K

K

sábado, 20 de septiembre de 2014

Cristina, el Papa, el Cuervo, Mugica, Evita y la Villa 21-24


En esta diversidad se construyen las mayorías del movimiento nacional y popular, principio básico de conducción política. Ahí hay diversidad de trayectorias y vocación popular, y esa es la única manera de producir poder.

Esta foto pondrá mal a:

1) los antiperonistas, porque todos los que aparecen en ella son P: Evita, Mujica, El Cuervo, Cristina y el Papa; 

2) pone mal a los anticlericales y a los anarquistas dogmaticos, porque así como no comprenden que la política es dinámica y la búsqueda de alianzas es una clave para construir poder, abominan de la religiosidad popular; 

3) a los clasistas, porque creen que ellos son los que tienen que velar por la pureza de la clase obrera, la que quieren que vaya sola, sin otras clases, a la derrota. 

En cambio, esta foto a los kirchneristas y peronistas nos llena de regocijo.

1 comentario:

Carlos G. dijo...

Pero... no entiendo, Marcelo Bonelli dijo (en su jerga particular) que la presidenta lo había empujado al cuervo para que se retirara y evitar, así, su impostura y su desubicación ante el papa.
¿No fue así, entonces?