Cine y pensamiento







El próximo sábado:
La Pivellina + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

lunes, 13 de julio de 2015

Lousteau vs. voto en blanco

Conclusión acerca del debate Voto "Estratégico" (Lousteau vs. Blanco).
Por Marcelo Cosin
Voy a votar en blanco por las siguientes razones:

1. por disciplina con el FPV (es la propuesta del candidato Recalde).

2. Por decisión política (el voto como la palabra requiere de dignidad)

3. Por sostener que Larreta (opositor y oficialista) practicamente ganó en la Primera vuelta dado el margen de 20 puntos sobre el segundo) y es practicamente imposible conseguir que pierda.

4. Porque sostengo que votar a Lousteau es votar a Sanz, Carrió y el espacio del mismo que se pretende debilitar.

5. Porque votar a Lousteau es afianzar el bloque conservador-neoliberal.

6. Porque en caso de conseguir, con toda la buena voluntad, que Lousteau ganara y asumiera como Jefe de Gobierno, los resultados al oponerse a un presidente del Proyecto Nacional serían peores, ya que tendría una pátina "progresista" que perjudicaría al nuevo gobierno.

7. Es preferible tener en cuenta que uno es opositor de un gobierno municipal que se declara y es conservador y neoliberal y no de uno que lo es sin declararse (¿qué son Carrió y Sanz?).

8. El balotaje es una institución habilitada en la Argentina por la dictadura de Lanusse, que obliga a votar por alguien a quien el ciudadano posiblemente jamás hubiera votado.

9. El voto en blanco es y ha sido siempre para el peronismo un arma de combate electoral, especialmente en las proscripciones, y por lo tanto debe ser respetado.

Finalmente: estos son mis argumentos. No estoy orgulloso de tener que exhibirlos. No es un voto romántico. Es un voto político. Si estoy equivocado y Lousteau gana en la ciudad y eso debilita la candidatura de Macri, si en lugar de perder con Scioli 47 a 35 Scioli le gana 60 a 40 (en caso de balotaje), si ese voto de mierda a Lousteau resulta ser lo que mis compañeros oficialistas pregonan, sabré pedir disculpas y pedirles que entiendan que mi voto en blanco ha sido honesto y tan comprometido como el de votar a Lousteau. Espero que en caso contrario, mis amigos y compañeros hagan los mismo. Asumamos ese compromiso. Por el proyecto nacional, popular y democrático.

9 comentarios:

cmfmaris dijo...

A Larreta ganar por un voto le alcanza, a Macri no. La campaña en favor de Macri (Medios dominantes, famiglia judicial, etc.), para lanzarlo lo mejor posible a las PASO es evidente, Es decir, votar en blanco es formar parte de la campaña de Macri, basta ver el diseño de boleta que propusieron o el finalmente aceptado. La primera opción del PRO era que Lousteau se baje, la segunda que la mayor cantidad de votantes opte por el voto en blanco. Me sentiría inmoral formando parte de la campaña de Macri y de esta forma perjudicar a los candidatos de Cristina.

Comandante Cansado dijo...

La boleta es increíble. Es tan obvio (desde la psicología, la sociología, el diseño y el periodismo gráficos, la PNL, la prestidigitación y otras tantas disciplinas y posicionamientos) que el lugar en que se posiciona un elemento para la mirada condiciona su recepción... Igual el redactor es respetuoso (por fin).

Oscar Cuervo dijo...

