Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

martes, 25 de junio de 2013

Blogueros +a, qué ricas masitas

Títulos alternativos: "Desierto de ideas" ó "Los heraldos blancos"


Veo con cierta curiosidad una proliferación de ensayos blogueros al paso sobre el giro municipalista (como lo llama HAL______), por parte de ex-blogueros kerneristas reconvertidos en heraldos de la neo-renovación peronista. Ya no descamisados ni compañeros: han circunscripto su nuevo sujeto social (que hace meses venía reclamando Ezequiel Meler, uno de los reconvertidos): el... ¡vecino!
:
"El vecino debe saber cuál es el juez que libera a un detenido y que todos nos hagamos cargo". Dice el líder insurgente del giro municipalista. Sergio. Massa, claro.

Meler (con una sola l): describe a esta camada que viene a renovar la política argentina:

"Los nuevos intendentes -jóvenes, ideológicamente discretos, poco ampulosos en su modalidad discursiva- no emergen como el resultado de carreras políticas vinculadas a estructuras tradicionales hoy en declive, sino fundamentalmente como gestores de bienestar, responsables del ejercicio eficiente de la cosa pública" (Mucho más que chicos lindos).

Se sabe: las estructuras tradicionales hoy están en declive: las clases sociales, por caso. Y hay que aflojarla con el conflicto: necesitamos gestores del bienestar. El giro municipalista como enésimo avatar del peronsimo conserva los enclaves territoriales pero ya no se trata de odiar a la raza maldita de los explotadores, sino de gestar bienestar y eficiencia de la cosa. Pública. ¿No es encantador? Una versión mejorada del Sciolismo, básicamente con más pelo y dientes más blancos. Ideológicamente discretos, atenti.

Poco ampulosos en su modalidad discursiva. En eso son la contrapartida exacta de sus heraldos: Meler, Luciano Chicconi, y un poco más discreto en su discursividad Omixmorón, y bastante más esotérico Manolo Barge, los predicadores de la nuevas buenas del giro municipal, abusan de una jerga rebosante de gobernanzas, electorabilidad, territorialidad,  defensividad, bonustrackeo, ratio de calidad entre demografía-recursos-gastos-territorio-servicios. Luciano Chicconi dice, en un párrafo modélico:

"...los “nuevos intendentes” quieren que el “costo” del defensivismo y la demanda social diversificada se amortice con la construcción de electorabilidad, es decir poder político efectivo propio, no cedido a las conducciones nacionales y provinciales. La reelección de estos intendentes en 2011 con apoyos superiores al 60% del electorado es la tercera variación consolidada de esa nueva lógica política del peronismo bonaerense: se arma el combo electorabilidad + territorialidad sobre la base del bonustrackeo de gestión (el bonustrackeo es la ampliación creciente de servicios municipales para resolver problemas que las orbitas nacional y provincial no resuelven: seguridad, educación, infraestructura, creación de parques industriales para sostener empleo y mejorar la tributación)".

A diferencia del rol que jugaron los blogueros kerneristas durante el intento de golpe de los ruralistas en 2008/2009, estos heraldos blancos no parecen ser políticamente necesarios para el municipalismo massista. No hay cerco mediático que romper, el "relato" pasó de moda, así que estos blogueros son políticamente superfluos. Los intendentes están preocupados por satisfacer las demandas de seguridad de los vecinos, no quieren volver sobre discusiones ya saldadas (ya basta de enfrentarse a la corporación judicial, solo conozcamos los nombres de los jueces garantistas que largan a los chorros en media hora, ya basta de pelearse con los diarios, que al fin y al cabo son solo diarios). Y la discreción ideológica de estos jóvenes gestores nos alivia de la insistencia con la gastada discursividad de la lucha de clases, las corporaciones y el imperialismo, antiguallas de una generación en retirada. Cloacas, césped prolijo, cámaras de seguridad, ¿luz de mercurio?: cosas concretas demandan los vecinos y los gestores no gastan tiempo en relatos. El relato queda a cargo de estos blogueros sin destinatario: blogueros que hablan para otros blogueros o simplemente para sí mismos; o para clausurar una etapa y dedicarse a echar panza y perder pelo. Se explican por qué el kernerismo ya fue y ahora viene la gobernanza y la electorabilidad. Dice Meler (con una sola ele):

"...los intendentes son la cabeza visible de nuevas clases medias con demandas propias de otra calidad de vida. La seguridad, el transporte, el acceso a la justicia, la descentralización administrativa, han modificado profundamente el perfil del Estado municipal, hasta volverlo irreconocible para los viejos “Barones”.

Ese escenario condiciona también nuevos tipos de apuestas políticas. En efecto, el surgimiento de Sergio Massa como paladín de una nueva Liga de Intendentes puede verse, en alguna medida, como el resultado inevitable del ejercicio eficaz de una gestión delegada hacia abajo, que rebota en el jefe comunal y vuelve como un reclamo de representación “hacia arriba” –a la provincia, pero también a la Nación-, basado menos en circuitos de lealtades afirmadas en la contención social de la indigencia, y más en la posibilidad de seguir creciendo de la mano de gestiones articuladas, que requieren de las instancias superiores una adaptación y una eficiencia que todavía desconocen".

Fin de la historia, finalmente. Fukuyama reloaded.

¿No te para la pija esta epopeya municipal? ¿No? Bueh, no, está bien, a mí tampoco. ¿A Omix sí?

Omix es un arma cargada de futuro:

Desafío massista: que el electorado rompa con el pasado


Para el analista Sergio Berensztein, "la irrupción de Massa adelanta la pelea por la presidencia de cara al 2015, desdibujando aún más el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner, que venía sufriendo un rápido deterioro". Massa "ya era la figura con mejor imagen y potencial de votos en la provincia", dice, pero agrega que surgen ahora interrogantes. "¿Podrá sortear la polarización kirchnerismo-antikirchnerismo?", ya que buena parte de la sociedad "tiende a ordenar sus preferencias políticas en torno al clivaje K/anti-K", agrega. También se pregunta si Massa "definirá propuestas que den cuenta de las prioridades que tiene hoy la sociedad", como "la inseguridad, la inflación, la embestida contra el Poder Judicial y los ataques a la prensa independiente", sobre las cuales el intendente de Tigre ha mantenido silencio. (DyN/Redacción Central)

viernes, 21 de junio de 2013

Trae nuevos y muy buenos aires el diputado de todas y todos

El pasado no puede leer al futuro.
Trata de colocar los sucesos en casilleros que no conectan con hechos y cosas que -se supone- deben definir.
* Que el massismo jugará en contra del oficialismo
* Que el massismo será funcional al oficialismo.
* Que el massismo se juega el cuero contra el pasado para apuntalar el proyecto sciolista e ir a la vera de este en 2015.
Un mundo de dos posturas absolutas, como decretar que las fruterías vendan solo uvas y melones, y de alli inferir que el que quiera mandarina juega en contra de las uvas o es funcional a los melones.
En lo sucesivos diez años y para abarcarlos por anticipado deberemos tener la flexibilidad de pensamiento y la audacia que demuestra entre otros Lucas Carrasco que habla del massismo en otros terminos "kirchnerismo sincero con empresarios truchos, impresentables y naif, pero a la luz publica"
http://lucascarrasco.blogspot.com.ar/2013/06/como-hacer-que-tu-blog-este-entre-los.html
En contra, si, pero no en los viejos moldes del "Negocio del Pais Dividido" del que hablaban hace unos meses en dialogos twitteros el Cnel Gonorrea y Mazorca Blanca y que tan bien define esta etapa que se fue aunque aún carezca de certificado de defuncion.

El negocio del país dividido. Omix trata de incluir a Lucas Carrasco en esta nueva constelación de blogueros +a. Vamos a ver si Lucas se va alejando de las viejas categorías de esa antigualla de la izquierda y cae bajo la seducción del Futuro de los Gestores de Bienestar. Lucas desde su pelea con la Cámpora está en disponibilidad y capaz que estas oleadas de buenas ondas lo terminan de tranquilizar.

La juventud masita no va a ser convocada a controlar precios ni se va a poner pecheras. Va a ser enfocada por las cámaras de seguridad. Por algo se empieza.

¿Cómo trasladar la gestión de la Primera Sección, con vecinos que demandan seguridad y eficiencia, a la pulseada con organismos financieros internacionales, a la pelea para que los terratenientes paguen más impuestos, a que la iglesia no se meta en los asuntos de la sociedad civil, a que los medios no impongan la agenda de "demandas de los vecinos", a aclararle a las policías bravas que las demandas de seguridad y la abominación del garantismo no significan gatillo fácil sino una cosa mucho más futurista? ¿Qué hacen los gestores de bienestar cuando son presionados por los porongas del mundo aún regido por el paradigma neoliberal? Ya veremos. Seamos discretos nosotros también en nuestras preguntas, no ideologicemos tanto, que eso ya fue.

Por lo pronto ya hay un grupo de blogueros dispuestos a postear la década municipalista que se avecina (ría).

24 comentarios:

OMIX dijo...

Un culo, rápido, si está depiladito mejor

claudio barragan dijo...

el representante del vecinalismo expresa con complejidad manifiesta su preferencia por empujar mierda.

Leandro Hanc dijo...

Esclarecidos del sentir popular, dicen "progre" y palabras "rimbobantes", cierran con puertas de Hierro la discusión y esconden macartismo, mientras se abren un nuevo kioskito.

Ladislao dijo...

Es que yo no los entiendo, sinceramente lo digo. POrque es obvio que la respuesta de Omix es que está al palo, pero no se entiende sinceramente qué es lo que lo excita. Es una caricia, es un lugar, es un punto G?
Y con él a muchos. Finalmente las cosas salen a la luz, y yo personalmente les recomiendo darse una vueltita por Rincón (de MIlberg, viene a ser el partido que se gestiona genialmente, lo que se dice una masa...).

Está bien, está bien, todo mundo quiere sobrevivencia, es lógico. Lástima que Massa midió tan mal los tiempos y pensó que era... "no llegan a 2011". Pero y todos estos otros? enganchados en dónde? Mucha politología y zapatos de goma muchachos, mientras que en los barrios se usan botas para poder transitar. Lógico, si tenés más del 50% de clubes de campo pero no les cobrás lo suficiente... Eso sí, reconozco que Tigre cambió un montón, para mejor. Pero macho, encima te quejás de la cartera de Nación cuando te financia obras, subsidios, los extra de hospitales (esa caja municipal alguien la tendría que investigar eh, porque por cada embarazada y por cada atención Nación se pone, y pone mucho eh.)
Entonces, cuál es el tema para ponerse en contra de Cristina, que tiene "fecha de vencimiento", que le hizo una miradita fea a Fulano, o que a merengano le hizo saltar su kioskito? O es que hay realmente otros reclamos políticos?
Y bueh, suerte muchachos, yo estoy bien donde estoy, luchando con quienes lucho y contra los que estoy luchando. Y no me dejan claro dónde están.
Y para peor están con un tipo que me ofrece TODA la desconfianza, porque salir a boquear de esa manera, y en la embajada... qué quiere que le diga.

Saludos
Ladislao

lucas carrasco dijo...

Evito contestarte, Oscar, para no pelearme. Te referís a mí en términos poco respetuosos, al pedo. Si me preguntás bien, te contesto. Pero decir que estoy en "disponibilidad por mi pelea con La Cámpora" es de entrada, restarme cualquier tipo de autonomía intelectual. Cosa que me parece incorrecta. Hay quienes lo creen. Ok. A esos no puedo contestarle pues me encasillan, de entrada, en una imposibilidad de respuesta.
Un abrazo

Oscar Cuervo dijo...

Lucas, querido, es literatura, no te enojes. Asumo un estilo indirecto libre y tengo en cuenta que Omix te incluye entre los Heraldos del Futuro Vecinalista. Creía que no tenía que explicarte estos procedimientos, pero como no quiero pelearme con vos, lo hago.

Karl Albert dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karl Albert dijo...

Me detengo en este párrafo que citás de Meler y no puedo dejar de sonreir:

"Los nuevos intendentes -jóvenes, ideológicamente discretos, poco ampulosos en su modalidad discursiva- no emergen como el resultado de carreras políticas vinculadas a estructuras tradicionales hoy en declive, sino fundamentalmente como gestores de bienestar, responsables del ejercicio eficiente de la cosa pública".

Y un día los chicos de la derecha peronista se volvieron sabbatellistas, ironías del destino reivindicar lo que dicen (¿decían?) odiar. Porque todo eso ya lo viene haciendo el EDE en Morón desde hace 14 años y siempre fue odiado por estos muchachos. Y bueno, todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión, aunque les será dificil borrar todo el veneno escrito y destilado contra el progre caca-caca. Sólo les faltaría incluir en sus plataformas el Presupuesto Participativo (al que también ningunearon si piedad).

Gran post.

Alfre dijo...

En definitiva, haciéndola corta, me parece que los pragmáticos "superadores" lo único que plantean son discusiones ideológicas (y, perdón, pelotudas)

Hace ya un buen tiempo y todavía no sé que habría de mejor en el massismo, o en cualquier otro ismo de su preferencia, que lo haga preferible a cualquier otro ismo (kirchnerismo, "progresismo", etc.) con el que les gusta confrontar (si, a los no confrontadores) en términos concretos.

Salvo que "se salen del clivaje k/anti k". Ajá.

¿Lo puedo hacer yo tambien, a ver cómo me sale? Por ejemplo: "hay que dejar de confrontar, no más k/anti k, eso es lo viejo, tenemos que ser superadores y resolver los problemas diarios de la gente, porque es lo que reclama el vecino (y no me preguntes qué vecino). Porque eso es lo nuevo"

¿Ya está, soy un "superador"?

Oscar Cuervo dijo...

Alfre:
ya está, lo lograste. te saliste del clivaje, ya sos parte del futuro. Bienvenido al desierto de lo real.

Leandro Hanc dijo...

"Compañero Manolo,

Tanto tiempo. Aunque a veces se le da por el leninismo, lo veo más cómodo de este lado que del otro.

Un abrazo

Quintín"

Si te festeja Quintín, estás hasta las manos, jeje.

Carlos G. dijo...

Una vez más, otra vez, de nuevo vuelven a despejarse los nubarrones de las ideologías y empezamos a vislumbrar el límpido cielo azul de la gestión.
Otra vez el sol alumbra nuestra tierra despojada de conflictos, en donde todos hermanados sin otro interés ni objetivo que la búsqueda de la hermandad desinteresada, nos daremos las manos para reconstruir el auténtico espíritu de la reconciliación final.

Abel B. dijo...

Estimado Oscar:

Entro a esta columna un poco tarde, pero quiero corregir un error... significativo, que alguien introduce en su comentario y que no es observado.

Los blogueros que cuestionás en tu posteo - dentro de las reglas de juego, seguro - Manolo, Luciano, Ezequiel, Omar, y por supuesto Lucas, al que le dás el beneficio de la duda, NO vienen de la derecha peronista.
Todos ellos vienen de experiencias y pensamientos distintos, pero que pueden llamarse con justicia "izquierda peronista". Hasta en algún caso, los macartos dirían "izquierda" a secas.

Te lo aseguro yo, que por historia y afinidades muchos me clasificarían como de "derecha peronista".

Hago la corrección no por pedantería, sino porque me parece que esa común orientación política en todos esos casos, es significativa, no?

Abrazo

Nachinus dijo...

Buenas, Oscar. Vas a subier el audio del programa del domingo pasado?

Les Herbes Folles dijo...

No sigo a los blogueros, los leo esporádicamente y, muchas veces, mediadamente, de modo que las que siguen son observaciones muy lábiles (y apuradas). Por otra parte, no discuten con el argumento central post, más bien exploran una línea de precisiones posible.

Parece que estos blogueros, en particular Meler, ante lo que perciben como una pérdida de rumbo o, quizá, de tensión del kirchnerismo , en lugar de sumar a los discursos “republicanos” de la oposición abiertamente gorila y cacerolera, intentan la vuelta a un pasado peronista clásico. Pasado que no pueden sino despegar del pejotismo clientelista más reciente y que reciclan en esta nueva municipalización o “gestión del bienestar”: un post kirchnerismo, desembarazado del conflicto. Por otra parte, es cierto, se ven en la necesidad de revestir ese retorno de un lenguaje sofisticado y academicista, quizá por les es connatural, quizá porque, de ese modo, creen alejarse de la identificación más directa con el pejotismo.

Yo estoy de acuerdo en que es necesario fijar en el Estado, de un modo más duradero e institucionalizado, las transformaciones de la última década. También creo que es muy difícil sostener un discurso PURAMENTE épico durante demasiado tiempo y que no todas las batallas son iguales, ni es necesario vivir cada una como la última y decisiva, porque (se) agota. Natanson publicó una nota en P12 sobre el sentido del humor del kirchnerismo donde decía algo parecido a esto, si no recuerdo mal.

La idea de que la gente quiere vivir mejor es tan irrefutable como banal y, efectivamente, el peronismo clásico significó el acceso a una vida mucho mejor para millones de personas. Ahora bien, ese peronismo tampoco estuvo exento de conflictos, cosa que no debería hacer falta recordar aquí. Pero es que, a menudo, lo que se hace es escindir los años de gobierno de Perón de su final en septiembre del 1955, como si del 46 hasta entonces todo fuera tal como lo mostraban las ilustraciones oficiales: una especie de mundo californiano, con amas de casa felices, padres trabajadores y niños que miraban al futuro con irrecusable optimismo. Esa es la imagen que quieren evocar los blogueros cuando hablan de “gestión del bienestar”, una imagen que si hoy se hace muy difícil remedar, no era menos engañosa entonces. Septiembre del 55 fue la consecuencia de los conflictos abiertos e incesantes desde el ´46 (y antes). No habrá ningún bienestar que gestionar si no se disciplina a las clases dominantes (si, así nomás). Y, sino, vean lo que pasó después del ´55.

Oscar Cuervo dijo...

Abel:
gracias por la aclaración. De todos modos yo no usé la oposición Derecha/Izquierda para caracterizar a las personas mencionadas. Y tampoco me constaba su trayectoria anterior como para desmentir a quien comentó en ese sentido. Además no suelo intervenir en los comentarios a menos que crea que lo que dice alguien es manifiestamente falso. A veces estos comentarios se refieren a mí mismo en términos hasta injuriantes y no respondo. Por último, la caracterización Derecha / Izquierda es materia opinable. La relación de los autodenominados partidos de izquierda con el peronismo nos brinda evidenciass de que en este campo noo hay hechos empíricos sino interpretaciones. Por todo eso no me pareció pertinente responder a Karl Albert cuando adjudicó esa posición a los mentados.

Una vez explicados los motivos por los cuales no intervine, quiero agregar que no creo que las distinciones Derecha/Izquierda hayan caducado. Creo que hay una derecha muy clara y definida en el país. En cuanto al kirchnerismo no me animo a decir que sea una izquierda. Pero no me caben dudas de que la posición que ha manifestado Massa en estos días es una derechización evidente del actual estado de cosas. Derecha postmoderna, soterrada e hipócrita: la más peligrosa; en este sentido creo que Macri es mucho más honesto. Si a vos te parece significativa la común orientación política de los blogueros citados en este post, a mí me resulta contundente el entusiasmo de la derecha dura e inequívoa que cree haber encontrado en Massa el camino de desembarazarse de una vez del insoportable kirchnerismo.

Gracias por tu aclaración, creo que agrega un matiz interesante a la discusión.

Un abrazo

Oscar Cuervo dijo...

Les Herbes Folles:
yo también estoy de acuerdo en que es necesario fijar en el Estado, de un modo más duradero e institucionalizado, las transformaciones de la última década. Creo además que las transformaciones de la última década son muy insuficientes. No creo que Massa se proponga ahondar en esa dirección. La caracterización "gestores de bienestar" no creo que remita a ningún peronismo clásico, sino más bien a la derecha dura. Si bien en política es necesario hacer gestiones y que estas gestiones tengan eficacia, la política de ningún modo se reduce a gestión. Y la asepsia del concepto de "bienestar" se usa para no definir en términos concretos el bienestar de qué sector se quiere lograr. Digamos que si los exportadores de productos agrarios tienen que aumentar sus aportes a los fondos públicos y no se van a sentir bien, así como si Clarín tiene que deshacerse de parte de su conglomerado mediático o el Poder Judicial debiera abandonar alguno de sus enojosos privilegios, tampoco se van a sentir bien.

El primer peronismo hizo que los peones rurales se sintieran mucho mejor que en la Argentina preperonista, pero sus patrones se sintieron muy mal.

Cuando se aprobó el matrimonio igualitario los que ampliaron sus derechos se sintieron muy bien y la derecha conducida por Bergoglo se sintió muy mal.

Si vos analizás la frase de Massa ""El vecino debe saber cuál es el juez que libera a un detenido y que todos nos hagamos cargo" está claro que está pensando en el bienestar de los que quieren dar por concluida las tendencias garantistas y ahí se agota su propuesta para reformar la justicia.

Así que cuando escucho que un político propone un bienestar abstracto a la vez que un cese de la conflictividad social, creo que defiende el statu quo y el bienestar de los que están bien.

Saludos

Oscar Cuervo dijo...

Para seguir con los gestores de bienestar y la derecha soterrada, obsérvese el giro municipalista en el siguiente párrafo de Meler:

"...el reclamo [de las nuevas clases medias] basado menos en circuitos de lealtades afirmadas en la contención social de la indigencia, y más en la posibilidad de seguir creciendo de la mano de gestiones articuladas, que requieren de las instancias superiores una adaptación y una eficiencia que todavía desconocen."

Ese es el reclamo de estas nuevas clases medias, que creará un circuito de lealtades diferente del de los indigentes. Las nuevas clases medias de la Primera Sección van a sentir bienestar si el dinero, en lugar de irse por la canaleta de la droga y el juego, se invierte en que esas clases que se sienten inseguras por el delito se sientan a salvo de la "inseguridad". Los indigentes están estructuralmente inseguros.

¿Lo digo más corto? Las nuevas clases medias piden menos guita para los pobres y más para ellas. Peronismo neo-renovador

A Meler se lo entiende leyéndolo 3 veces y acercando los conectores lógicos que él aleja todo lo posible: menos guita a los planes sociales, más seguridad, condiciones de bienestar para las nuevas clases medias de Tigre

La agenda cacerolera dicha con jerga rara.

Leandro Hanc dijo...

Pino Solanas tambien viene de la izquierda peronista. Mas importante que de donde vienen es donde estan y hacia donde van. Y si se van al massismo se van a la expresion más fuerte y clara del peronismo de derecha.

Les Herbes Folles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Les Herbes Folles dijo...

Oscar Cuervo:
Completamente de acuerdo con todo lo que señalás.
Justamente, cuando decía que remiten al primer peronismo, me refería a un imaginario engañoso de esa etapa, que pretende despojar al peronismo de toda su potencia transformadora. Por lo tanto, claro, simplificando apenas (solo en el sentido de hacer caso omiso de la posible ingenuidad de alguno de los que sostienen eso), es un imaginario de la derecha -suscribo.
Pero, además, esas clases medias de Tigre se equivocan si creen que van a conseguir, aun ellas mismas, tener mucho margen (financiero, inclusive) para el ascenso sin el enojoso costo del conflicto.

Comandante Cansado dijo...

Oscar, Lucas tiene razón, no era claro el indirecto libre (y te juro que no me lo tenés que explicar y sé lo que es, por las dudas :) ).

Oscar Cuervo dijo...

Comandante:
escribí "si Lucas se va alejando de las viejas categorías de esa antigualla de la izquierda...". Si no está claro que no soy yo el que enuncia eso, es porque no prestás atención al desarrollo del post.

Comandante Cansado dijo...

Oscar es susceptiiiiible :p