Cine y pensamiento







El próximo sábado:
La Pivellina + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

sábado, 18 de julio de 2015

Ella lo hizo otra vez

Luciana Jury en La otra x Patologías Culturales: para escuchar clickeando acá


Luciana Jury lo volvió a hacer: otro disco extraordinario. Pensar que hasta hace unos meses Luciana parecía el secreto mejor guardado de la música argentina. Voté uno de sus discos entre los diez mejores que se editaron en Argentina desde el año 2000 hasta hoy: eso fue en febrero y me sentí medio excéntrico al hacerlo. No soy de los que se jactan por tener gustos exclusivos, mi corazón populista quiere ser acompañado por multitudes cuando gozo de algo muy bueno. Pero Luciana es demasiado, sus discos son impresionantes, sus actuaciones en vivo conmovedoras, la madurez de su voz parece provenir de un lugar añejo que supera con creces su edad. En la voz de Luciana resuenan voces del desierto y de la noche, de los cantos populares y de los cantores y de las cantoras.

La cuestión es que en poco tiempo su talento empieza a hacerse notar. Hoy ya comparte el escenario con otras grandes cantantes. Y como viene la cosa, de acá a unos años ocupará un lugar central en la música popular argentina. La madrugada, su tercer disco solista, salido pocos meses después de su trabajo en colaboración con Gabo Ferro, es un paso más en esa dirección inevitable.

El primero que me habló de Luciana fue Maxi Diomedi, mi amigo y compañero de Patologías Culturales y de La otra. El la vio subir a acompañar en un tema a Lisandro Aristimuño cuando el patagónico hacía su primer Gran Rex. Y, me dijo Maxi, fue un flash la irrupción de la cantora. Después pude comprobarlo in situ, escuchar sus discos y tratar de propagar la buena nueva.

Maxi le hizo para Patologías una nota a Luciana, a propósito de La madrugada. Y el domingo pasado en La otra aprovechamos la oportunidad para repasar un fragmento de esa nota y para asombrarnos con la maravilla de las canciones que ella grabó. ¡Vayan a ver a Luciana Jury cuando se enteran que toca! ¡Escuchen La madrugada y sus discos anteriores! ¡Hagan click acá para escuchar lo que pasamos el domingo pasado en La otra!

Algunas de las cosas que le dijo Luciana sobre La madrugada:

El canto. "Mi hija tiene 4 años. Yo tengo una forma bastante trágica y dramática para cantar y un niño no se banca esa intensidad. Además me lo ha manifestado varias veces, entonces empecé a cantar más tranquilo y más chiquitito para respetar al otro y a la vez encontrar otras posibilidades (...) Hay veces que yo canto y tampoco me puedo escuchar. ¿Por qué? Porque es muy denso".

El origen. "La Madrugada es el resultante de un estado de carga sobre carga sobre carga, problema más problema, maternidad, perder la disposición de la unicidad y dividir tu tiempo, tu vida y tu cuerpo entre vos y el otro. Todas esas son cosas que conmocionan y me van trasformando, me van haciendo sentir y elegir de una determinada forma. En esta situación se me complicaba el sueño (...) Necesitaba tener un espacio de silencio, de soledad y de tiempo, más el disfrute de estar conmigo misma. Para eso necesitaba la noche, era el único tiempo que tenía. De alguna manera se dio para que yo transcurra varias noches en vigilia y en ese transcurrir hice de todo: pensé mucho, miré cartas, me puse a pensar en el pasado, en gente que no está y mientras tanto la música acompañaba (...) Una noche con Goyo nos encontramos y le mostré lo que hice. 'Para mí le tenés que poner La Madrugada. Este tema habla de la madrugada, este otro también, todas tienen un dispare estético de arreboles, desvelos, de descargas, de llanto, gemidos, susurros...todo lo que te fue pasando este tiempo está dibujado acá', me dijo. Bueno, listo, pongámosle La Madrugada".

Hablar de otras cosas. "Yo no trabajo repertorio, yo voy haciendo las canciones que me aprendí hasta el día de hoy. Puede ser un estilo, un bolero, una cumbia, un tema de Lhasa, de Gabo o Rafela Carrá. Yo pienso que uno está habilitado para hacer la canción que quiera. El próximo disco va a ser más caótico con respecto a este, no me va importar nada. Y no sé qué prensa me van a hacer, porque no me van a poder catalogar de folclorista ni de cantante de rock...Pretendo llegar a eso, que hablemos de otras cosas". [Completo acá]

2 comentarios:

jfc dijo...

Jury estuvo hermosa en el homenaje a M Sosa, pero una agonía los cambios entre grupos de intérpretes y que hayan sido sólo mujeres
(M.S. cantó con todxs)
Tampoco se armó, para mi, como para una emision de tv, la de ayer con M. Argerich, en ambas, escuetas referencias en mini zócalos, poca data de los intérpretes...
Y damasiado piazzoliano para la masividad prevista
Que cambien a quien organiza, demasiado a la usanza del colon , me imagino,
y ni siquiera habia musicos probando instrumentos... sólo entraban y salían,
poco show
Sin ánimo de que fuera un show match, me parece que hubiera venido bien algo mas inclusivo
un lujo la jury, mi cantora!

Oscar Cuervo dijo...

Una sarta de ideas inconexas tu comment. Para empezar, acá no se comentó el homenaje a Mercedes, sino el disco de Luciana.
Menos aún tiene que ver con la actuación de Martha Argerich o la programación del CC Kirchner. Podríamos discutir todo eso, pero en otro contexto. La carrera de Luciana es una cosa y el CC Kirchner otra.
Los espectáculos de M Sosa y Martha Argerich son para una sala sinfónica, no son un programa de TV. Que la TV los trasmita es una añadidura. La "pretendida masividad" no es pretendida: ayer vieron en CABA el concierto por la TV 300.000 personas. Sin contar los que la vieron en todo el país. Vieron a Argerich en su contexto. Ella no tiene por qué violentar su repertorio pensando en un dudoso concepto de masividad. El que quiso ver a Argerich, la vio como es, pretender que ella cambie su carácter artístico en aras de criterios de show bussiness es un disparate.