Bien, aquí vuelvo yo con mi tono irrespetuoso, una objeción inconcebiblemente pacata para los términos en que se da la política argentina en esta era. Los militantes de Lousteau proponen volver a una caballerosidad dieciochesca para dirimir con silogismos la inconveniencia del voto en blanco, pero consideran que si en la boleta el cuadrado del voto en blanco abarca una superficie visible esto denotaría una manipulación electoral, como si todos los que optamos políticamente por el voto en blanco debiéramos admitir que nuestra opción debe ser menos visible porque a los loustouseanos tardíos se les ocurre que el voto en blanco sólo puede ser espurio. Pero buen, no, el señalamiento quejoso del tamaño de la opción en blanco es una soberana pelotudez. A esta altura la consideración de cuántos vamos a votar en blanco se ha hecho ineludible y no habrå titular de Clarín ni denuncia del ala Kambiemos del kirchnerismo que pueda evitar que el lunes se consideren los votos en blanco con total atención, no diciendo como falazmente intentó instalar Kambiemos que el voto en blanco se suma a Larreta, soberana pavada que fue perdiendo verosimilitud a medida que quedó claro que la segunda vuelta se define por voto y no por porcentaje. Lo que va a concitar atención en las evaluaciones del lunes es que el voto en blanco, que expresa a los que, en línea con la dirección del FPV consideramos que Lausto y Lorretsa son los MISMO, y por ende rechazamos tener que optar entre la mierda y el vómito, serå uno de los más altos de los últimos años.

Evidentemente el comandante está muy cansado.

Luis Enrique Arias dijo...

Yo aún sigo indeciso, leyendo artículos y opiniones ... En este momento estoy escuchando el audio del programa que me indicaste en la otra entrada ...

P.D. Me parece un ejercicio fascinante tratar de imaginar qué clase de personas hay del otro lado del teclado al leer algunos mensajes digamos ... "pintorescos" (ponele) ...

julieta eme dijo...

lo más seguro es que vote en blanco.

Pablo P. dijo...

Los puntos 5, 6 y 7 son tan "estratégicos" como votar a Lustó para joder a Macri.

Oscar Cuervo dijo...

Pablo P: Con la diferencia de que votar en blanco no es votar a un traidor, sino negarle el voto a ambos. Menuda diferencia. De todos modos, este blog no está en contra de la "estrategia" (en realidad de la táctica, debería decirse), sino a favor del voto en blanco, que es estratégico en un alto sentido, mucho más allá del ocasional resultado de este domingo. Y de otra cosa que estamos abiertamente en contra es de la instalación de la falsedad de que el voto en blanco se suma a Larreta. Contra la mentira y por la legitimidad del voto en blanco. Después, que cada uno vote lo que su estómago le permita.

Pablo P. dijo...

Puse "estratégico" con comillas y todo porque así decía el subtítulo de Cosin.
Rescato el "si ese voto de mierda a Lousteau resulta ser lo que mis compañeros oficialistas pregonan, sabré pedir disculpas y pedirles que entiendan que mi voto en blanco ha sido honesto y tan comprometido como el de votar a Lousteau".
Para mí, no sirve discutir ni tratar de convencer. La discusión matemática es la más al pedo de todas: tenés razón vos en que es falso que el voto en blanco se suma a PRO y tienen razón los que dicen que cada voto K que va a blanco (legítimo) **en vez de a Lousteau** favorece a Rodríguez.
Ante este panorama, imposible exigir que no voten en blanco quienes consideran que Lousteau es un traidor y/o que PRO y ECO son lo mismo, y también imposible pedir voto en blanco para quienes prefieren ver perder o ganar por poco a Macri, **independientemente de lo que opinen de Lousteau**.

Oscar Cuervo dijo...

Pablo P:
es imposible pedir uno u otro voto. Si vos analizás la línea de mis post verás que yo no me dedico a pedir a nadie que vote en blanco, sino a desmontar las mentiras instaladas en las redes con fuerte participación del K metropolitano 2.0, que no es todo lo K sino un pequeñísimo porcentaje.

Mi intención es señalar que esos procedimientos sofísticos implican un procedimiento en espejo de lo que hacen los medios corporativos, a los que la blogosfera se proponía combatir. Y aunque muy pocos lo perciban ese agravio tiene como destinatarios a los lectores que lamentablemente confían en estos medios como aquellos otros confían en Clarín. Si vos ves los comentarios de las Páginas de facebook vinculados al mundo K virtual, encontrarás el mismo tipo de circulación cloacal que se puede leer en los comentarios de Perfil o Clarín, solo se cambian los nombres del villano.

Todo esto es signo de otra cosa.

"Todo lo que había dicho Hitler se cumplió. No es la primera vez que los vencidos por las armas llegan a vencer políticamente al vencedor." (JLG)