Cuánto

Cuánto
Cuánto te falta

jueves, 1 de diciembre de 2016

Francisco, sobre el acuerdo entre Stanley y el Evita: "No podría decirle a la gente que se quede quieta porque le tiran una limosna"

Una interlocutora del Papa desmiente a Horacio Verbitsky y descalifica el acuerdo del Evita y CTEP con el macrismo


Clelia Isasmendi es una de las fundadoras del Observatorio de la Riqueza Padre Pedro Arrupe para un Nuevo Sistema Financiero y Comunicacional Mundial. Estuvo el martes pasado con el Papa Francisco y ahora cuenta su versión sobre el pacto de desmovilización que firmaron los dirigentes del Movimiento Evítala, Chino Navarro y Emilio Pérsico, junto a Juan Grabois del CTEP, con Carolina Stanley por parte del macrismo. Isasmendi concedió ayer a la tarde una entrevista a Cynthia Ottaviano en su programa Volver a las fuentes de Radio del Plata (para escuchar el audio de la entrevista completa, clickear acá):

Clelia Isasmendi: Ayer estuve en Roma, estuve con Francisco 45 minutos, fui a contarle cómo venía el tema del Observatorio, dado que nosotros habíamos estado con él el 24 de febrero, proponiéndole hacer este Observatorio. La realidad es que no es sólo para observar. Es el Observatorio de la Riqueza para un Nuevo Sistema Financiero y Comunicacional Mundial. Porque nosotros partimos de la base de que es lo financiero lo que nos está volviendo pobres. No es que somos un pueblo pobre o un país pobre, sino que nos roban toda la riqueza. Si no tenemos un nuevo sistema comunicacional, nos pasa lo que nos pasa: no podemos llegar a nadie, todo es una gran mentira, los medios de comunicación masiva responden al establishment. Entonces nosotros decimos que hay que cambiar el sistema comunicacional porque, si no, vamos a perder siempre, la gente va a perder siempre sus derechos, nos van a seguir robando y nos van a seguir manteniendo hipnotizados. En este momento la Argentina es un país hipnotizado, que no puede reaccionar ante tamaña expoliación que se está haciendo del país. La cuestión no es observar, porque hay un montón de gente que observa. Pero el tema es que si vos hacés un diagnóstico, de qué manera salís de ese diagnóstico.

Hablamos con el Papa - sigue Isasmendi- de dos notas que salieron este fin de semana en Página 12 [esta y esta] referidas al arreglo que hicieron Pérsico, el Chino Navarro y Juan Grabois con el gobierno de macri, un acuerdo por el cual el gobierno les iba a dar tres mil millones de aquí al 2019 [sic] y [a cambio de eso] los movimientos sociales se comprometían a mantener la paz y no molestar. Cuando yo le comenté eso a Francisco él se enfureció, la realidad es que se enfureció, porque dijo: "Nunca jamás estuve enterado de esa negociación y jamás diría que hay que negociar en esos términos". Una de las razones por las que yo quería salir al aire, además de hablar del Observatorio, es decir esto: que no es cierto lo que dice Horacio Verbitsky, que no es cierto que eso fuera una orden papal. Él no sabe de dónde salió eso, porque nunca supo que se iba a hacer ese acuerdo. Yo le mostré la nota, le leí, le conté de qué se trataba el acuerdo y me dijo: "No, bajo ningún punto de vista jamás yo diría una cosa así, cuando yo siempre digo 'hagan lío'; yo no podría decirle a la gente que se quede quieta porque le tiran una limosna".

Cynthia Ottaviano: "Vos estás haciendo referencia al acuerdo que tuvieron las organizaciones sociales con el gobierno de mauricio macri, del que se publicó la solicitada con los términos de ese acuerdo para implementar distintas partidas presupuestarias de aquí a 2019. Y lo que publicó Horacio Verbitsky es que se quitó [de esa solicitada] el punto en el que las organizaciones se comprometían a no reclamar durante estos tres años. Vos lo que decís es que el Papa desmiente que esta haya sido una orden de él".

Clelia Isasmendi: "Jamás, jamás fue una orden de él, él nunca se los dijo a los movimientos sociales, nunca se los diría. Yo lo conozco a Francisco hace muchísimos años, era muy amigo de mi madre, yo soy la hija de Clelia Luro, la viuda de Monseñor Podestá, sé cómo piensa y cuando hablamos lo hacemos a calzón quitado. Cuando le comenté lo de la nota, le pregunté: '¿Me das autorización para que yo lo desmienta?'. Y me dijo: 'Por supuesto que te doy autorización, y después yo voy a leer la nota y voy a sacar una desmentida, porque eso no es cierto". Lo que hicieron los movimientos sociales, que el párrafo [del acuerdo que decía] que no iban a hacer movilizaciones y se iban a portar como chicos buenos, para decirlo en idioma de la calle, ese párrafo estaba cortado de la solicitada, nosotros sabemos que eso ha producido muchos problemas en la interna de los movimientos. La verdad es que yo no sé qué pensaban estos chicos".

Ottaviano: "¿Y el Papa también consideró que es una limosna? ¿Qué dijo?"

Isasmendi: Sí, dijo que es un boleto de compra-venta. Yo la verdad es que no entiendo por qué escribieron esa nota, yo me voy a dedicar a desmentirla todo lo que pueda, porque sé que no es cierto. Habría que preguntarles a Pérsico, a Juan Grabois y al Chino Navarro en qué estaban pensando cuando la firmaron. Yo no sé, ¿ellos creen que es mejor algo que nada? Y yo no sé, no estoy para nada convencida de eso, la dignidad no se negocia.

Ottaviano: ¿Por qué el Papa se enfurece cuando le leés la nota?

Isasmendi: Porque nunca él lo dijo, nunca él les dijo a los movimientos sociales que negociaran cualquier cosa, nunca les dijo que negociaran para mantener la gobernabilidad. Jamás les dijo eso. Dijo: "Jamás esas palabras salieron de mi boca". Entonces quién se las puso en su boca, no sé. Habría que preguntarle o a Horacio Verbitsky o a los movimientos sociales. Él no piensa eso.

Ottaviano: ¿Qué es lo que piensa, contanos?

Isasmendi: ´El cree que la gente tiene que pelear por su dignidad y pelear por las conquistas que se hicieron, y tiene que pelear por sí misma, no se les puede imponer que por una migaja de plata no salga a reclamar lo que le es lícito y justo reclamar. Hubo muchas personas que nos enojamos con ese acuerdo, recién estaba escuchando los mensajes [que salían por la radio] al aire, hay mucha gente que está enojada.

(Para escuchar el audio de la entrevista completa, clickear acá)

2 comentarios:

Fabio dijo...

Que tesitura con el tema ¿Que es lo que se le exige al movimiento Evita? ¿Desde donde?

El evita no esta frenando ninguna revolución, ni impidiendo la articulación política del campo popular, mucho menos desinflando la lucha contra las políticas del macrismo (no hay ninguna otra organización de las consideradas grandes que se haya quedado sola en la "resistencia").

El encono que se les ve a un sector, minoritario pero sobre representado, pasa por como les gustaría que fuera la resistencia a este gobierno desde la ilusión de que existe una sociedad mas comprometida con otro paradigma político/económico (Para ponerlo en números, en diputados el bloque del fpv cuenta con, mas menos, 70 diputados y el del evita con 6!)

Las acciones del evita tienen que ser vistas desde un punto de vista mas gremial: conseguir recursos para las cooperativas que integran su organización gremial y que el estado reconozca, por primera vez, a los trabajadores de la economía popular.

Una organización política que no forma parte del gobierno no es capaz por si misma de imponerle ninguna política si atrás no hay un sector social articulado entorno a ella (Todos queremos que se vaya maurizio cuanto antes pero todavia tiene banca, aunque no se quiera creer.). Tampoco se puede sostener la capacidad de movilización si no consigue conquistas concretas de cara a sus militantes durante las luchas que plantee.

Ponerse en escribano sobre las condiciones del acuerdo, es una tontería. La realidad cambia minuto a minuto y si cambia el contexto social, cambia el acuerdo. Todos los sabemos.

Repito, el problema, si que existiese un problema, no son los 6 del evita. Hay que mirar un poco mas que están haciendo (y quienes son!) los otros 70 que no vienen haciendo nada desde la última campaña.

pitch dijo...

Bueno, el Papa viene prestándose para que lo usen de escudo y/o ariete un arco e personajes verdaderamente sorprendente (gente cuya confesionalidad, encima, es de una impostura tan patética que escandaliza). Si comprendemos que Bergoglio, de ingenuo, no tiene un pelo, su indignación no resulta demasiado verosímil. Saludos.