martes, 7 de julio de 2015

Kambiemos: nace el ala K del macrismo porteño


por Oscar Cuervo

Ayer, ante la perspectiva de una segunda vuelta para elegir al próximo gobierno porteño, competencia de la que el Frente para la Victoria quedó afuera, yo decía que ahora el kirchnerismo porteño tiene que dedicarse a sumar más votos para su lista de diputados nacionales. Mientras tanto, una incógnita interesante es qué van a hacer los votantes de Recalde en la segunda vuelta. Lo más probable es que no todos hagan lo mismo (pese a los temores de Morales S). Una parte importante (entre los que me incluyo) votará en blanco, pero ya pueden leerse algunos debates en las redes sociales en los que muchos kirchneristas manifiestas su intención de votar a Lousteau para dañar al PRO. Es posible que una porción se ausente. Los votantes no esperan una indicación de la dirigencia para decidir su posición, y hacen bien: el Frente para la Victoria debería dejar en libertad de acción a su electorado, en una elección en la que nada puede ganar ya que es una interna que solo complica al Círculo.


En estas últimas 24 horas, el debate entre kirchneristas porteños acerca de qué hacer con el voto del ballotage se intensificó. Un núcleo duro (que se intersecta fuertemente con los que hace poco aseguraban que Randazzo era "el candidato de Cristina") sale a proclamar su apoyo a Lousteau, en lo que llaman "voto táctico" o "voto estratégico" (evidentemente desconocen la enorme diferencia semántica entre esos dos conceptos, pero probablemente se deba a que para ellos no existe la noción de estrategia). Si gana Lousteau, razonan, la ciudad de Buenos Aires se libra del macrismo. Como si la responsabilidad política de los 8 años de macrismo no estuviera compartida entre la indiferencia con que el kirchnerismo siempre postergó las necesidades específicas de este electorado, la complacencia con que los bloques FPV respaldaron proyectos macristas en la legislatura y, finalmente pero lo más importante, la decisión de dos de cada tres porteños de sostener 8 años al Ingeniero en el rol de Jefe de Gobierno. Ninguno de estos factores decisivos para la hegemonía PRO en la ciudad se borran de un plumazo si gana Lousteau.


El agravante es que estos kirchneristas "tácticos" están votando a un ex-ministro del gobierno que: 
1) se comportó como un renegado desde que abandonó las filas del kirchnerismo y se alió con el gorilismo más recalcitrante; 
2) es bancado por la mafia nosiglista de la UBA que vació el Hospital de Clínicas de la UBA, que desde mañana deja de practicar cirugías por falta de insumos; 
3) forma parte de un acuerdo electoral con el mismísimo PRO, y admitió, por una pregunta de Mariano Reclade, que en las nacionales votaría a Mauricio Macri; 
4) la campaña del FPV en la ciudad se basó en remarcar que Larreta y Lousteau son lo mismo. 

Este kirchnerismo atolondrado, que ahora se apresta a integrar y así robustecer la legitimidad política de una interna entre dos fracciones del Círculo Rojo que seguirían gobernando la ciudad contra los intereses populares y se alinearían en Nación detrás del partido de la restauración neoliberal, se transforma irónicamente en el ala K del macrismo.

Así nace Kambiemos, que el la interna neocon porteña vota a la variante cool sobre la más rústica variante amarilla.

Uno de los argumentos que usan estos kirchneristas de Kambiemos es que hay que impedir el triunfo del macrismo para que se caiga definitivamente su proyecto nacional. Ya está refutado por el hecho de que la otra fracción forma parte del mismo frente. Pero además, se alega que "hay que comprometerse en la decisión", como si el voto en blanco no fuera un fuerte compromiso político. Se afirma, falazmente, que votar en blanco es votar por Larreta. Falso y falaz: en la segunda vuelta, gana el contendiente que tenga un voto más que su rival, no importa cuántos ciudadanos hayan asisitido a votar ni cuántos hayan votado en blanco. Ninguna ecuación porcentual es necesaria para determinar quién gana una segunda vuelta: lo hace el que tiene un solo voto más que el otro. Con lo cual, los votos en blanco no se computan ni para uno ni para el otro. Justamente significan con elocuencia política que no se elige a ninguno de los dos.

A las críticas a estas posturas abstencionistas (no votar o votar en blanco), se le agrega un mito desmentido por la historia: que votar en blanco es no participar o implica una opción antidemocrática o no combativa. Falso. Al respecto me acota con justicia Carlos Balmaceda:

"Abstención revolucionaria del radicalismo, voto en blanco que superó al de Illía, ordenado por Perón, voto a Frondizi pero después de hacer acuerdos, y, al no cumplirse, quitarle la base de sustentación. Nunca fueron opciones antipolìticas, ni una expresìón que se confundiera con darle el triunfo sin ningún tipo de compromiso al primero. Una cosa es la extorsión estadística, "si votás en blanco, votás a Larreta" y otra es la expresión de ese voto en blanco. Que habrá quien lo llene de antipolìtica, no es mi caso. Todos los votos del FPV en blanco expresarían claramente una posición de repudio a las dos opciones, y, en el mar de las "tendencias" y el mercadeo, un bloque definido que dijo "no". ¿Votar a Lousteau para "debilitar" al PRO? Es una versión descafeinada de la misma derecha, con la posibilidad, sobre la imagen de un candidato cool, canchero, joven, màs decontractè, de hipnotizar un poco más al electorado porteño. Sacarse al PRO de la ciudad es terminar con su política de recolección de basura, con los negociados de obra pública, etc., etc, etc., cosa que no va a ocurrir con Lousteau.".

El FPV aún no se pronunció públicamente acerca de la actitud de voto que promueve en segunda vuelta, pero las especulaciones sobre un eventual apoyo a Lousteau se derrumban ante estas declaraciones de quien a partir de ayer se constituyó en el principal candidato kirchnerista porteño, de cara a agosto y octubre: Axel Kicillof dice:

"No puedo dar una respuesta tajante [sobre la decisión que tomará el kirchnerismo de cara a la segunda vuelta] porque todavía no lo hemos charlado, pero no vamos a hacer ninguna aventura extraña. Macri apoyó fervientemente al neoliberalismo desde el golpe de Estado hacia adelante con Menem, Cavallo y toda esa troupe. Mientras que Lousteau fue un fracaso durante su gestión como ministro de Economía durante el primer gobierno de Cristina. Lousteau se enfrenta a su viejo maestro, que es Larreta, ya que con él empezó en la política".

Semejantes declaraciones de Kicillof no parecen consistentes con el entusiasmo lousteausista de Kambiemos. Por lo que los kirchneristas que ahora miran con buenos ojos al ahijado de Nosiglia se irían alejando no tan imperceptiblemente del kirchnerismo para acomodarse en el difuso espacio del "progresismo porteño", ala izquierda del Círculo Rojo.

25 comentarios:

cmfmaris dijo...

¿Le gustaría que Larreta gane por la menor cantidad de votos posibles? Vote Lousteau.
¿No le importa que Larreta aumente su diferencia de votos a favor y que Macri baile con más alegría, a unos días de las PASO presidenciales? Vote en blanco.
¿Le gustaría reducir la ventaja que Larreta le sacó a Lousteau? Vote a Lousteau.

Embajadores Ventil dijo...

que se armen un partido como hizo Moyano y punto, ese es el espiritu

delsur73 dijo...

Comparto: Votar a ECO es votar a MACRI-CARRIO....!!! Horacio


jfc dijo...

me parece que si llegara a ganar lustó, se le puede exigir mucho mas que al pro, sin hacerme muchs ilusiones, el amarillaje no tiene límites
lamento mucho los acuerdos que se plantearon que dañan a todos
por algo lo presionan
hay muchos parques con zonas a privatizar, quizás se podría frenar esavance
preferiría otra opción en nuestra Capital Federal y el voto en blanco es de larreta

jfc dijo...

https://www.change.org/p/edgardo-cenz%C3%B3n-no-queremos-el-estadio-de-rugby-en-el-parque-presidente-sarmiento?recruiter=18029743&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=des-lg-action_alert-reason_msg&fb_ref=Default

Oscar Cuervo dijo...

Es increíble como se instaló la mentira de que el voto en blanco es de Larreta, a pesar de que está a la vista de todos que no es así. Repito, en segunda vuelta gana el que tiene aunque sea un voto más que el otro. Si A tiene 500.001 votos y B tiene 500.000 y hay 500.000 votos en blanco, gana A, no por ningún cálculo sino porque tiene un voto más. Al haber sólo dos candidatos y ganar por mayoría simple, no hay ningún cálculo que hacer. Gana el que junta más votos y el voto en blanco es imposible que cambie el resultado.

La demonización del voto en blanco por parte de "kirchneristas" tácticos que operan para Lousteau me parece patética. Kambiemos....

Jorge Bosia dijo...

Comparto la posición de Oscar Cuervo. Es inaceptable votar por Lousteau. Es una interna del enemigo. Una buena cantidad de voto en blanco, no cambia nada, pero es un hecho político.

GrouchoMarx dijo...

Decís: “Es increíble como se instaló la mentira de que el voto en blanco es de Larreta”.
No es una mentira. Es una verdad demostrable matemáticamente.
Lo que se está discutiendo es: Lusto o blanco. No se está discutiendo: Larreta, Lusto o blanco.
Suponiendo que la izquierda vota masivamente en blanco, tenemos dos resultados posibles, como opciones de máxima:
a) Si todos los votantes al FPV votan blanco, el resultado seria: Larreta 65%, Lustó 35%.
b) Si todos los votantes del FPV votan Lustó, el resultado sería: Larreta 49%, Lustó 51%

Esto porque los votos en blanco “no cuentan”, sino los válidamente emitidos. De ahí tenés todas las combinaciones posibles. Hasta la muy delirante de que todos los que no votaron PRO voten rulos y termine 46% a 54% y Costa Salguero cerrada por duelo.

No es mi intención entrar a discutir si Lustó y Larreta son o no son iguales, porque hay un hecho que los diferencia: Macri. Para Macri y el PRO una derrota en la CABA a pocos días de las PASO sería un golpe en la nuca. Y hoy, nos guste o no, el adversario a derrotar es Macri. No son ni Sanz, ni Carrió ni Magoo. Por algo el establishment está presionando a rulitos a bajarse.

¿Es un voto táctico? Si. Claro. Macri ha sustentado su carrera política en triunfos. Primero con el fóbal y después ganando elecciones. Es lo que vende. Ser un “ganador”. No puede perder en su quintita. Es un voto contra el adversario a vencer en las generales.

De todas maneras no es un tema que me preocupe tanto porque es muy difícil que Larreta pierda. Ni siquiera voto en la CABA. Me preocupa otro voto en blanco. El de esa cadena de viudas de Florencio que hace un mes decían “en las PASO voto a Randazzo y en las generales al que gane” y ahora, por esas cosas, están militando el voto en blanco por culpa de Bein y Montaner (y Cristina). ¿Ese voto es neutro o favorece a Mauricio? Creo que la respuesta es obvia.
Saludos.

Chavi dijo...

Yo no soy de CABA, pero parece que hagas lo que hagas, estàs engrampado en lo mismo. No creo en el voto estrategico otáctico , si algo no te gusta, no votes o votá en blanco y listo. No hay que enrollarse tanto. Si al fin e ma o meno lo mesmo vió?

NI UN VOTO VALIDO A UN CANDIDATO QUE NO ME REPRESENTA. Excelente nota.

Martín Visuara dijo...

Que pasa, a pesar de mi gusto por el voto en blanco en esta oportunidad. Pregunto qué ocurre si votamos a Lousteau, este derrota a Larreta y Macri se queda sin nada que mostrar de cara a las presidenciales? Es una pregunta que me disparó tu artículo notable.
Martín Visuara

Comandante Cansado dijo...

¿Vos decís tipos de Kambiemos como éstos: http://desdegambier.blogspot.be/2015/07/el-post-hoy-lo-hace-teodoro-boot-se.html y http://hombremuerdeperro.blogspot.be/2015/07/monstruos.html?

¿Demonizar? ¿Y Boston? :)

Oscar Cuervo dijo...

Groucho Marx:
Tu mentira es insostenible. En la segunda vuelta no es constitucionalmente legal sacar ningún porcentaje, porque no hay en juego ninguna proporcionalidad, sino que se define por mayoría simple. Los resultados no se miden en porcentajes sino en votos. Los porcentajes importan en primera vuelta, donde se gana con el 50%. Si en el balotage hay 300 mil votos en blanco son 300 mil votos que no se suman a nadie, ni tampoco el ganador depende de ningún porcentaje.
Es tan clara tu falacia que sólo denota tu desesperación por convencerte a vos mismo para hacer una pelotudez absolutamente inútil. Lo tuyo es goce por la derrota. Querés que Larreta te gane otra vez, pero ahora vos votás a Lousteau con temple revolucionario.

Mejor votalo sin culpa y sin versos, que nadie te va a prestar atención.

Tito Lamberti dijo...

Disculpame OSCAR CUERVO pero estas totalmente equivocado, no es una cuestión matemática, porque los votos en blanco como el tuyo son los votos que necesita Lousteau para acortar la diferencia de 20 puntos que le sacó Larreta. Es decir que los votos en blanco no son inocuos como vos crees.
Ahora si vos igual queres votar en blanco estas en todo tu derecho, pero no te auto-mientas.

GrouchoMarx dijo...

Oscar, ¿Por qué tanta crispación?
¿Así que es lo mismo votar en blanco que a Lustó? Mirá vos. Serán las matemáticas modernas. Y me tomé el trabajo de poner ejemplos. Te lo puse en porcentajes para hacerla más fácil, porque los diarios ponen % y no cifras. ¿Acaso alguien se acuerda cuántos votos sacaron Macri y Filmus en el 2011? Yo recuerdo 64% a 36% y ninguna idea de cuantos votos en blanco y anulados hubo.
Así que no necesito que te pongas en maestro ciruela para explicarme cómo se cuentan los votos. De a uno. Y el que saca uno más, gana. Y el que vota en blanco en lugar de votar a Lustó favorece a Larreta. Elemental, Guasón.

“Mentira insostenible”, “falacia”, “desesperación”, “pelotudez”, “goce por la derrota”, “temple revolucionario”. No me imaginé que fuera para tanto, máxime que aclaré que lo mío es puramente teórico porque NO VOTO EN LA CABA. ¿Lo leíste?.

Mientras escribo esto, leo:
“Para Aguad, una victoria de Lousteau sobre Larreta "puede poner en crisis" la carrera presidencial de Macri” (http://www.ambito.com/noticia.asp?id=798262)

“Mauricio Macri: "Martín Lousteau no quiere trabajar en equipo, se pone por delante de cualquier construcción"
http://www.lanacion.com.ar/1808590-mauricio-macri-martin-lousteau-no-quiere-trabajar-en-equipo-se-pone-por-delante-de-cualquier-construccion

¿Y que tal con Morales Solá?
http://www.lanacion.com.ar/1808592-la-oposicion-el-aliado-ideal-del-kirchnerismo, cusándolo directamente de funcional al kirchnerismo por no bajarse.
Mirá como termina la nota “Aceptó de hecho darle una alegría al sciolismo después de un domingo de naufragios. Por fin, Scioli encontró alguien, que ni siquiera se propuso buscar, que le hará parte de la campaña ofensiva y violenta contra Macri, que Scioli no quiere hacer.”

Fijate, en qué gran medida, estas lamentaciones opo vienen a justificar la jugada de evitar las PASO desangrantes entre Scioli y Randazzo en un tema que creo estamos de acuerdo.

Por eso, como la cosa es bastante más compleja me parece absolutamente inapropiado que contestes con descalificaciones, como hiciera Gerardo Fernández con ram en su blog. Aparte en un tema que es opinable y que hace a convicciones que cuestioné con un sentido utilitario y no pretendo tener la razón, sino expresar una idea que comparten otros del palo.

Yo, personalmente, de poder hacerlo buscaría todas las posibilidades electorales de dañar al macrismo que es el rival a vencer AHORA y votaré a Scioli, pese a las lamentaciones de las viudas de Randazzo.

Saludos.

Oscar Cuervo dijo...

Muchachos, la confusión deliberada forma parte de la operación desesperada en la que continuamente incurren. El cálculo de porcentajes forma parte de la manipulación periodística en la que ustedes mismos cayeron, no de ninguna norma constitucional, la que no necesita calcular porcentajes para determinar el ganador. Lo que está claro es que uds necesitan mentir para inducir a otros a decidir votar de una determinada manera. Despejada la mentira que se obstinan en trasmitir (que los votos en blanco se suman al ganador, cuando no es así) lo que queda no es ningún malabarismo aritmético sino argumentos políticos. Uds están preocupados por cómo titula Clarin, descontando, curiosamente, que Larreta va a ganar, si no no dirían que el voto en blanco se suma a Larreta. Lo demás es un dibujito animado de manipuladores chapuceros de una información que uds también venden cambiada. Groucho, tus ejemplos son ejemplos de la mentira, lo cual revela tu desprecio por los lectores. Pobre política si alguna vez dependiera de vos un asunto público importante. Tu falta de escrúpulos para mentir sería letal.

En el plano político, Larreta y Lousteau son lo mismo, uno de modo más explícito y el otro como una versión disimulada. Lo sostuve antes y lo sostengo ahora. No los voy a votar. Es lo mismo que dijo Recalde y dirå el FPV esta semana, es lo que dice Kicillof acá. Entonces, ustedes quedan como operadores de la nada. Que seguramente nunca habrán militado por un candidato kirchnerista con el ardor con que lo hacen por Lousteau.

Por eso, alcanzan un grado de abyección que no amengua aunque lo hagan bajo la excusa de la "estrategia". Así que agotaron su crédito de mentiras. Vayan a operar a algún espacio donde la confusión sea bien recibida. Éxitos con Kambiemos,la fracción (supuestamente) K de Cambiemos.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Hola, leí el post y me parece útil, aunque también leí ésto http://maguila-y-yo.blogspot.com.ar/2015/07/aprenda-anular-el-voto-con-la-boleta.html y hoy, ésto otro http://www.lanacion.com.ar/1808697-martin-lousteau-denuncio-que-pro-tiene-una-doble-faz-y-que-busca-inducir-el-voto-en-blanco.
Entonces?
Saludos.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Cuervo,éstas son operaciones de Clarín? http://www.clarin.com/politica/elecciones_2015-boleta_0_1390061287.html

Oscar Cuervo dijo...

Doctor: gracias por la información sobre el voto impugnado, me parece complicado porque ya no hay cuarto oscuro, lamentablemente. De todos modos en mi caso, considero que el voto impugnado es una broma estúpida. Mi voto en blanco significa que optó por no optar por ninguno.
En cuanto a la denuncia de Lousteau, forma parte de las rencillas electorales previsibles cuando hay que tratar de conseguir que te voten los que no te votaron o que al menos no voten al otro. A mí no me preocupa Lousteau, porque lo consideró un traidor invotable, así que él trate de conquistar a los fluctuantes como pueda, es parte de la lucha en el barro de la segunda vuelta de la derecha. Haga la denuncia que hiciera, no va a dejar de ser el traidor que es ni dejará de ser el candidato de la mafia que vació el Hospital de Clínicas. Tampoco dejará de formar parte de Cambiemos. La interna de la derecha no me concierne.

Yo voy a involucrarme en las PASO del FPV. No voy a militar para Lousteau ni para Larreta.

Oscar Cuervo dijo...

Doctor: yo no veo ninguna operación, sino rencillas entre fracciones de Cambiemos. Lousteau quiere que lo voten los kirchneristas fluctuantes y Larreta querrá que no lo voten. No va a cambiar los resultados, porque los kirchneristas fluctuantes no serán todos los kirchneristas. De todos modos, esa noticia no se refiere al punto que plantea este post: desmontar la mentira de que el voto en blanco se suma a Larreta, una patraña que no resiste el menor análisis. Si alguien quiere militar por Lousteau, que no trate de confundirme con falacias, porque sólo confirma el carácter engañoso de este candidato. Yo hace rato decidí votar en blanco y no lo cambiaría ni siquiera si Cristina me lo pidiera personalmente. Así que el tamaño del recuadro o las falacias aritméticas no mueven mi amperímetro.

Yamile Ferreyra dijo...

Los que especulan con cálculos absurdos lo único que lograrían votando a Lousteau es aunmentar en algo su caudal de votos ante un casi seguro triunfo de Larreta lo que finalmente fortalecerá doblemente a Macri y dejaría al FPV ante una doble derrota y frente a la inexplicable decisión de haberle puesto el voto a quien hasta ayer considerábamos en el mismo campo del enemigo.

Luis Enrique Arias dijo...

Yo lo de los votos en blanco, los porcentajes etc lo tengo claro ... Eso no es lo que "me preocupa" (por decirlo de algún modo) ...

Yo soy de los que -dentro del kirchnerismo- aún no decidió qué hacer ahora, en las elecciones de ciudad. Vengo leyendo opiniones y notas de los dos "bandos", a saber "votá en blanco" o los "tácticos" ...

LA INQUIETUD que aún tengo y que en su momento planteé es la siguiente, si bien tengo claro que políticamente no hay ninguna diferencia hoy por hoy entre Lousteau y el Pro ... si realmente a los sectores de poder concentrados que habitualmente atacan e intentan sabotear al gobierno "les da lo mismo" si realmente a nivel general y en vista a un escenario de elecciones nacional "no cambia nada", si todo esto es así, entonces, ¿porqué Lousteau está recibiendo presión para bajarse?, ¿porqué están intentando que decline su candidatura? ...

Tal vez no es tan así, tal vez también es parte de SU estrategia para que cierto sector del kirchnerismo le sume votos, no lo sé, pero es una pregunta que aún no me puedo responder y que siento que formularme para poder decidirme sintiendo que "acierte" o no pensé en profundidad ...

Después de todo -recordemos- nada de esto son "ciencia exactas" ... pero sí quiero sentir que voté habiendo pensado bien el porqué de una u otra opción.

Oscar Cuervo dijo...

Luis, es legítima tu preocupación. Yo la consideré en el post del lunes, donde también puede escucharse la conversación que tuvimos con Willy Villalobos al respecto. En el post está largamente desarrollada esa preocupación de la derecha.
http://tallerlaotra.blogspot.com.ar/2015/07/el-pro-no-acaba.html

Mi respuesta es que se les complicó el plan, que Macri tenía pensado abocarse después del lunes pasado a posicionarse en la provincia, donde aún no hizo pie, pero quedó enredado en la segunda vuelta. Me alegra mucho. Mi posición es: problema de ellos, digo, del Círculo Rojo. Que se rompan los cuernos... Esto también habla del problema que espera al engendro Cambiemos después de octubre. Ellos lo pensaron para disciplinar el campo opositor desde agosto, pero no previeron estos entuertos de su propia interna ni les importa pensar la gobernabilidad en un supuesto gobierno de su Alianza. Insisto, problema de ellos. Personalmente no confundo los problemas del Círculo con los míos. A mí me complace que pierdan tiempo de la campaña en el entuerto y que genere grietas en su Frente. Otra cosa es mi voto. El FPV acaba de anunciar que la segunda vuelta debe hacerse, que no apoya a ninguno porque son LO MISMO, y que deja en libertad de acción a los votantes porque cada uno es dueño de su voto. Impecable.
Mi voto es en blanco, como dije desde el principio.
Lo patético es la campaña de confusión que intenta desacreditar el voto en blanco invocando normas constitucionales inexistentes. El voto en blanco serå la legítima expresión de lo que los consideramos a ambos igualmente peligrosos, porque son lo mismo. Los que te desacreditan con mentiras después se ponen lloricones cuando les contestás a su descalificación desmontando sus mentiras.

Luis Enrique Arias dijo...

Oscar leí la nota pero cuando hago click dice que hay un error, si está subido en otro lado pasame el link así lo escucho, gracias.

Oscar Cuervo dijo...

Luis: volví a probar el enlace y anda bien, te pide un captcha. Y tiene varias descargas. ¿Por qué no probás desde otro servidor o desde otro equipo?

Luis Enrique Arias dijo...

Lo estoy bajando desde otro navegador, gracias, luego de oírlo comento.