Cine y pensamiento







El próximo sábado: Eraserhead de David Lynch + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

martes, 1 de noviembre de 2016

El miedo que le tienen a Cristina es miedo al pueblo: "Si permiten que Cristina sobreviva, el mayor problema es que ella se convierta en alternativa en 2019"










El proyecto político macrista: endeudamiento masivo y rápido. Show mediático judicial de Bonadío/ Marijuan/ Lanata. Nada más. Y si la gente resiste, balas.

Lo que aún no tiene en claro el régimen es cuál es la mejor manera de disimular su derrota en 2017: si meter presa a Cristina o sólo citarla continuamente a Cómodoro Py .

Con toda su patética burrez, la Stolbizer, confiesa el miedo que sus mandantes le tienen a Cristina:

"Si Cristina está, la gente empieza a decir, ay, no, hay que acompañar esto. Y esto que puede ser bueno en el corto plazo es malísimo para el país. Y si en esta especulación de que ella sobreviva y pueda ser candidata el año que viene, le permiten que ella compita y termine saliendo segunda, además de que puede volver a adquirir fueros, el mayor problema es que ella se convierta en alternativa en 2019".

Lo único que al régimen endeudador y persecutorio le resulta intolerable es el liderazgo de Cristina y su encuentro con el pueblo. Esas puntas de un mismo lazo no pueden juntarse. 

En cambio, los Massa, Bossio, Abal Medina, Pichetto, Daer, Schmid, Gioja son el conservadurismo populista tolerable, la careta peroncha del ajuste asesino. Incluso la izquierda trosquista tiene su lugar asignado. Pero Cristina para ellos no debe sobrevivir, como confiesa la Stolbizer.

La bonanza prometida no llega ni llegará. Los inversores no van a traer su guita hasta asegurarse de que "el populismo" no vuelva nunca más. Si por ventura el macrismo se afirmara en el poder en las elecciones de medio término, lo que se desencadenaría sobre el pueblo es la segunda fase, más brutal que esta, de ajuste y endeudamiento masivo. Que en una sociedad contenciosa como la argentina solo puede sostenerse con represión y proscripciones. Y ni siquiera así: con su genocidio generacional, Videla y Massera solo duraron 6 años

La revolución cultural que macri prometió en la campaña (y que debe ser lo único que prometió con sinceridad) no la van a poder hacer. Entonces, el acoso a Cristina y la represión al pueblo solo pueden dilatar la agonía de un país invivible. Sabemos que la derecha necesita siempre muertos. Que no les importa cuántos tienen que matar para hacer su negocio. Pero ni así podrán.

El miedo que le tienen a Cristina es en realidad miedo al pueblo. 


Cuando las fuerzas policiales del régimen se disponían a cargar contra los manifestantes, Cristina se bajó del auto y salió caminando para que el desproporcionado operativo policial montado por el macrismo no lastimara a la gente. Cristina le puso el cuerpo a la represión macrista: "No le peguen a la gente, péguenme a mí, cobardes".

Un liderazgo se construye de gestos así: ningún otro en la Argentina actual puede hacerlo.






Impresionante despliegue represivo montado por Patricia Bullrich para perseguir e intimidar al pueblo que fue a apoyar a Cristina a Comodoro Py. Francotiradores y canas filmando a la militancia.


Postales del régimen represivo: detienen el Ferrocarril Mitre porque los pasajeros cantaban a favor de Cristina: ver el video acá

1 comentario:

pitch dijo...

Los dichos de la Stolbizer son un fallido mayúsculo: "si Cristina sobrevive" y "¿de qué nos vamos a disfrazar?". Y remarco el verbo sobrevivir, que dice mucho acerca del objetivo último de Cambiemos.
Ahora bien, elevar a nivel mediático dichos semejantes, como acaba de hacerlo Stolbizer, no solo demuestra su disentería verbal e irreflexiva sino que es una invitación, ni siquiera velada, para los desaforados que no pueden ir más allá de la literalidad. Idénticas expresiones de batalla saltan en los Face de los uniformados por estos días. Y alertan de una peligrosa tendencia a la liberación gozosa de los más primarios instintos.
Lo que empezó como una idea-fuerza publicitaria apenas discursiva o gestual en el 2008, "estamos todos crispados" (que a su nacimiento me pareció ingenua y mal construida pero hoy se revela exitosa en esto de haber acertado a aportar identidad express a un montón de caídos del mapa antropológico), fue estructurándose con los meses en algo verdaderamente actidudinal que encarna en esa masa de enloquecidos que topamos día a día. Y es de cuidado. Enviar un mensaje tal a semejante colectivo de energúmenos es realmente peligroso.
Y coincido con tu apreciación sobre que la fase más dura todavía no llegó y viene picando. Porque independientemente de la suerte de Cambiemos en Legislativas, el modelo cierra de una sola manera. Aunque yo no podría anticipar las reacciones populares a esta innovación que supone Cambiemos en tanto conjunción de los peores vicios de diversos períodos nefastos porque estamos en territorio incógnito pese al tufo a deja vu programático (que incluye también el debido retroceso subcontinental, tal como en otras oportunidades). Por si fuera poco, el mundo exterior ha dibujado otros contextos que nos alejan todavía más de cualquier previsibilidad de manual.
Sin embargo, aquí, queda en pie solo una cosa del universo ideático conocido hasta ayer: Cristina. Y lo que ella y Néstor aportaron como legado material y simbólico. Suficiente para cualquier pueblo. Suficiente para cualquier inicio, pienso. Saludos.