martes, 21 de mayo de 2019

¿Por qu√© la izquierda en Italia deber√≠a votar al M5S en las elecciones europeas del 26 de mayo?


por Lidia Ferrari

En Italia veo que parte de la izquierda o movimientos progresistas est√°n rechazando al reciente e in√©dito gobierno que se form√≥ en 2018, con muchas dificultades. El pueblo italiano fue siendo vaciado en las tres √ļltimas d√©cadas de las conquistas que hab√≠a obtenido desde la posguerra. El M5S como primer partido en esas elecciones (m√°s del 32% de los votos) vino a reivindicar una opci√≥n de reconstrucci√≥n de esa Italia despojada.

Por diversas razones “debi√≥” aliarse a la Lega para poder formar un gobierno (tema largo para explicar ahora). Hicieron un contrato program√°tico donde cada uno plante√≥ cu√°les eran las medidas que deb√≠an realizarse para poder gobernar (no es una alianza y cada vez m√°s se plantean dificultades, porque sus diferencias no dejan de presentarse a cada paso). En menos de un a√Īo el M5S ha llevado adelante una gran cantidad de lo que eran sus propuestas. De algunas de ellas se dec√≠a que ser√≠an imposibles de implementar porque iban en contra de las pol√≠ticas de austeridad europeas: bajar la edad jubilatoria (movimiento contrario a lo que se produce en el mundo) y reddito di cittadinanza (asignaci√≥n univesal para la mayor√≠a de personas desvalidas y que puede llegar a aliviar la situaci√≥n de 5 millones de italianos), entre otras. En menos de un a√Īo han llevado adelante muchas medidas contrarias a los designios del proyecto neoliberal. Pero aqu√≠ est√°n, hostigados por la prensa hegem√≥nica y los poderes del statu quo. De all√≠ que una manera de atacarlos sea asociarlos directamente con la Lega, para mostrar un perfil “neo fascista” de un gobierno que no lo es. La Lega lleva adelante poco, pero es cierto que sus medidas desafortunadas son llevadas a primer plano medi√°tico y parece ser, de acuerdo a la prensa internacional, lo √ļnico visible de este complejo gobierno. Hemos ya tratado en varias oportunidades c√≥mo el cometido “antifascista” en muchos casos inventa un demonio para que las almas bellas repudien movimientos leg√≠timamente democr√°ticos y con aspiraciones populares, como es el M5S.

Cuando gente de izquierda reivindica a los movimientos populares que están naciendo fuera de Italia y critican ferozmente a este movimiento M5S no puedo dejar de verlos como los izquierdistas testimoniales que al interior de cada país no llegan al 2% pero tienen exigencias puristas para quienes gobiernan. En Italia y Francia hay intelectuales muy comprometidos con las luchas latinoamericanas, pero que en sus propios países o pertenecen al statu quo progresista o rechazan las experiencias de sus propios países que podrían asimilarse a las latinoamericanas. Esto no puedo dejar de verlo como algo de lo cual bien podemos hablar los argentinos: Siempre lo mejor está afuera.

Desde el progresismo ingenuo veo una adhesión a los relatos que denostan al M5S, lo cual no hace sino agigantar su distancia con lo popular, Esto evoca en mí al antiperonismo de izquierdas de Argentina.

El M5S es un movimiento cuya construcci√≥n deber√≠a ser tema de an√°lisis de los que est√°n sinceramente concernidos con la teor√≠a pol√≠tica del populismo. Esa historia excepcional de invenci√≥n de un movimiento que en poco tiempo logr√≥ llegar a ser gobierno est√° constituida por una mayor√≠a de j√≥venes que no vienen de la casta de los pol√≠ticos, lo cual no es bueno ni malo en s√≠ mismo, pero que en Italia tiene un valor notable, habida cuenta de la casta pol√≠tica cerrada que ha regido los destinos de las √ļltimas d√©cadas. Este M5S tiene la aprobaci√≥n de un espectro ampl√≠simo de la sociedad italiana, de manera transversal, de todas las clases sociales, los rangos de edad, las proveniencias culturales, con un masivo apoyo del sur de Italia, la Italia m√°s postergada.

Cuando veo la cr√≠tica feroz al M5S, que lleva a no reconocer lo que hay del pueblo italiano ni que sus sinceras reivindicaciones no est√°n en absoluto ligadas a las manipulaciones patri√≥ticas de la derecha o del pseudo fascismo de la Lega, cuando veo esa dificultad para, al menos, intentar entender la pol√≠tica que est√° surgiendo all√≠, contestataria a la destrucci√≥n de los √ļltimos treinta a√Īos, no puedo dejar de relacionarlo con el antiperonismo argentino. 

Veo a ciertas izquierdas que critican ferozmente al M5S en Italia se nutren de una fuerte ideolog√≠a antiplebeya que no hace sino mostrar que lo popular es rechazado porque representa algo de s√≠ rechazado. Observo que tanto italianos como argentinos comparten un menosprecio a lo propio, con una mirada idealizada de lo que viene de afuera. La propaganda norteamericana, que en sus filmes saturan las narraciones del mundo, hacen de cada pa√≠s una caricatura que siempre muestra sus puntos flacos. Los otros: mexicanos, italianos, argentinos, alemanes, japoneses, rusos son siempre una caricatura donde se exacerban ciertos defectos. Esas identidades caricaturales -que carecen de la eficiencia de la caricatura para expresar un rasgo caracter√≠stico mediante exageraciones- lo que logran es exacerbar el car√°cter plebeyo y r√ļstico de esos pueblos. Es cierto que no se puede recriminar a estas operaciones culturales la responsabilidad de la hegemon√≠a de las ideolog√≠as antiplebeyas, pues estas dominan el mundo antes de que el capitalismo existiera. Lo que temo es que, mientras la izquierda guarde para s√≠ misma -sin reconocerlo y hasta sin saberlo- estos rasgos antiplebeyos, ilustrados y esclarecidos, la derecha har√° pie all√≠ donde, por derecho propio, deber√≠a haberse aposentado primero.

El M5S est√° cumpliendo con sus promesas y muy r√°pido. Votarlo en las elecciones parlamentarias puede ayudar a que se pueda seguir sosteniendo. Si hubiera un masivo apoyo a la Lega, esto debilitar√≠a a este movimiento y sus acciones pol√≠ticas. Si hubiera un retroceso al Partido Democr√°tico, ser√≠a el retorno de quienes han sido responsables de la debacle italiana en sus gobiernos de los √ļltimos a√Īos. Si la derecha crece en sus diferentes expresiones -hasta Berlusconi senil se presenta- tambi√©n ser√° un duro golpe para este momento inicial de cambio muy interesante que se est√° dando en Italia. Por eso, considero que cualquier elector con ideas de izquierda o progresistas deber√≠a apoyar, en estas elecciones europeas, al M5S. Lo que se juega no es tanto lo que puede pasar en este Parlamento europeo, que es una figurita de ficci√≥n democr√°tica de una Uni√≥n Europea que no lo es, sino lo que puede pasar al interior de Italia. Es s√≥lo mi modesta opini√≥n.

lunes, 20 de mayo de 2019

¿Por qu√© ella puede y los otros no?

Primera parte de La otra.-radio, para escuchar clickeando ac√°


Todas las semanas en la sociedad argentina ocurren varios sobresaltos que nos dan la sensaci√≥n de un ajetreo constante al cabo del cual cada vez estamos muy parecidos a la vez anterior. Lo que nos lleva a pensar que esta hiperactividad puede que se trate de un movimiento falso por el que transcurre o permanece un empate hist√≥rico entre fuerzas antag√≥nicas que cada sacud√≥n no logra alterar. 

Es dif√≠cil en tiempo real, mientras est√° sucediendo, cuando acaba de suceder, saber reconocer que estamos asistiendo a un hito hist√≥rico. Pero esta vez, este fin de semana, el sobresalto pareci√≥ m√°s grande cuando el s√°bado Cristina nos madrug√≥ con su anuncio por todos inesperado del lanzamiento de la f√≥rmula Fern√°ndez- Fern√°ndez, solo que ella es la que aparece en segundo lugar. 

Primero, todos sab√≠amos que alg√ļn momento ella ten√≠a que definir por si o por no su candidatura, aunque los que se la saben todas descontaban que, siempre id√©ntica a s√≠ misma, Cristina iba a dar a conocer su decisi√≥n a ultima hora, al borde del vencimiento de los plazos, como una forma de, seg√ļn ellos, mostrar su egocentrismo y su usual desd√©n hacia los otros. Nadie esperaba que ella adelantara su decisi√≥n en varias semanas y menos a√ļn que su planteo dejara a todos anonadados durante varias horas antes de reacomodarse con una frase de sus repertorios conocidos. Nadie esperaba que su anuncio dejara espacio para ser interpretado a la vez como un renunciamiento ("Cristina se baj√≥") y como un lanzamiento ("es candidata a vice"). Es el tipo de actos que despiertan amor en sus seguidores y odio en sus contrincantes. Ella puede y otros no. Despu√©s aparece Duhalde a decir que es un error solo comparable al caj√≥n de Herminio o Julio Barbaro a declarar que pensaba votarla pero ahora no. Es su manera de reclamar un espacio a la sombra de ella.

Despu√©s vienen los expertos a explicar todos los detalles en los que ella se equivoca, a pesar de que con sus inteligencias no logran reducirla a un elemento residual del pasado, como hace m√°s de diez a√Īos est√°n intentando. ¿Por qu√© ella puede y los otros no? ser√≠a una pregunta que no sabemos responder, entra en la zona de eso incalculable que tiene la pol√≠tica

Lo cierto es que fue un sacudón inesperado para todos, con mezclas de algarabía, desencantos prematuros, desorientación y tentación a sobre-interpretar una jugada cuyo alcance preciso necesita del tiempo para decantar.

Cristina movi√≥ y hasta los que se las saben todas tuvieron que reconocer al menos que es fiel a s√≠ misma en eso de jugar con la sorpresa y lograr sorprender, manteniendo as√≠ su centralidad. Despu√©s del shock, proliferan interpretaciones dis√≠miles: va por todo, arrug√≥, todo sigue igual, est√° varios pasos adelante de todos, no est√° todo dicho, esto ya se sab√≠a, tom√≥ la decisi√≥n desesperada por las circunstancias, hace rato lo ven√≠a madurando, yo sab√≠a, nunca se me ocurri√≥, siempre fiel a s√≠ misma, no puede evitar tener a todos en vilo son solo algunas que todos le√≠mos o escuchamos. 

Este grado de expectativa se lo proponen todos los pol√≠ticos ambiciosos, solo que sus vacilaciones o su estudiado secretismo por lo general no mueve el amper√≠metro. V√©ase el caso Lavagna. Para envidia de los coacheados, de los rosqueros, de los que creen ver bajo el agua,f ueron varias las ocasiones en los √ļltimos a√Īos en los que una decisi√≥n de ella alter√≥ el tablero. ¿Cu√°ntos, incluso entre los que hoy la siguen, declararon en alg√ļn momento que ella ya era el pasado y sin embargo sigue colocados varios pasos atr√°s de ella? 

El anuncio de este sábado, postulándose como vice de Alberto, se coloca entre las decisiones de consecuencias más incalculables, hasta para ella misma. Cuando alguien de la política se decide a pegar un giro que resulta tan inesperado por todos, hay ciertas variables que nadie, ni su principal responsable, puede prever.

Pero en estas horas despu√©s del shock algunos resultados -en La otra.-radio tenemos la ventaja de salir al aire cuando el domingo termin√≥ y el lunes empieza, por lo cual ya escuchamos todas las interpretaciones y no pretendemos agregar algo m√°s de todo lo que se dijo-, pueden considerarse no ya como predicciones audaces sino como certezas corroboradas: una serie numerosa de gobernadores a los que hasta hace poco se ubicaba como parte del "peronismo racional" o "alternativa federal" saludaron la decisi√≥n y varios de ellos ya se alinearon con la iniciativa que ella larg√≥. Y adem√°s, domingo a √ļltima hora de la noche, sabemos que en La Pampa se verifica el primer resultado electoral posterior a su movida: la novena derrota consecutiva del oficialismo, una victoria rotunda del peronismo unido, que para colmo incluye al kirchnerismo y a un peronista tradicional como Carlos Verna, un ejemplo n√≠tido del tipo de construcci√≥n que ella est√° proponiendo. Verna es un peronista tradicional, el gobernador saliente que nunca tuvo una relaci√≥n fluida con el kirchnerismo. Precisamente √©l le pone la certeza m√°s precisa a todas las conjeturas de estos dos d√≠as de sobresaltos:


“Me llam√≥ Cristina y me felicit√≥ y felicit√≥ al pueblo”, dijo Verna. “Es la octava provincia donde el peronismo unido pr√°cticamente arrasa en los votos. Lo que tratamos es que se replique a nivel nacional: que se arme un frente que agrupe a todos los que no est√°n de acuerdo al modelo neoconservador de Macri. En ese frente deber√≠an estar todos los peronistas. Si se ponen de acuerdo, como sucedi√≥ en La Pampa, habr√≠a una candidatura √ļnica. Y si no se ponen de acuerdo, est√°n las elecciones primarias. Pero los peronistas deber√≠an estar en todos en el mismo espacio. El buscar la separaci√≥n, implica ir a favor del Gobierno”.

No creo que alguien pueda decirlo mejor.

En la primera parte del programa de anoche hablamos  del fin de semana del sobresalto y de qu√© est√°bamos haciendo cuando nos enteramos. Pueden escucharlo clickeando ac√°.

domingo, 19 de mayo de 2019

Sally bailaba en el piso pero ahora ya no puede bailar

Hoy medianoche Radio Gr√°fica FM 89,3, online ac√°


Hoy a las 12 de la noche en La otra.-radio con Maxi Diomedi vamos a seguir transitando nuestro 'Oto√Īo con Lou Reed'. Entre otras cosas, hablaremos de su disco Sally can´t dance

Dato: para su lanzamiento, RCA hizo esta publicidad televisiva donde Lou -en dudoso estado- mira a c√°mara, mientras el locutor Don Pardo dice: "¡Canta con Lou!", y las pelotitas del karaoke dan la entrada a cada verso. Hallazgo.


Crimen, sexualidad y estilo en el aire

Hoy a las 12 de la noche en La otra.-radio, presentamos el libro colectivo sobre Giallo...



Este domingo a la medianoche en La otra.-radio - FM 89,3, Radio Gr√°fica, online ac√°- vamos a hablar con √Ālvaro Bretal, compilador del otro libro del momento: Giallo. Crimen, sexualidad y estilo en el cine de g√©nero italiano.


Giornata nera per l'ariete (Luigi Bazzoni, 1971)

"Con mucho m√°s de cien pel√≠culas en su haber, entre las que conviven obras maestras singulares con desprop√≥sitos igualmente particulares; extendiendo su dominio durante m√°s de una d√©cada, justo cuando el mundo ingresaba en el panorama sombr√≠o y de ag√≥nica incertidumbre que todav√≠a nos acompa√Īa —despidi√©ndose, acaso para siempre, del estado de bienestar y el optimismo que iluminaban la esperanza en cambios m√°s radicales y profundos— el giallo, como cualquier otra creaci√≥n humana, es un producto de su tiempo. El conjunto de libertades formales, de cruces desfachatados entre la l√≥gica de producci√≥n de los filones y la experimentaci√≥n m√°s radical, el atrevimiento con que explor√≥ sin prejuicios ni presupuestos te√≥ricos aspectos controversiales de la sexualidad, el consumo parox√≠stico y exento de culpabilidad que hizo de los cuerpos tanto para enaltecerlos como para violentarlos, su impronta l√ļdica y la b√ļsqueda desesperada de belleza como fuerza vital identitaria —que con un dejo de patetismo cobr√≥ expresi√≥n hasta en sus producciones m√°s fallidas y banales— solo podr√≠a haberse dado en un pa√≠s y en un tiempo hist√≥rico, pol√≠tico y social en el que la actividad cinematogr√°fica, a√ļn vista desde una perspectiva comercial, estaba principalmente orientada a cimentar un espacio de trabajo colectivo, asumiendo el riesgo como parte integral de cualquier emprendimiento. (...) 


Cosa avete fatto a Solange?, (Massimo Dallamano, 1972)

"“¡Basta! ¡Los curas son todos negros, negros, negros!”, dice un personaje de Cosa avete fatto a Solange? cuando la polic√≠a lo presiona para que distinga a un posible sospechoso entre una galer√≠a de curas pertenecientes a distintas √≥rdenes. Aunque a la sotana se le sumaban aqu√≠ los cl√°sicos guantes negros, el asesino result√≥ ser un falso sacerdote. Massimo Dallamano aprovecha de todas maneras el contexto para criticar la fuerte represi√≥n sexual promovida por la educaci√≥n religiosa y denunciar los riesgos del aborto clandestino, que es precisamente lo que le hab√≠an hecho a Solange, dej√°ndola idiota de por vida. Tambi√©n destaca entre estos giallos de vocaci√≥n anticlerical Non si sevizia un paperino, de Lucio Fulci, pel√≠cula que proyecta el conflicto a una dimensi√≥n diferente, revelando la manera perversa en que los ideales de purificaci√≥n espiritual son utilizados para justificar asesinatos de menores por parte de un sacerdote. Fulci preserva el misterio de las muertes hasta la magistral escena final, en donde alterna, bajo el delirio m√≠stico relatado en off por el cura, planos gore de su ca√≠da mortal contra las rocas verticales de un acantilado, junto a im√°genes id√≠licas de ni√Īos jugando con inocencia al sol".
Carlos Pag√©s, “Pinta tu aldea (de amarillo): introducci√≥n al giallo” 

Tenebre, (Dario Argento, 1982)

“Cuando los recorridos del crimen se trasladaron del escenario pol√≠tico a los submundos de la cr√≥nica negra -ya sea ambientada en Estados Unidos o en pa√≠ses de la Europa continental asediados por divisiones e intrigas en plena Guerra Fr√≠a- surgieron exponentes m√°s claros del giallo, tal vez incluso m√°s puros, en los que el asesinato y la sangre se combinan con un erotismo perversamente l√ļdico que hace de la investigaci√≥n criminal un territorio de permanentes sorpresas”. 

Paula Vázquez Prieto, "La mirada política en el giallo: del film noir al poliziesco


Los que anteceden son fragmentos de sendos art√≠culos que componen el recientemente publicado Giallo..., uno de los pocos libros en castellano sobre este subg√©nero cinematogr√°fico nacido en Italia a principio de los 60, cuya influencia llega a muchas pel√≠culas contempor√°neas. Editado en forma independiente, Giallo... contiene textos de 19 distintos autores e incluye una entrevista in√©dita a Dar√≠o Argento. 

Entrada la noche, Giallo... en La otra.

Deliria, (Michele Soavi, 1987)

s√°bado, 18 de mayo de 2019

Monstruosidad, metamorfosis y feminismos


El jueves pasado, MUA (Mujeres Audiovisuales) realizó en Casa Sofía su primera jornada audiovisual feminista, que llevó el título de este post. El texto que invitaba al encuentro decía:

La mujer can√≠bal, la bestia, la vampira. Mujeres animalizadas, monstruosas, metam√≥rficas, subhumanas. 

“Como una t√°ctica de supervivencia dentro de sistemas obligatorios, el g√©nero es una actuaci√≥n con consecuencias decididamente punitivas. Los g√©neros diferenciados son una parte de lo que “humaniza” a los individuos dentro de la cultura actual; en realidad, sancionamos constantemente a quienes no representan bien su g√©nero” Judith Butler, El g√©nero en disputa, "Actos corporales subversivos". 

“Soy un ser violento, Ileno de rugientes tormentas y de otros fen√≥menos catastr√≥ficos. Por ahora, lo √ļnico que puedo hacer es comenzar y recomenzar de nuevo porque si quiero escribir tengo que comerme, como si mi cuerpo fuera comida” Kathy Acker, The End of the white men.

La mayor√≠a de las pel√≠culas de monstruos de la industria global, que perpet√ļan la mirada masculina, tienen como v√≠ctima esencial una mujer blanca, generalmente joven, imagen de la pureza, la fragilidad, la belleza, el deber ser de una buena piba (desde King Kong a Dr√°cula). Otro es el caso de la v√≠ctima sexualizada, que es una provocadora que merece morir. El punitivismo del goce es un cl√°sico del gore y de las pel√≠culas de asesinos seriales y sobrenaturales como Jason, pero ¿qu√© pasa cuando la monstruosidad la encarna una mujer en el cine contempor√°neo realizado por mujeres?


Cuestiones sugestivas, desafiantes, problem√°ticas, que vamos a abordar este domingo en La otra.-radio. 12 de la noche, FM 89,3, Radio Gr√°fica online ac√° o ac√°.

viernes, 17 de mayo de 2019

Una estrategia narrativa de la dominación


La funci√≥n de lo que no enga√Īa y el principio de la credibilidad general 

por Lidia Ferrari (1)

Estamos en este momento inmersos en un mundo donde hay cada vez más procedimientos técnicos para producir creencias haciendo creer lo que muchos creen.

Como dice Wittgenstein, por el hecho de vivir en comunidad, no se puede estar en estado de verificaci√≥n permanente, pues se desarrollar√≠a una posici√≥n paranoide insostenible para la vida cotidiana. No se puede verificar cada dicho de una persona en la cual se conf√≠a, en la cual se cree. Necesitamos una certeza, pero que no es la de la estructura psic√≥tica sino esa certidumbre a la que se refiere Wittgenstein, la que nos permite “creer” y por lo tanto saber y descansar en que la tierra es redonda y que 2 + 2 = 4 (2). Lo que har√° decir a Wittgenstein que “en el fundamento de la creencia bien fundamentada yace la creencia sin fundamentos” (3). La historia de la humanidad y sus enunciados no pueden ser verificados por cada individuo. No podemos dudar de todo, porque todo perder√≠a sentido y ser√≠a imposible el lenguaje mismo.

De manera similar, Lacan destaca la funci√≥n de lo que no enga√Īa. ¿Qu√© es esta funci√≥n de lo que no enga√Īa que se presenta en forma diversa en diferentes culturas? Se trata del Dios que no puede enga√Īarnos o de lo real, ese real que “no puede jugarnos sucio” pues es esencial a la constituci√≥n del mundo de la ciencia, por ejemplo, cuando dice Lacan: “nada se hace adrede para arruinar nuestros experimentos y reventar nuestras m√°quinas” (4) .

El otro en tanto sujeto puede mentir, pero el Otro “que est√° siempre en su lugar, el Otro de los astros, o si prefieren el sistema estable del mundo”, ese es el que no enga√Īa. Esto significa la necesidad de que haya “un sistema de orientaci√≥n de nuestra experiencia” (5) , dice Lacan.

Es en la vida cotidiana que cada tanto es preciso que se asista a la funci√≥n de un Dios que no enga√Īa. Se debe renovar cada vez la prueba de que en el horizonte y el medio en el que se vive hay algo que no enga√Īa. En ciertos momentos culturales por razones de √≠ndole pol√≠tica o de cierto ordenamiento social este “Dios que no enga√Īa” cumple su funci√≥n a medias, o no las cumple, y lo que all√≠ se resquebraja son ciertas formas de lazo social que muestran las heridas de los sujetos que se quedan sin ciertas matrices no enga√Īosas de la realidad.

Cuando en pol√≠tica se apela a la ficci√≥n para mentir y enga√Īar, el campo ficcional se oculta. Hay la ficci√≥n de que no es ficci√≥n.

El an√°lisis de la creencia permite comprender c√≥mo hasta las mentiras m√°s evidentes y est√ļpidas pueden ser cre√≠das. Los impostores, los c√≠nicos y los pol√≠ticos mentirosos se valen de la condici√≥n de ser cr√©dulo de todo sujeto en tanto para habitar el mundo y poder relacionarse con los otros es preciso que haya alg√ļn tipo de certeza, ya sea fundada en la autoridad, como plantea Wittgenstein, en la funci√≥n de algo que no enga√Īe, seg√ļn Lacan o en el principio de la credibilidad general analizada por Michel de Certeau.

Una de las conclusiones a que nos conduce esto es que quien se ubica desde una posici√≥n de privilegio y poder y desconoce escr√ļpulos √©ticos para la mentira y el enga√Īo est√° en condiciones de atrapar en su red a quienes ocupan el lugar de incautos de la verdad.

Una de las inestables consistencias en las que se sostiene el mundo es precisamente la del sostén de la frontera entre realidad y ficción. Si aceptáramos que estas fronteras son tan laxas como para que desaparezcan las diferencias entre ellas, la lucha sería sólo por la hegemonía de los relatos que quieren aparecer como reales o verdaderos. En un siglo XXI dominado por los medios de comunicación como creadores de realidad, la lucha por la hegemonía no se jugaría tanto en el campo de las acciones políticas sino en la capacidad para dar a creer lo que se quiere hacer creer.

Quien se instala en el poder a través de la mentira y de la manipulación de los relatos es más poderoso que su incauta víctima, quien cree en la palabra del Otro. Todos aquellos que inescrupulosamente pueden manipular cierto orden de creencia pueden fácilmente ocupar una posición dominante sobre los demás, en particular porque la ética de la verdad no los limita.

¿Cu√°les ser√≠an las consecuencias sociales y subjetivas cuando ciertos marcos que otorga la realidad en la que se vive no puede ya dar orientaci√≥n sobre lo que es cierto y lo que no lo es, sobre la diferencia l√°bil y precaria, pero existente, entre mentira y verdad; cuando tambalea el par√°metro que pueda servir de referencia para poder decidir lo que es falso y lo que no lo es?

En este sentido, dice Hannah Arendt que “el resultado de una consistente y total sustituci√≥n de las mentiras por la verdad factual no es que las mentiras vayan a ser aceptadas en adelante como verdad, y la verdad se difame como una mentira, sino que el sentido por el que establecemos nuestro rumbo en el mundo real y la categor√≠a de verdad contra falsedad queda destruido”. Y agrega: “Para este problema no hay remedio” pues “No es m√°s que la otra cara del inc√≥modo car√°cter contingente de toda la realidad objetiva” (6) .

Desde ciertos lugares de poder que promueven el statu quo con voluntad imperialista, que atacan a las posibilidades de la democracia o a la voluntad soberana de los pueblos, han reparado en esta funci√≥n de lo que no enga√Īa y que en cada √©poca es diversa. En este momento pretenden hacerla cumplir a trav√©s de los medios de comunicaci√≥n. Como ella funciona en autom√°tico, ejercen la funci√≥n de lo que no enga√Īa, precisamente enga√Īando.

NOTAS

1 - Lidia Ferrari, Decir de mujeres. Escritos entre psicoan√°lisis, pol√≠tica y feminismo, Cap√≠tulo Psicoan√°lisis y pol√≠tica, “Una estrategia narrativa de la dominaci√≥n y la Verleugnung freudiana”.

2- Hanna Arendt, citando a Groot tambi√©n dice, subrayando la fuerza de la verdad frente al poder pol√≠tico, que “Ni siquiera Dios puede lograr que 2 + 2 no sean 4”. Arendt, Hanna. Entre el pasado y el futuro. Ocho ensayos sobre la reflexi√≥n pol√≠tica, Barcelona, Pen√≠nsula, 1996.199.

3 - Wittgenstein, Ludwig. Sobre la certeza. Barcelona, Gedisa, 2006. §251. Pag. 33c

4- Lacan, Jacques. El Seminario. 3. Las Psicosis. Buenos Aires: Paidós, 1991.p.97

5 -Lacan, Jacques. El Seminario. 3. Las Psicosis. Buenos Aires: Paidós, 1991. p.109

6- Arendt, Hanna. Ob. Cit. p. 285

miércoles, 15 de mayo de 2019

La implosión de Cambiemos y el olor a napalm



Marcos Pe√Īa les baja l√≠nea a sus subordinados ante la inminente ca√≠da en desgracia de su mentor: "Tenemos que ser como los vietnamitas".

Hay olor a napalm.

Los radicales dicen que no saben si quieren que macri sea candidato. La Carrió les dice que le dan asco por no hacerse cargo de la derrota que sufrieron en Córdoba.

Una escena en el Congreso:
Carrrió a Massot: Sabía que eras pícaro pero no tan hijo de puta.
Massot a Carrió: Sos una irresponsable, estás destruyendo todo, el desastre de Córdoba es por tu culpa.
Tienen razón ambos

Nadie sabe hasta cuándo seguirá la Alianza Cambiemos ni quién sería su candidato. El presidente de la UCR dice que hay que cambiar la marca.

El Biunvirato de la CGT colaboracionista llama a paro general para el 29 (cincuentenario del Cordobazo).


Detienen al asesino de Rafael Nahuel, que hab√≠a sido protegido por la Bullrich durante todos estos a√Īos.


Ramos Padilla procesa al fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone (consecuencia del fallo de c√°mara de ayer para que siga con la causa D'Alessio), y en el texto de procesamiento el juez vincula a Bidone con Stornelli y Arribas.

El Consejo Evaluador del Ministerio P√ļblico Fiscal le aconsej√≥ hoy al procurador Casal que le haga sumario administrativo a Stornelli por no haberse presentado a prestar declaraci√≥n indagatoria en el caso D'Alessio.

La Corte pide supervisar los expedientes de la causa del primer juicio oral contra Cristina, que iba a empezar la semana que viene. Dispuso revisar si no hubo irregularidades procesales que lleven este juicio hacia su nulidad. La disposici√≥n tiene cuatro votos. El presidente de la Corte, Rosenkrantz, vota solo. No llega esa foto que Magnetto y Pe√Īa esperaban con ansias: Cristina sentada en el banquillo el pr√≥ximo 21. Desde TN arengan para que los vecinos de Las Ca√Īitas y Recoleta caceroleen desde sus balcones contra una disposici√≥n votada por cuatro miembros de la Corte. ¿Pensar√° Clar√≠n destituir a los supremos? L√°stima que Bonad√≠o no tiene hoy la pulenta necesaria para dictar prisi√≥n preventiva para Lorenzetti, Rosatti, Maqueda y Highton obstaculizar a la Justicia.

La causa fotocopias está paralizada por los problemitas de Bonadío y Stornelli. Era la causa más importante de la Historia Argentina. Ahora está en un impasse indefinido.

Se va desmoronando un poder que parecía invulnerable.

Esos que te prometen un cambio y en cambio est√°n matando a la cultura


Si hay razones pa' vivir
entonces que una sea esta
buscando en el arte respuesta para esta existencia
que tanto nos cuesta.

Traje razón de la calle
y este brebaje de apuestas
¿qui√©n dijo que todo estaba perdido?
A los pibes nos sobran las fuerzas.

A las pibas les sobran las fuerzas
aunque esté todo tan jodido
a los pibes nos sobran las fuerzas
para ganar el partido.

No digan que todo est√° perdido
no digan que todo est√° perdido
todavía nos sobran las fuerzas
para dar vuelta el partido.

Yo no rapeo por rapear
vengo a ocupar un lugar
vengo a bailar
a vacilar
a defender la memoria
esa que hace tiempo nos quieren robar.

Los dinosaurios que siempre la ponen oscura
con su mano dura
de esos que te prometen un cambio
y en cambio est√°n matando a la cultura.

El tiempo puede pasar
y su voz sigue siempre presente
en la gente que quiere verdad
y la unión de todo un continente.

El tiempo puede pasar
y su voz sigue siempre igual
documento inalterable
de nuestra identidad.



Wos en el homenaje a Mercedes Sosa en los Premios Gardel compartió el escenario con Teresa Parodi, Luciana Jury y Víctor Heredia.