Foto: Nadia Albarracin


viernes, 17 de febrero de 2012

Werner Herzog / Esther Díaz

Domingo a la medianoche en La otra.-radio


por Oscar Cuervo

¿Tiene sentido seguir sosteniendo, a esta altura del cine contemporáneo, el concepto de autor cinematográfico? Para algunos, este concepto puesto en circulación por la revista Cahiers a fines de los años 50 está pasado de moda. ¿Quedan autores? En el blog de Roger Koza se está debatiendo alrededor de esta cuestión.

Quedar quedan.

Está Herzog. En los últimos años hizo películas tan distintas como Un Maldito Policia en Nueva Orleans y La cueva de los sueños olvidados. ¿Qué tienen en común, desde el punto de vista temático, formal, estilístico? Y sin embargo, ¿es posible tender un puente de ideas entre ambas películas?

Desde los años 70 Herzog viene ensayando en sus películas diversas aproximaciones a la pregunta por el hombre y la civilización, la naturaleza y la cultura, el individuo y la especie; desde hace décadas viene buscando una experiencia límite de la mirada humana a través de la cámara cinematográfica. Bueno, esto es discutible, podés no acordar con ello, supongamos que es solo un esbozo esquemático que permite ligar muchas de sus películas, si no todas. ¿Esto describe una esencia “Herzog”? No importa: sirve para encontrar nuevos sentidos en sus películas (o no sirve y descartamos la idea). En el terreno de la puesta en escena, el personaje de Cage se mueve de una manera particular, adopta ciertas posturas, entra a cuadro haciendo un giro que recuerda a los personajes de Kinski en las películas de Herzog en los 70. ¿Qué relación podemos encontrar entre los personajes de Kinski y Cage? No está dicha la última palabra, pero hay cierto eco de unas películas en otras.

Este domingo viene Esther Díaz a La otra.-radio. Vamos a hablar de un autor cinematográfico: Werner Herzog.

Domingo a la medianoche, FM La Tribu, 88.7, lo podés escuchar online.

2 comentarios:

furgoner dijo...

se puede hacer un disco acustico y otro electronico y otro rockero y que en ellos haya una esencia (neil young, spinetta)
se puede ir de la pintura al oleo al mural y saltar al collage con basura y de ahi al grabado sin dejar la pintura tradicional manteniendo la esencia (pienso en Berni o Picasso)

si se puede
a pesar de las reglas de la academia
sí se puede
el asunto es como el espectador lo tome, lo asimile o lo acepte
no?
lo voy a escuchar

perdon mi compulsividad a opinar de todo
furgoner

Oscar Cuervo dijo...

Opine nomás, la analogía es válida.