martes, 18 de agosto de 2015

El plan económico de Macri


por Juan Manuel Iribarren

(Viene de acá)

Regreso por un momento a la Argentina del Siglo xxi, a la reunión del Consejo Interamericano de Comercio y Producción, con economistas que se autodenominan liberales porque consideran despectivo el término "neoliberal" -o quizás piensen que no tiene que ver con ellos.

Lo que llama singularmente la atención es que no hay ninguna señal en el debate de que la Argentina haya pasado por un proceso de crecimiento y cambio, reconocible aun para muchos economistas ortodoxos; la negación de estos 12 años es total, e incluso la llaman "la década perdida" en un intento de negación pueril que sólo evidencia una completa adhesión a su credo.

En realidad, es como si estos señores recién acabaran de salir de un seminario con Milton Friedman, iluminados y racionales en contraposición al dogmatismo ignorante de los viejos economistas del establishment (veteranos keynesianos del New Deal). Y entonces, sinceramente preocupados por el problema de la inflación, sinceramente histéricos por su reputación, creyesen que nada se ha hecho correctamente, que hay que cesar la emisión monetaria, abrir fronteras, ajustar, más deuda externa y punto: lo demás lo hace el sector privado. Sinceramente, pero raro.

La arrogancia y la impostada seriedad con la que hoy hablan de estos temas no hace más que solapar la inseguridad que sentirían frente a verdaderos referentes de peso en este momento, pero también oculta algo peor, algo que se le debería poder cuestionar a cualquiera que se dedique a una ciencia social -con matices normativos- y pretenda ser un referente: desconocen por completo la sensibilidad contemporánea, aun de los economistas de más peso en la opinión mundial; desconocen -o quieren desconocer- que el tema más preocupante en el mundo en estos momentos para los verdaderos referentes de la economía -de los cuales ninguno, hay que decirlo, es neoliberal- es la abrumadora desigualdad, es el capitalismo patrimonial -que vuelve superfluos los puntos de vista liberales de la igualdad de oportunidades-, y que todos estos temas, evidenciando que son centrales en esta época, se transparentan en la crisis del Euro por la imposición de esas políticas que defiende la Troika y que están acabando con el proyecto de la Unión Europea por irracionalidades, cinismos y castigos.

(Fragmento de la nota "Fundamentalistas de mercado", publicada en el blog Un Largo, que se puede leer completa acá)

1 comentario:

Rodrigo Prado dijo...

La verdad hablar de igualidad de oportunidades cuando a un ingeniero le pagan lo mismo que a un operario que hace horas extras, o en mi caso buscando laburo durante mas de dos años sin éxito me parece una caradurez. Lo único que hizo este gobierno fue despilfarrar la plata con la finalidad de perpetuarse para siempre. No hubo grandes inversiones en energía, ni en rutas, ni en ferrocarriles, ni en infraestructura para mejorar la competitividad del país. Una chantada el gobierno K.