Cine y pensamiento







El próximo sábado:
La Pivellina + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

La democracia está herida


EL SECRETARIO GENERAL DE LA OEA PIDIÓ LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE MILAGRO SALA

Luis Almagro, en una carta publicada ayer, expresó la preocupación de la Secretaría General de la OEA en el caso de Milagro Sala, y señaló que “el más firme apego al pleno derecho de los derechos civiles y políticos, a la libertad de expresión, así como a las garantías del debido proceso y al no abuso del instituto de la prisión preventiva me convencen de la necesidad de su inmediata liberación”. A su vez, destacó el trabajo social de la diputada del Parlasur como dirigente social. Tras recibir una carta enviada por Milagro Sala a Almagro a través de la comitiva de diputados del Parlasur que la visitaron el pasado sábado en el Penal de Mujeres de Alto Comedero, el Secretario General de la OEA publicó hoy la respuesta.

Almagro en Agosto pasado publicó una carta abierta a favor de Leopoldo López, condenado en Venezuela y sobre quien el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias se pronunció reclamando la liberación inmediata. En ese caso, el actual presidente argentino Mauricio Macri exigió al país presidido por Nicolás Maduro el cumplimiento de la Resolución que tiene exactamente el mismo carácter que el emitido en el caso de Milagro Sala.

Ahora, al reclamo de Naciones Unidas se suma el del Secretario General de la OEA que señala que “en un Estado de Derecho, el imperio de la ley alcanza a todas y cada una de las personas más allá del lugar que ocupen en la sociedad, independientemente de que se tenga o no un cargo político. En un Estado de Derecho, nadie está por encima de la ley”.

El Sábado 26 de noviembre se realizó en la ciudad de San Salvador de Jujuy, en la sede central de la Organización Barrial Tupac Amaru, el plenario de comités por la libertad de Milagro de todo el país, con participación del Comité de nuestra Facultad. Esta es la Declaración consensuada por todxs lxs presentes:


POR UNA NAVIDAD SIN PRESAS NI PRESOS POLÍTICOS

Se cumplen 315 días de la detención de Milagro Sala, la primera presa política de la gestión del Presidente Macri y el gobernador Gerardo Morales, que se iniciaron el 10 de diciembre de 2015.

Venimos de una época de ampliación de derechos. Estamos convencidos de que no hay igualdad sin libertad y no hay libertad sin igualdad. Estábamos acostumbrados a la libertad, a recuperar y a conquistar nuevos derechos, a ejercer la memoria, verdad y justicia, a reclamar por más y mejor trabajo, por paritarias libres, por seguridad sin represión, por el matrimonio igualitario, por la estatización de empresas y servicios.

Se cuidaba la libertad, inclusive cuando el reclamo no fuese por más igualdad: cuando se pedía menor intervención del Estado, por una justicia más punitiva, en protesta de sectores agropecuarios para mantener sus privilegios. Se cortaban calles, sonaban las cacerolas, en libertad, siempre en libertad.

La democracia tenía progresiva intensidad, en cambio ahora está herida. Hay un gobierno que intenta permanentemente imponer políticas antipopulares y profundamente regresivas. Hay una importante transferencia de recursos hacia los grupos más concentrados de la economía, y para poder hacer esto en la Argentina es necesario el debilitamiento del estado de derecho, es necesario limitar la libertad de protestar porque lo que se está tratando de imponer es un modelo de sociedad desigual.

Nuestra sociedad se está endeudando, hay miles de trabajadores despedidos, ajuste de políticas públicas distributivas, cierre de fuentes de trabajo, se están preparando las condiciones para concentrar, extranjerizar y primarizar la economía, es decir: para que cada vez haya más exclusión.


Para los responsables y los beneficiarios de estas políticas, Milagro Sala y los luchadores sociales, gremiales, ambientales son un obstáculo. En especial, en regiones como el norte argentino, en el que la alianza entre el capital financiero global y sus aliados del poder local aspiran a obtener rentabilidades extraordinarias a través de la depredación y el saqueo de los recursos naturales, del agua, de los minerales, de la reserva biosférica, en el marco del retorno a ocupar el lugar de exportador de materias primas y recursos naturales.

Desde el 16 de enero, cuando fue detenida la compañera Milagro Sala, Parlamentaria de Mercosur, venimos denunciando que su detención es ilegal, injusta y arbitraria. A esta arbitrariedad se sumó la detención sucesiva de 11 referentes más de la organización Tupac Amaru y operaciones mediáticas criminalizadoras de referentes de la organización en Mendoza.

Este reclamo viene recorriendo todo el país y el mundo. En este marco se inscribieron las peticiones y denuncias de organismos de DDHH nacionales e internacionales ante la ONU (CELS, Andhes y Amnistía Internacional), ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, el Vaticano, la campaña de firmas en marcha en Francia y en los Comité por la Libertad de Milagro en el exterior, el planteo realizado por el Primer Ministro de Canadá en su visita a nuestro país, Justin Trudeau, los pronunciamientos de la CIDH y del Grupo de Trabajo y del Comité contra la Discriminación Racial de la ONU. No liberar a Milagro y negarse a cumplir la resolución de la ONU nos retrotraen de manera vergonzosa a tiempos a los que las argentinas y argentinos no queremos volver.

El gobierno nacional debe abandonar las estrategias diplomáticas que van desde desligar toda la responsabilidad del hecho en la justicia de Jujuy, rechazar de plano el planteo de los organismos internacionales, considerar que la decisión es solo una opinión, hasta sostener fundamentos antidemocráticos consistentes en señalar que dejar en libertad a Milagro Sala haría peligrar la investigación judicial y, fundamentalmente, promoviendo estrategias dilatorias, enviando informes provinciales y nacionales viciados de ilegitimidad e ilegalidad.

Es el gobierno de Mauricio Macri el responsable del costo político por la continuidad de la detención de Milagro. La responsabilidad ante la comunidad internacional es del Estado Nacional y la solución no va a provenir desde la justicia de Jujuy, porque como señaló la Resolución de la ONU, se trata de una justicia parcial, viciada de irregularidades, un ámbito del que no se puede esperar soluciones al problema, porque son los que lo ocasionaron.

Producto de la incansable lucha por la libertad de las y los presos políticos hoy festejamos la liberación de María Molina, Elba La Gringa Galarza, Patricia Pachila Cabana, Raúl Noro, Iván Almirano y Miguel Angel Silva.

En este Plenario Nacional del Comité por la Libertad de Milagro Sala, realizado en la provincia de Jujuy el 26 de noviembre, en el marco del día internacional de acción para la eliminación de la violencia contra las mujeres, ratificamos con toda convicción y compromiso militante que vamos a redoblar todos los esfuerzos para seguir denunciando en el país y el mundo que Milagro Sala es una presa política, que ella y los compañeros y compañeras de la Tupac Amaru son víctimas de violencia política e institucional y que no vamos a detener nuestra marcha hasta lograr la libertad.

EXIGIMOS AL GOBIERNO NACIONAL QUE CUMPLA CON LA RESOLUCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS: INMEDIATA LIBERTAD A MILAGRO SALA!

martes, 29 de noviembre de 2016

Economía macrista: se está armando una bomba que va a estallar

Mariano Kestelboim en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 


En La otra.-radio del domingo pasado invitamos al economista Mariano Kestelboim para evaluar, en la perspectiva del primer año del gobierno macrista, los resultados económicos, no en los términos de lo que prometieron en la campaña sino según los intereses que el macrismo representa. Los ejes que nos interesaba plantear eran, como decíamos el domingo, estos: En estos meses el macrismo ya causó daños que serán muy difíciles de reparar, pero no todavía todo lo que hubieran querido. ¿Qué cosas les salieron bien? ¿Cuáles no? ¿En qué cosas se quedaron a mitad de camino? ¿Cuánto daño económico es todavía políticamente viable? ¿Qué oportunidades ya les serán difíciles de recrear, una vez pasado el primer año de gobierno? ¿Qué factores económicos harían todavía sustentable una profundización del ajuste? ¿La llegada de inversiones productivas es una posibilidad real o una fábula para ganar tiempo? ¿El actual contexto internacional favorece los planes oficialistas? ¿Qué requisitos sociopolíticos debería lograr este proyecto para que las inversiones llegaran? ¿Cómo conciliar la profundización del ajuste con una paz social duradera? Lo que sigue es parte de la conversación con Kestelboim. La charla completa, acá.

- Lo primero que les salió bien, en sus propios términos -dice Kestelboim-, es que la desregulación del mercado cambiario [lo que en la narrativa macrista se conoce como "liberación del cepo"] se hizo rápidamente y no produjo la debacle que vaticinaba el gobierno anterior. Obviamente tuvo un impacto muy negativo para la población, dado que la devaluación del peso aceleró la inflación y dañó severamente el poder adquisitivo de los salarios, pero antes de hacerlo, el gobierno anterior decía que los efectos podían ser peores. También fueron eficaces en lograr un muy rápido acuerdo con los fondos buitres y ese acuerdo, con un costo elevadísimo para nuestro país, no prdujo el efecto cascada de la aparición de otros operadores financieros que reclamaran, los me too ("nosotros también queremos cobrar). Esta fue una prevención que había tenido el anterior gobierno para no arreglar con los buitres. Pasado ya casi un año, esa cascada de juicios no se produjo. Estos dos logros inmediatos le dieron al gobierno macrista un envalentonamiento importante. Pero el proceso inflacionario que desencadenó la liberalización del mercado cambiario, en simultáneo con la desregulación de las exportaciones, fue muy superior al que proyectaban inicialmente los funcionarios del gobierno nacional. A poco de asumir Prat Gay dijo que su proyección de inflación para este año era de un 20 a un 25%, que la economía iba a crecer entre 1% y 1,5%, que el déficit fiscal iba caer al 4%. Nada de eso se cumplió y los índices respectivos resultaron ser mucho peores. El peor de todos es la aceleración de la inflación, que medida por el Instituto de Estadísticas de la Ciudad e Buenos Aires duplicó exactamente las predicciones del Ministro de Hacienda y terminó siendo del 45% anual.

- ¿Vos creés que el gobierno realmente creía que el índice inflacionario iba a ser del 25%? Porque, sin saber mucho de economía, era previsible que la devaluación que traería la desregulación del mercado cambiario, más la quita de retenciones, más la suba de tarifas y la reducción de los subsidios a los servicios iban a tener necesariamente un enorme efecto inflacionario. ¿Ellos creían que el efecto inflacionario iba a ser reducido o al tirar esa cifra intentaron manejar expectativas y bajar los números que se tenían que negociar en las paritarias de comienzos de año?


- Totalmente. A mí me parece -dice Kestelboim- que no puede ser que una persona que tiene la formación para llegar a ese lugar se equivoque tan grueso. Yo creo que evaluó, de forma inteligente, de acuerdo con su objetivo de reducir el salario real, los instrumentos que tenía y dijo: "tengo los medios de comunicación de mi lado y tengo las consultoras privadas que van a avalar lo que estoy pronosticando". Contrató a muchísimos formadores de opinión desde el Ministerio de Hacienda y las consultoras y bancos empezaron a decir que la inflación iba a estar en torno del 33%, de modo que no apareciera como un error tan grave decir que la inflación sería, como dijo el ministro, del 25%. De esa forma logró su objetivo: reducir el salario de los trabajadores. Se estaba por abrir el proceso de paritarias, había que negociar un montón de acuerdos salariales. No creo que se hayan equivocado, el salto inflacionario, con la devaluación y la liberalización de las esportaciones, era inevitable. Como vos dijiste, trataron de manejar las expectativas para negociar las paritarias en niveles más bajos. Así, los trabajadores registrados perdieron alrededor de 8% reales de su poder de compra, lo cual se agrava entre los trabajadores de la economía informal.


- ¿Eso es mucho para los trabajadores pero no todavía lo suficiente para el proyecto gobernante, porque lo que ellos se proponen es una baja de los salarios mucho más drástica?

- Es contradictorio tener una economía abierta, sin barreras a las importaciones, ser amigables con los mercados financieros internacionales y, con la estructura productiva que hoy tiene Argentina, tener salarios en dólares que son dos veces y media superiores a los que se pagan en Brasil, o tres veces más altos que los que se pagan en México. Este modelo, en estos términos, es insustentable. Este desequilibrio se compensa con endeudamiento. Para mantener la ecuación hace falta que ingresen dólares. Esos ingresan por la vía financiera y es deuda.

- Para vos, este endeudamiento masivo del primer año de gobierno ¿es un efecto colateral no deseado o es parte de los objetivos estratégicos de este programa?

- Es parte central del proyecto. Asumieron para hacer negocios y las ganancias gigantescas que están haciendo los bancos, con las tasas de interés por las nubes, habiendo desregulado el ingreso y la salida de negocios en Argentina, abrió un espacio de negocios formidable. Este es el principal propósito de este gobierno: hacer negocios con el sector financiero, con el sector minero y agro-exportador y con las tarifas de los servicios públicos.

- Entonces ¿el megaendeudamiento es lo que les salió mejor?

- Espectacular -dice Kestelboim-. Tomaron deuda por 90 mil millones de dólares.

- Al estar liberado el flujo de ingreso y egreso de capitales, ¿nuestra economía está ahora más ligada a los movimientos de la economía global que en el gobierno kirchnerista, más vulnerable a los posibles cimbronazos de los mercados internacionales?

- Totalmente, muchísimo más. Todavía bastante lejos de la convertibilidad, porque en ese momento la economía estaba totalmente dolarizada, pero estamos en proceso, nos estamos acercando. Y seguramente, al ritmo que vamos, en unos meses vamos a estar en niveles de riesgo bastante altos.

- ¿Se puede evaluar si el triunfo de Trump en EEUU aumenta el riesgo, al tener al país tan atado a los cimbronazos internacionales?

- Sí, ya la tasa de interés internacional de largo plazo en EEUU subió 2%, y eso significa que los bonos argentinos pasan a ser menos atractivos. Más capitales se vuelcan a comprar bonos de las Reservas Federales de EEUU y eso hace que la posibilidad de refinanciar esta deduda inmensa que está tomando Argentina vaya a ser en el futuro más difícil. Este fenómeno recién está arrancando. En cuanto Trump asuma el poder, seguramente va a tomar decisiones drásticas que van a tener un impacto muy negativo para la economía argentina

- La recesión ¿es un efecto no deseado de este plan económico o es un resultado inevitable de las medidas tomadas?

- Era evidente que las medidas iban a tener un efecto recesivo, el tema es la duración. El gobierno se había jugado a que iba a durar un semestre. Pero era muy difícil que se produjera una recuperación: si estás deteriorando el poder adquisitivo de los salarios, en una economía donde el 80% del PBI es el consumo, si baja esa variable un 8% o un 10%, vas a tener más recesión. El proceso de recesión se vino agravando en los últimos meses y no aparece la luz al final del tunel. El tercer trimestre es el peor de todos.

