Cadete



miércoles, 14 de marzo de 2012

Perfil Libre Garcas


Ante las amenazas de despidos por el cierre del diario Libre Deportivo y en defensa de nuestros salarios: Los trabajadores de Editorial Perfil retiramos las firmas

Los trabajadores de Editorial Perfil manifestamos nuestro enérgico repudio a la decisión de la empresa de poner en riesgo más de 30 puestos de trabajo al cerrar el diario Libre Deportivo a partir del martes 13 de marzo de 2012.

Informamos que, a partir de esta decisión, la empresa ha desplegado una serie de métodos repudiables para tratar de infundir temor entre los trabajadores afectados. Por un lado, ha amenazado a los integrantes de la redacción de Libre Deportivo para que abandonen la editorial de manera "voluntaria" antes del 31 de marzo -lo que intenta camuflar una situación real de despidos encubiertos-, bajo el argumento de que más allá de esa fecha Editorial Perfil no podrá garantizar siquiera el pago de las indemnizaciones correspondiente por ley. Al mismo tiempo, la empresa ha señalado que incluso apelaría a un supuesto Recurso Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo con el objetivo de rebajar sueldos e indemnizaciones.

A estos hechos se suma una columna escrita por quien fuera director de Libre Deportivo, Edgardo Martolio, que resulta sumamente agraviante: desde la página dos de la última edición del periódico, Martolio informó sobre la decisión de poner fin a la publicación, y responsabilizó por el cierre del medio a los propios trabajadores, calificándolos de "buitres".

Frente a esta situación, que no puede sino ser leída como una provocación hacia el conjunto de los trabajadores de prensa en el marco de la lucha colectiva que el gremio lleva adelante para lograr una recomposición salarial, los trabajadores de Editorial Perfil refrendamos nuestra decisión de retirar las firmas de las notas publicadas en los medios de la empresa los próximos días viernes, sábado y domingo, en línea con la medida de lucha adoptada en el resto de los medios de la Ciudad de Buenos Aires. Al mismo tiempo, nos manifestamos en estado de alerta y reforzaremos con asambleas diarias nuestro reclamo para que los trabajadores afectados por la situación de Libre Deportivo conserven sus puestos de trabajo en la editorial, y para que la empresa se retracte de las expresiones ofensivas hacia los trabajadores publicadas en un medio de su propiedad.

Asamblea de trabajadores de Editorial Perfil

***
Diseño: Blog de Puchi

Y esta es la columna en la que el director de LIBRE agravió a los trabajadores del diario:

Despedida
El sueño de Ideo
Por: Edgardo Martolio
Había una vez un hombre que más envejecía mayor era su inocencia. Le decían Ideo, porque tenía ideas recurrentes que atesoraba de forma vehemente y apasionada.
Una de esas ideas era sembrar; soñaba con ver un campo sembrado por sus propias manos. Pero no tenía tierras propias en épocas en que no existía la figura del alquiler.
Su amigo, generoso, un buen día le obsequió un terreno hermoso, el que más le gustaba a Ideo. No durmió varias noches pensando en cómo realizar su sueño, porque no sólo no tenía tierras propias, tampoco poseía capital suficiente para alambrar aquel campo que por el día invadían buitres y extranjeros y por la noche transitaban lobos y alimañas.
Su tercer insomnio fue interrumpido por el hallazgo de una fórmula capaz de concretar su anhelo. Viendo que entre ellos rara vez se atacaban, contó lobos y buitres –uno por uno– y llegó a la conclusión de que, si los alineaba uno atrás del otro en torno del perímetro del terreno recibido, formaría con ellos las paredes del corral donde podría sembrar sin que ningún extraño lo invadiese.
“Será mi lugar y lo llamaré Libre, porque así crecerá mi siembra: Libre de invasores”, se dijo feliz, imaginando que nadie osaría pisotear su plantación custodiada por horribles buitres y hambrientos lobos.
Trabajó rápido, plantó todo lo que pudo aunque fue muy poco y alineó a los animales creyendo, incluso, que estos le agradecerían darle esa utilidad porque -de ese modo- los vecinos dejarían de verlos como lobos y buitres peligrosos y ya nadie querría cazarlos.
Cansado, Ideo se fue a dormir esperando el mejor amanecer de su vida. Cuando el sol le lavó la cara con sus rayos, no hizo otra cosa que abrir su ventana para ver su campo ‘cuidado’ por los buitres y los lobos. Nunca pensó lo único que debió pensar: los lobos deshicieron la fila para correr liebres que merodeaban el lugar, las cazaron, las comieron y de barriga llena se echaron a pernoctar.
Los buitres aprovecharon y se comieron a los lobos dormidos. El sueño de Ideo era sólo un sueño entre lobos y buitres reales. Ideo murió de pena y su amigo lo enterró en el medio del campo que le había regalado. En su tumba puede leerse: “Aquí yaceun hombre que nació Ideo y murió Idiota”. Los buitres no atormentan su última morada porque fueron eliminados uno a uno.
Quería contarles esta fábula infantil a los lectores de este diario, en mi último día de vínculo con él, un vínculo tan breve como el sueño de Ideo, porque sé que algunos lo comprenderán.

2 comentarios:

facinlaburo dijo...

No sé qué sería capaz de hacer en caso de necesidades económicas serias y hasta dónde sería capaz de sostener mis ideas, pero me resulta muy difícil solidarizarme con los trabajadores de "Libre". El que se banca nadar en la mierda no debería esperar que los demás le presten el jabón.

furgoner dijo...

pobre fontevecchia
nadie lo comprende
ni los trabajadores, que querian ganar plata trabajando, donde se ha visto!!!
ni los lectores, demostrando que son camporistas todos
ni el Estado que no le daba publicidad y que tendria que haberle dado hasta el papel

es fontevecchia el macri del periodismo?

ya le pasó en la primera epoca de perfil, lo vuelve a repetir?

las amarillistas y farandulescas caras y noticias comprueban que son el financiamiento de perfil

hasta luego