Cadete





lunes, 23 de junio de 2014

La pelota no se mancha, aunque algunos se la quieran comer



Por Diego Armando Maradona

“El día que jugué mi partido de despedida, dije que la pelota no se mancha. Hoy lo sigue pensando, no por haber dejado de jugar fútbol, dejé de ser un futbolista. Los muchachos que salen a la cancha representando al seleccionado argentino no son once desconocidos para mi, al contrario, son mis amigos, mis hermanos. Quienes me conocen bien, lo saben y, por mi país, por mi familia y amigos, doy la vida, jamás les desearía una desgracia.
Hay que ser muy perverso para afirmarlo. Di, doy y daré la vida por el seleccionado argentino, dentro y fuera de la cancha. Tobillos hinchados, uñas descarnadas, lágrimas de alegría y tristeza deportiva, son los trofeos que alzo en mis brazos.
El talento no se mancha, la magia de un tipo como Lionel Messi, es indiscutible y no es producto de una mufa o suerte, porque si hablamos de suerte, yo soy un tipo afortunado. Siento el cariño de la gente todos los días, los mismos que me quisieron como jugador, me siguen queriendo, lo veo en cada foto, cada firma, cada cancha donde se corea mi nombre, en cada carta que llega a De Zurda y cada abrazo que recibo en el planeta.
Estamos construyendo una nueva América Latina, al revés de los poderes que manipulan el mundo. Ellos no nos borran la sonrisa del rostro, ellos no nos quitan la alegría de celebrar un Mundial que está siendo hermoso, donde la buena suerte de nuestro pueblo, no es producto del azar.
La pelota no se mancha, aunque algunos, se la quieran comer.“
Diego Armando Maradona

No hay comentarios: