revista, el programa de radio. Así que expresarme, me expreso.

Lo lamento por el BAFICI. Es una pena que su margen de libertad se vaya estrechando de a poquito.

ACTUALIZACIÓN DEL 24/3/2013 A LAS 5:30:
Que yo no me considere afectado en mi libertad de expresión no desmiente el hecho de que el director del BAFICI haya lesionado la libertad de KILOMETRO 111, al tratar de interferir sobre decisiones que solo a la revista le concernían y, finalmente, al impedir que la revista haga la presentación que ya se había acordado. En este sentido sí creo que hay un acto de censura cometido por las autoridades del BAFICI.

viernes, 22 de marzo de 2013

Canciones para hombres rotos

que programa Hank Soriano (esta no, otras)



Devendra Banhart - Won't you come home

¿No vas a volver a casa?
me rindo
echo de menos a mi dulce bolsa de huesos
borracho y tierno
¿por qué no te querés quedar acá suspendida
en los brazos muertos del año que ha terminado?
¿no podés ver la forma de la canción que estamos cantando?
un río demasiado sucio para que nosotros nademos
¿por qué te querés quedar segura de una adoración
que desaparece cuando estás cerca, cuando estamos juntos

¿No vas a volver a casa?
me rindo
echo de menos a mi dulce bolsa de huesos
borracho y tierno
¿por qué no te querés quedar acá suspendida
en los brazos muertos del año que ha terminado?



Won't you come home I surrender
I miss my sweet bag of bones
drunk and tender
Why don't you want to stay here suspended
in the dead arms of a year that has ended
Can't see the shape of the song that we're singing
River too dirty for us to go swimming
Why would you want to stay clear of adoration
that disappears when you're near when you're close
won't you come home I surrender
I miss my sweet bag of bones
drunk and tender
Why don't you want to stay here suspended
in the dead arms of a year that has ended.

El domingo a la medianoche en La otra.-radio Juan Soriano programa 10 canciones para hombres rotos -ninguna de las cuales es esta que puse de Devendra Vanhart (nuevo disco: Mala); esta la pongo yo, porque este es mi blog y hago lo que quiero.

FM La Tribu. 88,7. www.fmlatribu.com

jueves, 21 de marzo de 2013

Abstract

(Joan Miró, 1935)
Visuales LXIII‏


por Liliana Piñeiro

Subvertir, a contramano del mundo. Las coordenadas desparejas, el espacio cuestionado.

Geometrías del desorden: el color se ensucia, y el rectángulo negro cuelga como una ropa tendida puesta a secar.

Si la representación existe, que sea por la fuerza, siempre vital, de la revelación.

miércoles, 20 de marzo de 2013

"Lo primero que va a tener que entregar Cristina a Bergoglio es que no se hable más del aborto"

La filósofa Esther Díaz y el fotógrafo Gonzalo Pardo (M.A.f.I.Aen La otra.-radio. Un programa para bajar clickeando acá


En el programa de La otra.-radio del domingo pasado vino Esther Díaz y, por supuesto, no nos íbamos a privar de preguntarle por el Papa argentino. Nos dijo: 

"Me imagino que algún tipo de beneficio podría llegar a venir para Argentina con la designación del nuevo Papa, pero también algún tipo de maleficio, porque vos fijate que la primera entrevista se la da a la Presidenta, con la cual, como todos sabemos, son enemigos acérrimos los dos, pero obviamente ella es una política por sobre todas las cosas. Y para mí, lo primero que va a tener que entregar es que no se hable más del aborto. Así que me pliego a lo que dijo un teólogo argentino hace unos días: 'un neocelandés me preguntó si no estamos contentos de tener un Papa argentino y yo le dije: ¡cómo lo envidio, cómo quisiera ser neocelandés en este momento, para no saber la historia de este señor y estar contentos por estos gestos de humildad que hace!'. Como dijo Almodóvar: este Papa tiene un pasado, está muy bien que venga la humildad a la iglesia, pero estos gestos son gatopardismo, cambiar algo para que todo siga igual, ¿no?".

Con Esther también conversamos largamente de su reciente viaje por Turquía y Andalucía, con sus minuciosas y agudas observaciones sobre el encuentro entre las civilizaciones que se puede percibir en estas regiones de Europa y Asia menor. En la foto de arriba, que tomé desde mi celular con muy poca luz en el estudio de La Tribu, Esther muestra la remera con motivos arábigos que compró en la Alhambra.

También conversamos con Gonzalo Pardo, fotógrafo integrante del grupo M.A.f.I.A, Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs: "La agrupación se nucleó cuando en el cacerolazo del 13 de septiembre pasado una fotógrafa subió fotos de la manifestación a su facebook y a partir de ese momento empezó a recibir por mail y de manera privada algunas amenazas, gente increpándola para que dé de baja esas fotos, de una manera bastante violenta. Ella hizo público eso y un montón de colegas nos solidarizamos con ella, después se decantó la idea de hacer algo con eso, empezar a trabajar juntos".

M.A.f.I.A. empezaron a cubrir de manera colectiva todo tipo de eventos políticos, sociales y artísticos de la ciudad de Buenos Aires (cacerolazos, fiestas, protestas gremiales, el conflicto en la Sala Alberdi, las misas por la asunción del nuevo Papa entre otros) y alguno fuera de esta ciudad, como la llegada de la Fragata Libertad al puerto de Mar del Plata. Las coberturas fueron tan intensas e inspiradas que se convirtieron en un medio indispensable para poder interpretar el sentido de estos acontecimientos colectivos de los últimos meses. Una foto que ellos sacaron del asesino múltiple Ricardo Barreda, caceroleando el 8N contra la inseguridad se transformó en un fenómeno viral en las redes. El blog La otra, que tuvo la primicia de esa imagen, recibió en un solo día el record de más de 8 mil visitas. Es que esa foto se convirtió en uno de los más agudos comentarios sobre el sentido del cacerolazo. Su trascendencia fue tan enorme que la foto se convirtió en mural callejero: el 8N va a ser recordado con la imagen del odontólogo filicida.


En estos últimos días M.A.f.I.A. hizo una vibrante cobertura de la sangrienta represión macrista contra la Asamblea de la Sala Alberdi (el propio Gonzalo quedó atrapado en la plaza seca del CCG San Martín y fue testigo de los atropellos policiales metropolitanos) y, opuestamente, de la beata congregación de feligreses en la Catedral de Buenos Aires cuando se supo quién era el nuevo Papa. Y así será cada vez que pase algo por acá cerca: la mirada de M.A.f.I.A. va a lograr fijar las escenas más expresivas, dramáticas, graciosas e iluminadoras, esas que los medios corporativos nunca te van a mostrar.

Para bajar el programa completo, con la charla con  Esther Díaz y Gonzalo Pardo, clickear acá

martes, 19 de marzo de 2013

No hay iglesias en la parte salvaje

Se termina el estío: ¿Será esta la canción? XII



Un ser humano en la multitud
¿qué es la multitud para un rey?
¿qué es un rey para un dios?
¿qué es un dios para el que no cree?
que no cree en nada?
¿él va a mantenerlo vivo?
ok, ok, no hay iglesias en la parte salvaje.

Lágrimas en el piso del mausoleo
manchas de sangre en las puertas del Coliseo
mentiras en la boca de un cura
acción de gracias disfrazada de joda
dando vueltas en un Roll Royce Corniche
solo los doctores lo tienen
yo me escondo de la policía
asientos de cocaína
todo blanco como sepulcros blanqueados
con la elegancia de un narco
me pregunto si la plegaria de un matón sirve
si lo pío es piadoso porque Dios quiere lo pío
Sócrates pregunta ¿qué opción es la que eligen?
Platón, todos gritan
acá me estoy luciendo
todos me prestan atención
Jesús era carpintero
Yeezi puso los ritmos
Hova sopla al Espíritu Santo
levántense de sus asientos, predica.

Un ser humano en la multitud
¿qué es la multitud para un rey?
¿qué es un rey para un dios?
¿qué es un dios para el que no cree?
que no cree en nada?
¿él va a mantenerlo vivo?
ok, ok, no hay iglesias en la parte salvaje.

Vivo por vos, deseo
sigo cerca tuyo
tu amor es mi escritura
dejame descifrarlo.

La cocaína en su piel negra
lo hace parecido a una cebra
yo lo llamo "fiebre de jungla"
vos no podés controlar la trinidad
armate uno y pasámelo.
Creamos una nueva religión
no hay pecado mientras haya permiso
el engaño es la única felonía
así que nunca cojas con nadie sin decírmelo
anteojos negros e Ibuprofeno
anoche estuvo reloco
el sol salió a las cinco
me pregunto si a esa hora hay taxis
pienso en la chica de leopardo
que frotaba el caño como Kiki Shepard
dos tatuajes: uno dice: "no hay excusas"
el otro: "el amor está maldito por la monogamia"
que es algo que el cura no predica
que es algo que el maestro no enseña
cuando morimos no podemos llevarnos el dinero
pero es probable que lo hayamos gastado todo
porque el dolor no es barato
predicador.

Un ser humano en la multitud
¿qué es la multitud para un rey?
¿qué es un rey para un dios?
¿qué es un dios para el que no cree?
que no cree en nada?
¿él va a mantenerlo vivo?
ok, ok, no hay iglesias en la parte salvaje.

Kanye West, Jaz Y, Franck Ocean

lunes, 18 de marzo de 2013

Dicen que después de ser designado Papa, Bergoglio conversó largamente con un político argentino. Confirmado: estuvo dos horas con Cristina.


La reunión de Cristina y Bergoglio desactivó el intento de la derecha golpista de transformar al Espíritu Santo en vocero de la oposición. Ahora deben encolumnarse otra vez tras Videla.

Los diarios de la derecha y los políticos sin rumbo instalaron al Papa como Jefe Espiritual de la Nación. Hoy el Jefe almorzó con Ella.

Los chupacirios esperaban transformar la asunción de Pope Francis en un gran cacerolazo. Después del almuerzo de hoy, esta noche en la Catedral habrá lo de siempre: una gran reunión de chupacirios.

El cacerolo tuitero bajó sus expectativas: esperaban lapidar a Cristina desde el Campo Papal. Ahora se conforman con burlarse de Horacio González y Horacio Verbitsky. ¿González y Verbitsky quedaron desautorizados por el almuerzo con el Pope? NO. ¿Quedan afuera del kirchnerismo? NO. El kirchnerismo es plural. Fracasado el plan "El Mundo derrota a CFK con la Papización de Bergoglio", ahora intentan "El kirchnerismo se divide por Bergoglio" Fracasarán de nuevo.

¿El almuerzo de hoy transforma a Papa en un santo sin pasado? NO: Bergoglio sigue siendo el mismo Bergoglio. Ahora Jefe de Estado.

¿Los que no lo queríamos a Pope Francis lo vamos a querer? NO. ¿Vamos a dejar de ser cristinistas? NO, por supuesto. Por más besitos y mates entre el Jefe y la Jefa, Bergoglio sigue siendo hombre de cuidado. Pero la oposición tiene que seguir laburando, pensar un programa y buscar un candidato: no crecerán con un golpe de suerte externo. Esperaban ver a Cristina desquiciada, ofuscada, despechada. En cambio, tuvieron a una estadista más viva que todos sus oponentes. Cristina hizo lo que hace una gran dirigente: la preservación del proyecto político popular. Con gran intuición quebró la maniobra derechista. Lamentablemente para el mundo cacerolo, ellos volvieron a quedar más cerca de Videla y los genocidas procesados que del Pontifex.

¿Qué es eso de la derecha de instalar la figura del Gran Santo Opositor para que la foto y el rédito político se lo lleven la Yegua?

Bueno, cacerolos: lo de Francisco Pope por ahora no va: prueben con Francisco De Narváez.

Antes de que termine el verano tenés que leer esto

Los Pendejos de Perrone, Papirosen, Celan / Ingeborg, Infancia Clandestina, la contraofensiva montonera, Naty Menstrual, Patti Smith y Laura Klein en revista La otra nº 27


Sobre Pendejos, la nueva película de Raúl Perrone, aún inédita, de la que todos van a hablar en pocas semanas: "Se trata de una especie de Summa Perroniana, quizá el resultado de búsquedas que le llevaron años. El final de algo o el comienzo de algo. Ya sin el registro oral, el soporte musical en el que la imagen se apoya es terreno de ardua experimentación. ¿Para qué está el sonido, para qué la música en el cine? Perrone hace borrón y cuenta nueva. Las líneas narrativas, que ya parecían muy laxas en sus películas anteriores se abren del todo. Los retratos de esas caras juveniles, deseosas, intrigantes, inocentes, perversas, seductoras, herméticas, imponen su ley. Esas caras, esas miradas vueltas hacia el mundo a descubrir, un mundo muy peligroso, o vueltas hacia adentro, descubriendo el peligro de su propio deseo, imponen su propia ley en Pendejos". (Oscar Cuervo, "El año que vivimos en Perrone")


Perrone, sobre su mirada del conurbano: "Cuando yo empecé a hacer cine, con Labios… concretamente, me había hartado el hecho de que se mostrara en la televisión a San Telmo como el único barrio que existe. No había un cine de casas bajas. Yo aprendí a conocer los barrios de EEUU por las series. Conocí Illinois, Portland, Oregón, viendo El Fugitivo. Y dije: ¿por qué no filman en Haedo? Después apareció Trapero en La Matanza. Y después empezaron a venir las escuelas de cine acá: “¡mirá los cielos de las películas de Perrone!”. Y yo decía: “¡pero los cielos están en todos lados, miren otras cosas!”. ("Yo haciendo películas me siento muy seguro. Ojalá fuera así en la vida". Entrevista a Raúl Perrone, por Martín Farina y Oscar Cuervo).


Sobre La comedia de los panes, el libro de Laura Klein: "Si se ha estado viva el año de la humillación, hay que sobrevolar el mundo para dejar testimonio. Pero no se trata de cualquier vuelo. Hay que hacerlo orgullosamente, “como las águilas”, diría Zaratustra, y así es como la poética de Laura Klein inicia su derrotero, contemplando la falta de ternura en el rostro de cada uno/ como un foco político de la desgracia" (Liliana Piñeiro, "La comedia de los Panes: creced y multiplicaos")


Sobre Papirosen: "Una cosa es decir: bueno, voy a pensar el holocausto, los traumas familiares, la endogamia de los judíos rusos a partir de los vínculos actuales, voy a filmar un viaje a Ushuaia, lo que quieras. Pero ver a la generación que se acaba de salvar escapándose de Europa, con todo lo que sabemos que pasó, su primer momento de ocio familiar, la playa, el sol, el sueño de prosperidad… eso es muy fuerte, en el marco de una película que lo contextualiza. Conocemos la historia de cómo se escaparon, de cómo los mataron, pero verlos por primera vez en la ilusión de la prosperidad es muy loco. Lo que me dijo mi amigo Hans, cuando hablamos del material por primera vez, es que la película se podía resumir en las siguientes líneas: “estamos vivos, nos salvamos, somos saludables, tenemos dinero, nuestros hijos son hermosos, pero hay fantasmas bailando a nuestro alrededor”. Todo lo que sucede, los viajes, las fiestas, los bailes, viene a reforzar esa idea de que estamos salvados finalmente, porque en el caso del judaísmo es muy fuerte esto de estar a punto de desaparecer. Hay fuerzas que descansan sobre nosotros y que nos vienen desde adentro. Después vinieron los otros a empujar, pero lo peor es algo que conspira desde adentro". (Entrevista a Gastón Solnicki: "“Estamos vivos, nos salvamos, tenemos dinero, nuestros hijos son hermosos, pero hay fantasmas bailando a nuestro alrededor”, por Willy Villalobos, Martín Farina y Oscar Cuervo)


Sobre la correspondencia entre Paul Celan e Ingeborg Bachmann: "La pareja no podía tener orígenes más disímiles. Bachmann, austríaca de 21 años, estudiante de filosofía e hija de un afiliado temprano al nazismo. Celan, 27 años, nacido en el seno de una familia judía cuyos padres serán asesinados en un campo de concentración, él mismo sobreviviente de un campo de trabajo rumano. Ellos se conocieron durante las jornadas del mítico grupo 47, reunión de jóvenes autores que intentaron revitalizar la Nachkriegsliteratur (literatura de posguerra), también llamada literatura de los escombros. El primer encuentro amoroso fue en la Viena ocupada de mayo de 1948, e inaugura el epistolario con un poema que Celan dedica a su amada:
En Egipto

Le dirás al ojo de la extraña: ¡Sé el agua
Las buscarás, en el ojo de la extraña, a las que sabes en el agua.
Las llamarás para que salgan del agua: ¡Ruth! ¡Noemí! ¡Miriam!
Las adornarás cuando duermas con la extraña
Las adornarás con el pelo de nubes de la extraña.
Les dirás a Ruth, a Miriam y Noemí:
¡Miren, duermo con ella!
La adornarás más bella que a ninguna, a la extraña que tienes a tu lado.
La adornarás con el dolor por Ruth, por Miriam y Noemí.
Le dirás a la extraña:/ ¡Mira, dormí con ellas!”

(Lilián Cámera, "Bajo la tormenta de rosas")


Sobre la contraofensiva montonera: "En 1979 teníamos claro que era muy poco lo que quedaba en pie, que las comisiones internas de los gremios habían sido borradas, los centros de estudiantes ya no existían, en fin, que la mayoría de los militantes populares habían sido muertos, secuestrados, presos o exiliados. “Perdió el Turco, lo mataron al Pato, Viky se cagó a tiros y murió heroicamente, encanaron a toda la comisión interna de la Ford, secuestraron a varias Madres…” eran noticias de todos los días, que se sumaban al descalabro económico que conducía el hoy detenido ex ministro de economía Alfredo Martínez de Hoz. Todas eran pálidas, los compañeros caían como moscas y no había forma de parar el aniquilamiento. Ese mismo año la conducción político militar de Montoneros, que ya residía en Cuba luego de un fallido intento de un comando militar argentino en México que pretendía borrarlos del mapa, decide convocar a una reunión con varios de los referentes que quedaban en Argentina". (Willy Villalobos, "Cuando la vida era un blanco móvil. El videlazo que no fue)"


Sobre Infancia Clandestina: "Esto era así, el cotidiano de una familia en la clandestinidad era así, tenía todos esos condimentos que conocemos y que se construyeron hasta hoy, el miedo, la muerte, el pánico, todo eso obviamente existía. Pero también existía todo lo demás, el amor, la felicidad, el humor, un humor negro maravilloso que había en esa época, una intensidad emocional divina, niveles muy altos de entrega, es lo que se vivió realmente en ese momento. Se insistió mucho en la idea de que militar estaba asociado a la muerte, de que era mejor no meterse porque si vos militás, te matan. Y esa idea perdura hasta el día de hoy. Esa es una manera de ver que triunfó en los 90 en todo el mundo, que las ideas no tenían valor porque te llevaban a la muerte. Y más allá de que la muerte fue parte de aquella época, no era el fin de la gente que militaba, lo último que querían era morir, era una sensación de una vitalidad impresionante, con la posibilidad de morir como una de las tantas que podían pasar. También hace falta desmitificar a los que dieron la vida en aquella época. Para los hijos fue muy complejo correr el mito de nuestros padres, porque a un mito no le exigís, no le criticás… ¿cómo hacés?". (Entrevista a Benjamín Avila, “Un living con sillones que no existen”)



Naty Menstrual, sobre vivir: "Yo cumplí 43 años y a la distancia observé cosas, analicé otras, saqué algunas conclusiones y creo que en mí hubo mucho de sobreponerme. Al principio, cuando sos chico, tenés un sentir diferente al medio y sabés que ese sentir no es permitido y es penado, es castigado. Creo que hay un forzarse a sobreponerse y a reinventar un mundo más placentero que ese que se te aproxima. Entonces desde chica siempre tuve un mundo de fantasía muy grande y amplio, quizás por una necesidad de sobreponerme y escapar a esas falencias que tenía ese mundo que transitaba obligatoriamente y que no me agradaba porque no me sentía cómoda. Puede ser mucho de eso. Desde chica yo hablaba sola todo el tiempo con mis personajes y mis cosas. Yo tenía a mis abuelos a media cuadra y ahora, cada vez que veo el parque de mi abuela, me siento muy bien porque para mí ese parque fue maravilloso, increíble. Yo con las flores hacía princesas y con los camiones que me regalaban, porque era varón, sacaba los tornillitos y hacía los príncipes; con tuerca era la princesa con tapado de piel, sin tuerca era el príncipe; hacía pelucas a las princesas con plastilina, usaba la escalera que iba hacia la terraza de palacio… Imaginate, yo era chica, un putito (risas). Era un miniputito y ya mi cerebro se adaptaba a tratar de ser feliz de alguna manera". (“La vida duele ¿a vos te duele?", Entrevista a Naty Menstrual, por Maximiliano Diomedi)


Sobre Banga!, el nuevo disco de Patti Smith: "Hay dos hermosas elegías en Banga!. Una, el tema que le dedica a Amy Winehouse, "This is the Girl", -”la canción que me hubiera gustado no escribir”, Patti dixit- (“esta es la chica, por quien todas las lágrimas caen/ esta es la chica que cruzó la línea) cantada como si quisiera arrullarla en la muerte, arroparla en un casi soul espectacularmente íntimo, acompañada por las cuerdas de su hijo. La otra está dedicada a María Schneider, muerta recientemente, la otra chica que escandalizó al mundo, sin proponérselo -para su propia pérdida- en Last tango in Paris y que fue amiga de Patti en los 70. La había acompañado en la gira europea de Horses. “María” es, tal vez, la más nostálgica de las baladas del disco (te conocí cuando éramos jóvenes/ ahora te has ido./ No conocíamos la precariedad de nuestros poderes juveniles,/ todo el vacío/ cabellera salvaje/ ojos tan tristes). En ella resuena otro arrullo, aquel sobre la década de la salida de Patti al mundo de la música". (Alejandro Ricagno, "La noche pertenece a los perros fieles")

DÓNDE CONSEGUÌS REVISTA LA OTRA Nº 27:
En los kioscos de Corrientes 668, 684 y 798 (esquina Esmeralda)
En el kiosco de Av de Mayo 1113. (Hay también números anteriores).
En Tienda Cine Si (Pje. Giuffra 311, hay también números anteriores).

Videoclub Liberarte (Corrientes 1555, hay también números anteriores).
Librería Fedro (Carlos Calvo 578, hay también números anteriores).
Kioscos: Corrientes 119, Santa Fe 3714, Santa Fe 2195,
Corrientes 1596, Corrientes 1587, Corrientes 1505, Corrientes 1894, Corrientes 1998
Corrientes 2082, Corrientes 2964, Las Heras 2320 y muchos otros kioscos de Centro,
Barrio Norte, Belgrano, Palermo, Constitución y Retiro (Terminal de ómnibus).