- ¿Cuando lleguen los tarifazos de la energía eléctrica, eso no va a tener efecto inflacionario nuevamente?

- Sí, claro. Van a llegar los aumentos de la energía eléctrica y una segunda tanda de aumento en los combustibles que se viene postergando, Y eso produce un movimiento de precios que hace que haya una inercia inflacionaria. Las políticas económicas de este gobierno buscaron detener la inflación enfriando la economía, a partir de la reducción de salarios, el aumento de las tasas de interés y la apertura de importaciones. Con eso querían contener el ajuste de precios de la producción interna. Pero el proceso inflacionario no terminó: el aumento que se viene de tarifas y la readecuación de contratos que no se ajustaron todavía y se tienen que actualizar hacen que el proceso inflacionario no se pueda parar. El gobierno dice que el año que viene la inflación va a estar entre el 12% y el 17%, entonces esperemos que esté entre el 25% y el 30%.

- Y con esta inercia inflacionaria ¿qué pasa con el atraso cambiario? ¿Las ventajas competitivas de la anterior devaluación ya se perdieron?

- Estamos a un nivel de atraso cambiario similar al de fines de 2013, con un riesgo de que por factores internos y externos se vaya a agravar. El factor interno es que el proceso inflacionario sigue. Y en un año electoral el gobierno no puede tomar la decisión de devaluar. Por eso, el atraso cambiario se mantiene. Después, por factores externos se va a agravar y mucho. El ascenso de Trump hace que el dolar se fortalezca. Las monedas de los socios regionales de Argentina se están devaluando. Por ambos factores, el atraso cambiario en 2017 va a ser muy potente y eso va a repercutir muy negativamente en las economías regionales, las que tienen que exportar, por ejemplo, a EEUU y ahora van a tener más barreras. Y también va a ser muy negativo para la industria que produce para el mercado interno y que compite palmo a palmo con las importaciones. Esto va a producir un proceso de muy acelerada desindustrialización en los meses, que se va a ir agravando conforme vaya creciendo el atraso cambiario.

- Entonces van a contener políticamente el tipo de cambio para no producir una megadevaluación antes de las elecciones pero ¿en algún momento, en el mediano plazo, van a tener que volver a devaluar?

- Van a tener que volver a devaluar y además, con este atraso cambiario y la desaceleración del proceso productivo, va aumentar el déficit fiscalo. La inversiones productivas no van a llegar. En algún momento va a haber que pagar el déficit fiscal, en algún momento va a haber que pagar la deuda, van a tener que terminar con el atraso cambiario. El menú de opciones que tiene el gobierno hoy para aplacar todo este proceso es tomar deuda, manteniendo artificialmente atrasado el tipo de cambio. Se está armando una bomba que en algún momento va a explotar y va a tener un efecto muy perjudicial para la economía argentina. La herencia positiva del gobierno anterior fue dejarle un país muy desendeudado, y eso le permite avanzar por ese canal. Pero se está armando una bomba que va a estallar, no se va a poder seguir sosteniendo el pago de intereses de deuda y el nuevo endeudamiento. Con indicadores macroeconómicos cada vez más frágiles, las exigencias de las tasas de interés van a ser mucho más duras para Argentina. El condicionamiento de los organismos financieros van a ser, como siempre lo fueron, un gran ajuste fiscal. En 2017 no le van a reclamar el ajuste fiscal por las elecciones. pero en 2018 se van a combinar la necesidad de devaluar con hacer un gran ajuste.

***

Para compensar tanto espanto, en el programa escuchamos canciones del nuevo disco de Regina Spektor, como esta:



His destiny was just too big to spend
So he broke it into smaller bills and change
By the time he tried to buy the things he needed
He had spent it all on loosies and weed and
He had spent it all on chips and Coca-Cola
He had spent it all on chocolate and vanilla
He had spent it all and didn't even feel it.


***

Hablando de consumo, también estuvo en el programa el psiquiatra Alejandro Brain, comentando las tesis de la autora Annie Minno contra la criminalización del consumo de drogas. Ver más acá.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Con Carolina me quise casar, pero a su familia no llegué a gustar (Evítala)



Así termina el acta de acuerdo de la emergencia social firmada por el gobierno macrista y algunas organizaciones sociales:

"Habiendo alcanzado un acuerdo de este modo, las organizaciones presentes con la finalidad de colaborar en la conciliación aquí alcanzada, se abstendrán de cualquier situación conflictiva, cualquiera sea su naturaleza. Dicha obligación alcanza a las partes firmantes, de acuerdo con la representación que ostentan, y estas se obligan en su propio nombre y en el de sus representados.
En Buenos Aires a los 23 días del mes de noviembre de 2016, se firman los tres ejemplares..."

Antes con Cristina decían "nos duele lo que falta". Ahora con Carolina "dame lo que puedas".

domingo, 27 de noviembre de 2016

El fracaso de la "guerra contra las drogas"



por Annie Minno *

Yo acuso a especialistas, políticos y periodistas que hablan de las drogas y sus daños, sin considerar la posibilidad de confrontar sus certezas con la realidad, mintiendo sobre los hechos. Los chismes que dicen sobre el opio y sus derivados están en contradicción directa con los datos científicos establecidos desde hace mucho tiempo. Esas tonterías acerca de que se debería impedir a la gente tomar las drogas lo único que impide es ayudar a los adictos.

Yo acuso a los gobiernos que prohíben (y prohibieron) el uso de la metadona y la distribución de jeringas para la asistencia de personas que se encuentran en peligro. A causa de los gobiernos que prohibieron y todavía prohíben, el SIDA y la hepatitis continúan contagiando a individuos a los que si les diéramos las herramientas, lucharían para que no se propaguen estas enfermedades. Por culpa de estos gobiernos hay consumidores de drogas que habrían podido ayudar, pero ahora están totalmente abandonados a  la violencia, la miseria y la muerte.

Yo acuso a los terapeutas que se niegan escuchar a un adicto no arrepentido solo como modo de extorsión. Los terapeutas proyectan sobre los adictos sus propias incapacidades de proponer una ayuda adaptada y eficaz. Estos terapeutas cuentan con la ayuda de los jueces y la policía para llevar hacía ellos a los pacientes, lo que de otra manera les hubiera sido imposible porque se habrían escapado. Son incapaces de tratar a los pacientes de igual a igual, y se confunden entre la terapia y una reformatorio moral.

Yo acuso a los "héroes contra la droga" por haber declarado una guerra sin cuartel contra las mismas. En un siglo de prohibición, los traficantes no pararon de crecer y de engrosar sus ingresos. Son los adictos quienes están golpeados por la miseria, la delincuencia, la desnutrición, la sobredosis y el SIDA. La guerra contra las drogas no ha excluido a los narcotraficantes, quienes, por el contrario, se acercan cada vez más al poder. Esta guerra sí exluyó a los consumidores, ya que la mayoría vive cada día en el último círculo de infierno urbano.

De la misma manera me acuso a mí misma por los errores de razonamiento, las convicciones ciegas y las faltas terapéuticas que estoy describiendo en este libro, que fueron mías. Yo planteo esta cuestión. Quizá muy tarde, bajo la presión de la epidemia del SIDA. Hoy sé que la solidaridad lógica que esa epidemia inició entre los consumidores de drogas y nosotros (los terapeutas), puede ser transformada en ayuda activa. Los toxicómanos, al contrario de lo creíamos formalmente, pueden hacer su parte… ¿y nosotros?


* Annie Minno nació en Francia en 1945 y murió el 25 de noviembre del 2015 en Ginebra, Suiza. En 1998 fue directora general de la Sanidad en Suiza.

En 1981 fue nombrada como jefa de división de abusos y sustancias de toxicodependencia y alcoholismo. Desde allí, y en pleno auge del HIV, ella comienza a ver las consecuencias caóticas de la enfermedad en esta comunidad y cambia su cabeza, hasta crear en 1991 el primer centro de reducción de daños que buscaba la independencia del adicto y escribe su libro Yo acuso.

En Suiza se crearon locales para inyectarse drogas en 1986 y programas de intercambios de jeringas en 1988. Según Annie Mino -a cargo del programa en la ciudad de Ginebra-, más que la abstinencia, la meta para los tratamientos destinados a usuarios de drogas "busca la autonomía del sujeto como el mejor resultado posible".
Traducción del francés de Alejandro Brain.

¿Cuánto daño puede hacer macri todavía?


El proyecto político macrista viene con una falla de origen: el gobierno de Cristina no le facilitó las precondiciones sociopolíticas que hicieran tolerable un ajuste económico drástico acorde con sus intereses estratégicos. Cristina dejó el poder sin padecer las crisis de gobernabilidad que sufrieron todos los gobiernos civiles postdictatoriales. Lo que las clases dominantes que hoy manejan todos los resortes del poder político y económico necesitaban era que el kirchnerismo terminara en una debacle que incluyera corridas cambiarias, hiperinflación, saqueos y un desmadre represivo con decenas de muertos. Un final apocalíptico de los 12 años kirchneristas hubiese logrado un efecto social disciplinador que convenciera al pueblo de la inexorabilidad del ajuste que la derecha desea. Pero Cristina se fue con un país en orden y una Plaza llena. Así es como interactúan los símbolos y los intereses materiales. Por eso el primer año del macrismo en el poder estuvo signado por un intento de desplazar las expectativas de mejora hacia plazos cada vez más inciertos, a la vez de la necesidad de narrar una crisis retrospectiva: "en cuestión de días (semanas, meses, semestres) las cosas van a empezar a ponerse interesantes" y también "el bienestar social en que se vivía no era real, sino una ficción que nosotros hemos venido a sincerar".

Baja de salarios, endeudamiento masivo, transferencia de ingresos hacia los sectores más ricos, apertura comercial, desempleo: ese es el breve repertorio político que da razón de ser al proyecto gobernante.

Cuando todavía no había asumido como Ministro de Hacienda Alfonso Prat Hay canchereaba en el programa de Carlos Pagni en TN: "vamos a liberar el cepo sin provocar una estampida inflacionaria, porque los precios ya están dolarizados y una vez que les paguemos a los holdouts, en un nuevo clima de negocios en marzo llegan las inversiones que reactivarán la economía". La devaluación se produjo, el gobierno se allanó a las pretenciones buitres

En estos meses de gobierno el macrismo ya causó daños que serán muy difíciles de reparar, pero no todavía todo lo que hubieran querido. ¿Qué cosas les salieron bien? ¿Cuáles no? ¿En qué cosas se quedaron a mitad de camino? ¿Cuánto daño económico es todavía políticamente viable? ¿Qué oportunidades ya les serán difíciles de recrear, una vez pasado el primer año de gobierno? ¿Qué factores económicos harían todavía sustentable una profundización del ajuste? ¿La llegada de inversiones productivas es una posibilidad real o una fábula para ganar tiempo? ¿El actual contexto internacional favorece los planes oficialistas? ¿Qué requisitos sociopolíticos debería lograr este proyecto para que las inversiones llegaran? ¿Cómo conciliar la profundización del ajuste con una paz social duradera?

Déficit fiscal, atraso cambiario, conflictividad gremial, costo laboral, recesión: las anomalías del sistema. ¿Será el macrismo capaz de remover estos obstáculos?

Hoy a la medianoche viene Mariano Kestelboim para compartir su mirada macroeconómica sobre las posibilidades y los límites de la derecha gobernante. La otra.-radio, FM 89,3, Radio Gráfica, online acá.

sábado, 26 de noviembre de 2016

La revolución cubana vista desde la posmodernidad genocida


La revolución cubana es una de las mayores gestas populares del siglo 20. Fidel fue un líder valeroso e imperfecto. Algunos pequeñoburgueses desde su normalidad macrista no pueden siquiera vislumbrar los movimientos de la historia, hundidos como están en el espejismo del postmodernismo genocida.

Fidel

Fidel Castro: Orfebre de liberaciones

por Gabriel Fernández *

Las palabras del presidente cubano, Raúl Castro, fueron sencillas, directas. Anunció la partida física de Fidel, quien será cremado “atendiendo su voluntad expresa”. El líder de la Revolución Cubana falleció el viernes 25 de noviembre a los 90 años.

El mandatario agregó que en las próximas horas se informará cómo se realizarán las exequias de Fidel. El revolucionario marcó una nueva etapa para Cuba, para América latina y el mundo, al encabezar inteligente y valientemente aquella gesta que ha quedado marcada en la memoria de la humanidad. En enero de 1959 la historia se abrió y ya nunca sería igual.

La trascendencia de Fidel resultó tan decisiva que hoy, ante la noticia de su fallecimiento, sólo cabe el debate entre quienes lo consideran el más grande en las luchas políticas populares del planeta, o uno de los más grandes. Pero en modo alguno su imagen baja de ese nivel. Acompañado por Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, entre otros gigantes de los pueblos, seguirá señalando un camino de dignidad irreversible.

Esa victoria sería el punto de arranque de esforzados triunfos que, para sorpresa de muchos, se prolongarían por décadas, hasta el presente. Los intentos de asesinato, las campañas contra Cuba, el crimen del Che, las conspiraciones desestabilizadoras, el brutal y extenso bloqueo, configurarían eslabones en la cadena de resurgimientos y continuidades que permitirían a la isla operar como faro permanente para los pueblos del orbe.

Pues eso fue lo que construyó Fidel Castro. Un faro. Un faro con una luminosidad formidable a escasos kilómetros del imperio que lo evaluó como enemigo y sobre el cual descargó, en consecuencia, los más atroces ataques. La combinación de convicción revolucionaria y patriotismo abrió senderos que, en tanto fortificaban el temple cubano, se erguían como ejemplos para el resto de los humildes del continente.


El liderazgo de Fidel, elaborado con la argamasa del amor popular, resultó conmovedor. El vínculo establecido con su gente le brindó la energía necesaria para capear temporales y arribar a los 90 años con lucidez, vigor y vigencia. El diálogo que pudimos sostener con ese pueblo lo corroboró siempre: se palpó hasta hoy la certeza de poseer un jefe que jamás abandonaría la causa, que jamás se despreocuparía del destino de los suyos y que jamás dejaría de colaborar con otros seres que, en distintas latitudes, lo requirieran.

La obra de la Revolución está, nítida, en una isla amable y firme, con salud, educación, trabajo, derechos para todos. Pero también en los ojos húmedos de quienes, en distintos y lejanos puntos del planeta, sentimos que se nos ha ido una referencia central, ineludible, potente. Es tan fuerte esa percepción que quedan bien lejos los lugares comunes acerca de la expansión del ejemplo de Fidel sobre el futuro de los pueblos: sabemos, sentimos, que esa herencia será imborrable.

Area Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios

viernes, 25 de noviembre de 2016

Phantasmagoria

La otra.-radio para escuchar clickeando acá 

Noise that nailed (Serie: Black Works, Matias Kritz, 2005)

Godflesh 

Tones on Tails 




El domingo vino a La otra.-radio César Colman, editor del blog Phantasmagoria, quien nos invitó a hacer un recorrido oblicuo por varias décadas de rock, saliéndose un poco de los trayectos canónicos de este género musical que muestra ya una notable longevidad. Es así que descubrimos la faceta solista de Ronnie Wood, el proto-punk de Peter Hammill cuando se permitía salir de la progresividad de Van der Graaf Generator, el metal industrial de Goldflesh, el proyecto paralelo de dos Bauhaus: Tones on tails, la histórica y exquista versión acústica de Page y Plant en MTV, y hasta un músico y artista plástico argentino, Matías Kritz, que cruza electrónica con pop expresionista. Este fragmento de nuestra reciente emisión lo pueden escuchar clickeando acá.


jueves, 24 de noviembre de 2016

$ 207 por mes hasta 2019 es el precio de la paz social

Dos minutos de La otra.-radio para escuchar clickeando acá



Una ocurrencia mía del domingo a medianoche que me había quedado traspapelada en dos minutos que se pueden escuchar acá: "Como no pueden no hacer nada porque verdaderamente hay bronca, pero tampoco quieren hacerle paro al gobierno, me parece que esta combinación de la ley de emergencia social con un acto que no es un paro general es la manera que tienen de ir pateaando la pelota para adelante y hasta al macrismo le puede llegar a convenir hacer el juego a esta iniciativa".

Noticia de hoy: LA NACION

El Gobierno y las organizaciones sociales llegaron a un acuerdo por la Emergencia Social


El Gobierno y organizaciones sociales llegaron a un acuerdo sobre la emergencia social luego de un encuentro entre dirigentes de ese sector con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, su par de Trabajo, Jorge Triaca y el presidente del bloque de diputados del Pro, Nicolás Massot , según confirmaron fuentes oficiales que agregaron que ese acuerdo está a punto de firmarse en la sede de la cartera laboral.

El acuerdo alcanzado en el Ministerio de Trabajo dejó conforme a las organizaciones sociales que se movilizaron el viernes: Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular. Los ministros Jorge Triaca y Carolina Stanley representaron al Poder Ejecutivo.

El acta de acuerdo indica que se declara la emergencia social por tres años y que se aumentan en un 70 por ciento los programas de trabajo en cooperativas hoy existentes, unos 300.000 en total. No se llega al millón de puestos de trabajo que reclamaban las organizaciones.

(...) "En lo concreto, la declaración de la emergencia significa que se adicionan 30.000 millones de pesos para fortalecer medidas de contención para las personas que viven por debajo de la línea de pobreza y para fortalecer los programas de empleo", informaron en Barrios de Pie.

"Venimos trabajando fuertemente en este proyecto de ley tan importante para paliar la situación de los que menos tienen luego de un año plagado de penurias económicas para los sectores vulnerables de nuestra sociedad", afirmó el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

***

No había que ser adivino para darse cuenta:

Abal Medina: "Carolina Stanley habló muy bien del proyecto de Emergencia Social"


El senador nacional del FpV Juan Manuel Abal Medina defendió su proyecto de ley de Emergencia Social que ya obtuvo media sanción en la Cámara Alta y aseguró que a pesar de las críticas del oficialismo, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, "habló muy bien del programa".

"Es un programa que ya lo viene desarrollando el Ministerio de Desarrollo Social y me parece importante mencionar que la ministra Carolina Stanley cuando vino a defender su presupuesto el pasado martes en el Senado Nacional habló muy bien de este programa".

Por otro lado, el exJefe de Gabinete desmintió los rumores que hablaban de costos de 50 mil millones de pesos para el Estado, explicó los dos componentes del plan y aseguró que no se crearán un millón de puestos de trabajo de un día para otro.


***

Documento de La Cámpora, 5 de noviembre de 2016

EN LA PLAZA DE MAYO

Cualquier acción que tienda a mitigar los efectos de la aplicación de las medidas de la actual gestión en materia económica y social, tiene nuestro apoyo y acompañamiento. Sin embargo, consideramos que el caso particular del proyecto de Ley de “Emergencia Social y de las Organizaciones de la Economía Popular”, se trata de un elemento necesario y complementario a la aplicación de las mismas medidas que pretende combatir.

De esta forma, en su artículo 2do dice: “Instrúyase al Ministerio de Desarrollo Social a crear un millón (1.000.000) de nuevos puestos de trabajo”, como si un mero artículo de una ley pudiera generar los factores necesarios para reconstruir lo que la actual gestión está pulverizando en forma premeditada.

No fue así como se consiguieron los (verdaderos) 6 millones de puestos de trabajo durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner. Y mencionamos a ambos gobiernos porque son los mismos considerandos de esta ley los que reconocen el hecho de que la “emergencia” se da en contraste a las conquistas que el pueblo argentino logró durante los doce años recientes.

Nada hay en la ley que ataque las causas de la denominada “emergencia” que sus propios fundamentos denuncian. Nada. Contrariamente, al considerar como “emergencia” a la actual situación social se pretende que entendamos una excepcionalidad que no es tal. Las medidas económicas del actual gobierno generan pobreza y desigualdad como único resultado posible y en forma sistemática. No como excepción, sino como regla.


***

Respuesta de Juan Grabois a las objeciones de La Cámpora:

Emergencia Social y Cambio Estructural

"Desde la izquierda de cafetín se ha criticado nuestra propuesta porque "no aborda los problemas estructurales" y hasta una agrupación que hasta hace doce meses controlaba todos los resortes del Estado nos acusa de complicidad con éstas, como si las estructuras injustas se creasen en 11 meses de mal gobierno. Sería bueno recordarles que las estructuras socioeconómicas que creó Perón entre el 45 y el 55 fundadas en la promoción de un movimiento obrero poderoso y un pueblo unido con el cemento de millares de organizaciones comunitarias vencieron al tiempo y los embates de peores gobiernos que el de Mauricio Macri hasta que el neoliberalismo, no sin ingentes esfuerzos, pudo desmantelar nuestra Patria con una guerra prolongada y en cuotas. Si las estructuras que se montaron en los doce años que separan el 2003 del 2015 fueron tan sólidas no se entiende como en once meses un gobierno democráticamente electo las ha hecho pelota tan fácilmente. La soberbia es mala consejera".

(20 de noviembre de 2016)

***

Decía anoche Claudio Scaletta:

No nos metamos en política; hablemos de "economía". Tengo un amigo perspicaz al que le gustan las cuentas redondas y me tira: 3.000.000 de informales. ¡Les consiguieron $10.000 a cada uno, a pagar en 4 años!

***

En fin, ¿en qué cabeza cabía que un acto convocado por Luis Barrionuevo, Sergio Massa y el Chino Navarro iba a ser opositor?

miércoles, 23 de noviembre de 2016

¡Arrancó Mar del Plata para el otro lado!

Martín Farina desde la Feliz en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 


El domingo en La otra.-radio estuvimos en contacto telefónico desde Mar del Plata con Martín Farina, en su doble carácter de corresponsal de La otra y cineasta que anda llevando con éxito sus películas por diversos festivales: viene de ganar el premio a la mejor fotografía en Valparaíso por su magnífico desempeño en Taekwondo. Martín merecía este reconocimiento como director de fotografía y cámara y se puede prever que solo seguirá mejorando.


Además está en Mar del Plata presentando su nueva película, EL PROFES1ON4L, que es un retrato de Raúl Perrone mientras filma su obra maestra CUMP4RSIT4, que será un testimonio invalorable para los historiadores del futuro, cuando quieran averiguar cómo el Perro ha logrado lo que logró.


Y además es una gran comedia sobre un rodaje siempre al borde de irse a la banquina. En Mar del Plata (ese festival que tiene a Mirtha Legrand en el bochornoso institucional) se proyectaron CUMP4RSIT4 EL PROFES1ON4L en veladas sucesivas. Y esa es la mejor forma de verlas. CUMP4RSIT4 se proyectó por única vez con música en vivo. 

En la charla telefónica, Martín nos contó su gran primer día en el festival de Josecito Martínez Suárez.



Kékszakállú es la nueva película de Gastón Solnicki, el cineasta de los títulos raros y de algunas de las películas más originales y precisas del cine argentino reciente. Por lo que me cuenta Martín en nuestra charla, Kékszakállú es la continuación de Papirosen por otros medios (algunos de los mismos personajes, con una ligera ficcionalización). Un retrato de clase/ de familia que atraganta con su mirada perspicaz a los que quieren que las posiciones políticas vengan predigeridas. Yo estoy (casi) seguro de que Kékszakállú es tan buena como todo lo que Solnicki hizo hasta ahora.

A Martín le gustó Los ganadores de Néstor Frenkel, un documental que, como El PROFES1ON4L, también bordea la comicidad.



Farina también vio en la misma jornada Pinamar, la muy esperada segunda película de Federico Godfrid, (La Tigra, Chaco) . Y salió muy complacido. ¡Otra que espero ver muy pronto!


También vio Martírio, un documental del franco-brasileño Vincent Carelli que muestra la dura lucha que los guaraníes sostienen desde hace más de un siglo en defensa de su territorio en el Mato Grosso.


Y el momento culminante de su primer día en el festival fue la proyección de El caballo de hierro, un western de John Ford del año 1924 (¡su largometraje número 40, filmado cuando solo tenía 30 años!). Lo que hizo esta proyección especialísima e histórica es que se vio en una copia fílmica recién restaurada y con música en vivo interpretada por la Sinfónica de Mar del Plata, quienes ejecutaron la partitura original de la película. Si quieren agregar algunos motivos más para el gozo total: la película fue presentada con merecido entusiasmo por Fernando Martín Peña, quien hizo traer a un proyectorista especialmente para la ocasión (apuesto doble contra sencillo que se trata del proyectorista coscoíno a quien Peña reconoce como el mejor de país).


En fin, por lo que se desprende del relato de Martín Farina, se trató de una jornada cinéfila memorable. Escúchenlo a él mismo contándolo acá.

martes, 22 de noviembre de 2016

¿Nos atraparán dos veces con la misma red?

Lavagna: "Este Gobierno termina en el colapso"
(Hace rato que chocamos, pálido)


por Willy Villalobos

Scioli, Cristina, Yasky y Michelli advirtieron antes de las elecciones que este gobierno nos iba a dejar a casi todos culo para el norte.

El debate con el mufa es un ejemplo indiscutible. Finalmente un sector de la población decidió creerle a los medios que hicieron campaña por Cambiemos y los resultados están a la vista.

A los pocos días de que se iniciara la política del saqueo, nuevamente Scioli y Cristina advirtieron que había que enfrentar con coraje a estos tipos porque nos llevaban puestos, mientras los diputados del Frente Renovador y algunos que huyeron del Frente para la Victoria como Abal Medina, con el pretexto de garantizar la gobernabilidad, aprobaron todas las leyes que favorecían a los ricos y generaron miles de despedidos, suspensiones y toda esa tragedia que ya sabemos.

Los dirigentes sindicales que teóricamente se unían para tener más fuerza lo único importante que hicieron, en línea con el Frente Renovador, fue descartar la idea de un paro general, favoreciendo la continuidad de la política del gobierno de los CEOS.

Hoy, luego de un año de destrucción de las conquistas logradas en doce años de gobierno nacional, popular y democrático, estos personajes del Frente Renovador que cogobernaron con Maurizio se hacen los sotas y nos quieren explicar que, si seguimos, así colapsamos. Cambiemos y el Frente que conduce Massa, cuando se acercan las elecciones reaccionan de la misma manera: mienten todo el tiempo.

Espero que esta vez los que votaron por el Cambio y hoy sufren las consecuencias no cometan el mismo error eligiendo a otro mentiroso.

Te quieren vender como peronismo revolucionario la vieja caridad católica


"Es más complejo" te explica el Movimiento Evítala. "Hay que sentarse a negociar con Carolina para que el pobrerío tenga un cacho de pan y un turrón en la mesa de navidad". Y entonces comprendés que te quieren vender como peronismo revolucionario la vieja caridad católica

[Este pequeño texto se completa con el editorial político de La otra.-radio del domingo pasado, que se puede escuchar clickeando acá]

lunes, 21 de noviembre de 2016

Movimiento Evítala: "Conseguimos un bono de 400 pesos para todos"


- Hay quienes aseguran que esa propensión a unirse es funcional a la gobernabilidad, y que el objetivo es moderar a los sectores más combativos.

−Emilio Pérsico: ¿Y es malo conseguir gobernabilidad en la Argentina?

- Una gobernabilidad neoliberal no sería festejable.

−Chino Navarro: Habría que definir qué es gobernabilidad.

("Puchero a la Evita", Revista Crisis)

Emilio Pérsico: ...Tenemos que salir de un punto más alto. Para eso yo tengo que tener relación con este gobierno. Si no me arrastran. Con el mazo dando y en la mesa negociando.

–¿Cuál es tu mazo en este caso?

–El mazazo de Congreso, una demostración de que estamos todos unidos. Una patria para todos.

–¿Incluso sin paro?

–Seamos honestos. Los compañeros docentes hicieron muchos paros, cada vez son menos y no consiguieron todo lo que buscaban. El buen dirigente sindical es el que logra avanzar. El buen diputado opositor es el que construye mayorías para sacar leyes a favor de los intereses populares. ¿O el buen sindicalista es el que no se sienta en ninguna mesa? Y los políticos están en deuda. Las leyes de triunfo las hicimos de afuera del Congreso para adentro. La ley de emergencia laboral primero y ahora la de emergencia social. Al principio no iban a las reuniones. ¿Así que el que habla y negocia es traidor? Conseguimos un bono de 400 pesos para todos. Conseguimos que ningún plan sea menos de la mitad del salario mínimo, vital y móvil. Aumento cinco veces el bono del desempleo. E institucionalizamos nuestro diálogo.

