lunes, 28 de noviembre de 2016

Con Carolina me quise casar, pero a su familia no llegué a gustar (Evítala)



Así termina el acta de acuerdo de la emergencia social firmada por el gobierno macrista y algunas organizaciones sociales:

"Habiendo alcanzado un acuerdo de este modo, las organizaciones presentes con la finalidad de colaborar en la conciliación aquí alcanzada, se abstendrán de cualquier situación conflictiva, cualquiera sea su naturaleza. Dicha obligación alcanza a las partes firmantes, de acuerdo con la representación que ostentan, y estas se obligan en su propio nombre y en el de sus representados.
En Buenos Aires a los 23 días del mes de noviembre de 2016, se firman los tres ejemplares..."

Antes con Cristina decían "nos duele lo que falta". Ahora con Carolina "dame lo que puedas".

5 comentarios:

Norberto dijo...

Para mejor ver lo que han firmado y por qué lo han hecho, es muy interesante poner en claro que la cifra acordada para el año que viene es apenas superior a la establecida por el presupuesto nacional aprobado con el concurso de su nueva esperanza blanca, y esto último que de manifiesto con lo expresado por uno de los popes sindicales según R. Caballero ayer en Tiempo

"Con más de 30 años al frente de su gremio, la fuente trató de explicar por qué sostuvieron el modelo y a Macri: "Nos ayuda en la interna del peronismo, que es un kilombo. Esa es la verdad. La Señora (CFK) no nos atendía, no nos daba nada, ahora al menos nos atienden. Con Macri destrabamos el tema de las Obras Sociales, volvimos a la mesa donde nos escuchan. Nosotros tenemos dos enemigos: la ultraizquierda y el kirchnerismo residual. La alianza con Macri es natural." Lo dice un aplaudidor hasta no hace mucho de la ex presidenta en Casa de Gobierno. Pero saben que la alianza no es eterna, con nadie lo es: "El futuro del peronismo es Massa. Y a Vidal la vamos a traer para este lado, ya tiene peronistas en su gabinete. Esa es más viva que Macri". ¿Vidal con los gordos de la CGT, con el "peronismo feudal" que trabó la reforma política que ella misma había pedido? Nada es imposible en la cabeza del interlocutor.

Cuando habla de la protesta social, le cambia el rostro: "La gente está mal. Esto no da para más. Son unos improvisados, buena gente, eh… Pero no entienden nada. ¿Por qué te creés que armamos con los movimientos sociales? Para contener el asunto. Esto se desmadraba. Toda esa gente podía terminar siendo base de maniobra de la ultra o el kirchnerismo. Ahora conduce la CGT. Los dejaron entrar a la Casa de Gobierno. Aprenden rápido. Se llevaron algo. La paz social nunca es gratis."

Toda una pinturera de un sindicalismo más atado a sus negocios que a la defensa de sus afiliados, y a los mediadores, no ya de la protesta social, sino de las necesidades de quienes consideran sus clientes, que por obra de las mejoras y ampliación de la base laboral habían escapado de la situación clientelar que parece que extrañaban los firmantes.
Nunca menos y abrazos

pitch dijo...

Suelo respetar la pluma magnífica de Teodoro Boot. Pero...¿dónde queda ahora su respuesta a Roberto Caballero? ¿Adónde fue a parar su trilogía necesaria para la construcción de un frente opositor inclusivo (lucha política + lucha social + lucha por la contención institucional de agentes "sociales", todas interactuando de modo diferencial y simultáneo)? El esfuerzo intelectual por dotar de racionalidad a ciertas actitudes ambiguas queda en eso, un esfuerzo, que termina al fondo del tacho de la realidad bien material. Saludos.

ruben dijo...

Suscribo totalmente. Lamentablemente compruebo que yo tenia razon cuando discuti con BOOt en el blog de Gerardo sobre este tema.

Carlos G. dijo...

Ayer, haciendo zapping, pasé por C5N al final del programa de Gustavo Sylvestre y estaba Victoria Donda diciendo que el párrafo final del acuerdo era mentira y que nadie había firmado "eso"...???

Oscar Cuervo dijo...

Hoy a la mañana, en cambio, el Chino Navarro con Sylvestre lo reconoció pero le restó importancia: dijo que solo se refería a una marcha convocada para la semana pasada, cosa que de ninguna manera se lee en el acta. Además se mostró muy ofendido cuando el Gato le preguntó si transaron. Y balbuceó cuando le preguntaron qué consiguieron con ese acuerdo.