Foto: Nadia Albarracin


sábado, 26 de noviembre de 2011

La que se viene

Breve intercambio con Facundo Moyano
(con un epílogo extraído del diario de los Mitre)


por Oscar Cuervo

@FacundoMoyanoJS: "Recordemos siempre las palabras del compañero Néstor Kirchner el 9 de octubre de 2010: Es fundamental la distribución del ingreso... les pido a los empresarios que no hablen con desprecio de los trabajadores... y a los trabajadores, que no lo hagan con los empresarios nacionales. La Argentina debe volver a 1974 cuando la distribución era 50-50..."

@oscaracuervo: "y que los camioneros sean solidarios con los trabajadores peor pagos y los subocupados".

@FacundoMoyanoJS: "una cosa no tiene que ver con la otra! Estamos hablando de que no puede tributar alguien que no accede a una vivienda".

@oscaracuervo: "y pensar también en los que no están en la CGT que son muchos. Hay que incluirlos antes de subir el minimo no imponible".

@FacundoMoyanoJS: "te invito a una asamblea de peajes, de aeronavegantes,de camioneros, de mecánicos o de metalúrgicos y vos les explicás que... mientras las empresas ganan como nunca en la historia, el esfuerzo lo tienen que hacer éllos. por ahí a vos te entienden!!"

@oscaracuervo: "Y hay trabajadores subocupados que están muy por debajo de la media nacional, hay que ser solidario primero con ellos".

@FacundoMoyanoJS: "los que están mejor alquilan y no llegan a fin de mes. Ese es el problema. La solidaridad tiene que ser de los que más ganan... los trabajdores con plata en el bolsillo son el verdadero consumo y eso contribuye al circulo virtuoso".

@oscaracuervo: "yo sólo digo que hay diferencias muy insolidarias entre los propios trabajadores, los que están mejor podrían ser solidarios".

@FacundoMoyanoJS: ""Los sindicatos no son el problema, son parte de la solución" CFK 14 de septiembre de 2010 Luna Park".

***

Entreacto: Yo de política no sé nada, pero discutir, discuto.

Además a veces pienso que de política nadie sabe nada y que la soberanía de la historia es más inescrutable que los designios del Espíritu Santo, pero bueh.

Y ahora la web nos da posibilidad de cruzarnos con los que hacen de la construcción del poder su práctica profesional.

La otra tarde no vi llover, pero me crucé en el twitter con Facundo, el hijo de Hugo Moyano. Y, un poco por ganas de joder y otro poco para probarme hasta dónde podemos llegar en un intercambio virtual con alguien que está en una zona densa del poder, le empecé a mandar frases que para mí no son certezas, sino sólo preguntas.  Así que, con más temeridad que otra cosa, me expuse a decir algunas ideas que me podrían hacer quedar mal parado. Después de todo, esa es la única manera de aprender algo.

Un punto a favor de Facundo Moyano es que me contestó, cuando podría haberme ignorado flagrantemente.

Este cruce, por supuesto, no define nada, pero refleja algo de lo que hoy se está discutiendo en la política nacional. Y muchísimo en la blogosfera K, tanto como en los blogs que son afines a la ortodoxia peronista. Después del triunfo impresionante de Cristina en octubre, con la oposición política en estado entre líquido y gaseoso, el único conflicto que se avisora por el momento es entre dos dirigentes que en la etapa inmediatamente anterior eran aliados, aunque nunca se hayan tenido demasiada simpatía: Cristina, recién ungida por el voto popular, y Hugo Moyano, cuyo mandato en la CGT se termina a mediados del año que viene. Por supuesto que se trata de bastante más que de un conflicto personal, y que muchas cosas sobre el país, el  peronismo y el kirchnerismo van a irse delineando alrededor de este conflicto (que por el momento no es una lucha terminal, sino solo un conflicto).

Y para terminar este post, a la manera de epílogo o de anuncio de una continuación posible, reproduzco el final de una nota publicada hoy en el diario de los Mitre (la nota completa acá). Tú te preguntarás qué tiene que ver el final de este post con el comienzo. Lo dejo a tu criterio.

***

Epílogo: "Desde hoy y hasta fin de año, Moyano destinará sus fuerzas al resurgimiento del viejo MTA y al acto del 15 de diciembre en el estadio de Huracán por el Día del Camionero, en el que promete anunciar delante de una multitud un plus salarial de fin de año de 2000 pesos. También, desde allí, insistirá en la ley de reparto de utilidades entre los empleados y exigirá una reforma tributaria, haciendo hincapié en elevar el umbral del tributo al mínimo no imponible del impuesto a las gananacias.

Pero no sorprendería que en alguno de los encuentros Moyano apele a un antiguo anhelo: convocar a la creación de un partido político vinculado con los trabajadores y el peronismo. El objetivo del líder camionero es reunir en un mismo espacio a todos los sindicalistas que ejerzan un cargo político y que se sientan desplazados por el kirchnerismo.

El proyecto del partido propio se remonta a 2009, cuando surgió la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, que aún no tiene categoría de partido político. "Sería una suerte de partido laborista", confió un dirigente que acompañó el martes pasado a Moyano al congreso de la Unión Industrial Argentina (UIA), el ámbito en el cual levantó temperatura el enfrentamiento entre el líder de la CGT y Cristina Kirchner.

UN NOMBRE CON MUCHA HISTORIA


Después del 17 de octubre de 1945 los sindicatos que apoyaban a Juan Domingo Perón fundaron el Partido Laborista, una de las estructuras que sostendrían la candidatura presidencial del entonces coronel. Pasadas las elecciones de 1946, Perón ordenó unificar los partidos que lo habían impulsado. Ahora Moyano se tienta con reflotar ese nombre para su propio proyecto de poder".

11 comentarios:

Daniel Cholakian dijo...

Oscar, cuando leía tus tweets pensaba que estabas discutiendo con muy poco tino, que tus argumentos eran tontos, elementales, hasta "gorilas". Leyendo el resto del post, la cosa tomó sentido. Corto e interesante. Lo del partido sustentado en los trabajadores es claro y, en mi opinión, positivo. Facundo es el cuadro que están preparando, pero no el único. Habrá que esperar a ver que pasa, pero lo cierto es que el uso de las redes para lograr estos cruces, antes imposibles, es bueno.
Abrazo, Daniel.

Oscar Cuervo dijo...

Daniel:
son interrogantes, pero no veo la punta del partido laborista, así como no veo que el Moyanismo tenga líderes políticos, que se mueven con otra lógica que lo que Moyano sabe hacer. Creo que si Moyano intenta un partido un sindical, el pierde los sindicatos y no va a ganar la política.

Lidia Ferrari dijo...

yo tampoco entiendo mucho de política, pero no me parece un buen signo para la política argentina que la confrontación sea con los sindicatos, más allá de lo que ellos puedan dar lugar para ello. Me parece que es un frente difícil. Son los trabajadores, la columna vertebral del movimiento. Cristina tiene razón cuando habla de no confrontar. Me parece Oscar que tus comentarios a F. M. fueron confrontativos sin necesidad. Y me sorprendió que él te contestó en un buen nivel de diálogo. No sé nada de política, pero quizá es hora de escuchar a Cristina cuando pide no confrontar. Ella responde a las provocaciones, pero no pelea por pelear. No sé... En una situación de tanto consenso popular, no pareciera estratégico pelear con los que no parecen tener poder, pues es darle más de lo que tienen. No se... !Cuanta falta hace Néstor K.! Cuánta falta para Cristina (que se las banca todas) para aliviarle un poco la carga.

ana maría dijo...

En cambio, a mí, los comentarios confrontativos de Oscar me parecieron de absoluta necesidad. Hay dirigentes sindicales que son plagas destructivas y ni te cuento el Moyanito con el que se cruzó Oscar. Sé fehacientemente de por lo menos una persona que trabajó con él y que prefirió renunciar porque es un patotero peligroso y un ladrón.

ana maría dijo...

Una cosa más: hace muy bien Cristina en apoyarse en el voto popular y no en los sindicatos como hizo Perón en el '73 y así dio comienzo a la historia más sangrienta que vivimos los argentinos que tenemos algo más de 50 pirulos. ¡¡Aguante y avanti morocha!!

Oscar Cuervo dijo...

Lidia y Daniel:
Yo por mi parte, creo que las 4 frases que le envié a Facundo no son ni gorilas, ni confrontativas ni peleadoras. En cuatro frases le mandé lo que yo creo que es el límite político del proyecto moyanista, y esto dicho con tan buena leche como racionalidad:
1) La CGT (no Moyano) es una parte muy importante del movimiento peronista y por ende del proyecto kirchnerista que de ahí proviene.
2) Moyano es un dirigente muy importante, uno de los más poderosos de la Argentina, un factor de poder a tener en cuenta. En su historia hay gestos realmente valiosos. Moyano no es la CGT ni el sindicalismo, ni la columna vertebral del peronismo. Es un dirigente que ha hecho mucho por su gremio y también absorbió a otros gremios, que de alguna manera se vieron beneficiados al ser incluídos entre los camioneros.
3) Moyano se equivoca gravemente desde hace varios meses, cuando piensa que le puede marcar la cancha a Cristina. Si hasta hace poco había alguna duda, después del 23/10 no hay ninguna: Cristina es la conductora política de este movimiento, se le puede discutir, se le puede reclamar, pero no se puede cuestionar su lugar de conductora sin salirse afuera del movimiento. A Moyano le faltaría tomar mucha sopa, es decir: darse un baño de votos populares como el que ungió a Cristina, para pretender desafiar su liderazgo. Cristina es falible, como es notorio, ahora no me cabe ninguna duda de que hoy por hoy el liderazgo de Cristina es condición imprescindible para el sostenimiento del proyecto. Moyano puede formar parte del movimiento, pero no puede, ni por las tapas, disputar liderazgo. No puede hacerle reclamos a Cristina por los diarios (como dijo ella esta semana), no puede pretender sobreponer su sector por sobre el conjunto del pueblo.
4) En la Argentina de hoy no se puede hablar de pueblo si no se incluye a los tercerizados, a los subocupados, a los trabajadores en negro y a los desocupados. Históricamente la CGT no los viene incluyendo, no tiene ninguna política hacia esos sectores. Presionar por subir el mínimo no imponible, cuando hay tantos trabajadores no encuadrados, es un despropósito y desmiente cualquier pretensión de política en favor del pueblo. La CGT de Moyano ha obstruido durante años el reconocimiento legal de la CTA y Kirchner, que es aliado de las dos centrales, ha privilegiado durante años a la CGT como aliado principal. Yo creo que es momento de que Cristina ponga a los dos sectores: los trabajadores informales y los formales, en pie de igualdad y que por ende, en este momento, privilegie las conquistas que se le deben a los más pobres, que no son los camioneros ni los que piden que se les suba el mínimo no imponible.
5) Si hubiera un proyecto Laborista en marcha, creo que está destinado al fracaso. Moyano tiene un proyecto político pensado desde el sindicalismo, un sector necesario pero no suficiente. Está claro que el diseño de país de Cristina trasciende a la visión sindical. Moyano es útil para los sindicatos industriales, pero sus ansias de poder son peligrosas para el resto del pueblo. El Laborimso Moyanista no va andar, a menos que se piensa como un sector político del movimiento que conduce hoy Cristina. Si Moyano lo piensa como partido, tiene patas cortas.
Me puedo equivocar, pero así lo veo yo.

Lidia Ferrari dijo...

gracias Ana María y Oscar... como dije no entiendo demasiado y además estoy algo lejos para sentir las vibraciones cotidianas. Sólo transmito una sensación. En todos los discursos Cristina llama a no confrontar y como para mí ella va mucho más lejos que todos nosotros, la escucho todo el tiempo en ese lugar. Quizá por la historia sangrienta, Ana María, y porque tengo más de cincuenta, la escucho a Cristina como quien me señala un camino. Y ella nos dice, -escucho-: argentinos, a trabajar. Oscar, siempre reflexiono y aprendo de tu blog. Gracias.

Oscar Cuervo dijo...

Sí, Lidia. Cristina dice "no confrontar", pero es ella misma la que les pone los puntos sobre las íes a los sindicalistas zarpados. El "malestar" que Moyano hace saber de manera indirecta se vincula con los límites a sus pretensiones que la propia Cristina le marca en público. ¿Vos la viste esta semana parándole el carro a los sindicatos de aeronáuticos? Bueno, Moyano y sus seguidores salen a "respaldar" a esos sindicatos, así que, ojo al piojo. Por otro lado, mi intercambio con Facundo no es una confrontación, pero sí una manifestación directa de lo que a mi entender es el límite de la política de la CGT de Moyano.

Predicad0r ∞(...)∞ dijo...

No comparto la vision de que las conquistas y reinvindicaciones de los trabajadores esten contrapuestas a las de los desocupados.

Y desde el posibilismo, si efectivamente se contraponen es porque a quienes los trabajadores tienen que arrancarle conquistas nos extorsionan (a todo el pueblo) no invirtiendo, tomando ganancias via inflacion, generando corridas cambiarias, manipulando sus mass medias, etc.

Entonces me parece peligroso que dentro del movimiento nos prestemos a contraponer trabajadores con desocupados desde ese punto de vista.

Oscar Cuervo dijo...

Predicador:
yo no planteo ninguna contraposición, sólo digo que la visión de la CGT ha contribuido en estos años a no ocuparse de los excluidos, a oponerse a que se reconozca a la CTA. Y ahora Moyano piensa sectorialmente, representa a un sector de los trabajadores (al sector mejor remunerado) y plantea reclamos para seguir beneficiando a ese sector. Obvio que puede hacerlo, pero Cristina es elegida por todo el pueblo y no solo por los camioneros, así que debe priorizar a los sectores más vulnerables, que no son los que pelean por subir el mínimo no imponible, precisamente.

Martha dijo...

Si, Cristina ha sido elegida por una amplia mayoría del pueblo . Esto le da más margen de acción. Por suerte. Por favor, no hay que desperdiciar este momento.
Felices pero alertas.