miércoles, 23 de noviembre de 2016

¡Arrancó Mar del Plata para el otro lado!

Martín Farina desde la Feliz en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 


El domingo en La otra.-radio estuvimos en contacto telefónico desde Mar del Plata con Martín Farina, en su doble carácter de corresponsal de La otra y cineasta que anda llevando con éxito sus películas por diversos festivales: viene de ganar el premio a la mejor fotografía en Valparaíso por su magnífico desempeño en Taekwondo. Martín merecía este reconocimiento como director de fotografía y cámara y se puede prever que solo seguirá mejorando.


Además está en Mar del Plata presentando su nueva película, EL PROFES1ON4L, que es un retrato de Raúl Perrone mientras filma su obra maestra CUMP4RSIT4, que será un testimonio invalorable para los historiadores del futuro, cuando quieran averiguar cómo el Perro ha logrado lo que logró.


Y además es una gran comedia sobre un rodaje siempre al borde de irse a la banquina. En Mar del Plata (ese festival que tiene a Mirtha Legrand en el bochornoso institucional) se proyectaron CUMP4RSIT4 EL PROFES1ON4L en veladas sucesivas. Y esa es la mejor forma de verlas. CUMP4RSIT4 se proyectó por única vez con música en vivo. 

En la charla telefónica, Martín nos contó su gran primer día en el festival de Josecito Martínez Suárez.



Kékszakállú es la nueva película de Gastón Solnicki, el cineasta de los títulos raros y de algunas de las películas más originales y precisas del cine argentino reciente. Por lo que me cuenta Martín en nuestra charla, Kékszakállú es la continuación de Papirosen por otros medios (algunos de los mismos personajes, con una ligera ficcionalización). Un retrato de clase/ de familia que atraganta con su mirada perspicaz a los que quieren que las posiciones políticas vengan predigeridas. Yo estoy (casi) seguro de que Kékszakállú es tan buena como todo lo que Solnicki hizo hasta ahora.

A Martín le gustó Los ganadores de Néstor Frenkel, un documental que, como El PROFES1ON4L, también bordea la comicidad.



Farina también vio en la misma jornada Pinamar, la muy esperada segunda película de Federico Godfrid, (La Tigra, Chaco) . Y salió muy complacido. ¡Otra que espero ver muy pronto!


También vio Martírio, un documental del franco-brasileño Vincent Carelli que muestra la dura lucha que los guaraníes sostienen desde hace más de un siglo en defensa de su territorio en el Mato Grosso.


Y el momento culminante de su primer día en el festival fue la proyección de El caballo de hierro, un western de John Ford del año 1924 (¡su largometraje número 40, filmado cuando solo tenía 30 años!). Lo que hizo esta proyección especialísima e histórica es que se vio en una copia fílmica recién restaurada y con música en vivo interpretada por la Sinfónica de Mar del Plata, quienes ejecutaron la partitura original de la película. Si quieren agregar algunos motivos más para el gozo total: la película fue presentada con merecido entusiasmo por Fernando Martín Peña, quien hizo traer a un proyectorista especialmente para la ocasión (apuesto doble contra sencillo que se trata del proyectorista coscoíno a quien Peña reconoce como el mejor de país).


En fin, por lo que se desprende del relato de Martín Farina, se trató de una jornada cinéfila memorable. Escúchenlo a él mismo contándolo acá.