Dan vergüenza





miércoles, 20 de septiembre de 2017

El apagón televisivo contra C5N es parte de la lógica duranbarbesca: hay que encontrar formas de movilización real


A medida que pasan las horas va quedando más claro el sentido del levantamiento del programa de Roberto Navarro de la señal C5N y Radio 10. De lo particular a lo general:

- Fue el programa donde se difundió masivamente el informe de Verbitsky en el que se descubrió el blanqueo de capitales de los familiares cercanos de macri. La publicación desató una vendetta del jefe de estado, por la cual se amenaza también llevar preso a Víctor Santa María. El blanqueo de los familiares cercanos de los funcionarios estaba expresamente prohibido por la Ley de Blanqueo que votó el Congreso con el apoyo del Frente Renovador, que apoyó la ley con la condición de introducir esta restricción. La ley, una vez promulgada, fue alterada ilegalmente por un decreto del poder ejecutivo, que derogó el obstáculo para que la familia macri blanqueara sus enormes capitales en el exterior. Los diputados que introdujeron la modificación restrictiva, al enterarse del decreto que burla la intención legislativa, apenas emitieron leves rezongos. El Frente Renovador se quiere presentar, después de las elecciones de octubre, como parte de la "oposición responsable" que va a "reconstruir el peronismo".

- Economía política es el programa que evidentemente logró perforar el círculo de los televidentes que ya tienen decidido su voto. Además de la presencia de Verbitsky y de sostener la línea decididamente más crítica del gobierno de toda la señal, Navarro, con su estilo vocinglero, logró armar un staff de periodistas jóvenes que no solo son muy buenos profesionales sino que conectan con otro sector de los espectadores y una manera más contemporánea de informar, investigar y preguntar. Y no es menor la calidad del humor de Pepe Rosemblat, el Cadete, que a través de sus canciones y parodias resulta más corrosivo que muchos informes periodísticos. Esa conjunción logró durante todo el año una audiencia propia de un canal de aire, superando en muchos casos la de La Cornisa de Majul, que a partir de este domingo volverá a ser la única opción de programa político antes de que empiece... ¡Lanata! El lenguaje populachero de Navarro y el más juvenil de su staff lograron una fórmula eficaz para competir contra el abrumador resto de la programación oficial.

- C5N no tiene una línea editorial coherente, que más bien estaba dividida en una mitad oficialista y otra opositora (esto se registraba en todos los medios del grupo Indalo: Ambito Financiero, totalmente macrista, Radio 10, con fascistas como Baby Etchecopar y Rolando Hanglin o el circo de Tinelli), e incluso en las incrustaciones macristas dentro de los programas críticos (las publinotas de María Eugenia Vidal y Massa en el programa de Víctor Hugo, Robertito, el amarillismo policial, el bloque de Larreta en el programa radial de Sylvestre). A pesar de ello, estos medios habían logrado competir en audiencia con TN, gracias a un marketing de "lo que en otros medios no te informan". La diferencia la marcó Navarro la noche del fraude informativo de las PASO, cuando volvió al aire en la madrugada en la que solo quedaban locutores de turno, para denunciar la manipulación de las cifras que estaba operando el gobierno.

En las redes sociales circula para hoy un llamado a hacer un apagón televisivo a las 22, en el horario en el que salía El Destape. No creo que esta medida tenga ningún sentido. El oficialismo no está preocupado por el rating que pueda tener el C5N reconvertido al macrismo. Que a esa hora C5N quedara sin audiencia es lo que macri venía buscando. En todo caso, subirá el rating de TN. Las medidas tomadas a partir de la lógica televidente ("manejá el control remoto") están enteramente dentro de la dimensión duranbarbesca de la política.

Lo cierto es que vamos hacia unas elecciones viciadas en su legitimidad, con un dispositivo de escrutinio que probó la posibilidad del fraude, con los medios de comunicación secuestrados de modo brutal por la pauta de la jefatura de gabinete de marquito. Al bombardeo psicotizante de los grandes medios corporativos que demonizan a las opciones electorales auténticamente opositoras desde el comienzo, se suma la confusión de los medios hasta ahora considerado "críticos". El Grupo Indalo pasó a desempeñar a partir de ahora el rol del massismo en el Congreso: una apariencia de oposición que forma parte del régimen.

Los que hacemos La otra apostamos a formar parte de medios populares, comunitarios o cooperativos. Este mismo blog fue creciendo en lectores en la medida en que las condiciones políticas del país se deterioraron, ventaja relativa que nunca quisiéramos gozar. La respuesta a esta encerrona no pasa por la lógica del televidente que apaga el televisor una hora. Habrá que apelar a la mayor creatividad del campo popular para superar esta encerrona letal.