Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

miércoles, 3 de septiembre de 2014

La Lugones cerrada y el macrismo no responde al petitorio



A fines del año pasado, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció que la Sala Lugones permanecería cerrada por refacciones hasta julio de este año. Ya de por sí el anuncio era insólito: 8 meses para hacer refacciones en una sala pequeña resultaba un lapso exageradamente largo. Pasó julio, llegó agosto y la Lugones cerrada. Un grupo de personas vinculadas al cine, la crítica, simples espectadores y figuras de la cultura, a los que me sumé con mi firma, tuvimos una iniciativa espontánea: se redactó un petitorio exigiendo al gobierno municipal que respondiera el estado de las refacciones y los motivos de la demora. Las firmas se reunieron a través de una página de facebook y otra en change.org. Llegamos a juntar más de 2500 firmas, incluso logrando la adhesión de prestigiosos críticos internacionales. El petitorio se presentó el martes 20 de agosto. Existe una ley de la ciudad que impone a los funcionarios a responder este tipo de peticiones en un plazo breve de días. En este caso se trababa de que Hernán Lombardi, ministro de cultura macrista, dijera los motivos de la demora, el estado en que la sala se encuentra y el plazo estimado de la finalización de las reformas. El plazo que Lombardi tenía para responder venció sin que lo haya hecho.

Por trascendidos extraoficiales se sabe que las obras se iniciaron justamemente a raíz de que se hiciera pública nuestra acción civil. Pero no hay palabra oficial que responda al petitorio y, por lo tanto, no hay garantía de que el macrismo no esté mintiendo una vez más.

Vencido en el día de ayer el plazo legal para contestar, se le dará a Lombardi 72 horas de plazo extra y, en caso de seguir sin responder, el lunes próximo se procederá a enviar un Pronto Despacho, vehículo legal que insta a una respuesta inmediata. Son abogados amigos los que en esta instancia van guiando la cosa. Sabemos (salió en todos los medios), la Lugones está en obras, consecuencia de la acción emprendida por nosotros. La acción civil produjo un efecto. Falta ahora es que los funcionarios den la cara y produzcan un informe en regla sobre obras, proyecto, plazos, detalles (empresa contratista, etc.). A eso es a lo que apuntamos, con el procedimiento legal que estamos llevando adelante. El lunes próximo tendremos que tener noticias y, si no, volveremos a insistir.

No hay comentarios: