Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

sábado, 7 de diciembre de 2013

Marco Berger en Clarín: "El heterosexual que está con otro hombre, siempre que lo haga público, queda estigmatizado y su sexualidad quedará en duda para siempre"

Programa del domingo pasado acá
Programa del domingo que viene: FM La Tribu, 88,7, online, 23:00.

Mateo Chiarino en Hawaii, de Marco Berger

Marco Berger (director de Plan B, Ausente y Hawaii) Mateo Chiarino (protagonista de Hawaii) y Javier De Pietro (protagonista de Ausente) estuvieron el domingo pasado en La otra.-radio. Los tres ya vinieron al programa varias veces. El motivo de invitarlos era doble: cuando posteo algo en el blog sobre las películas de Berger, se transforma en un hit instantáneo. El último post sobre Hawaii (película aún no estrenada) es para La otra un fenómeno arrollador, que lo llevó a ubicarse en pocas semanas entre las cinco notas más leídas de toda la historia del blog. Creo que en poco tiempo llega al podio, a juzgar por el ritmo de entradas diarias. Lo que habla de la expectativa que despierta la película y de algo más: del lugar silencioso pero muy significativo que ocupa el cine de Berger en este tiempo.

El segundo motivo por el que se me ocurrió invitar al cineasta y sus actores es que veo con mucho interés la manera en que los tres se involucran en discusiones sobre política nacional. No son militantes en sentido estricto, pero sí pibes muy interesados por la política y por intervenir de algún modo en ella. Tienen entre veintipico y treinta y pico, es decir: forman parte de una generación que creció bajo el paradigma neoliberal, que buscó durante un cierto tiempo ubicarse en ese páramo desolador, hasta que se sintieron interpelados por la politización que trajo el kirchnerismo. Marco postea en su facebook provocativos párrafos de encendida defensa del gobierno de Cristina, que generan discusiones con cientos de comentarios. Creo que le encanta hacerlo (postea sobre esto casi más que sobre cine). Así que los invité a que hablaran en radio de su mirada sobre la política. Vinieron el domingo y el programa lo pueden escuchar acá:


Al terminar la entrevista, Marco me comentó que le habían encargado para una sección del diario Clarín, Mundos Íntimos, que escribiera un texto. Y que ese pedido disparó en él ciertos dilemas ideológicos, dado su apoyo al kirchnerismo. Pero que había aceptado escribir. Hoy salió la nota en Clarín. Se llama:

Mucha gente aún cree que uno es gay porque algo le anda mal

Les dejo un párrafo de la nota, para que después la lean toda... en, ejem... Clarín:

...Tengo dieciséis años, soy el soldado heterosexual más firme. En la primaria fui novio de todas. La primera heterosexualidad fue la mejor. Te ponés de novio y ya está. Es una especie de contrato de común acuerdo en donde vos y una nenita se convierten en pareja. No hay contacto físico, pero hay amor a borbotones, cartas y escenas de celos de otras compañeritas. La segunda heterosexualidad es más compleja. Acá las mujeres, que ya no son nenitas, quieren besos y el fantasma del sexo persigue a los como yo , como el fantasma de la B a los antes bautizados putos. No sé si quiero eso. Un año antes, a los quince, había tenido mi primera novia formal, por así decirlo, y transábamos por horas en las esquinas, aunque ella tenía trece y el fantasma andaba lejos. El tener novia iluminaba mi heterosexualidad que seguía mentirosa sobre ruedas, sin nada por lo que preocuparme. Para los que no saben mucho de cine, los plot point son quiebres en la historia que desvían el curso natural de las cosas, o al menos así recuerdo haberlo aprendido. El segundo plot point de mi película acababa de cambiarse de colegio y entraba en mi vida. Yo desde los trece estaba obsesionado, en secreto, con los pelos de las piernas, las axilas, la barba, las nucas rapadas, la ropa deportiva y, más que nada, los bultos, la aglomeración de sexo escondida en los pantalones de compañeros, amigos, primos y vecinos. El deseo estaba orientado solo a lo carnal. Este nuevo personaje me despertaba un plus, cosa no muy menor, eso que no entendemos pero llamamos amor. No solo me calientan sino que también me enamoran.
Ahora sí sé que soy gay, adentro mío no hay ninguna duda.
Nunca voy a ser puto. La promesa sigue firme pero algo cambia y me carcome.
...Tengo dieciocho años, desde que me enamoré de ese compañero a hoy hubo mucha reflexión en soledad, muchas preguntas, muchos cuestionamientos y muchos futuros posibles. Sigo virgen. Las mujeres habían quedado en el pasado, pero la fama de heterosexual quedó instalada.... (Completo acá)

Mañana vuelve Marco a La otra.-radio, va a habalr del tema de fondo de la nota, pero además de los dilemas que le produjo escribir para Clarín. OJO: viene ni bien empieza el programa, a las 23:00. Así que el que sintoniza tarde se lo pierde. 23:00 hs. FM La Tribu. Online.

3 comentarios:

julieta eme dijo...

leí la nota en clarín. muy buena!!! lo que es tristísimo y lamentable son los comentarios de las/os lectores/as de clarín... un desastre...

Spiorad Saor dijo...

¡Gracias por subirlo! Estuvo muy bueno.

Alito Aep dijo...

La nota de Marco es hermosa, transparente como es él, y pone el foco en el tema central de debate hoy sobre las sexualidades: la enorme diferencia entre una verdadera integración y la actitud más generalizada de los que -como dice un amigo mío- "nos perdonan la vida" (cojan con quien quieran pero no pidan validación). Las opiniones de los lectores me resultan tan interesantes como la nota, porque ponen blanco sobre negro el lugar en que estamos parados culturalmente, y dan cuenta de lo acertado del enfoque, y también del valor de haberlo escrito justamente para ese medio.