sábado, 1 de octubre de 2016

Cagamos: el FMI nos felicita y nos da consejos otra vez

Domingo a las 12 de la noche en Radio Gráfica, FM 89,3, online acá


Los técnicos del Fondo Monetario Internacional volvieron al país (¡al fin, después de tantos años de irresponsable populismo!) con el propósito de preparar la auditoria estadística del Artículo IV. Al irse se mostraron complacidos por la marcha de nuestra economía (cagamos) y además se permiten darnos unos amables consejos.

Queremos saber si tenemos que ponernos felices o preocuparnos por estas felicitaciones y consejos de los muchachos del Fondo. Este domingo a la medianoche en Radio Gráfica, FM 89,3, en La otra.-radio vamos a hablar con el periodista especializado en economía Federico Kucher, quien ayer escribió:

Al final del túnel de Michetti estaba el Fondo

Por Federico Kucher
“Al entrar en funciones en diciembre del año pasado, el nuevo Gobierno argentino se enfrentó a desequilibrios macroeconómicos generalizados, distorsiones microeconómicas y un marco institucional debilitado. Los niveles de consumo eran insosteniblemente elevados, la inversión se encontraba en niveles históricamente bajos y los profundos déficits fiscales se financiaban mediante la creación de dinero, lo cual generó altos niveles de inflación”, plantearon los técnicos del Fondo Monetario, con su clásica impronta neoliberal. Detallaron que entre las principales distorsiones se encontraban una “extensa red de controles administrativos –por ejemplo, barreras comerciales, restricciones cambiarias y controles de precios– y un clima empresarial que erosionaba la competitividad y socavaba el crecimiento a mediano plazo”. Es decir, cuestionaron la protección a la industria nacional, la lucha contra la fuga de capitales y las regulaciones sobre los formadores de precios que aplicaba el gobierno anterior. Le apuntaron a las medidas heterodoxas del pasado y mostraron su satisfacción por la vuelta a la ortodoxia.

El organismo festejó sin disimular las decisiones de los últimos meses para recomponer los “equilibrios” de la economía, aunque los resultados hayan sido una estampida de la inflación, del desempleo, de la pobreza, de deterioro de la situación fiscal y una aguda recesión. “Ante una difícil situación de inicio, se puso en marcha una transición ambiciosa y necesaria hacia un marco mejor de política económica. El avance es importante. El tipo de cambio del peso ahora es determinado por el mercado y los controles cambiarios han sido eliminados. El aumento de las tarifas de los servicios públicos los ha acercado a los precios internacionales”, aseguraron. Y llegaron a celebrar el pago a los fondos buitre. “El acuerdo con los acreedores ha hecho posible el regreso a los mercados internacionales de capital, tanto para el sector público como para el privado. Se han anunciado además metas fiscales y objetivos de precios de mediano plazo, con la adopción de un esquema moderno de metas de inflación”.

El Fondo Monetario aprovechó para empezar a dar sus primeros consejos acerca de cómo debería continuar la gestión. “Un plan fiscal a mediano plazo que guíe las expectativas sería valioso en el marco de esta corrección. Incrementando la eficiencia del gasto público (eufemismo para hablar de mayores recortes del gasto) se crearía espacio para una reducción muy necesaria de la carga tributaria, al tiempo que seguirían corrigiéndose los desequilibrios fiscales”, apuntaron. No mencionaron que para 2016 se espera un déficit fiscal de 5 puntos del PIB, cuando el año pasado fue de 4 puntos según la estimación de Alfonso Prat Gay, mientras que la inflación será del 45 por ciento (casi el doble que en 2015) y la cuenta corriente continuará con un rojo de 3 puntos del PIB. Los desequilibrios de la macroeconomía, pese a los elogios del Fondo, continuaron incrementándose este año. [Completo acá]

El domingo a medianoche la seguimos.