Cine y pensamiento







El próximo sábado:
La Pivellina + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

jueves, 2 de febrero de 2017

Cristina, Milagro y el peronismo: los melones se van acomodando

Ahora solo faltaría que la CGT convoque a un paro general


El ordenamiento de la interna peronista parece estar avanzando más rápido de lo previsto. Y, contra lo deseado tanto por el régimen gobernante, la cada vez más angosta avenida del medio y el vandorismo residual, todos deseosos por dictaminar desde hace rato el "fin del kirchnerismo", el factor decisivo de este ordenamiento es la popularidad de Cristina en la provincia de Buenos Aires.

Esto era evidente desde hace mucho para las personas comunes, no así para la dirigencia y los columnistas que durante todo 2016 estuvieron tratando infructuosamente de diseñar una Argentina sin Ella. Ahora que la impopularidad del macrismo aumenta en proporción directa con el sesgo antipopular de sus políticas -tarifazos, despidos, inflación, intentos de ponerle topes a las paritarias y flexibilizar los convenios colectivos, reivindicaciones (no tan) veladas de la dictadura, operetas mediático-judiciales distractivas-, Cristina parece mostrarse como el instrumento más eficaz para que el pueblo castigue a este régimen defraudador de sus promesas electorales.

En el post del martes pasado cité las declaraciones de Daniel Filmus sobre la predisposición de Cristina a jugar un rol de liderazgo opositor. Filmus lo dijo en la última emisión del programa El Vermucito; él venía de reunirse la semana pasada con Cristina, junto con varios dirigentes porteños (entre ellos, Víctor Santa María, Gabriela Cerruti, Mariano Recalde y Eduardo Valdés):

" ...como militante ella planteó eso -dijo Filmus en El Vermucito-, que iba a estar vinculada al lugar que le corresponda o que quiera el movimiento nacional que ella ocupe. Más que una mirada egoísta de conveniencia personal, es una decisión de lo que el país necesite en ese momento"

Esta definición fue simultánea con las declaraciones de Alberto Fernández a Telam:

- Usted es referente del massismo porteño. ¿Allí sí ve posibilidades de unidad incluyendo al kirchnerismo?

- Mi mayor preocupación es que logremos unificar a todos los sectores del peronismo en la Capital, a todos, con un debate como el que estoy pidiendo. No para volver al PJ sino para tratar de construir un frente progresista en el que tengan cabida todas las expresiones.

- Además de Víctor Santa María, ¿con qué otros referentes del kirchnerismo dialoga?

- Con todos, no tengo problemas de hablar con nadie. No me gusta dar nombres porque estamos en etapa de preparación y no quiero que se sientan usados.

Al mismo tiempo, Gustavo Vera, legislador de CABA ligado al Papa, salió a promover un frente que incluya a figuras como Santa María, Valdés, Mariano Recalde, Jorge Taiana, Pino Solanas, Rubén Giustiniani y Héctor Polino para poner freno al macrismo en su propio territorio.

Estos alineamientos porteños fueron seguidos pocas horas después por un inesperado acuerdo en el peronismo bonaerense. Lo informó LPO: "Los intendentes del Esmeralda cierran con el kirchnerismo y aceptan una candidatura de Cristina". En realidad el acuerdo es más abarcador que lo que el título dice. En una reunión en la sede del PJ de la calle Matheu estuvieron el martes Wado De Pedro, el referente del Movimiento Evita Chino Navarro, los intendentes de Juan Zabaleta (Hurlingham) y Verónica Magario (La Matanza) -de los grupos Esmeralda y Fénix, respectivamente-, el diputado Oscar Romero de Smata, y el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, quien pocas horas antes todavía manifestaba su ilusión de que el peronismo encontrase liderazgos "nuevos", "sin colgarse de la pollera de Cristina".

El Chino Navarro había hecho gala hasta hace pocas semanas de un despechado anticristinismo, pero el martes empezó a recalcular: "Tenemos que conformar una fuerza política y electoral que construya una mayoría para derrotar el ajuste y empobrecimiento de Macri". En la foto, se lo ve muy sonriente junto a Julián, alrededor de una mesa encabezada por Wado De Pedro, Fernando Espinoza y Cristina Alvarez Rodríguez.


La foto era impensable durante un 2016 signado por las fracturas, una presunta balcanización del FPV y el disgusto de muchos de estos dirigentes, quienes parecían aborrecer de La Cámpora y deplorar que Cristina no se hiciera una imprescindible autocrítica. La evidencia de las encuestas y la carencia de un liderazgo alternativo (ni Massa ni Randazzo dan el piné) parecen haberlos persuadido de pronto de que hoy sin Cristina no hay peronismo.

La prueba palpable de que el peronismo se encamina hacia la unidad con un sesgo kirchnerista está dada por el viaje a Jujuy que ayer hizo una delegación del peronismo bonaerense (varios de los que habían estado el martes en la sede de Matheu) para apoyar a Milagro Sala y denunciar que en esa provincia, co-gobernada por el radicalismo, el massismo y el macrismo, no hay estado de derecho.


La delegación estuvo integrada por los intendentes Verónica Magario y Gabriel Katopodis; los diputados nacionales Leonardo Grosso y Remo Carlotto; el senador provincial Fernando Moreira; la ex senadora Maria de los Ángeles Higonet, el sindicalista Francisco "Barba" Gutiérrez y, una vez más, el Chino Navarro y Julián Domínguez. Visitaron en la cárcel a Milagro y a las otras militantes de la Tupac presas políticas por el gobierno macrimassista: Gladys Diaz, Mirta Aizama, Mirta Guerrero y Graciela López. Los dirigentes pejotistas ratificaron su adhesión al reclamo de la ONU pidiendo la inmediata libertad las presas políticas jujeñas y alertaron sobre la posibilidad de que Jujuy sea el laboratorio de una escalada represiva que macri podría hacer a nivel nacional.

El Chino, después de encontrarse con Milagro, dijo: “La vi muy bien de ánimo, muy fuerte y es un ejemplo de lucha para pelear contra este gobierno de ajuste y empobrecimiento que lidera macri. Los compañeros que vinimos estamos plenamente convencidos que Milagro tiene que recuperar su libertad de inmediato. Pero lamentamos confirmar que en Jujuy no hay estado de derecho ni garantías constitucionales”.

Otro dirigente del Evita, Leonardo Grosso, dijo: "Jujuy atraviesa una situación deplorable en materia de derechos humanos. Si la justicia tiene que investigar, que investigue pero no se puede vulnerar el derecho de la presunción de inocencia. Milagro está detenida arbitrariamente porque tendría que estar esperando el proceso penal en su casa".

Katopodis, Navarro y Domínguez habían explorado hasta hace poco la necesidad de dejar de lado su pasado kirchnerista, intentaron buscar por el lado de Massa o Randazzo, pero esta peregrinación al norte parece mostrarlos desistiendo del proceso deskirchnerizador. El reclamo por la libertad de Milagro, un símbolo de kirchnerismo que el régimen quiere aniquilar, es algo tardío: incluso los trosquistas del PTS se mostraron durante este año más firmes en el repudio a esta persecución política. Pero nunca es tarde en política: las autocríticas se hacen en la práctica mejor que en los discursos. El viaje en reivindicación de la Tupac es el gesto estratégico más significativo de estos sectores remolones.

Hace apenas una semana yo fantaseaba con un requisito que me parecía innegociable para integrar un frente popular y democrático: "Hay una incompatibilidad terminante con los que apoyan la prisión preventiva de Milagro Sala. Eso es algo que no puede negociarse. El que apoya eso es el adversario, alguien que se instala del otro lado del estado de derecho, rumbo a un terrorismo de estado. No es Milagro por sí misma -aun con todo lo que de ella podemos reivindicar. Es la dirección hacia la cual se orienta un régimen antipopular y antidemocrático lo que nos hace incompatibles. Todo aquel que se declara expresamente en contra de la prisión preventiva de Milagro es un posible aliado". Cuando lo escribía, me parecía remota la posibilidad de que el núcleo del peronismo bonaerense se aglutinara alrededor de este principio, tan decisivo. El tiempo es veloz.

Ahora solo faltaría que la CGT convoque a un paro general.

6 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Estimado..el párrafo final es el centro. Dado que el Movimiento Obrero, cooptado hasta hoy por Garquemos,es la llave de paso que frena la expresión del malestar colectivo,al igual por cierto que las Organizaciones sociales dedicadas a regar la pradera para que se incendia , según la grafica explicación del pitufo Persico.
Creo que el resultado electoral depende también del grado de confrontación concreta con el gobierno.Movilizaciones y paros incluidos,ellos hasta ahora han avanzado sin freno alguno..es hora de pararles la mano.Mas aca
https://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2017/02/la-batalla-contra-garquemos.html

Saludos cordiales

oti dijo...

El liderazgo, por su naturaleza, nunca puede es opositor. Ello es así porque el liderazgo piensa siempre en la construcción de un proyecto, de un gobierno y de un Estado. Ser "opositor" es sacarlo de su eje, disminuirlo.

Lo que en realidad sucede es que, cuando hay un liderazgo, suele haber oposición a ese liderazgo. Pero ello no quiere decir que ese liderazgo devuelva simétricamente esa oposición.

Por eso CFK no habla nunca de "frente antimacrista", lo que no significa que haga concesiones al macrismo. El frente ciudadano de todos los perjudicados por la actual política del gobierno tiene que ser un instrumento y un hito en el recorrido de vuelta a recuperar el rumbo nacional y popular.

La llamada resistencia al macrismo no es un fin en sí mismo. Uno se puede resistir a una enfermedad pero eso no significa curarla.

Si no ponemos un poquito en suspenso la ideología espontánea que tenemos todos no le facilitamos las cosas al liderazgo de CFK.

Oscar Cuervo dijo...

Oti, hace con tu vida lo que se te cante. Tus consejos no los necesito.

oti dijo...

Disculpas, pensé que estaba dando argumentos en el debate político entre compañeros, no consejos. No se va a volver a repetir. Saludos y gracias por el espacio.

Oscar Cuervo dijo...

Fijate en lo que escribiste y cómo desplegás tu enorme sapiencia politológica. Mejor sería que asesores directamente a Cristina una vez que llegue a la presidencia en 2019 (primero tiene que tratar de ganar este año) o al menos poner tu propio blog. Tus posts serían indispensables.

oti dijo...

Si esa es tu manera de aceptar mis disculpas me considero disculpado y si no qué se le va a hacer.
Ya te expresé que no se va a volver a repetir, lo que quiere decir que no voy a comentar más aquí.
Saludos y gracias nuevamente.