K

K

sábado, 14 de enero de 2017

Macri, Tevez, Boca y Arribas: cuando Clarín y la UIF los investigaban por lavado

Pregúntenle a @dsantoro59



Reproducimos esta interesante investigación del periodista Daniel Santoro para Clarín, sobre el vínculo de macri y Gustavo Arribas (actual AFI) con motivo de graves sospechas por evasión de impuestos y lavado de dinero en la compraventa de 106 jugadores de fútbol cuando macri era presidente de Boca. La investigación no es de ahora, claro, cuando Clarín se ve tan favorecido en materia de telecomunicaciones por las decisiones del actual presidente de la Nación. Pero en 2005 Clarín acusaba a macri de maniobras financieras ilegales en guaridas fiscales. Como es posible que ahora Clarín quiera borrar todo rastro de esta nota de Santoro en su web, la repetimos completa acá:

LA DGI Y LA UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA INVESTIGAN LA TRANSFERENCIA DEL DELANTERO DE BOCA

Los puntos oscuros del pase de Tevez al Corintians  *


Una empresa con sede en un paraíso fiscal depositó la plata en un banco de Nueva York. La comisión millonaria la cobraron argentinos a través de otra firma con sede en Gibraltar.




Daniel Santoro
dsantoro@clarin.com 


El pase de Carlos Tevez de Boca al Corinthians del Brasil se hizo por 16 millones de dólares y no por 19,5 como había informado la directiva de ese club. Y el delantero cedió el 15 por ciento que le correspondía del pase al club, según una investigación de Clarín. Además, el pase de Tevez y otras grandes transferencias a clubes del extranjero están bajo la lupa de la DGI y la Unidad de Información Financiera (UIF). 

En una entrevista con Clarín, el presidente de Boca, Mauricio Macri —quien en enero había hablado de 19,5 millones— admitió que por el pase sólo se recibió 16 millones. Y afirmó que otros 2 millones provinieron de un hasta ahora desconocido convenio con el Corinthias y la empresa MSI para el intercambio de juveniles. Otros 1,5 millones, agregó, se corresponden con lo que Tevez cedió para las inferiores de Boca.

La DGI y la UIF investigan el pase de Tevez y de otros jugadores para determinar si hubo evasión de impuestos de parte de jugadores, directivos o intermediarios o lavado de dinero proveniente de la mafia rusa u otra fuente ilegal. La UIF es un organismo estatal que está encargado de investigar todo pago financiero sospechoso.

Estos puntos oscuros en el pase de Tevez son parecidos a los que existen en otras de las 105 transferencias hechas en los últimos 14 meses. En muchas aparecen intermediarios cobrando comisiones millonarias en un mercado oscuro donde se lucra con la desesperación de los jugadores por irse al exterior, entre otras cosas.

Los inspectores de la DGI —que funciona dentro de la AFIP encabezada por Alberto Abad— también tienen en la mira a los pagos impositivos del intermediario Gustavo Mascardi, quien en estos años representó a más de 100 jugadores. Los sabuesos están revisando sus declaraciones de impuestos a las Ganancias y a la "Riqueza" de 2001, 2002 y 2003. En particular, ponen el acento sobre los contratos de representación de jugadores que tiene el gerenciador del fútbol de Ferro. Recientemente, se conoció que la Justicia italiana investiga si Mascardi cobró comisiones de 4 millones de euros por el pase de Juan Sebastián Verón y de 2,5 millones por el de Hernán Crespo al fútbol italiano. Ahora, ambos juegan en el Inter y el Milán, respectivamente.

"Estamos investigando y fiscalizando todos los pases importantes del año pasado", informó una alta fuente de la AFIP a este diario.

El de Tevez fue el más alto de los 105 pases por un total de más de U$S 60 millones de los últimos 14 meses. El "contrato de cesión de derechos económicos y federativos", al que accedió Clarín en exclusiva, fue firmado el 17 de diciembre entre el vicepresidente de Boca, Pedro Pompilio, y el presidente de Sport Club Corinthians Paulista, Alberto Dualibi. Allí se dice que el pago de los U$S 16 millones "será abonado por el Corinthians o por quien éste determine, a Boca".

El pago se hizo en una cuenta que el Royal Bank of Canada, Toronto, tiene en el banco JP Morgan Chase de Nueva York (ver facsímil). El contrato señala que esa cuenta está vinculada al "RBC Dominion Securities INC". Este nombre corresponde a la empresa inversionista del Royal Bank of Canada. El gerente financiero de Boca, Miguel Macci, dijo que pasó la cuenta corriente de ese banco canadiense al JP Morgan para "poder hacer todo tipo de operaciones". Ahora Boca, como asociación civil sin fines de lucro, deberá documentar estos pagos en su balance para no violar la ley.




¿Quién hizo el pago? Un primer aporte provino de la firma Media Sport Investment (MSI) que regentea al Corinthians y representa el británico—iraní Kia Joorabchian y tiene sede en las islas Vírgenes, un paraíso fiscal. Y el segundo pago llegó "de una entidad financiera o empresa con un nombre extranjero", agregó el gerente financiero.

El iraní está relacionado con el gobernador de la provincia rusa de Chukotka, Román Abramovich, quien hizo negocios poco claros con el petróleo en la era postsoviética. Su lujoso yate "Le Grand Bleu" estuvo en noviembre en Buenos Aires, pero falló algo y Abramovich no entró al país. Kia también tiene vínculos con el ruso Boris Berezovsky, quien está acusado de vaciar Aeroflot y quebrar un banco.

Además, Tevez cedió el 15 por ciento que le corresponde por el contrato colectivo de trabajo a Boca como "reconocimiento por las atenciones y capacitación" recibidas. El acuerdo dice que esa plata es para las inferiores del club.

En enero, Tevez y su nuevo representante, Adrián Ruocco, retiraron de Futbolistas Argentinos Agremiados el cheque de la Banca Nazionale del Lavoro con que Boca le pagó 4.586.000 pesos por el 15 por ciento del pase que le corresponde de acuerdo al convenio colectivo de trabajo, luego de descontarle 2.496.762 pesos en concepto de impuesto a las ganancias para la DGI.

Recién después de ese pago Agremiados le dio el "conste" a la AFA para que se liberara en la FIFA el pase del goleador.

El tesorero de Futbolistas Argentinos Agremiados, Carlos Pandolfi, denunció a Clarín que en los últimos años "algunos intermediarios y representantes están ganando más plata que los jugadores o los clubes con las transferencias". "Además, meten a los jugadores en un fuerte juego de presiones y algunos muchachos con tal de ganar un contrato en el exterior ceden el 15 % que le corresponde por ley y que tanto nos costó conseguir con la huelga del 71", agregó. Ahora, Tevez cobra U$S 2 millones por año en San Pablo y su contrato es por 5 años.

En el contrato se dejó constancia de que todo pago extra como "las comisiones de intermediarios, sueldo de jugador, etcétera, serán abonados por H.A.Z. Football World Wide Limited", con sede legal en Gibraltar.

HAZ coincide con la sigla de la empresa argentina HAZ Sport Agency S.A. cuyos dueños son el escribano Gustavo Arribas y Fernando Hidalgo de acuerdo a los registros de la Inspección General de Justicia. La sigla HAZ concuerda con las primeras letras del apellido de ambos y la "z" sería del apellido del agente FIFA israelí Pinhas Zahavi.

Hidalgo y Arribas fueron los intermediarios con derecho a cobrar una comisión, que generalmente es del 10 por ciento. Hidalgo era un empleado de Mascardi que, luego de una pelea económica que terminó en un juicio, se independizó de su jefe.

Macri dijo que la comisión por el pase la pagó MSI y que no sabía cuánto fue.

Por ésta y otras dudas, la presidenta de la Unidad de Información Financiera, Alicia López abrió esta semana una investigación sobre supuesto lavado de dinero en el pase de Tevez. Fue por un pedido del diputado peronista Mario Cafiero. La investigación es secreta pero en este tipo de casos, lo que hace la UIF es pedir información a su par del Brasil y a la FINCEN de EE.UU para reconstruir toda la ruta del dinero. La FINCEN es un organismo que depende del departamento del Tesoro y tiene la mejor base de datos sobre transacciones financieras internacionales. Si la UIF encuentra pruebas de supuesto lavado, hará una denuncia ante la justicia federal.

Cafiero hizo el pedido a la UIF en base a una denuncia del ex vicepresidente de Boca Roberto Digón quien había empezado, en enero, a plantear las primeras dudas sobre este pase y vinculó a Macri con Hidalgo y Arribas.

Pero además del rol de Arribas, hay otros interrogantes sobre el pase de Tevez. El abogado Ricardo Saravi es el dueño del 20 % porque en 1995 había puesto "10 mil dólares" para comprar al delantero a All Boys. Saravi es socio del abogado Juan José Etala, directivo de Boca y ahora reclama "dos millones de dólares", afirmó Digón.

Como el pase de Tevez también es un negocio a futuro, otra de las cláusulas del contrato con el Corinthians dice que si el joven de 21 años es vendido por más de 35 millones de dólares a otro club, Boca se quedará con el 20 por ciento del pase. Y por casualidad, Abramovich es el dueño del Chelsea de Gran Bretaña —por el cual pagó 260 millones de dólares— donde Tevez podría terminar jugando si sigue mejorando su desempeño futbolístico.

El caso de Tevez y de otros pases recientes demuestran la necesidad de que el Congreso dicte leyes para transparentar este mercado y permitir así que los clubes y los jugadores obtengan más beneficios que los intermediarios.


* Cuando esta nota fue publicada en Clarín, macri disgustado le mandó una intimación por carta documento, que el propio club de Boca Jr. se encargó de difundir como advertencia al resto de la prensa. Esto lo contaba en 2005 el periodista Ezequiel Fernández Moore (ver acá), en una nota donde aparece el ex canciller Rafael Bielsa enrrostrándole a macri irregularidades financieras en las transferencias de Patrón Jorge Bermúdez y Antonio Chipi Barijho. “Usted –le dijo Bielsa a Macri- ha convertido a Boca en un centro de negocios privados”. La nota también habla de una comisión cobrada por intermediarios uruguayos para que Juan Román Riquelme pasara de Argentinos a Boca. La nota, publicada en 2005 en la revista Un Caño, ya exponía la estrecha relación de macri con el actual titular de AFI, Gustavo Arribas, hoy acusado por coimero por el empresario brasileño Leonardo Meirelles en la causa Lava Jato. El macrismo hoy trata de despegar a su jefe de las acusaciones recibidas por su subordinado Arribas, pero en 2005 Fernández Moore ya señalaba que "Arribas, se sabe, es en realidad un viejo conocido de Macri, su escribano y, además, compañero de equipo en la quinta familiar". También en 2005, Roberto Digón, quien fuera vicepresidente de macri durante 8 años, definía con precisión la estrechez de esta relación: "“Arribas e Hidalgo son testaferros de macri”. El banco involucrado en estas oscuras operaciones era... ¡el JP Morgan! Todo tiene que ver con todo.

Hoy la UFI, Clarín y su periodista Daniel Santoro perdieron todo interés en investigar a Arribas, y menos que menos a su jefe mauricio macri.

No hay comentarios: