Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

miércoles, 5 de abril de 2017

El pueblo organizado va al paro general

Comunicado
ORGANIZACIÓN PERONISMO MILITANTE

ESTE JUEVES 6 DE ABRIL, UNA SOLA CONSIGNA:
¡ARGENTINA PARA!

Acaba de cerrarse un mes señalado por numerosas y multitudinarias manifestaciones populares. El pueblo trabajador, ajustado por las políticas de Macri, salió a la calle para expresar su sufrimiento en un continuo desfilar por la Plaza de Mayo y visibilizar su reclamo ante el Presidente, durante todo marzo, así como frente al Congreso nacional. Cientos de miles de personas repudiaron contundentemente a un gobierno que castiga a los pobres y beneficia sólo a los poderosos, condimentado con represión creciente y un rotundo desprecio por las famosas instituciones republicanas, que tanto cacareaban defender. No por casualidad el mes cerró con la impresionante marcha conmemorativa del 24 de marzo, fecha de inicio de la dictadura atroz que desde 1976 asoló a la Argentina para cumplir los objetivos económicos de los antecesores de los principales dirigentes del macrismo.

El sábado 1°de abril, como en un espejo deformado, asistimos al espectáculo de las “multitudes” venidas de los barrios Recoleta, Palermo y Caballito (es decir: la oligarquía, sus primos pobres y la tilinguería de clase media sarmientina), en un intento desesperado de reacción. Llenaron buena parte de la Plaza de Mayo y sus alrededores. Además hubo pequeñas manifestaciones en muchas ciudades del país, todas marcadas por una escasísima concurrencia, muy lejos ya de las marchas masivas como la del 8N (8 de noviembre de 2012) o la del 18A (18 de abril de 2013). Abundaron en todas ellas las coloridas expresiones propias del odio antipopular.

Lejos de lo que se suele creer, la oligarquía y sus aliados tienen una alta conciencia política y de clase. Saben que es importante demostrar que se tiene apoyo en momentos de crisis. Son los mismos que hicieron las multitudinarias manifestaciones del antiperonismo de antaño: Marcha por la Constitución y la Libertad, 1945, Marcha de Corpus Christi, 1955, y dos meses y medio después celebraron la caída de Perón llenando la Plaza de Mayo. También son los mismos que movilizaron las protestas pro-sojeras en la lucha por la 125 en mayo de 2008. Curiosamente, entre 1955 y 2008 no se movilizaron en forma contundente. Tal vez pensaron que no hacía falta, porque gobernaban ellos con el garrote, y asistieron asombrados a las huelgas de la Resistencia Peronista, al Cordobazo, al retorno de Perón, a Ezeiza, al Paro General del 30 de marzo del ’82 y las movilizaciones del 19 y 20 de diciembre de 2001.

Durante todo marzo tuvimos un presidente ciego, pero su alma sensible abrió sus párpados en abril, para contemplar la marcha de 10 mil señoras y señores paquetes, y el triple de tilingos. Pleno de éxtasis, el Presidente la agradeció emocionado, mientras se hacía eco y divulgaba la trillada zoncera de los micros y los choripanes. En el mismo tono en que se dice todo en la república PRO: con palabras amables y buenos modales para los ricos, los incluidos, los poderosos, y con mano dura y exigente para el trabajador, el débil, el desamparado. Con identidad elitista y desprecio por lo popular.

Nada puede el pueblo esperar de este gobierno, más que lo que pueda defender con la lucha. Por eso habrá que defender cada conquista, cada derecho. El gobierno no cederá en nada que no se vea obligado a ceder, y el pueblo no debe darse el lujo de dejarlo avanzar, porque, a cada paso que da, el macrismo consolida una injusticia.

El pueblo argentino está empezando a alzar su voz, y por eso, para que no pueda organizarse y luchar, los voceros del neoliberalismo y sus representantes políticos están desplegando una campaña feroz contra el peronismo en general, y contra su máxima figura política en particular, Cristina Fernández de Kirchner. La táctica es antigua y ya la conocemos. Buscan no darnos la estatura de contrincantes políticos, y nos tratan como delincuentes comunes. A los profetas del odio los escuchamos todos los días en TV y radio: para descalificar a alguien dicen que “es kirchnerista”. Y con eso pretenden decir que es alguien que no merece participar de la vida política del país. El kirchnerismo fue la última etapa de grandeza del peronismo, y por eso el pueblo argentino va a recordar siempre los nombres de Néstor y de Cristina con amor. Porque ellos les devolvieron la dignidad a los trabajadores y a la Patria misma.

Hoy como ayer, el pueblo argentino le va a amargar la fiesta a la antipatria. Es indispensable que este 6 de abril el paro sea total, y que en la calle no vuele un papelito. Cada uno en su casa u organizándose para defender el paro allí donde alguna patronal pícara lo quiera boicotear, tenemos la obligación de hacer de este paro un mensaje contundente.

Por la dignidad del trabajo, Argentina para.

¡Viva el Pueblo organizado!

No hay comentarios: