lunes, 10 de octubre de 2016

"Con el tiempo vamos a hablar del 'Acto de Atlanta' por su trascendencia, que no pertenece a un partido político sino al campo nacional y popular"

Gustavo López, de MNA FORJA en La otra.-radio, para escuchar clickeando acá 


El acto de Atlanta de el jueves pasado fue uno de los acontecimientos políticos de esta semana, por qeso ayer en La otra.-radio quisimos conversar con uno de sus protagonistas, Gustavo López, dirigente del Movimiento Nacional Alfonsinista - Forja. Dijo Gustavo López:

"Cuando con Leopoldo Moreau propusimos este acto pensábamos en una continuidad histórica que arrancó hace 100 años con Yrigoyen, porque era la primera vez que el pueblo elegía un presidente y se prolongó, -con muchas interrupciones, porque el campo popular estuvo interrumpido por una infinidad de golpes de estado- con los gobiernos de Perón y Evita, de Alfonsín, de Néstor y Cristina. 

"Pero el jueves sucedieron cosas muy importantes, se hicieron definiciones políticas tajantes: la de Cristina, que dijo que se pone a la cabeza de un espacio político para construir una nueva mayoría. También la declaración de Sergio Palazzo, el dirigente de La Bancaria, que además lidera la Corriente Sindical Federal dentro de la CGT, diciendo que este espacio debe tener también una pata sindical. Palazzo fue muy crítico en muchos momentos de la gestión de Cristina, pero el jueves estaba sentado al lado de ella. Esto significa que él no tiene errores estratégicos, sabe adónde hay que apuntar, con quiénes hay que trabajar, para volver a construir una mayoría nacional y popular. También se dio la definición de Mempo Giardinelli cuando dijo que tenemos que ir por una reforma constitucional que garantice los derechos y las transformaciones de la última década. Creo que es el primer paso público para oponerse al ajuste neoliberal conservador que encabeza Macri. 

"Cristina se pone a la cabeza de esta construcción, sin hablar de candidaturas. Ella dice: mi persona no va a ser obstáculo, porque hay que tratar de incluir a todos aquellos que quieran un país más justo, más libre, más inclusivo. Por eso, lo que sucedió en Atlanta va a marcar un antes y un después. Más allá de nuestra propia intención, quedó plasmada la necesidad de la construcción de este espacio con Cristina a la cabeza como constructora, no como candidata. Y el gran desafío es cómo construimos este frente. Lo primero que tenemos que tener es discusiones políticas, tenemos que pensar los lineamientos políticos para proponer en las elecciones legislativas del año que viene, pensar también en una propuesta de gobierno para 2019 que sea lo suficientemente amplia respecto de todos los que quieran un mismo modelo de país y lo suficientemente coherente para que el límite esté no en las personas sino en las ideas.

En Argentina han quedado delineados dos frentes políticos: uno neoliberal conservador con Macri a la cabeza, y otro nacional, popular y democrático en el que Cristina se compromete a poner todo de sí para construirlo, independientemente de quiénes sean los candidatos. 

"Yo creo que con el tiempo vamos a hablar del 'Acto de Atlanta' por su trascendencia, que no pertenece a un partido político sino al campo nacional y popular".

Gustavo López también se refirió a la claudicación de la UCR, entregada al servicio del conservadurismo de Macri, se refirió a las reacciones airadas de algunos radicales como Luis Brandoni o el actual presidente de la UCR, José Corral al ver que Cristina se puso la boina blanca, recordó el significado revolucionario que en sus orígenes tuvo la boina blanca, totalmente opuestos al conservadurismo al que hoy la UCR se ha subordinado, y delineó los peligros que enfrentará el país si este proyecto conservador se consolida. Pueden escuchar la conversación completa clickeando acá.