martes, 20 de diciembre de 2016

La Corte Suprema puede dar solución a la detención arbitraria a Milagro Sala, pero mira para otro lado

Eugenio Zaffaroni visitó a Milagro Sala: “Esto es un disparate. Es la quiebra del Estado de Derecho"



Apenas una de las guardias abrió la reja que separa el ingreso de la Unidad 3 de la cárcel de Mujeres ubicada en Alto Comedero, Eugenio Raúl Zaffaroni, integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se fundió en un abrazo que pareció interminable con Milagro Sala, detenida arbitrariamente desde el 16 de enero. “Mi líder latinoamericana”, le dijo el ex integrante de la Corte Suprema de la Nación al oído con una sonrisa que no se apagó durante las dos horas que compartieron la mesa y charlas sobre la situación de la provincia, su juicio y los recuerdos de militancia de la actual diputada del Parlasur.

Tras los saludos, el reconocido juez le contó a Milagro Sala lo que ya había dicho antes públicamente: “Disculpá que no vine antes. Me daba vergüenza como abogado, como jurista, como escritor de libros jurídicos, como profesor de derecho”. En ese momento, el presidente de la Asociación Latinoamericana de Juristas, Beinusz Szmukler, que acompañó al ex magistrado de la Corte Suprema junto a los abogados Alfredo Luis Fernández, Mario Orlando Perotti y Alejandro Guillaume y Ricardo Carrizo de los Curas en Opción por los Pobres, agregó: “¿Cómo explicarte desde el derecho por qué estas presa?”. Y Milagro, con voz firme y contundente le respondió: “Nosotros entendemos muy bien por qué estamos presas. Es una decisión política”, dijo.

Durante la charla, que por momentos era interrumpida por uno de los nietos de Milagro Sala de 8 años que le pedía jugar con ella, dialogaron sobre la falta de independencia del Poder Judicial en la provincia, las arbitrariedades y el hostigamiento al que es sometida junto a las otras compañeras detenidas, el estado policial y represivo que se instaló en Jujuy desde que asumió la gobernación Gerardo Morales y cuál es el Jujuy que viven la mayoría de los habitantes de la provincia: el del incremento de la pobreza, de la desocupación y la persecución. También Milagro contó anécdotas sobre sus inicios en la militancia, sobre la construcción de la Tupac Amaru y la dignificación de los más humildes. “Tenes que empezar a escribir”, le recomendó Zaffaroni. “Ya saltaste de Jujuy y de Argentina. Sos una líder regional”, le aseguró en consonancia con las palabras que había dicho al inicio del encuentro. Y agregó: “Y eso tiene un costo”. A las 6 de la tarde, y ante la advertencia de las guardias que indicaban el fin del horario de visita se despidieron: “Seguiremos en contacto”, le dijo Zaffaroni en otro sentido abrazo.

A la salida del penal, el integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dialogó con la prensa. Y señaló: “Esto es un disparate. Es la quiebra del Estado de Derecho y me parece que tendrían que empezar a pensar en cómo se resuelve y en como salir con el menor costo posible para ellos. Me parece que la solución la puede dar la Corte Suprema de Justicia de la Nación reconociendo los fueros. Sería lo menos desprolijo y lo menos costoso para el gobierno que por otra parte podría decir que respeta la independencia judicial. Eso podría ser la solución más rápida”, aseguró.

“La encontré bien, asumiendo el rol con todas las dificultades subjetivas y la encontré fuerte”, dijo en relación a cómo había visto a Milagro Sala.

Por último y en relación al proceso judicial que comenzó esta semana en el Tribunal Oral Federal por la causa conocida como “la de los huevos” en la que se la acusa de ser instigadora de una manifestación pública en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas en 2009, Zaffaroni expresó:” Según todo lo que vengo viendo no hay ninguna prueba de que Milagro haya sido la autora mediata o la instigadora de ese episodio. Creo que esto razonablemente tendría que terminar en una absolución. Pero el problema no es esta causa, que es realmente menor, sino es la clonación desprolija de causas que están haciendo. Ya están inventando cualquier cosa. Yo alguna vez dije que la iban a acusar de estupro con escalamiento. Están haciendo de un modo mucho más desprolijo lo que de alguna forma están haciendo con Cristina. Clonación e invención de causas y están manipulando la justicia que está parcialmente partidizada”.

Informe: libertadamilagro@listas.filo.uba.ar