lunes, 31 de octubre de 2016

CUMP4RSIT4/P3RRON3

5 tips para tratar de asir lo inasilble


por Oscar Cuervo

Mi primer impulso al ver alguna de las últimas películas de Perrone es capturar pantallas. Luego me propongo fijarme unos tips para asirlo en palabras:


1- ITUZ4INGÓ: Suburbio de Buenos Aires donde el cineasta habita y alucina mundos. Los prados soviéticos que en CUMP4RSIT4 parecen remitir a Dovzhenko son el trip de un bonaerense en el que de pronto irrumpen Evita, Cristo, la Sociedad Rural Argentina, Galtieri, el Che y Ángel Villoldo. La apropiación de la cultura universal desde una perspectiva criolla forma parte de una tradición argentina. 


2- 4RT35 PL45TIC45: "No puedo dejar de lado que vengo de una infancia de dibujante, de pintor y todo eso está presente en lo que hago", dice él. Su imaginación funciona propulsada por formas visuales antes que por peripecias. P3RRON3 figura lugares en los que halla sujetos a los que les pasan cosas. Con todo, no puede decirse que CUMP4RSIT4 constituya un caso de arte pictórico, porque su materia es la inestabilidad, los movimientos combinados, los ritmos que chocan o se traban, la repetición y la diferencia. La pintura a punto de mutar en música.


3- PO5TCIN3: Desde los '90, P3RRON3 afina su método creativo basado en una independencia económica / estética innegociable. Vio antes que muchos que el porvenir del cine no dependería del celuloide y de los 24 cuadros por segundo. Cuando la ontología de la imagen cinematográfica estaba clausurada y sólo cabía sentarse a esperar la agonía del fílmico, P3RRON3 siguió adelante moldeando las posibilidades figurativas  de soportes considerados bastardos por los cineastas "serios": el vhs, el Umatic, el Betacam. P3RRON3 filmó con un celular antes que Godard! Sin pruritos, pintó luz con el aparato que tuviera a mano. No esperó la mutación del cine: la practicó. Por eso, a esta altura del siglo xxi maneja con ductilidad pasmosa la imagen digital y hacer ver con magia cosas, animales y paisajes que no se encuentran en ninguna parte. Su libertad para plasmar en un lienzo móvil pura luz es el resultado de una artesanía entrenada por años hasta llegar al cine después del cine. Esa sed de futuro recupera la osadía visual de los cineastas dementes de los años 20. El camino que se había abandonado cuando las cámaras codificaron sus ángulos y perspectivas para que el micrófono mostrará a los actores hablando. El PO5TCIN3 de P3RRON3 saluda a aquellos viejos dementes.


4- TR4B4JO: Desde sus primeras películas, el tema recurrente es el trabajo o su busca, la jornada laboral, el sentido y el sinsentido de los días en los que no se sabe qué hacer. Para corresponder a esa obsesión, P3RRON3 practica una ética de su propio trabajo, que no se toma vacaciones. Trabaja incluso cuando duerme, como si la Creación corriera el riesgo de desmoronarse si él dejara de trabajar. En CUMP4RSIT4 vemos el trabajo de los campesinos y la clase ociosa de los Señores. P3RRON3 sabe que estas dos clases sociales no pueden ser filmadas de la misma forma. Esa es su política de autor. Los campesinos trabajan la tierra, pero la tierra queda fuera de campo. Los trabajadores son retratados como efigies, bailando coreografías mecánicas, empuñando sus herramientas, pensativos, agobiados, iracundos, en contrapicados con fondo de cielo. Los patrones no merecen ese tipo de planos.


5- MUT4CION: Desde P3ND3JO5 el cine de P3RRON5 viene mutando cada vez hacia un nuevo estadio. Repetición alterada, como la grafía de sus títulos. CUMP4RSIT4 es el non plus ultra de ese viaje en el que la palabra fue declarada prescindible. Esto pasa ahora incluso en el interior de la obra: el código que toda película establece en su primer acto en CUMP4RSIT4 vira más de una vez sobre su propia marcha. Empieza de una manera, muta, se tranca, arranca y toma vuelo.