Cadete





jueves, 26 de junio de 2014

Sorpresiva decisión argentina: depositó u$s 1000 millones para los acreedores que adhirieron al canje y advierte a EEUU por las consecuencias de un embargo

Movió sorpresivamente Argentina después del enorme respaldo de la comunidad internacional: ahora la pelota está en el campo de EEUU, su Corte Suprema y Griesa



En ambito.com

Además realizó un nuevo pedido de stay al juez Griesa

Gobierno pagó más de u$s 1.000 M de vencimiento de deuda y apuntó a EEUU por posible embargo buitre


El Gobierno realizó esta mañana el pago por más de u$s 1.000 millones de los bonos Discount cuyo vencimiento se concretaba el próximo lunes 30 de junio y que realizó un nuevo pedido de "stay" al juez Thomas Griesa.

En cuanto a los riesgos de que los fondos depositados en el Bank of New York Mellon sean embargados para hacer efectiva la sentencia del juez Griesa que obliga al país a pagarles u$s 1.500 millones a los holdouts, el titular del Palacio de Hacienda, acompañado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, leyó un comunicado en el que se advierte por "las consecuencias de sus actos a los Estados Unidos por la responsabilidad internacional que le cabe por las decisiones de su Poder Judicial".

(...) El ministro afirmó que el Gobierno cumplirá sus obligaciones con los acreedores internacionales a pesar de la decisión judicial "absurda" del juez neoyorquino Thomas Griesa que beneficia a "fondos usureros de carácter global". "Argentina ratifica su objetivo de honrar sus deudas con el 100% de los acreedores", dijo el funcionario.

----------------------------------------------

Aún después del pago que efectuó Argentina en los bancos de New York y la advertencia del gobierno responsabilizando a los poderes estadounidenses por un posible embargo de los fondos que ahora ya pertenecen a los acreedores que entraron en el canje, incluso después de que en los últimos días Argentina recibiera el  masivo respaldo internacional en defensa del proceso de reestructuración de la deuda, Griesa se mantiene en una posición de extremismo que demuestra su nula disposición (y la de los buitres) a encontrar una salida negociada al conflicto.

--------------------------------------------

El juicio del siglo

Griesa rechaza pedido argentino y pone condiciones para reponer el stay

El juez federal estadounidense Thomas Griesa rechazó hoy la solicitud argentina de suspender la medida que obliga al país a pagar a los fondos buitre para poder cumplir los compromisos con el resto de los acreedores de deuda.

"Tal solicitud no es apropiada", señaló el juez en una decisión divulgada hoy, en la que señala que la orden de pagar a los fondos especulativos "no entra en vigor" a menos que el país realice pagos a los tenedores de bonos reestructurados. Griesa añadió que el tribunal "no tiene el control acerca de si la República (Argentina) hace esos pagos". 

-------------------------------------------

La movida argentina es muy fuerte: ampliamente respaldada por la comunidad internacional, que en los últimos días se sumó a las advertencias argentinas de que la intransigencia buitre atenta contra el equilibrio internacional, el gobierno de Cristina mantiene su posición de respeto estricto de sus compromisos. La advertencia del gobierno inclina todo el peso de la responsabilidad política hacia el campo del estado norteamericano: el dinero deepositado ya no pertenece a la Argentina, sino a los acreedores que se acogieron al canje. Si Griesa decide embargar esos fondos, su país deberá asumir el costo político y jurídico por una decisión que despierta el rechazo de las Naciones Unidas, de países aliados de la Argentina (como los de Unasur), de otros países que ni siquiera son aliados nuestros y de analistas políticos de primer nivel (Financial Times y NY Times), e incluso es visto con preocupación por el propio FMI.

La fuerte movida argentina es audaz, porque pone a Griesa, los buitres y el estado norteamericano como responsables de una alteración del equilibrio financiero internacional.

Obviamente, los medios de la derecha argentina y sus títeres políticos presentarán un eventual embargo de Griesa a los fondos de los hold in como un "default" argentino, cuando por el contrario Argentina está respetando sus compromisos. En cambio, Cristina se muestra dispuesta a defender el proceso de reestructuración de la deuda, mientras Griesa y el Poder Judicial quedan expuestos como peligrosos talibanes que ejercen un poder desbocado y carente de racionalidad.

En el escenario local también es previsible que la derecha relate la medida como un vaivén del gobierno. Pero es inverosímil que medidas tan fuertes no formen parte de una estrategia que el gobierno argentino está mostrando de a poco, manejando sus tiempos, sin responder a la "ansiedad zocalera" de Clarín y La Nación.

Por último, es ignificativo que la medida argentina se tome en un marco donde ayer el BCRA alcanzó el nivel más alto de reservas de los últimos meses, superando la barrera de los  u$s 29 mil millones. Los indicadores financieros (dólar oficial y blue, bolsa, reservas) se mantienen en márgenes de normalidad.

1 comentario:

Nando Bonatto dijo...

Dentro de lo complejo LTA,porque si embarga se va a encontrar con una catarata de reclamos de bonistas reestructurados y un kilombo mayusculo