sábado, 13 de junio de 2015

Casi diría que los únicos que podemos arruinarlo somos nosotros mismos

La otra.-radio - 15 de junio de 2015 - Primer bloque
La otra.-radio - 15 de junio de 2015 - Segundo bloque


El domingo pasado no estuve en los estudios de FM La Tribu porque me estaba reponiendo de una severa anemia (en estos días aprendí que el adjetivo que conviene a una anemia grossa es "severa") y el programa de radio lo hicieron mis compañeros Maxi Diomedi, Willy Villalobos y Martín Farina. Y salió fenómeno. Yo intervine desde mi baticueva hablando por teléfono o por Skype y me acoplé al programa que ellos pensaron. 

El primer bloque fue para la política nacional. En los díasen  que estuve luchando con mi severa y en lo que va del domingo hasta hoy los acontecimientos políticos se precipitaron, hay protagonistas que dejaron de serlo, un FRENO que literalmente se pinchó, un montón de intendentes y asesores que pasaron de un frente a otro, gente que se baja, otra que sube, bolazos, globos de ensayo, candidatos que ya no están y otros que están pero es como si no estuvieran. El panorama se va despejando para dejar lugar a la escena del duelo final y todo sigue sucediendo con cierto vértigo que va a dar lugar a una reconfiguración de la política en unos pocos meses más. 

Esto ya lo saben todos. 

Cuando empezó el programa pasado acababa de trascender una noticia atemorizante: un choque de trenes en Temperley, decenas de heridos en una estación en la que estaba programada para pocas horas después, el lunes a la mañana, la presentación de una nueva formación de vagones encabezada por el Ministro Randazzo. Se hablaba en esas horas de la posibilidad de un boicot y a la 0:01 los medios de la derecha ya estaban tratando de sacar rédito con la indignación de "la gente", supongo que estarían regodeándose con la posibilidad de muertos. Ya hemos dicho acá que la derecha cuenta con la muerte como último recurso de la acción política. Afortunadamente no hubo muertos ni heridos de gravedad y con el correr de los días se supo que el responsable del estrago fue el maquinista del tren, un afiliado del gremio de La Fraternidad que en este momento creo que continúa detenido. 

Pero así empezó el programa, con la noticia fresquita, preocupante e incierta. ¿Había que hacer una lectura política del incidente? Y... medio que era imposible sustraerse. Porque las columnas dominicales de la derecha habían abundado en la consideración de una posibilidad que para ellos debe ser la peor noticia, la que estuvieron tratando de evitar durante los últimos años: que el gobierno de Cristina termina con una elevada imagen positiva y que resulta posible que un candidato del oficialismo gane las próximas elecciones. [Casi diría que los únicos que podemos arruinarlo somos nosotros mismos]. El tema de la interna, que dejamos para las próximas emisiones. Porque el desasosiego que hoy siente el establishment, el Círculo Rojo, las empresas a las que les interesa el país o como quieran llamarlo, es que el ciclo kirchnerista no parece estar llegando a su fin, sino solo mutando en una cosa nueva. Esto estaba muy bien expresado en el título de una nota aparecida en el ABC en Línea (un portal de noticias argentino que, contra lo que supuse en su momento, no tiene nada que ver con el ABC de España):


Desesperación: ¿Cómo ven los movimientos de Cristina los principales intelectuales orgánicos del establishment?

"...Intelectuales orgánicos de la clase dominante argentina tales como Rosendo Fraga, Eduardo Fidanza, Beatriz Sarlo, Carlos Pagni, Ignacio Fidanza y demás son quienes proveen de los temas que serán impuestos en la agenda pública durante la semana (defensa de la famiglia judicial y ataque a Gils Carbó, ataque a las alianzas internacionales del gobierno, búsqueda de casos de corrupción en general, ataques a funcionarios en particular, insistir en que todos los problemas económicos argentinos son por impericia y mala praxis del gobierno y no por factores externos). Son “la lupa”.



"¿Cómo ve este grupo los movimientos políticos de Cristina y la coyuntura electoral en general? Con desesperación. Ven con asombro el crecimiento en la imagen de la presidenta, fruto de apocalipsis económicos que no se cumplieron, su constante ejercicio del poder y temen, no sin razón, cuatro años más de gobierno del kirchnerismo, aún en su versión ligth sciolista. Observan que Cristina eludió el síndrome del pato rengo (cuando en su segundo mandato, un presidente pierde elecciones de medio término, con ello la mayoría legislativa y ve diluirse su poder al punto de ceder en su programa de gobierno y ser títere de las corporaciones) y conserva una cuota de poder inmensa que le permite accionar en la interna del FpV y digitar la sucesión dentro del espacio de una forma tal que ni los más optimistas en el kirchnerismo imaginaban. (...)". Completo acá


De esta interesante coyuntura política hablamos en el primer bloque de nuestro programa, que pueden escuchar clickeando acá. Lo mejor que puede decirse de esa conversación de hace una semana es que, en estos días vertiginosos, lo que conversamos mantiene su vigencia



El segundo bloque estuvo dedicado a que mis amigos de La otra me hicieran entusiasmar sobre una película que, en cuanto pueda iré a ver: Su realidad, un retrato del gran Daniel Melingo dirigido por Mariano Galperín. Vi muchas veces al Melingo de los 80, el que aportaba una cuota de oscuro misterio en la escena más bien festiva de Los abuelos de la nada y Los Twist. Su figura siempre me resultó enigmática e interesante. Después Melingo se fue y volvió varias veces y en varios sentidos, Lions in Love, los discos de tango, episodios manicomiales, nuevos y cada vez más interesantes discos, hasta llegar a este presente donde todo parece llevarlo al lugar de figura de culto y leyenda viva. Parece que la película le hace honor a esa figura y tendré que apurarme a verla antes de que las veleidades de la cartelera cinematográfica la pongan en un lugar inaccesible. Por ahora trasmito el entusiasmo que mis compañeros a su vez me trasmitieron.

Esa parte del programa se puede escuchar acá: ¡click!

Y esto es solo la mitad de La otra; el resto, que gira alrededor de algunos uruguayos célebres, otros uruguayos desconocidos y otros tristemente célebres, lo voy a dejar para el post siguiente.

Aunque, si tienen ganas, ya lo pueden escuchar clickeando acá.