viernes, 21 de noviembre de 2014

Yamil Santoro diagnostica el fin de ciclo cacerola citando los conceptos de Lucas Carrasco



Decíamos hace una semana que el #13N fue el fin del ciclo cacerola, dado el peculiar éxito que tuvo el último cacerolazo, pequeño pero simpático, lleno de personajes entrañables. Ahora todos, desde Martín Rodríguez hasta Carlos Pagni, naturalizan que las cacerolas se terminaron aunque el kirchnerismo aún sigue. El consuelo según ellos es que sigue por poco tiempo, dado que dan por hecho que el FPV va a ser derrotado en las próximas elecciones y el kircherismo y la Cámpora van a desaparecer. Veremos si a Rodríguez, Pagni y otros poetas se les hace.

El que se alínea con esta tesis es el gran líder cacerolero Yamil Santoro, quien tuvo su cima de celebridad la noche que se puso en calzones en Plaza de Mayo, acompañado por la doctora Pato Bullrich y la actriz Natacha Jaitt. Ahora el joven profesor de ciencias decretó el fin del ciclo de las cacerolas y cita a Lucas Carrasco para fundar su diagnóstico. Yamil encontró una acción superadora a los calzones y las cacerolas en los globos del PRO.




6 comentarios:

Juan Salinas dijo...

Neustadt vaticinó que Lanata sería su sucesor y la pegó.
Pero no tengo con quien comparar al cachivache... Claro que no es el único ¿eh? No hace falta pensar en Insaurralde. Cuando se presentó el proyecto de Ley de Medios en el Teatro Argentino de La Plata, Cristina tenía a su lado a Massita... que ahora dice que no está de acuerdo con la ley, y el kirchnerismo fue involuntariamente refundado para bien por la 125 prohijada por Losteau... que apunta a ser el próximo intendente de la ciudad (para rabia de Rodríguez Larreta y alborozo de su mentor, Nosiglia) por la alianza en ciernes entre un sector de la UCR y el PRO. Cosas veredes, Sancho.

Minaverry dijo...

El kirchnerismo ya está para cantar "tantas veces me mataron..."

julieta eme dijo...

es muy bizarra esa foto... la marca del calzoncillo coincide con su apellido?

Carlos G. dijo...

Mientras haya quien crea que la Argentina puede ser una patria justa, libre y soberana, la grieta, mal que le pese a este patético personaje, permanecerá abierta.
Doy gracias por eso.

Martín dijo...

Escuchame, energúmeno y cagón, lo que yo digo es que los caceroleros ahora tienen a quién votar. Que eso las agotó. Leeme y después citá.

Sebastian Gabriel dijo...

Cuanta verdad..!!
Cuanta verdad...
Y grondona, que es la vida del nefasto ese?