Emilio Pérsico, Página 12

domingo, 20 de noviembre de 2016

Phantasmagoria: Más que mil palabras…

Hoy a la medianoche en La otra.-radio, FM 89,3, Radio Gráfica, online acá


por César Colman *

Claramente, están los gustos de cada uno, pero esta noche no vamos a hablar de eso; es decir, van a estar presentes, pero ni vale la pena mencionarlo. Entonces cada vez que escuchamos una canción podemos pensar : ¿Todo comenzó con Elvis? Al menos parte de la historia reconoce un antes y un después de él. De ahí al blues y al R&B, para inmediatamente cruzar el charco hasta llegar al inmaculado Liverpool. Entre el flower power y Zeppelin, Black Sabbath, Deep Purple, los Stones, The Who hubo un hueco satánico. ¿Podemos decir que hasta el año 73 o 74 pasó lo último de lo mejor de la música?. Probablemente, pero siempre hubo buena y mala música, aun con las naturales diferencias que marcan la evolución y/o las modas. En los 70, con la irrupción del rock sinfónico y la aparición de Genesis, Yes, Emerson, King Crimson. La música disco y la sofisticación de los músicos y la cada vez más bienvenida pop. ¿Hubo otras bandas?. P.I.L, Television y Talking Heads, el avant-garde de fines de los 70 y principios de los 80. Pretenders, Police, XTC, por un lado; Duran Duran, Tears for fears, Madonna, Cindy Lauper. ¿Sonaban todas las bandas igual?. La aparición del hip-hop Run DMC, Public Enemy, Beastie Boys como cabeza de un estilo que nació en la calle. En los 90 Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden. ¿Por qué se suicidó Kurt Cobain?. ¿Importa, acaso? Hablemos de música. Más de los 90: Bjork, Massive Attack, la electrónica y su aceptación final en el mundo del rock. ¿Me estoy olvidando de alguna banda? Sí, claro, y no exagero si digo que me olvidé de miles. Porque, en definitiva, la historia hace a la música y a cómo suene tal o cual instrumento, pero también hace a cómo se toque y no tanto a causa de los estilos ni las modas, mucho menos de los gustos. Simplemente historias.

* Editor del blog Phantasmagoria

A los que todavía dudan de para quién juega la burocracia sindical


por Willy Villalobos

Es preocupante que la dirección de la CGT, que hasta ahora ha mirado para otro lado mientras saquean al Estado, coincida de hecho con el gobierno en pegarle al kirchnerismo. "El pueblo no fuga capitales ni revolea bolsos con millones" es lo más audaz que se permite decir el secretario de la CGT Juan Carlos Schmid, poniendo a los millones de militantes y a la historia de estos doce años a la altura de los evasores neoliberales.

Hay un pacto de hecho entre el discurso de Schmid, el de Massa y el del macrismo: "Todo vale, pero Cristina queda afuera". Y lo más preocupante es que se movilizan decenas de miles de personas que se entusiasman con la unión de algunos movimientos sociales y la CGT, cuando ésta después del 29 de abril los traicionó, permitiendo que continuaran hasta hoy los despidos y las suspensiones.

Es muy bueno que los movimientos sociales aparezcan con fuerza en la escena política, pero suena por lo menos ingenuo que sus conducciones piensen que la unidad con una dirección de la CGT claudicante que apoya el recambio a Macri por derecha los va a ayudar a concretar sus reivindicaciones.

Por eso pienso que puede discutirse el documento de La Cámpora y criticarlo como "izquierdista" (!), pero estamos hablando de una organización compañera. Y a nadie le cabe duda que a esa organización la conduce Cristina. Lo que parece iluso es creer que ese triunvirato de empresarios que tanto colaboró para que se consolide este gobierno de los ricos pueda convertirse por arte de magia en una organización combativa.

POSTDATA DEL EDITOR: Para los que todavía tienen dudas de que la Ley de Emergencia Social es funcional al ajuste macrista, vean esto:

Abal Medina: "Carolina Stanley habló muy bien del proyecto de Emergencia Social"



El senador nacional del FpV Juan Manuel Abal Medina defendió su proyecto de ley de Emergencia Social que ya obtuvo media sanción en la Cámara Alta y aseguró que a pesar de las críticas del oficialismo, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, "habló muy bien del programa".

"Es un programa que ya lo viene desarrollando el Ministerio de Desarrollo Social y me parece importante mencionar que la ministra Carolina Stanley cuando vino a defender su presupuesto el pasado martes en el Senado Nacional habló muy bien de este programa".

Por otro lado, el exJefe de Gabinete desmintió los rumores que hablaban de costos de 50 mil millones de pesos para el Estado, explicó los dos componentes del plan y aseguró que no se crearán un millón de puestos de trabajo de un día para otro. (Fuente)

Así que quienes creyeron que el acto del viernes en Plaza Congreso fue conducido por una oposición pueden sentirse un poco forreados. (oac)

sábado, 19 de noviembre de 2016

Pedazo de burócrata

"Antes era un tiempo en el que había trabajo" dice Schmid, que hizo 4 paros generales por el MNI en un tiempo en el que había trabajo


El discurso más sintomático de los escuchados ayer en la Plaza Congreso es el del dirigente que ostenta la mayor formación política y solidez discursiva: Juan Carlos Schmid, delegado del moyanismo en el triunvirato de la CGT. Cuando alguien tiene mayor formación política y capacidad discursiva es cuando menos puede permitirse imprecisiones, rodeos y confusiones para caracterizar la situación política. En su discurso de ayer, rebosante de antipolítica y clericalismo ("la voz de la Iglesia", "lo que dijo Francisco" "como dijo el Papa Paulo VI"... ¡solo le faltó invocar a la Virgen de Luján y a San Expedito!) Schmid no logró salir nunca del barro de la ambivalencia que distingue la retorcida posición de la burocracia sindical como sostén de la gobernabilidad de esta "emergencia social".

Lo primero que Schmid tendría que admitir -si tuviera un gramo de honestidad- es que la corriente a la que pertenece favoreció la llegada del macrismo al poder; que antes sostuvo una oposición dura contra el gobierno kirchnerista que aplicaba políticas distributivas y de protección del empleo que ahora él echa de menos; y que desde que el macrismo llegó no pudo o no quiso impedir la más formidable regresión distributiva en décadas: su jefatura compartida con el barrionuevismo y el massismo es condición de posibilidad para que la destrucción del empleo y la persecución política avancen.

Dijo Schmid:

"Durante mucho tiempo se criticó a la CGT porque se ocupaba únicamente del trabajo registrado. Algo de razón había en esa crítica. Pero también quiero decir que esa actitud respondía a un tiempo donde la regla general era que había trabajo y la excepción era la desocupación. A ese lugar queremos volver".

¿A qué lugar se refiere? ¿Cuál sería la época en la que la regla general era que había trabajo y la excepción era la desocupación? ¿La dictadura? ¿El menemismo? ¿La Alianza? ¿Qué mezquindad insanable le impide admitir que se refiere a los años kirchneristas? ¿Por no se atreve a señalar el tremendo retroceso de estos meses en los que justo a él le toca jugar el papel de distraído, mientras la desocupación se vuelve regla general y el trabajo la excepción? ¿Cómo es que en este año de sueldos achicados y despidos masivos fue tan incapaz de hacer algo para revertir esta regresión?

"Venimos a decirle [al Congreso], como dijo Alderete, que queremos ir a la mesa navideña con un pedazo de pan" dice el dirigente que en los últimos dos años del gobierno de Cristina avaló cuatro paros generales, no "por un pedazo de pan" sino por la suba del mínimo no imponible.

"Queremos ser custodios del interés nacional porque somos los que sufrimos las macanas de todos los gobiernos" dice Schmid. Difícil que logre custodiar un interés nacional si en su propio mandato se hace el gil ante las macanas del actual gobierno.

En el párrafo siguiente pasa de ser "víctima de las macanas de todos los gobiernos" a ser parte de los que "se mandaron las macanas": "Está claro que después de tres décadas de democracia no ha habido macana y cagada que no hayamos cometido para que nos encontremos en esta situación". Esto parece más sincero: Schmid no es parte de quienes sufrieron las macanas y cagadas, sino parte de quienes las cometieron. Aun contándose entre los responsables, es de lamentar que no aclare cuáles śon ĺas macanas que él y su grupo cometió.

Cuando tiene que dar precisiones "yo no quiero poner el acento en un determinado tiempo", lo que es una manera aviesa de exonerar al macrismo, ya que las responsabilidades políticas se difuminan por igual en "30 años de democracia". Pero si la culpa se distribuye pareja durante 30 años de democracia, no se entiende su frase anterior sobre la época a la que quiere volver, en la que el trabajo era la regla y la desocupación la excepción.

Si es incapaz de poner el acento donde hay que ponerlo, dífícilmente pueda conducir al movimiento obrero hacia una posición mejor. Parece que Schmid se sigue mandando cagadas, dado que no quiere distinguir entre etapas de avance y retroceso. En cambio, su diagnóstico se pierde en una nebulosa cualunquista: "Esto que estoy diciendo ha sucedido en democracia, en personajes que en nombre del peronismo, en nombre de la república, en nombre de las instituciones, o en nombre de no sé qué proyecto transformador lo que han hecho es saquear el patrimonio nacional, arrasar con las conquistas y multiplicar los pobres". Preocupa el confusionismo y la mezquindad de tal caracterización política: ¿qué conquistas son las que se arrasaron? ¿Cuándo se conquistaron? No puede decirlo con claridad porque no tiene la honradez de reconocer que se ganaron en el gobierno anterior. Y porque en estos meses él mismo ha consentido por omisión y dilaciones que esas conquistas se estén arrasando.

Con esta falta de claridad en la conducción sindical podemos sentirnos escépticos acerca de la posibilidad de que la "emergencia social" logre ser correctamente diagnosticada y remediada.

Esta confusión quizá se aclare un poco en estos párrafos aparecidos ayer en Clarín:

Con la movilización, la CGT descomprime el reclamo de un paro

Por: Marcelo Canton

Era mediodía, ayer, en Retiro. En un coctail, Juan Carlos Schmid conversaba con un grupo. A metros, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, hablaba con otro. Hasta que Peña se acercó a saludar, él, a Schmid. Con cordialidad, sin tensión. Al hombre que hoy cerrará la que la CGT promete será la mayor movilización organizada hasta hoy contra el Gobierno.

¿Por qué ese gesto amable? ¿Sólo urbanismo? No. Es que es cierto que los gremialistas se sumaron al duro reclamo de los movimientos sociales y eso podría ser visto como un gesto opositor. Pero hay una segunda lectura. Buena parte de las bases sindicales presionan hacia sus cúpulas por medidas de fuerza en reclamo por la pérdida de poder adquisitivo de sus salarios, ajustes de fin de año, el impuesto a las Ganancias. Y la CGT eligió descomprimir esa tensión sumándose a la movilización. Que no es un paro. La diferencia puede sonar sutil, pero es importante.

Además, la cúpula de la CGT irá el miércoles a la Casa Rosada para la mesa de diálogo con empresarios. Dicen que no se hablará del bono de fin de año sino de temas de mediano plazo: por ejemplo del programa de obras que encara Macri...

(Sobre la complementariedad entre la "Ley de emergencia social" y el ajuste neoliberal es recomendable esta nota del blog Lo que resta del día)

viernes, 18 de noviembre de 2016

La marcha de hoy será multitudinaria pero ¿los jerarcas volverán a malversar el apoyo de sus bases?





por Willy Villalobos y Oscar Cuervo

Las consignas que movilizan la marcha de hoy parecen contradictorias.

Este gobierno es neoliberal, por lo tanto se caracteriza por respaldar la concentración de la economía, el favorecimiento de la especulación financiera, el desempleo, la rebaja de salarios, la flexibilización laboral, el fin de las paritarias, reducir al mínimo las PYMES, encarcelar opositores, perseguir a los que puedan darle pelea electoral, jerarquizar al sector mas fascista de nuestra sociedad para que impere la ley del más fuerte.

Para que esta cultura se consolide hizo falta que sectores del campo popular acompañen el ajuste. En el parlamento quedó claro quiénes permitieron "la gobernabilidad" o no enfrentaron las políticas de despidos y suspensiones. El arrugue de la CGT luego del veto de Macri a la ley antidespidos dejó en claro hasta dónde llegaba la política de los burócratas.

Hay una política violenta de proscripción y acoso judical de la ex-presidenta, declarada culpable por haber mejorado las condiciones sociales de las grandes mayorías, lo que los ricos definen como una gran mentira que los K le hicieron creer al pueblo.

Esa política de persecución es acompañada por muchos de los convocantes a la marcha. Para no hablar sólo de los sindicalistas, es notable que Abal Medina haya dicho esta semana que Cristina se manejaba con soberbia, en el mismo momento que se le abrían causas a la madre, a ella y a toda la parentela. Abal Medina usa la persecución para separarse del gobierno anterior, porque no quiere que las balas piquen cerca.

Las consignas para la marcha de hoy son contradictorias, porque es al menos raro presentarle al gobierno del ajuste, que está saqueando al país, un proyecto de ley para crear un millón de puestos de trabajo, cuando el 29 de abril las centrales sindicales ya consiguieron poner 300 mil en la calle en reclamo de una ley antidespidos que luego Macri vetó. Lo esperable después de ese veto era que la CGT que había reclamado la ley reaccionara contra el veto. Pero con la excusa del cambio de conducción sindical, la respuesta quedó en la nada. Cuando la nueva cúpula asumió, se votó un paro general sin fecha, que luego la propia cúpula dejó sin efecto ante el llamado del gobierno a una "mesa de diálogo".  ¿Los mismos que se niegan a parar el país, antes pararon cuatro veces por ganacias, y ahora se ponen a la cabeza de la oposición?

A estos burócratas es difícil creerles y a Massa, que está detrás de ellos, mucho menos.

Por otro lado, hay que ir a la marcha, hay que repudiar a Macri y sus políticas, porque cualquier acción que les moleste hay que apoyarla. Pero todo hay que pensarlo, no está tan claro que se trate de una marcha de los trabajadores y organizaciones sociales que únicamente pretenda mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen.

La ley de emergencia social tiene media sanción en el senado y por una chicana de la vicepresidenta está ahí trabada: Michetti, que ayer se fotografió a las sonrisas con el Papa, no la manda a diputados para diferir su tratamiento en sesiones ordinarias. Algunos voceros del PRO dicen que, de llegar a votarse en diputados, la ley sería vetada. ¿Volverán a hacerse los sotas los jeracas sindicales ante un segundo veto? Marcos Peña ya anunció un proyecto para modificar las escalas del impuesto a las ganancias que tanto les preocupa a los sindicatos mejor pagos. ¿Volverán a negociar una cosa por otra? ¿Volverán a malversar el apoyo impresionante de las bases de esta tarde en las calles? ¿Bajarán el reclamo del millón de puestos de trabajo, como antes bajaron la reapertura de las paritarias que salieron perdiendo frente a la inflación, a cambio de una presunta mejora en las alícuotas del impuesto a las ganancias que Peña solo promete en 2017?

Si así fuera, una vez más la bronca de las bases sería moneda de cambio de las cúpulas para negociar en mejores condiciones reclamos parciales, mientras el salario real y el nivel de empleo sigue cayendo. Con los antecedentes de estas cúpulas, tan predispuestas a dejar avanzar el ajuste, es preciso desconfiar. Prestemos atención a las próximas maniobras de los que se mueven por arriba usando a los de abajo.