Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Fango, La Multitud, Ni un hombre más, Martín Blaszko III, Hawaii...

Algunas de las películas premiadas en el Festival Global Online de ComunidadZoom


JURADOS OFICIALES:

Mariano Llinás eligió mejor dirección, compartido entre Fango de José Celestino Campusano y Marea Baja, de Paulo Pécora.


Ulises Rossel eligió mejor documental: La Multitud, de Martín Oesterheld.


Nathalie Cabiron eligió mejor producción: Ni un hombre más, de Martín Salinas. También otorgó una mención especial por producción a Por un Tiempo, de Gustavo Garzón y Pablo Ratto.



Albertina Carri eligió mejor cortometraje: Otro Amanecer, de Manuel Fernández Lorea. Y lo fundamentó así: "Por su reescritura de diferentes géneros, tanto de películas de ladrones, como de un cine idependiente de personajes burgueses, blancos y apáticos, como de las road movie. Sus jóvenes personajes, aparentemente sin motivaciones e ideología, no son exactamente queribles. La descripción que hace Fernandez Lorea de esos tres jóvenes, que realizan una suerte de viaje inicíatico, se vuelve sutil y comprometida bajo la mirada del director y el guionista al reescribir también un happy end, que sorprende y alienta. Por su solidez narrativa y su potencia cinematográfica, en las actuaciones, la puesta y un sonido muy bien llevado, elijo Otro Amanecer.


DESTACADOS DE LA CRÍTICA*:

Marcela Gamberini  /Blog Ojos Abiertos:

- La Multitud, de Martín Oesterheld (Documental sección oficial)
Fundamentación: Arquitecturas en ruinas. El cuerpo de una ciudad que se desmembra y el cuerpo social tenso, quebrado que lo acompaña. Los cuerpos de los edificios, son los cuerpo.s de los hombres y las mujeres que los habitan, son los cuerpos de las decisiones políticas, económicas que otros cuerpos toman sobre el territorio. Coreografía armónica de una corporalidad física, espacial y simbólica. En cine el espacio es tiempo, y la ruina y el abandono los atraviesa, por eso esos espacios vacíos devienen también en tiempos vacíos. La multitud es lo que falta, lo que no está, la gran figura de la ausencia.
Martín Oesterheld, artista plástico entiende como pocos la ontología de la imagen, sus reflejos, sus luces, sus recorridos. La multitud como todos los buenos documentales se tornan pura poesía e implican, inevitablemente, la reflexión sobre un presente siempre complejo, siempre confuso.


- Constitución, de Melisa Aller (Corto en sección "Especies de espacio").
Fundamentación: La pantalla de la televisión, antigua, abombada compite con el recuadro del plano cinematográfico. Fotos fijas y movibles, viejas y nuevas, estáticas y dinámicas se confunden en el tono gris y negro, en el sepiado y en el tratamiento de las imágenes que se superponen en un montaje furioso que revela el paso implacable del tiempo, la velocidad, la inmanencia de lo que queda, de lo que importa. El barrio de Constitución con su iconografía identitaria: sus habitantes, sus calles, sus edificios, sus casas, sus hoteles. Un elenco de imágenes que se entremezclan con el registro sonoro que deviene en ruido de trabajo, de calle, de pasajeros en tránsito. Lo cotidiano irrumpe con su fuerza y tensa las imágenes. Melisa Aller con Constitución, este bello documental en Super 8, logra transmitir un universo de sensaciones, visuales y auditivas, pero también táctiles; la rugosidad de las imágenes que no es más que la rugosidad de un barrio, de un espacio, de una ciudad, de una idiosincrasia.

Gabriela López Zubiría / Hacerse la Crítica




- La Brújula la lleva el Muerto, de Arturo Pons (Sección "Viajes y destinos")
Fundamentación: Road movie a la mexicana, con un guión algo flojo pero una fotografía exquisita. Se le puede criticar la literalidad del título, de por sí excelente, pero tiene grandes aciertos en la construcción de personajes. Particularmente en el dúo de lloronas que se ven obligadas a emigrar por la falta de potenciales clientes (en el pueblo del que vienen se han muerto todos los hombres). Desde una mirada política "la brújula..." habla de un viaje hacia un futuro mejor pero de la manera en la que viajan los pobres, los que se han quedado sin posibilidades y para los que el futuro mejor es apenas una ilusión y fundamentalmente una fuga. Sitiados por la ignorancia y el abandono el viaje será un recorrido circular que los depositará con menos esperanzas en el punto de partida.




- Simulacro, de Nicolás Torchinsky (Corto sección oficial).
Fundamentación:: El policial como género siempre es atractivo y además ofrece una infinita cantidad de abordajes. Torchinsky opta por una muy creativa vuelta de tuerca, cuyo significado se completa al final. Armado como un mecanismo de relojería, los integrantes del octeto "ensayan" un robo que (eso lo sabremos después con la dedicatoria final a los músicos del Teatro Colón que no cobraron sus sueldos durante meses) vendrá a paliar una situación desesperante. Personas comunes puestas en situaciones extraordinarias, con humor, buen timing y una exquisita gráfica se resuelve con maestría la trama.

Oscar Cuervo / La Otra

Mi distinción es compartida entre dos largometrajes de sendos cineastas argentinos de muy distinta sensibilidad, que en ambos casos llevan sus principios artísticos con firme determinación hasta sus últimas instancias:





- Hawaii, de Marco Berger (Sección Dancing Queer)
En Hawaii Marco Berger alcanza un grado de simplicidad conmovedora para filmar una historia de amor clásica. Su fe en las historias de amor y en el clasicismo narrativo no hacen sino potenciar el impacto emotivo que su cine produce. La clave de su potencia reside en el punto de vista desde el cual Berger piensa la narración cinematográfica: es la mirada vacilante y deseosa. Mirada de la cámara que determina la puesta en escena y busca la intensidad de los personajes.



- Martín Blaszko III, de Ignacio Masllorens (Documental sección oficial)
En Martín Blaszko III Ignacio Masslorens se propone una meta ambiciosa: investigar sobre el espacio cinematográfico como el medio común en el que pueden intersectarse el cine y las artes plásticas. ¿Cómo se filma una escultura? La respuesta, muy audaz, es que sólo puede hacerse de manera oblicua, en el marco de una disputa por la visibilidad que un artista como Martín Blaszko no termina de lograr, lo cual se ve incluso en sus negociaciones con las autoridades del Museo. Sorprendentemente, Masllorens consigue transformar esa disputa en una comedia de refinado humor.

* Estas son solo las decisiones de algunos de los críticos invitados a elegir sus películas preferidas del Festival.

No hay comentarios: