¿Esto no es un golpe?

Son crímenes de Lesa Humanidad de los que los gobiernos sudamericanos son cómplices.

jueves, 17 de octubre de 2019

Solo el cine


Solo el cine (J. L. Godard, 1998, 26 minutos) se proyectará este sábado a las 19:30 en el ciclo de cine La otra, Ayacucho 483. En el programa, Alemania en otoño (capítulo de Fassbinder, 30 minutos) y los cortos musicales de Bjork Mutual core y Crystalline.



Este episodio de Historia(s) del cine que veremos el sábado en Ayacucho 483 contiene una conversación de Godard con el crítico Serge Daney que expone el corazón que anima la totalidad del proyecto:

Daney: Evidentemente tenías que ser tú quien hiciera esta historia. Lo que me llama la atención es que esto sólo podía venir de alguien
de la generación de la nouvelle vague.

Godard: Historia(s), con una s.

Daney: Eso es, ahora hay muchas maneras de contar, muchas historias. La nouvelle vague que comienza a hacer cine en los 50, en los 60...

Godard: Me alegro de que digas 50 y 60.

Daney: Sí, por los cortometrajes.

Godard: Y además también la crítica, porque al hacer crítica estábamos ya haciendo cine.


Daney: Quizá la única generación que se encontró a la vez en la mitad del siglo y en la mitad del cine. Es decir, ustedes disfrutaron
de un privilegio extraordinario y si nos atenemos a la idea de que el cine es un asunto del siglo XX.

Godard: Es un asunto del siglo XIX que se resolvió en el siglo XX, algo que había comenzado mucho antes.

Daney: Ustedes tuvieron la suerte de llegar lo suficientemente temprano para heredar una historia que ya era rica y complicada y agitada, la suerte de haber tenido bastante tiempo para ver muchos films, como cinéfilos y como críticos, y formarse un criterio personal
de lo que era importante en esa historia.

Godard: Y tener un hilo conductor, aun si hay lagunas sabíamos que Griffith vino antes de Rosellini, Renoir antes de Visconti.

Daney: El momento preciso de vuestra aparición en una historia que ya se podía narrar que aún se podía narrar...

Godard: Pero nunca narrada, había sido contada pero nunca narrada.

Daney: Había mucho saber y mucha pasión, para decir que se llega antes de algo y después de algo. SAber quién viene después de ustedes, una oportunidad única de hacer historia.

Godard: Y no porque hubiera demasiados films. Hay muy pocos y cada vez menos. La idea que puedo expresar ahora es que el cine era la única manera de darme cuenta de que yo tengo una historia como persona. Pero si no hubiera cine, yo no sabría que tengo una historia.

No hay comentarios: