Foto: Nadia Albarracin


viernes, 22 de junio de 2012

Todos Tus Moyanos

Moyano según Clarín en 2009

Moyano Rubio Cacerolo



por Oscar Cuervo

En política no es lo mismo tener fuerza que jugar fuerte y conviene no confundir una cosa con la otra. Porque la fuerza es una cosa ambigua hasta más no poder: a veces mostrar debilidad es un signo de fuerza, así como sobreactuar fortaleza puede ser un recurso de los desesperados. En estos días estuvimos presenciando un desborde de machos cabríos que después no se bancaron en la calle las amenazas escupidas ante los micrófonos de TN de desatar el caos nacional gracias al desabastecimiento. Una vez que la firmeza del gobierno para responder al apriete estrechaba el margen de maniobra de Todos Tus Moyanos, Hugo cambió tanto las reivindicaciones por las que luchaba ("el salario de los camioneros pasó a un segundo plano") como el método de apriete: movilización a Plaza de Mayo contra el impuesto a las ganancias.

Los motivos por los que Todos Tus Moyanos pueden estar desesperados no son difíciles de adivinar: Hugo, igual que Shocklender, Magnetto o Alberto Fernández, sabe que con Néstor se podía negociar y que con Ella es imposible. Y el problema no es solo atribuible a un choque de personalidades, sino a una configuración política incomparable con la etapa anterior: la fortaleza de Cristina reside en el resultado de las urnas, no después de una campaña llena de promesas sino al cabo de 8 años gobernando el país. La fuerza de Todos Tus Moyanos radica en que la economía del país es camionero-dependiente, como resultado de las reformas estructurales del neoliberalismo de los 90. En los años del kirchnerismo, además, el poder camionero fue ensanchándose por su cercanía al oficialismo, de un modo similar al crecimiento del multimedio Clarín. Kirchner consintió una y otra vez, en favor del moyanismo, la pretensión de no reconocer legalmente a la CTA como central de trabajadores en igualdad de condiciones con la CGT. El crecimiento de la actividad y del poder adquisitivo de los gremios del transporte también se apoyaron en años de prosperidad económica y estímulo al mercado interno. Kirchner tuvo aliados de los que se fue desprendiendo a medida que el proceso político demandaba reformas más profundas: Duhalde, Lavagna, Magnetto. Desde antes de la muerte de Néstor la estrella de Todos Tus Moyanos había empezado a eclipsarse. Hugo ya estaba convencido de esto cuando salió a movilizar en apoyo del Compañero Momo Venegas: el síntoma claro de que Moyano teme terminar junto con su mujer en la cárcel, por adulteración de troqueles.

Hugo es un poni que en su vida circense aprendió a hacer un solo truco. Embiste con su dura cabeza para después aflojar negociando. Con Cristina esto ya no es posible: si quiere ir de cabeza, tiene que estar dispuesto a todo, hasta el final. Lo que Todos Tus Moyanos aún mantienen es mucho poder de daño; como le pasa a Clarín, la cuenta regresiva les corre, no disponen de todo el tiempo del mundo ni de la posibilidad de renovar su mellada legitimidad. Pueden ser instrumentos para castigar al gobierno pero, impotentes políticos, nunca van a capitalizar el desgaste oficialista. Ellos van a calentar la pava pero otros se van a tomar el mate. Todos Tus Moyanos nunca sacarían, si osaran presentarse a elecciones ellos mismos, más del 5%. Si apoyan a otros (Scioli, pongamoslé), pueden hacerle perder votos.

Los otros sindicalistas están hartos de su personalismo; son aliados indeseables. Los intendentes del conurbano los detestan por sus aprietes constantes. "El PJ es una cáscara vacía" dijo Hugo hace pocos meses cuando renunció a la presidencia del justicialismo bonaerense; omitió decir que fue precisamente su conducción la que terminó de vaciar la vida partidaria, por la impopularidad de que goza en el pejotismo provincial. Lo mismo puede decirse ahora cuando Clarín anuncia que "La CGT adhiere al paro nacional decretado por camioneros". La CGT de la que se habla es un sello de goma que excluye a todos los gremios grandes y solo retiene a los satélites de Todos Tus Moyanos: Schmidt, Piumato, Venegas, Santino y Michael Corleone..

La sobreactuación de fuerza los llevó a un manoseo simbólico del que no van a salir indemnes: se puede ser traidor, pero hasta hay un código estético para traicionar que Todos Tus Moyanos vulneraron: la abyección de declarar un paro nacional desde los estudios de TN, teniendo como interlocutor a Marcelo Bonelli, mientras desde el móvil en La Matanza la patota de Santino cantaba "Cristina, hija de puta..." es una muestra obscena destinada a conquistar la simpatía de los caceroleros videlistas, a la que se va a sumar todo el arrabal lumpen del sindicalismo, desde el lumpentrosquismo de Sobrero hasta el lumpensocialismo de Alfredo Palacios de la CTA de Micheli, el elenco estable de la entropía política. Pero ese manoseo simbólico va a tener consecuencias duraderas al interior del peronismo. Este movimiento escribe su historia con gestos destinados al recuerdo: la conversión de Todos Tus Moyanos al antikirchnerismo desorbitado, con sus sonoras declaraciones de "esto es peor que una dictadura militar" terminarán por convertirlos en Traidores por antonomasia a los que ningún dirigente político podría querer aliarse razonablemente.

Scioli calla.

Su política es de gestos mediáticos y palabras vacuas: "con fe, con esperanza, siempre para adelante", con fotos junto a Cacho Castaña y Pimpinela, y fulbito con Macri y Hugo. Todos Tus Moyanos han ido tan lejos que Scioli no va a tener más remedio que definirse, si el conflicto escala. Scioli debería estar meditando en su silencio: ¿acaso pretenderá llegar a presidente aliado con un matón dispuesto a saltar al campo enemigo y cobijado por un multimedio que comparten idéntica inclinación extorsiva? Si Scioli llegara a la presidencia encabalgado en Clarín y Todos Tus Moyanos, sería un mandatario menoscabado desde el origen.

10 comentarios:

Luis Enrique Arias dijo...

El que puso Sciolis recibirá Moyanos? :O

Bromas de lado también veo una postura "guerrera" que no es tanto guerrera sino mas de un lento declinar de una figura como Moyano que cada vez tiene menos representatividad y legitimidad ...

De todos modos aunque fuesen manotazos de ahogados creo que hay que estar muy atentos, quien alguna vez haya practicado alguna forma de estilo de lucha o haya estudiado las estrategias del combate sabe que no hay nada mas peligroso que un enemigo desesperado que siente que no le queda nada que perder ...

Maloperobueno dijo...

Yo lei en este blog "menos mal que tenemos un sindicalista como MOyano" entre otras tantas loas.
El modelo de la CGT que necesita el gobierno ahora, es el de Cavallieri y Barrionuevo o el de Yasky que cuando anuncia algo, es decir "no apoyamos el paro"?

Son alucinantes ustedes, una fauna extraña, novelesca.

Oscar Cuervo dijo...

Los tiempos cambian. Algo que uds, lumpentrosquistas cristalizados en 1920, revoluconservadores nunca van a comprender.

Ariel dijo...

Scili será Cobos en 9,8,7,6

Maloperobueno dijo...

Jee, me parece que Cuervo esta caliente.
Y acordate que se donde laburas , si me faltas el respeto-cosa que yo no hago con vos-este troscolumpenizado te la va a dar en la cara.

Carlos G. dijo...

Este gobierno, desde 2003, demuestra qué son las alianzas estratégicas y pareciera, sabiamente, enfrentar a sus enemigos de a uno.
Ya pasó Magneto, ahora Moyano, ¿será Scioli el próximo?
Scioli es Yago.

bernabó dijo...

Qué lamentable entrar a un blog a amenazar...si no te gusta cómo te contestan, no participes en la discución o bancátela dentro de sus términos (los de la discución) Maloperomalo.

Sigo pensando que lo mejor es tener a Scioli al descubierto en la vereda de enfrente. me alegro de que Moyano haya elegido un momento tan malo para hacer su movida y me alegro de que Scioli corra el riesgo de tener que sacarse la careta. No me cabe la menor duda para quienes gobernaría Scioli una vez en el poder, por eso no me parece una salida feliz promocionarlo como un posible sucesor de Cristina. Es más, me parece de lo más peligroso.

Oscar Cuervo dijo...

Este muchacho hace años que amenaza, así que su cobardía es estructural. De todos modos yo pongo nombre y apellido y este espacio para que lacras como él se expresen y él matón virtual usa este espacio para mostrar su grado de impotencia. La vida es así.

puertacine dijo...

Sssssssh....ssssioli....

Redacción Mal Día dijo...

http://unmaldiaparadejardefumar.blogspot.com.ar/2012/06/peron-y-el-dictador-de-paraguay.html