martes, 2 de octubre de 2018

Temprano a la cama

La otra.-radio para descargar clickeando ac√°


Ilustración. Carmen Cuervo

A la cama temprano y levantados temprano
hacen que un hombre o una mujer se pierdan la vida nocturna
digamos, un trago a la noche temprano
y enseguida te vas a acurrucar a la luz del velador
o ba√Īado por la luz azulada de la tele
sobre tu almohada
una menta después de la cena.

A la cama temprano, así podés esperar
tres colectivos, un tranvía y un tren
creo que m√°s vale te quedes despierto
capaz llegues un poco tarde.

A la cama temprano y levantados temprano
hacen que un hombre o una mujer
se pierdan la noche
vas a perderte la noche.

Los que hacemos La otra.-radio nunca supimos si el programa va muy temprano o demasiado tarde: ¿es el domingo a la medianoche o el lunes a la madrugada? Cuando lleg√°s a deshoras, nunca sab√©s si es tarde o temprano. Esta frontera incierta nos tranquiliza: todav√≠a falta para que abran los mercados mientras un p√°rpado cae y otro ojo se despabila. Ese lapso de nadie nos da permiso para un cierto divague pero nada nos impide poner la bala donde ponemos la oreja. 

En la √ļltima emisi√≥n escuchamos m√ļsica que lleg√≥ tarde o quiz√°s temprano: Intoxicados, por caso, o Florencia Ruiz con el Mono Fontana. Y esos tr√≠os modernos a destiempo que nos trajo C√©sar Colman:

"The Tea Party -acota C√©sar- es una banda canadiense con influjos de la m√ļsica de oriente y marroqu√≠. Podr√≠an haberse hecho pasar por banda alternativa pero nunca tuvieron esa intenci√≥n. Un sonido matizado por la voz cavernosa y profunda de Jeff Martin, contrapuesto a la intensidad de la banda. Tuvieron un per√≠odo de creactividad que abarc√≥ desde 1990 hasta 2005, con alguna espor√°dica reuni√≥n posterior. Ni el √©xito ni la masividad se les aliaron. Su canci√≥n m√°s conocida, "Heaven coming down" no sirvi√≥ para hacerlos estrellas mundiales, apenas algo conocidos".

"US3, unos inglesitos -dice Colman-, londinenses para m√°s datos, que se atrevieron a samplear m√ļsica del cat√°logo del sello jazzero Blue Note. Y entonces el jefe de Blue Note los termin√≥ contratando. Editaron Hand on the torch en 1993 y tuvieron su cuarto de hora con 'Cantaloop (Flip fantasia)' y con 'Tukka Yoot's riddim'. Sin llegar a revolucionar la m√ļsica, lograron perfilar una personalidad singular. Samplers de sonidos venerables, jazz, hip-hop, rap, una combinaci√≥n bien mezclada pero no batida".

"Finalmente, Morphine, otro trío, en este caso estadounidense, cuya peculiaridad es que formaban con una batería, un saxo (ocasionalmente dos saxos soplados por una sola boca) y un bajo de dos cuerdas. Tuvieron su momento de gloria hasta que su cantante Mark Sandman murió de un ataque al corazón en un escenario. Una pena" -culmina César.

Temprano o tarde, en el programa terminamos hablando también de política, de cine, de filosofía, de Grabois, de Schmid, de Foucault, de Harry Dean Stanton, de la mentira y de la verdad.


No hay comentarios: