Cadete






martes, 28 de mayo de 2013

Lucas Carrasco con el Pájaro Salinas (no con Pablo Marchetti) hablando en La otra.-radio (no en Perfil) hace un año (no el domingo pasado)


El kernerismo tiene estas cosas. Hace un año, menos de un año, hicimos en La otra,.radio nuestra Maratón Bestial de todos los inviernos (toda una noche en el aire, desde la hora 0 hasta las 6 de la mañana). Invitamos al Pájaro Salinas para hablar de la re-reelección de Cristina, del kirchnerismo, del periodismo, de Lanata, etc.

Anuncié su presencia unos días antes y Lucas Carrasco se comunicó conmigo, diciéndome que quería compartir este momento radial con el Pájaro. Obviamente, dije que sí.

Y fue un buen momento.

El Pájaro: "Una sola cosa a favor del kirchnerismo, de la época esta que nos ha tocado vivir. Yo toda mi vida tuve una enorme desconfianza por los símbolos nacionales, la escarapela, la bandera. Cuando hice la colimba y a la mañana cantaba Aurora, pensaba 'esta es una marcha que hizo un tano que debía ser un hijo de puta -pobre, yo no sabía si era un hijo de puta- a pedido de la Logia Patriótica, para agarrar a los polacos y cagarlos a trompadas', ¿viste?... 'Alta en el cielo un águila guerrera'. Y con el kirchnerismo esto se revirtió [Lucas acota: "de acuerdo"]. Y hace que los boludos grandes como nosotros nos emocionemos cuando a las 12 de la noche escuchamos cualquier versión del Himno, la Filarmónica, la de Charly, cualquiera... Esta historia de sentir que de golpe y porrazo, de la derrota más espantosa del neoliberalismo salimos a una época que tiene que ver mucho con la época liminar de nuestras naciones... Cuando volvés a esa época, la época de las guerras de la independencia y decís '¡uy, llegamos a la segunda independencia, estamos en esa época', te agarra un agradecimiento cósmico, es como cuando uno sale con la mujer más linda o escucha la música más maravillosa...".

Le pregunté a Lucas: "¿El kirchnerismo le sacó aburrimiento a la Argentina?". Me contestó:

"¡Imaginate, imaginate! Discutimos los 400 tuiteros K... ¡Todo hay que discutir! ¡Todo! Ponele, la pelea de Hadad con Cristóbal López. Yo todavía no tomé posición, admito mi pecado, todavía no sé cuál es el bueno y cuál es el malo. ¡Todo tenés que tomar posición, todo es dramático, todo es un kilombo! Y ahora que gracias a Lanata, la derecha está igual. Lo único es que la derecha es más relajada, una vez por semana, los domingos, la derecha asiste a misa con el obispo. Pero nosotros ¡todos los días! ¡todos los días! Y te llaman y te dicen: '¡no! ¿viste lo que dijo Susana Viau?'. ¡Pero eso lo leés vos nada más!".

Etc.

El audio completo de la charla se puede descargar acá.

Eso fue hace un año. La semana pasada Lucas tuvo su raid mediático (por llamarlo de alguna manera). Y el Pájaro se calentó y le dio de lo lindo. Y de lo feo. (Lucas Carrasco cambia de bando). Duele leerlo. En uno de los pasajes más tiernos, el Pájaro dice de Lucas:

"Y es que Carrasco no está mirando más que su ombligo. Aunque cite las banderas de la Unión Suramericana que levantaba Felipe Varela, no tiene en cuenta que esa historia empezó hace mas de doscientos años, y que no se trata de la función de un viejo cine continuado, que empezaba cuando uno llegaba...".

Y es uno de los pasaje más tiernos, se los aseguro. Lo rescato porque el que ahí habla es el viejo luchador de mil batallas, un periodista de formación clásica (es decir: pre-lanatista, pre-pergolinista y pre-marchetti) y un militante curtido del movimiento nacional y popular, que apela a esos 200 años de historia de los que los dos hablaban en su charla del invierno pasado. Está dicho con enojo, pero supongo que Lucas todavía puede aprender de este tipo algo que en Perfil no va a encontrar.

Después, el domingo Carrasco apareció en un reportaje en esa cloaca de Fontevecchia que seguramente no va a quedar entre los momentos más brillantes del bloguero entrerriano y que me hizo enojar. En fin.

El Pájaro está escribiendo sobre la década kirchnerista para la edición del 10° aniversario de revista La otra. Y con Lucas nos vamos a encontrar pronto en una mesa de debate en la facultad de Ciencias Sociales en el barrio de Constitución.

Los temas con que musicalizamos ese encuentro eran de Johnny Cash. Entre ellos este:



Estos son dos videos de aquel encuentro que en su momento no publiqué y hoy me gustan. Prefiero retener esta imagen y confiar en que los melones se va a acomodar en el camino.




Hay más videos en este post del invierno pasado.

5 comentarios:

julieta dijo...

leí varios posts, saltando de uno a otro... qué quilombo... :(

Carlos G. dijo...

A mí me parece que cualquiera puede, en una marco de coincidencia ideológica, tener diferencias con el gobierno y hacerlas públicas.
Estoy a favor de las críticas de los que apoyan el proyecto; de los opositores no espero nada.
Pero pienso que habría que cuidar la forma de expresarlas y no darle de comer a los dinosaurios.
Digo ésto y me acuerdo de Jorge Taiana. Es un buen ejemplo.

Nando Bonatto dijo...

Carrasco se enfermo de estrellismo y cayo , totalmente brotado,en el insulto bajo contra Cristina.
Cuando empezo con catarata de insultos en tweet,lo estaba leyendo y pense en un ataque de paranoia por las cosas que escribia,me dio bastante pena,aunque largaba mucha mierda .
Es el Pity Alvarez del mundo bloquero

Diego Quiles dijo...

triste desierto de los que corren por esta "izquierda".

Adriana dijo...

La verdad es que la entrevista de Perfil es tristísima. No sé si será la edición porque realmente Carrasco siempre me pareció lúcido, a veces sacado, otras no he estado de acuerdo con lo que ha dicho, pero siempre me pareció muy lúcido, en esa entrevista parece tanto o más pelotudo que Marchetti. Le tiraron con la ley antiterrorista y no dijo nada? Marchetti le dijo que hoy el panorama político era distinto porque la segunda fuerza era de centro izquierda y Carrasco no dijo nada? Ahora pensará que en REcoleta quieren que Hermes lance nomás la reforma agraria y por eso lo votaron?
Además en el curso de la entrevista se dice y se desdice, va y viene, no sé si tratando de recular en chancletas o de verdad está en divo. (Bueno, el intermezzo con los dos hablando de sus cositas del corazón va por ese lado, madre querida).
Muy lamentable todo.