Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

viernes, 26 de diciembre de 2014

"...indefenso / mientras la ciudad se llenaba de sombras..."

Daniel Salzano


por Oscar Cuervo

Se murió Daniel Salzano, poeta, cronista, dramaturgo, autor de canciones populares que cantaron, entre otros, Baglietto y Jairo. Pero además Salzano fue un gran cinéfilo, integró el staff de la revista Metrópolis, editada mensualmente por el Cineclub Municipal Hugo del Carril en la ciudad de Córdoba. Es que Salzano nació (en 1941) y murió (hace un par de días) en Córdoba y quizás por eso su obra no haya tenido la consideración que merece.

No lo conocí personalmente, pero mantuve una correspondencia ocasional con él allá por los años 2004 y 2005, cuando leyendo Metrópolis conocí sus exquisitas notas cinéfilas. Me sorprendió que en Córdoba se editara una revista de cine tan buena, embolado como estaba por la degradación en la que había caído El Amante en Buenos Aires. Por ese entonces la cinefilia cordobesa no era tan notoria para el resto del país como lo es hoy, cuando proliferaró un racimo de cineclubes y también aparecieron revistas como Cinéfilo y el mismo blog de Roger, uno de los mejores del mundo. Pero lo más lindo de esta movida es que dio lugar a una camada de talentosos cineastas cuyas películas acaparan la atención en los festivales nacionales. Hoy puede constatarse cuántas buenas películas de los últimos años vienen de Córdoba (Criada, Yatasto, Tres D, El último verano, El espacio entre los dos, por citar solo algunas). Metrópolis sigue saliendo y en ella escriben o han escrito, además de Salzano, Miguel Peirotti, Cecilia Barrionuevo, Guillermo Franco, Pablo Markovich y Natalia Spoliansky, entre otros. El último número de la revista está dedicado a un ciclo de cine clásico que se llevó a cabo durante diciembre en el cineclub Hugo del Carril y la ficha técnica de cada película viene acompañada por un texto de Salzano.

En la página 2 de este número de Metrópolis, aparece este poema, en su particular estilo "barrado", que hoy puede leerse como una despedida:

Y pensar que hubo un tiempo en el que ibas al cine como un cazador de recompensas / qué animal / si la película era buena la dejabas pasar / pero si era mala la matabas / con palabras del calibre nueve milímetros / Lo único que verdaderamente te importa / ahora mismo / es si una película te atrae o no te atrae / Pongamos por ejemplo esa con Richard Gere y Winona Ryder / que sucede en Nueva York / Otoño en Nueva York / no hay Cristo que la aguante / pero hay un momento en el que él la está esperando / con las manos hundidas en los bolsillos del gabán / y entonces algo se estremece en tu masmédula / es la misma sensación de ruina que sentías en la esquina de Caseros y Trejo / cuando la esperabas / y ella no llegaba / Sólo que en lugar de un gabán llevabas las manos hundidas en el interior de una campera / cuyas solapas te cubrían la boca / mientras hablabas solo / o contabas hasta mil / y si no venía te ibas / pero no te ibas / Eran como las ocho / eran como las nueve / y ella no llegaba / Y todo esto a partir de un plano insignificante de una película del montón / en el que un hombre de gabán oscuro espera a una mujer / Han transcurrido muchos años desde entonces pero sentiste el mismo dolor / eso es lo que querés decir / No recomendarías la película a nadie / pero tampoco la traicionarías / Hollywood pone a un actor de 50 millones de dólares en el interior de una película de 100 / pero no pone más nada / al resto lo pone uno / a la magia la pone uno / al dolor lo pone uno / ¿Y la campera? / La perdiste / te la robaron / te la olvidaste / no la tenés más / pero todavía podés olerla / La tenías amaestrada / zip abrasé le decías al cierre relámpago / y se abría / zip cierresé / En Caseros y Trejo está la iglesia de la Compañía / que tiene unos escaloncitos / ahí te parabas a esperarla / indefenso / mientras la ciudad se llenaba de sombras / Corten.


Daniel Salzano


El breve intercambio de mensajes que tuve con Salzano hace una década fue motivado porque en el número 18 de Metrópolis (junio de 2004) leí una nota  suya dedicada al cine de John Ford que me había encantado: "Citizen Ford". Después salió en La otra (número 7, con Symns en la tapa). Ahora la dejo para los que quieran leerla en el blog Un Largo, clickeando acá.

No hay comentarios: