Cadete





lunes, 20 de febrero de 2012

Partida del barco con alas

(Vladimir Kush, 2007)
Visuales XLIX‏

por Liliana Piñeiro

El aleteo de las mariposas acompaña el murmullo implorante del agua. Las nubes se arremolinan señalando la costa, los hombres se agitan en la orilla y el aire se cruza de vibraciones, en un ruego inútil y amoroso.

Pero hay una crueldad agazapada bajo las alas, inconmovible. Con el color desplegado en sus mástiles el barco se aleja, como la felicidad.

2 comentarios:

julieta dijo...

"el barco se aleja, como la felicidad."

sí, hay cierta melancolía en el cuadro, en los hombres altos y delgados que se quedan en la costa rocosa... muy lindo...

Lukas dijo...

Las mariposas son bellísimas...viven corto tiempo.