lunes, 24 de octubre de 2016

Una estrella llamada Tsoi


En el programa de anoche, nos visitó Alejandro Braín, que hace poco estuvo viajando por Rusia: visitó Moscú y San Petersburgo, más precisamente. Nos relató sus impresiones de viaje, su visita a la casa de Dostoievski, su impresión por el aspecto único del cielo ruso y su descubrimiento de algunas figurar de la música popular rusa actual. Ya vamos a subir el audio completo del programa, pero ahora quiero adelantar algo sobre Víktor Róbertovich Tsoi (21 de junio de 1962, Leningrado, RSFSR, Unión Soviética — 15 de agosto de 1990, Tukums, SSR de Letonia, Unión Soviética) 

Tsoi fue un famoso cantante de rock y poeta en la Unión Soviética durante los años 80 al frente de su grupo Кино (Cine). Víktor nació el 21 de junio de 1962 en Leningrado (actual San Petersburgo). 

Entre 1982 y 1990 Víktor Tsoi y su grupo publican nueve discos y se convierten en un grupo de culto para la juventud soviética de la época de la Perestroika. Víktor además participó como actor en la película Assa (1986) y protagonizó Iglá (La Aguja, 1987). El 15 de agosto de 1990 Víktor Tsoi muere en un accidente de tráfico a las afueras de Riga. Después de su muerte, el diario Komsomólskaya Pravda publicó: 

"Tsoi significa para la juventud de nuestra nación más que cualquier político, escritor o celebridad. Esto se debe a que Tsoi nunca mintió ni se vendió. Fue y seguirá siendo él mismo. Es imposible no creer en él... Tsoi es el único artista de rock que no ha diferenciado su imagen de su vida real, vivió como cantó... Tsoi es el último héroe del rock." 


La muerte de Tsi se produjo cuando su coche chocó contra un autobus. Supuestamente él se había quedado dormido al volante, aunque también circularon los rumores nunca confirmados de un asesinato, dado el mensaje antisistema de la música de la banda. 

En el accidente sobrevivió una cinta que contenía la grabación que Tsoi había hecho de las voces para el siguiente álbum. Los supervivientes de Kinó grabaron la música correspondiente y publicaron Chorni Álbom (Чёрный альбом) - el álbum negro - como muestra de duelo por la pérdida de su cantante. Pronto se convirtió en el disco de más éxito de la banda y sirvió para apuntalar la leyenda de Tsoi y el lugar de Kinó en la historia de la música moderna en Rusia.


En la época del fin de la sociedad soviética, el sonido de Kinó y las letras de Tsoi fueron algo totalmente diferente a lo que hasta entonces la música de rock ruso había producido. En la calle Arbat de Moscú hay un muro dedicado a Tsoi con grafitis y hasta una estatua en bronce del artista donde todavía sus fans se reúnen a conmemorar su muerte. Hace poco, los grupos más importantes de Rusia se reunieron e hicieron un disco tributo a Kinó.



En la película Assa / Асса (Serguéi Soloviov, 1987), filmada durante la perestroika. Victor Tsoy hace de sí mismo y canta la canción Cambios. Solioov era un cineasta de culto. Su visión crítica de la sociedad soviética anticipaba la perestroika de Gorbachov.  Sus películas se esperaban con impaciencia. El público hacía largas colas para verlas; los héroes protagonistas se convertían en símbolos del ansiado cambio y sus nombres y sus frases se incorporaban al folklore popular. 


Cambios

En vez del calor, se escurre el verdor,
En vez del fuego, está el humo.
De la red del calendario fue arrancado el día.
El sol rojo arde hasta las cenizas,
El día se consume con él.
Sobre la ciudad llameante cae la sombra.

Nuestros corazones demandan cambios,
Nuestros ojos demandan cambios,
En nuestras risas y en nuestras lágrimas,
Y en las pulsaciones venosas,
¡Cambios!
Nosotros esperamos cambios.

Nuestro día continua con la luz eléctrica
Y la caja de las cerillas está vacía.
Pero en la cocina, con la luz azul, arde el gas.
Los cigarrillos en las manos, té en la mesa,
Este esquema es sencillo.
Y no hay nada más, todo está dentro de nosotros.

Nuestros corazones demandan cambios,
Nuestros ojos demandan cambios,
En nuestras risas y en nuestras lágrimas,
Y en las pulsaciones venosas,
¡Cambios!
Nosotros esperamos cambios.

Nosotros podemos presumir de los ojos sabios
Y de los hábiles gestos con las manos,
No necesitamos nada de esto, para poder entendernos.
Los cigarrillos en las manos, té en la mesa,
Así se cierra el círculo.
Y de repente nos da miedo cambiar algo.

Nuestros corazones demandan cambios,
Nuestros ojos demandan cambios,
En nuestras risas y en nuestras lágrimas,
Y en las pulsaciones venosas,
¡Cambios!
Nosotros esperamos cambios.



La estrella llamada Sol


La nieve blanca, el hielo gris
Cubren la tierra agrietada.
Como una frazada sobre ellá
Hay una ciudad en un recodo del camino.

Sobre la ciudad flotan las nubes,
Tapando la luz del cielo.
Sobre la ciudad hay humo amarillo,
La ciudad tiene dos mil años
Vividos bajo la luz de la estrella llamada Sol...

Dos mil años dura una guerra,
Una guerra sin causas especiales.
La guerra es un asunto para los jóvenes,
Un medio contra las arrugas.

La sangre muy, muy roja
Dentro de una hora ya será simplemente terreno,
Dentro de dos horas se cubrirá con flores y hierba,
Dentro de tres horas estará otra vez viva
Y calentada por los rayos de la Estrella
Llamada Sol...

Sabemos que siempre ha sido así.
Que siempre el destino ha amado más a aquel
Que vive según leyes diferentes
Y que va a morir joven.

Él no recuerda las palabras "sí" o "no",
No recuerda ni los grados, ni los nombres,
Y es capaz de alcanzar las estrellas
Sin considerar eso como un sueño
Y caer, quemado por la estrella llamada Sol.



En el programa de anoche hablamos de otros apuntes de viaje de Braín en Rusia. Además, celebramos el cumpleaños 65 de Charly, con una recorrida por alguna de sus más bonitas canciones menos concidas. En unas horas subo el audio del programa completo.