Cadete



martes, 9 de junio de 2015

Un paro contra los pobres


Un paro contra los pobres. Hoy a las 7 de la mañana, plena noche, vi a pacientes pobres esperando  infructuosamente que los atendieran los médicos de consultorios externos de un sombrío Hospital de Clínicas. Médicos que puede que ganen un poco más que los tipos de ropas raídas que yo vi hoy cómo esperaban inútilmente que alguien los atendiera. No sabemos si los doctores pagan ganancias o se tomaron el día. Quizás ni siquiera los médicos de los consultorios externos sean beneficiarios de los reclamos de hoy. Pero fueron conducidos por una elite de burócratas.

Chantajistas con grandes mansiones que hace décadas no trabajan, si acaso alguna vez trabajaron.

Es parte de las deudas pendientes del kirchnerismo la democratización sindical. Quizás el asesinato de Mariano Ferreyra, que obsesionó a Néstor en sus últimos días de vida, era el momento de tomar una iniciativa que fuera más allá de Pedraza.

Si al menos el paro lo decretaran tipos que todos los días laburan, si pidieran la incorporación al trabajo del 30% de los no sindicalizados. Si en lugar de parar por los que cobran más de $ 15000 pararan por los que no llegan a la canasta básica o por los que no tienen empleo formal. Si los convocantes al paro no fueran mafiosos fijados a sus cargos hace décadas por su poder de extorsión, si fueran delegados de los trabajadores que comparten sus jornadas de trabajo. Entonces el paro tendría toda la legitimidad, necesaria para ir más allá de lo que el kirchnerismo deja como cuentas pendientes.

Barrionuevo dice después del paro que hasta con los militares de la dictadura negociaba... Alguien tendría que pedirle que explique cómo y cuando negoció con los milicos. Y el resto de burócratas que hoy compartían el escenario con Barrionuevo y aceptan su compañía, muestran así dónde están parados.

El kirchnerismo en 12 años subordinó a las fuerzas armadas, cuestionó a las corporaciones mediáticas, pulseó contra el FMI y los buitres... Sin embargo, desperdició 12 años cediendo a la extorsión de los gordos corruptos que manejan la burocracia sindical. Néstor le concedió por años a Moyano la imposición para que no se le diera la personería jurídica a la CTA que representaba a trabajadores no sindicalizados, subocupados, desocupados.

Las fuerzas de seguridad entramadas con el delito, la corporación judicial, la burocracia sindical son residuos del esquema que condujo al desastre del año 2000. Los obstáculos para profundizar el modelo.

2 comentarios:

ANA dijo...

La mugre de Barrionuevo quedo hoy bien a la vista!!!!

Politico Aficionado dijo...

Podemos exigir que la Justicia investigue el choque de trenes de Temperley y castigue a los culpables, si los hay.

Podemos pedir que el gobierno no ceda ante embates de los Barrionuevo, Moyano, Fernandez, Venegas,Micheli y otro burócratas de esa calaña.

Pero lo que hay que entender es que sólo los trabajadores pueden barrer de sus gremios a esa banda de delincuentes.