Cadete



sábado, 9 de agosto de 2014

La derecha argentina pro-israelÍ apoya la masacre de Gaza con argumentos propios del terrorismo de estado

Trampa del victimismo de Hamas

La guerra iniciada por el grupo terrorista y fundamentalista Hamas contra el Estado de Israel -única democracia del Medio Oriente donde se respeta la diversidad, la justicia y los valores individuales-, impide una paz que permita la convivencia de un estado palestino con el Estado de Israel. Mantiene de rehén a los habitantes de Gaza e instaló rampas misilísticas y morteros en escuelas, hospitales, hogares infantiles y mezquitas, desde donde dispara indiscriminadamente contra poblaciones inermes. Israel ha invertido masivos recursos en la construcción de refugios civiles y en el sistema anti misiles Cúpula de Hierro, lo cual impidió que sus víctimas fuesen millares. Hamas, en cambio, ha instalado sus lanzaderas de misiles en medio de la población, para que la réplica israelí pueda ser acusada de “genocida”. Cada muerto palestino es, así, utilizado como un punto en contra de Israel. Hamas lo sabe bien, por eso estimula que se produzca la mayor cantidad de víctimas en la población civil de Gaza. Mientras Israel se desespera por proteger a sus ciudadanos y ocasionar el menor daño posible, Hamás dispara sus cohetes de forma indiscriminada. Es una trampa muy evidente, pero que ha confundido a muchas personas y gobiernos.

Además, ha estimulado una erupción de judeofobia mundial, al resucitar consignas medievales antisemitas, como la “perfidia” de los judíos y su placer en asesinar niños. No obstante el derecho de legítima defensa que asiste a Israel, deploramos las muertes inocentes que provocan sus operaciones militares y exhortamos a que extreme medidas para impedir que se sigan produciendo. Como argentinos comprometidos con la paz, la justicia y el progreso, denunciamos esta grosera campaña anti-israelí, que implica en los hechos un vergonzoso aval a los terroristas de Hamás.

Firman: Marcos Aguinis, Sergio Berenzstein, Marcelo Birmajer, Alejandro Borensztein, Diana Cohen Agrest, Pepe Eliaschev, Martin Kanenguiser, Santiago Kovadloff, Graciela Romer, Daniel Sabsay y David Stalman.

Esta nota publicada en Clarín marca el claro alineamiento de algunos sectores de la derecha judía argentina con la política masacradora del gobierno israelí. Justifica la masacre con el sorprendente recurso de que se trata de una "defensa" del estado de Israel.

Es curioso notar que se trata de parte del elenco estable de la más reaccionaria derecha argentina, sistemáticamente alineada con los sectores golpistas locales.

9 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

la misma logica,los mismos disvalores los mismos metodos la misma mierda

Carlos Balmaceda dijo...

¿Habrán notado los judíos argentinos, todos ellos, que "Borde protector" marca un antes y un después en la construcción de la identidad judía, desde el estado de Israel? Otras ofensivas, otras muertes, otros ataques -Rachel Corrie, el Mavi Marmara, etc.-, pudieron barrerse bajo la alfombra. La conexión con otros episodios de la historia de Israel -la masacre de Deir Yassin, la voladura del King David, Sabra y Chatila, el asesinato de Muhammad Al Durra-, que siempre quedaron aislados unos de otros, ahora componen una continuidad, una suerte de gran friso. Los arranques de cinismo y crueldad de sus autoridades ("desproporcionado es perder 7 a 1", "deberían darnos el premio Nobel de la Paz", "deberíamos matar a las madres palestinas") han terminado por componer la imagen completa del monstruo.
Esta defensa que hacen aquí judíos que jamás podrían marchar junto a Chomsky, Rozitchner padre o Juan Gelman, es otra perla.
Pero el resto, los millones de judíos argentinos que aún no se pronuncian (no nos olvidemos que hubo un acto ¡en la AMIA! defendiendo estos ataques) no abre la boca. Sorprende que tipos como Sztranrajber o Forster no se pronuncien (por lo menos, yo no los vi) o peor aún, que el rabino que hasta ahora parecía más honesto y progresista, Daniel Goldman, se haya perdido en su última intervención en vaguedades, sacándole el cuerpo a la cuestión.

Oscar Cuervo dijo...

http://www.infobae.com/2014/08/05/1585415-el-secretario-pensamiento-nacional-pidio-que-israel-retrotraiga-sus-fronteras

La única solución es que haya un Estado palestino que sea viable económicamente, políticamente y geográficamente. Soy de los que piensan que sería bueno volver a la frontera anterior a la Guerra de los Seis Días y que Jerusalén sea capital de los dos estados", consideró el secretario de Pensamiento Nacional, Ricardo Forster.

La Guerra de los Seis Días tuvo lugar en junio de 1967, cuando Israel enfrentó y venció a una coalición de naciones árabes integrada por Egipto, Jordania, Irak y Siria. Tras los combates, anexó a su país territorios de Altos del Golán, la Franja de Gaza y la península del Sinaí.

El funcionario e integrante de la agrupación Carta Abierta aseguró que esa solución hoy "no es viable" porque Israel es comandada por un "gobierno que expresa la derecha israelí". En diálogo con radio América, señaló que en los últimos años "la sociedad israelí se ha derechizado como producto de tantos años de belicismo y confrontación", pero reconoció que en ese giro tuvo también que ver la agrupación terrorista Hamas, "que tiene una visión muy terrible que reclama la desaparición del Estado de Israel".

ram dijo...

Me van a disculpar pero, creo que a una derecha como la israelí (y sus satélites desperdigados por el mundo) es casi como una costumbre, inútil y cansadora, la denuncia de lo contradictorio, lo falso y manipulado del repertorio de excusas con que justifican su nazismo racista, explícito y criminal.
Como a los nazis originarios, el único límite para esta sucursal de ex-"subhumanos", será una derrota militar, un nuevo Yom Kippur del '73, dónde supieron de primera mano lo que es cagarse en las patas, lo obscena que es la dependencia dependencia del tío sam y demases delicias que hoy, o ya se olvidaron o les hicieron olvidar.
Pónganle el rótulo que quieran pero Hamas no califica para enemigo; la desproporción militar es tan apabullante que, si la destrucción no fuera tan dramáticamente evidente, sería una joda.
Si Hamas no existiera, lo inventarían, como antaño se inventó el incendio del Reichstag, o no?.
Una historia sin fin y en crecimiento, quién sabe?, en una de ésas cuando al fin tengan el jaleo soñado con Irán, la cosa cambie un poco, pero en el mientras tanto.....

donchango dijo...

Los firmantes del comunicado terrorista no son judíos, son fascistas cuya única religión es cagar al prójimo.

JOSE MÜLLER dijo...

Creo que no es pecado ser de derecha ni de izquierda y quien defiende una idea no necesariamente debe ser descalificado. En vez de hablar de la paz o nuestros propios problemas, estamos mirando lugares remotos y uno solo en particular, eso me suena muy anti semita.

Oscar Cuervo dijo...

¿Así que hablar de la paz te suena antisemita? Hmmm... jeje...

No es pecado defender ideas, es criminal justificar masacres, que es lo que hacen estos mamarrachos.

Tratá de encontrar una manera más eficaz de evitar el antisemitismo, porque con discursos como el tuyo se termina alimentando a los antisemitas.

ram dijo...

Vamos por partes, diría Jack.
Si hay hoy un estado ANTI SEMITA, ese estado se llama israel, ese rejunte de eslavos, latinos y germanos, sobrevivientes del Holocausto que, para completar la "limpieza" nazi con métodos más "civilizados" fueron puestos ahí con simultánea corrida a patadas de los habitantes que ya estaban ahí, desde siempre, desde el principio de la Historia y, desde entonces y siempre, SEMITAS.
No rompan las bolas, las SS de hoy, los anti-semitas de hoy, son israelíes. Y ningún judío decente puede justificar éso, ni en ésta ni en ninguna otra vida vivible.

Bob Row dijo...

Señor Carlos Balmaceda: los "millones de judíos argentinos" sólo existen en su antisemita imaginación. Así como la racista obligación que Ud supone que tienen de pronunciarse sobre un conflicto extranjero que involucra las acciones de un gobierno que ellos no votaron.

Se pronunciarán -o no- según su individual capacidad o necesidad, así como Ud o cualquier otro argentino lo puede hacer; sobre ese o sobre cualquier otro conflicto que no les atañe nás que en la universal medida en que "nada de lo humano nos es ajeno".