Dan vergüenza





domingo, 10 de noviembre de 2013

The Lanata Syndrome

Eduardo Blaustein sobre Jorge Lanata (fragmentos del libro Años de rabia. El periodismo, los medios y las batallas del kirchnerismo). Hoy viene Blaustein a La otra.-radio, a charlar con el Pájaro Salinas y el staff de La otra.


SOBRE PÁGINA 12:

"De El Porteño relanzado nació el proyecto de Página/12, y con Página/12 nació quizá lo mejor de Lanata, en un fifty-fifty de méritos compartidos con Tiffenberg. Nació su legítimo prestigio de entonces y el futuro que se le abrió. (...) 

"Si se trata de plantar un meritómetro que cuantifique los aportes de cada cual para el éxito del diario, no hay ecuaciones fáciles. A Página "lo fundó" Lanata y él puso audacia y capacidad de pelea Pero el proyecto hubiera sido imposible de timonear sin las ideas, la sensatez y el trabajo extenso, cotidiano y obsesivo de Ernesto Tiffenberg, más el número y calidad de los profesionales que se incorporaron. Además de prestigiar de entrada el proyecto, los que tenían "firma" sabían cómo funciona un diario, sabían de escritura y periodismo. Lista larga y conocida, entre otros, Osvaldo Soriano, Horacio Verbitsky, más adelante José María Pasquini Durán, Juan Gelman, Eduardo Galeano, Tomás Eloy Martínez, Miguel Briante, Osvaldo Bayer, Luis Bruschtein, Rubén Furman, Julio Nudler, Carlos Rodríguez. Luego vinieron de La Razón -y antes de editorial Perfil- Martín Granosky, Sergio Ciancaglini, Claudia Acuña. El diario se impuso por sus preciosas y oxigenadas novedades, por su cosa cercana y desestructurada, por el debate de ideas en un muy buen nivel, por sus investigaciones, por el modo de pararse ante la política y las transformaciones sociales, por la consistencia y el peso de las firmas reunidas, más la sed y la capacidad de una mayoría sub-30 (Marcelo Zlotowiazda, Alfredo Zaiat, Nora Veiras, Sergio Resumil, Camilo Sánchez entre muchos). (...)

"La enorme mayoría tenía un compromiso y una mirada ética sobre el valor de la política y la propia profesión que merecería contraponerse con la relación que, con los años, estableció Lanata con ambas cosas. Recuerdo un par de veces en que Lanata me dijo sentirse quebrado en su relación con el periodismo. (...) 

"En rigor de verdad, la relación más intensa de Lanata con Pagina/12 se dio en los primeros años, poco después comenzó a ausentarse. (...) Hay quienes creen que, cuando por fin se formalizó el cese de su relación con Página/12, Lanata creía que el diario, sin él, no iba a sobrevivir, (...) 

"Alguna vez Gabriela Cerruti escribió que Lanata se fue del diario diciendo que "había que aprender de Bernardo Neustadt si no queríamos quedarnos escribiendo en un diario que sólo leyeran los amigos"".

SOBRE EL DIARIO CRITICA DE LA ARGENTINA :

"Había encargando a la productora de Gastón Portal que hiciera un documental sobre las previas de la fundación del diario que pudo verse por Internet y se emitió por América antes de la salida al mercado. (...) Lo alucinante con Lanata es que llegaban las cámaras y él se convertía en su otro yo. Lanata en acting ya no nos hablaba a nosotros sino vaya a saber a qué multitud invisible. (...)

"En la industria periodística se negocian las cosas como se negocian en la vida de todos los días y se negocian en la política. Lástima que el periodismo le exige a la política un standard ético pipí cucú. (...) Se suelen ceder espacios de libertad para sostener otras libertades posibles. Lo que no está bueno es cacarear la independencia absoluta y la valentía total como estratagema. (...) Con el tiempo fue pintando que no habría ni una discusión ni un proyecto interesante en Crítica como para disfrutar mejor de nuestros márgenes de libertad. (...)

"Aunque a la distancia reitero que es oportuno reivindicar cierta pluralidad de miradas, mi impresión era que Crítica se regocijaba en el negocio de hacer antikichnerismo fácil mediante un diarito pobre, feo, inseguro, endeble, con mucho tic demagogo, en el que se sobrerrepresentaban las decisiones y muecas con que siguió repitiéndose Lanata; demasiado Lanata y poco colectivo. Hasta que el proyecto entró en crisis y Lanata se alejó, no sin antes vivir la experiencia del teatro de revistas en el Maipo, generosamente exhibida en el diario cuyo director usó de marquesina. (...)

"La salida de Lanata fue vivida en la redacción como una tragedia griega (para muchos como una suerte de traición). (...) Por si faltaban razones para el padecimiento, era particularmente espinosa la herencia que dejaba el Gordo: Antonio Mata como accionista principal. (...) La muerte súbita de Crítica no fue en absoluto el primer caso de final triste para una aventura empresaria que incluía dosis de chantaje. Pero que ésto sucediera bajo la dirección de Lanata, campeón de la ética republicana, le dio a la aventura una cierta singularidad. (...)

"El 5 de abril de 2009 Lanata publicó su carta de despedida en Crítica. (...) Casi toda la carta es olvidable excepto por la posdata:

"Es gracioso y patético verse corrido por izquierda por Clarín, que el diario que convivió e hizo grandes negocios con los militares (Papel Prensa, junto con La Nación), gerenciado por la señora que se sospecha apropiadora de hijos de desaparecidos, que implementa el terror como política laboral (...) sostenga en un artículo sin firma que Crítica "moderó últimamente su posición sobre Kirchner" es tan torpe que resulta cándido...(...) El diario que montó ilegalmente Radio Mitre, que obtuvo Canal 13 del menemismo y logró la fusión monopólica del cable con Kirchner nos acusa de falta de independencia. Clarín no soporta que no le tengan miedo. Me hubiera gustado, al menos, dar esta pelea con Roberto Noble, su creador, y no con su lobbista Héctor Magnetto y el genuflexo señor Kirchbaum, cada día más encorvado por decir que sí. Nada de lo que digan sobre nosotros cambiará la imagen que ustedes tienen al mirarse al espejo".

LANATA EN CLARÍN:

"Para que pueda producir sus columnas de 7.000 caracteres en el diario del "lobbista" Héctor Magnetto, el sistema Clarín alienta y contiene a Jorge Lanata poniendo a su disposición uno, dos, tres investigadores que aparecen mencionados al pie de cada nota. Para darle máxima potencia de fuego al programa Periodismo para todos en Canal 13, el sistema Clarín rodeó al conductor de un ejército de productores y periodistas. Son más de una veintena, sin contar camarógrafos y editores, extraídos como muelas del área de noticias de Canal 13. Esa transfusión de sangre o recursos desde otros espacios del sistema, incluído Telenoche, a favor de Periodismo para todos, hizo que la capacidad centrípeta de Lanata se viva con algún recelo dentro del canal. (...) 

"No le cuestiono tanto que trabaje para el sistema Clarín (...) como el pacto eminentemente político, y habrá que suponer que económico, que hizo para poner su revólver en alquiler, acaso como último y desesperado efecto del síndrome de adicción a la popularidad. (...) Todo en PPT con partículas de buena información, con forzamientos, con ironías abundantes, con adjetivos excesivos, imitadores, payasadas y crueldades, está concebido como un dispositivo del sistema Clarín para pegarle al Gobierno Nacional, exclusivamente al Gobierno Nacional. (...) 

"Veo poco al programa de Lanata ...porque me crispa, me enferma. Me resulta difícil de tolerar su carga de agresividad: desde el show del fuck you, pura y furiosa ostentación de inmadurez cívica, hasta la imitadora de Cristina, pasando por las escasas dotes actorales del Gordo para pretender hacer la Gran Bores. Lanata furioso. Lanata despectivo, sobrador. Lanata esclerosado en sus muecas. Lanata insultando y despreciando a colegas con los que compartió -y les debe algo o mucho- espacio de trabajo comunes. (...) Lanata constituido, quizá sin habérselo propuesto de esta forma, en lo que quedó de él: poder de fuego propio puesto en alquiler, demiurgo virtual ante sus audiencias trocadas, cowboy solitario cabalgando al crepúsculo. Canturreando en el camino sus verdades pobres, la tesis del débil, sus ambigüedades distraídas, el show de superficie, efectos especiales (...)".

Hoy a la medianoche en La otra.-radio, Eduardo Blaustein. Junto al Pájaro Salinas, Maxi Diomedi y Cristian Bonomo. FM La Tribu. 88,7. Online.

4 comentarios:

julieta eme dijo...

wow la posdata es de 2009. no pasó tanto tiempo...

julieta eme dijo...

lo leí todo. muy bueno...

Luis Franc dijo...

Excelente!!

A.C.Sanín dijo...

Eduardo Blaustein es un testigo privilegiado para dar cuenta de la trayectoria de Lanata. No hay tantos periodistas que sucesivamente hayan formado parte de la cooperativa que editó “El Porteño” y luego hayan migrado a “Página/12” y luego también a “Crítica”. Ese recorrido en la prensa gráfica es muy interesante para comprender “la previa” del desembarco de Lanata en “Clarín”.
Creo que Lanata fue siempre un buscador de “nichos”, de públicos vacantes. Percibió en el final de los 80 el agotamiento del bipartidismo PJ-UCR y el aburrimiento que generaba en el público la prensa (el pacto Clarín- La Nación que acompañaba el contubernio) y ahí surgió “Página/12“. Y disfrutó de ese acierto en los años en que vivíamos “felices contra Menem”. Quiso repetir corriendo al kirchnerismo por izquierda y le fue mal con “Crítica”. Me gusta la frase: “último y desesperado efecto del síndrome de adicción a la popularidad”. Explica mucho, ¿no?