Cadete





martes, 26 de junio de 2012

El músico infinito, Lucas Carrasco y 678

Un programa para descargar: 25 / 6 / 2012



por Oscar Cuervo
Quién apagó la luz
que nos guiaba
dónde está, cómo fue.


El programa del domingo lo dedicamos a escuchar canciones del músico infinito: Litto Nebbia. Acaba de salir un disco tributo donde diversas bandas y solistas hacen versiones del rosarino que hizo un millón de músicas, el disco se llama Sinfonías para Catedrales Vivas y es más o menos. Es decir: las canciones son buenísimas y la versiones a veces están bien y otras no. Lo mejor para mí es la versión que hace La Perla Irregular de "Igual (Como yo quiero)", la de "Madre, Escúchame" por Gustavo Santaolalla, la versión de Jorge Araujo de "El otro cambio, los que se fueron", la "Muerte en la catedral" de Defórmica y Andrés Ruiz, "Deja que conozca el mundo de hoy" por Leo García y una excelente versión de La Balsa por Ricardo Soulé, Ciro Fogliatta, Brian Ray, y Litto Nebbia, producida por Gonzalo Aloras. Lo que pasa es que en total son64 canciones y en determinado momento empieza a campear cierta monotonía. Así que en reunión de producción nos pareció que la salida del tributo era un buen pretexto para escuchar otras canciones de Litto, por Los Gatos, por Litto e incluso por otros. Nos quedó una lista irresistible, una buena carta de presentación para alguien que no conociera el genio compositivo de Nebbia: una buena manera de explicarlo: escuchate esto y después me contás:

"Soy de cualquier lugar", por Los Gatos, Beat n° 1
"La balsa", por Soulé Nebbia, Fogliatta, Aloras, Fernando Blanco y Brian Ray.
"Hogar", Los Gatos en Beat n° 1
"Madre, escúchame" por Santaolalla
"No será este, no es aquel" por Litto (La canción del mundo)
"Muerte en la catedral" po Andres Ruiz, Andrés Ravioli y Defórmica
"El otro cambio los que se fueron", Litto en vivo en 2011, A su aire
"Igual (como yo quiero), La Perla Irregular
"Rosemarie", por Andrés Calamaro (de El Palacio de las Flores)
"Canción del horizonte", Nebbia, A su aire.
"Deja que conozca el mundo de hoy", por Leo Garcia
"Dónde está, cómo fue", genial versión de Antonio Birabent del boxset Celebración

Quién descubrió tu amor
cuando yo no estaba
dónde está, cómo fue.


En determinado momento nos pusimos a conversar sobre el incidente 6,7,8 / Lucas Carrasco. Es decir: de como el dispositivo del programa producido por Diego Gvirtz choca contra el muro Carrasco. Estamos preocupados, no por Lucas (que está muy bien), sino por lo mal que quedó 678, que exhibió un puritanismo reaccionario frente a algo que es demasiado bueno para su estructura habitual. 


Llegará el momento en que todo
será igual que una comedia
y ya no preguntaré
dónde está, cómo fue.


Lucas logró lo que una vieja amargada (Sarlo) hubiera querido pero no sería capaz: mostrar la cara retrógrada de una clase media de modales correctos. No solo porque a Dante Palma se le escapó una cosa, fea, horrible, sino porque después vino la reacción ortiba de Nora Veiras y el resto del panel no tuvo la sensibilidad ni la inteligencia de revertir la vergüenza en algún tipo de reflexión y en cambio hicieron como que nada pasaba, la peor reacción posible. Para mí, primero fue penoso, porque me considero amigo tanto de Lucas como de Dante, pero eso no importa tanto porque es asunto mío. Después me quedé pensando que una forma televisiva que no es capaz de asimilar el desafío que plantea la brillantez desbordada de Lucas debe revisar el trasfondo político de su funcionamiento. Porque no es una cuestión técnica: no es, como escuché decir que "el conductor tendría que haberlo parado de manera elegante". Al contrario: lo que pasó fue tan fuerte que dejó en evidencia que el resto del tiempo en el panel de 678 no pasa nada. Y el que está escribiendo esto dijo una vez que 678 es el mejor programa de la televisión.

5 comentarios:

Clau dijo...

Sabes que me hace acordar? Cuando una vez en TVR unos chicos de la tribuna sacaron banderas que ni me acuerdo de que eran, un reclamo, nada grave ni agraviante y reaccionaron de manera que parecía que iban a tirar una bomba los pibes. En fin; no me esperaba ninguna de las reacciones...

Cult Posters dijo...

678 es un programa de fanaticos que no atienden razones hace rato...
Es justamente lo que da mas bronca: no cuando alguien que dice cualquier idiotez lo sigue haciendo por los tiempos , si no cuando lo empieza a hacer alguien que podria tener verdadera posibilidad de analisis, verdadera busqueda de verdad; pero no, este programa esta en kirchnerismo absoluto hace ya un largo tiempo, y hoy en dia tiene la misma chatez que el otro "bando".

furgoner dijo...

678 estuvo bueno con la olivan
despues se fue olfaneando (de olfa, demasiado) y asi le fue

furgoner dijo...

y nebbia es un tipo que se merece más espacio
porque es un tipo que fue y va contra todo
melopea es un ejemplo de independencia y creatividad y solidaridad artistica

Carlos G. dijo...

Yo no sé, no tengo modo de saberlo, si 6,7,8 es el mejor programa periodístico de la Argentina.
Como televidente de este programa desde su primera salida al aire (lo que no implica haber visto la totalidad de los programas emitidos) digo que es un programa que ha cosechado por lo menos parte de sus adhesiones diciendo cosas que representaron fielmente el punto de vista de un sector de la sociedad.
Aún antes que dicho sector cayera en la cuenta de si era o no era K.
6,7,8 ha sido desde siempre un programa cuya calidad dependió básicamente de los invitados que son los que aportan puntos de vista nuevos o incluso diferentes.
Es evidente que la reacción ante la presencia de Carrasco (un tipo que excede las formas tradicionales) ha sido cuando menos fallida.
De todas formas, cuando desde muchos costados se le empezó a pedír, o se esperaba, un cambio en la estructura del programa, que reflejara el cambio de los tiempos desde marzo de 2008 hasta el 54% obtenido por Cristina, nos encontramos ahora con la situación en Bolivia, el derrocamiento de un presidente constitucional en Paraguay, el atentado en el principal yacimiento petrolífero argentino, las promocionadas caceroleadas de los barrios acomodados, y el intento de desabastecimiento de combustible por parte del gremio de camioneros con más el inmediato apoyo de los medios oligopólicos siempre atentos a pegarse a todo lo que dañe al gobierno.
Quizás muchos creyeron que alguna batalla estaba ganada.
Parece que no era así.