Cadete





sábado, 20 de abril de 2013

BAFICI: Cortina cerrada

Pardé (Closed Curtain), del cineasta iraní Jafar Panahi.


por Carmen Cuervo

Panahi tiene prohibido filmar en Irán y filma Closed curtain de manera clandestina. Este es un hecho político muy injusto en el que no deseo poner el centro en el momento de hacer el comentario de la película.

Closed curtain está filmada íntegramente en el interior de una casa bella y confortable a orillas del mar. Sólo se ven muy esporádicos planos del exterior tomados desde adentro a través de una ventana. El resto es una desesperada fuga hacia adentro.

La película tiene una primera parte en la que un escritor y su perro llegan fugitivos a refugiarse en la casa. Una ficción que relata encantadoramente la adaptación del hombre y el animal a su nuevo hogar. De las imágenes más graciosas y dulces que se hayan filmado de un perro. Estos momentos cotidianos son bruscamente interrumpidos por violentas irrupciones del exterior. La narración se hace inestable, se reiteran escenas desde distintos puntos de vista y hay sucesos alternativos.

Por otro lado, aparece Panahi en la casa, como protagonista, para plantear su problema existencial. Comienza entonces una trama variable y difícil en la que el espectador, al mismo tiempo que observa, no puede dejar de pensar para lograr armar el sentido de la narración. Hay que ver esta película bien despiertos y con muchas ganas de pensar.

Closed curtain es una impecable, obsesiva, detallada descripción la persecución, la paranoia y el encierro.

No hay comentarios: