Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

domingo, 29 de diciembre de 2013

De SubRosa a Sabbath y de Mastifal a Gardenia

El raconto musical de Gabriel Medina

Si hacer un raconto de los grandes aciertos discográficos de este 2913 implica restringir la mirada a la exaltación de grandes trabajos de las figuras luminarias o a los nichos de mi preferencia, nos perderíamos la oportunidad de explorar qué otros aportes estarían sumando a enriquecer la cartografía musical, que como el universo, se encuentra en constante expansión. En estos siempre antojadizos lances de pretender dar cuenta de “los más mejores”, no fue este el mejor año para la música y, en el ámbito nacional, de los escasos ejemplos que traigo, probablemente la mitad no califique para ingresar a una antología de la década. Finalmente el tiempo es siempre el mejor antologista.

Mejores discos internacionales

#5

SubRosa - More Constant than the Gods

Con su cuarto trabajo, Sub Rose me generó el entusiasmo noventoso de ir cada domingo por la mañana al Parque Rivadavia a conseguir copias de cassettes para que una tarde de sorpresas nos esperen para ser deleitadas, rueda de mate mediante. Eran las épocas del ascenso del Avant Garde nórdico, y como en este disco, nada estaba cantado. Uno lo pone y si bien hay estructura de canción y elementos doom que cartografían la escucha, el particular uso de las cuerdas, las disonancias, la psicodelia, la mala onda sludge y el minimalismo postmetal condimentando estratégicamente su economía de efectos, haciendo de su escucha un viaje cautivante.



#4

Gosth - Infesstisuman

Estos suecos disputan con los locales El mató a un policía motorizado el puesto a “banda más sobrevaluada de la década”, es cierto. En esta segunda entrega sin embargo, Papa Emeritus II y sus esbirros sin nombre dejan entrever sin ningún pudor su plan maestro de conquista global. Si el truquito del satanismo y los disfraces suele ser una combinación oportuna, aunque fugaz cuando no hay canciones que la respalden, en su caso las composiciones sobran y al halo de misterio sobre sus integrantes suman el encanto pop de sus composiciones. Menos preocupadas por tributar a Blue Oster Cult, UFO y ese cálido sonido vintage que los acompañó en la primer placa, y más concentrados en seducir con el infernal encanto de los hits que se amontonan en este disco tributando al maléfico: el diablo vuelve a meter la cola.



#3

Riverside - Shine of the new generatión slaves

Con Memories in my head, su anterior EP (tres canciones en 35 minutos...) los polacos daban un volantazo a sus exploraciones kingcrimsonianas para ir en busca de la psicodelia perdida, como quien se permite intentar volver a la pureza de un amor adolescente a sabiendas de las arrugas que ya curten su piel. En este trabajo proponen un balance más equilibrado entre intuición y racionalidad marcando el camino con riffs purpúreos, pero por sobre todo con la serena y conmovedora voz de Duda, ante la que no se puede estar impávido. Una gema del hard progresivo que parece advertirnos que lo mejor de los 70 subsiste con proyección y vitalidad, a pesar del sabotaje y la banalización de sus epígonos.



#2

Savages - Silent Yourself

Refrescante agrupación femenina que no le teme a los desbordes y a la intensidad sin represiones ni imposturas. Con un energético sonido de trío profundamente enclavado en el after punk de los 80 como continuo telón de fondo, la francesa Camile Berthonier se asume con naturalidad como la discípula más adelantada de Siuoxie (y Ian Courtis), y nos trae 10 temas sin respiro en los que no deja títere con cabeza.



#1

Black Sabbath - 13

La espada fue forjada nuevamente y el caballero de neón regreso por su trono oscuro. A pesar de que muchos vean en la mano santa de Rick Rubin tras las perillas, la clave de esta flamante resurrección, en mi opinión la producción no contribuye más que a homogeneizar demasiado las paredes de guitarras, desluciendo la diversidad de las composiciones por un efecto monocromático. Por lo demás, es increíble escuchar a estos tres sexagenarios con una nueva declaración de principios a la altura de su legado setentero. No es un disco más, es uno en el que vuelven a dar cuenta de por qué son los padres de todo.




Nos quedan en el tintero...

Lustmord - The Word As Power

Babel by Lustmord on Grooveshark

Regresa Briam “Lustmord” William, el padre del dark ambiental. Parece que después de haberse tomado demasiado en serio eso de andar capturando ceremonias, como la de la Iglesia de Satán en la que participó el 6 del 06 del 2006 y editó hace algún tiempo bajo el nombre de “Lustmord Rising (06.06.06)”, en esta ocasión nos vuelve a sorprender con un trabajo intenso “como un ritual sin dogmas”. Ya desde la sentencia que titula el álbum o en nombres de canciones como Babel o Goethia, se imaginarán por dónde viene la mano, no?... Péguenle una oída al preview y seguramente lo encontrarán optimo para sus ejercicios de aerobic por el Rosedal. 

 Mansion - We Shall Live EP  
   
Estos fineses se autotaguean como “cult rock, rock, doom, psychedelic rock, spiritual ” y lo que nos traen es un EP debut rebosante de pulcra y vital oscuridad, fruto de un denodado cristianismo ultra ascético, oraciones y reflexión espiritual sobre la existencia en este mundo de pecado que nos ha tocado en suerte. Solemne, rockero, intenso, épico y sobre todo: devocional!... quizá no todos los buenos se vayan con Satán, después de todo. 

Mejores discos nacionales 

#5 

Mastifal – Rock Podrido 

Un “disco chicle” de esos que no guardan otra pretensión que un capricho en la discografía de una banda que cree contar con cierto recorrido. Sin embargo no dejan de ser interesantes las versiones de clásicos del rock nacional con distorsión y doble bombo, más un puñado de invitados que jerarquizan la faena. Así, a pesar de la cosa fea que Andres Gimenez le hace a Imágenes Paganas, uno no puede dejar pasar a Willy Quiroga y Adrian Barilari repartiéndose el medley Las Guerras/Jeremías, o las impecables versiones death metal de Nos siguen pegando bajo o Primavera 0 a cargo del Canario Compiano y Lula Bertodi. ¿Adivinen quién canta en esta?

 

#4 

Taura – El fin del color 

Con el burocrático objetivo de llenar un top five bastante cuesta arriba, aprovechamos la reedicion en vinilo de El fin del color para colar a Taura, una de las propuestas más refrescantes de la escena. Formados para tributar a Kyss, se le empezaron a animar a las inquietantes aguas del Anathema post Eternity y hoy ya se encuentran apostados en un campamento musical tan impredecible como desafiante.

 


#3 

Banda de la Muerte – 6 canciones 

Con este EP Banda de la Muerte consolida lo presentado en Pulso de una mente maldita. Hard rock stoner y algo de hardcore punk condimentando el menú. Atenti con el ascendente derrotero de estos.


 


#2 

El Atolón de Funafuti - Palingenesia 

Cuando en el 2009 Alfredo Rosso los elogió en Ñ como “la más destacada nueva banda”, yo dije “Clarín miente”... Sin embargo, hoy debo reconocer que su propuesta, si bien todavía merece un redondeo, es bastante inusual. Rock semiacústico plagado de arreglos y buenas instrumentaciones. En la veta de El soldado y con chispazos de intensidad ricotera mejor logrados que lo que nos viene ofreciendo Solari. Un cuidado particular en las letras, que debe hacer optar a Tino Moroder entre ser un protocantautor en la onda de Las pastillas del abuelo o un vocalista de rock más atento a la consolidación de las melodías vocales. De momento y en medio de la aridez reinante, un gran disco de factura local.

 


#1 

 Gardenia - El Libro de los Soles 

Los salteños de Gardenia reinciden en este El libro de los soles, un trabajo tan ambicioso y alejado de cualquier tendencia del momento como honesto e introspectivo. Pura magia progresiva para todos y todas.

 


Se nos queda en el tintero...

Raza Truncka - Danzachapogo 

Quedan afuera y no porque les falte merito para entrar, sino porque finalmente por motivos financieros este año no pudo ver la luz este disco en el que los norbonaerenses estuvieron trabajando denodadamente, del que pudimos ver buena parte en sus performances en vivo del último tiempo. Se trata de un álbum en el que se proponen “recuperar la energía de la danza”, como vector principal para esas exploraciones que los ubican en la novedosa cofradía que junto a Arraigo y Alimaña parecieran conformar. Cuentan además para este trabajo con numerosas colaboraciones de artistas del rock y el folclore. ¡Esperamos atentos a su inminente salida!

 

No hay comentarios: