Cadete






viernes, 23 de mayo de 2014

La Falsa Carta del Papa a la final era Verdadera


El mito del fin de ciclo kirchnerista es el relato más fatigado de la derecha y más desmentido por los actos de la propia derecha, obsesionada como está en tratar de instalar la idea de un eclipse del protagonismo político de Cristina. Pero esta derecha no para de reconocer que todos sus desvelos se agotan en tratar de mellar la centralidad de la Presidenta, no importa a qué recursos tenga que apelar. Lo que confirma que el poder de la Presidenta es su obsesión morbosa.

La noticia es en realidad una huevada que no podría importarle a nadie si no fuera porque la derecha, a través de sus medios, transforman la huevada en un título catástrofe. Del Vaticano sale una carta firmada por el Papa saludando a los argentinos con motivo de la fiesta patria del 25. La noticia se difunde por Telam. De pronto a un funcionario del Vaticano se le ocurre desmentir la autenticidad de la carta. Y ahí la máquina de hacer relatos del fin de ciclo K se pone en movimiento. La "falsedad" de la Carta del Papa se transforma en un gran "papelón del Gobierno". Pero después de que las ediciones de los diarios se solazaran con un despliegue inusual acerca del grave papelón del gobierno por difundir una Carta Trucha del Papa, resulta que hace un rato el Vaticano se encargó de aclarar que la Carta... era verdadera. El secretario de Protocolo y Ceremoniero del pontífice, monseñor Guillermo Karcher, salió a "rectificar" la desmentida sobre la misiva papal. "Hoy rectifico, lo hago con mucha honestidad: es una carta verdadera, un telegrama legítimo, que llega en el momento de la fiesta Patria". Karcher reconoció cerca de las 6 de la mañana que se trató de un telegrama que se había enviado desde el Vaticano a la jefa de Estado para celebrar el aniversario de la Revolución de Mayo. "Estamos esperando el 25 de mayo para festejarlo del mejor modo", aseguró el secretario de Protocolo y Ceremoniero (y Papelonero) del Papa.

También desde el Vaticano: el cura Federico Lombardi, vocero del Vaticano, confirmó hace un yatito que la carta enviada por el papa Francisco es verdadera. "Se trata del mensaje enviado a nombre del Santo Padre en ocasión de la fiesta nacional, como de costumbre suele hacer la Secretaría de Estado a través de la Nunciatura de cada país". Si bien no dio detalles sobre los motivos de la reversión de su desmentida, sólo dijo que "hubo mala información de base que quizás complicó un poquito, pero queda todo claro hoy".

Veamos cómo se cebaron los diarios derechsitas, que ahora no pueden borrar las pavadas que imprimieron, tratando de limar al Gobierno de Cristina atribuyéndole un error que en realidad cometió el Vaticano. Dice Mariano Obarrio en la edición impresa del diario La Nación:

DEL ANUNCIO A LA ACLARACIÓN, UN PAPELÓN EN CUATRO ACTOS

La divulgación de la carta falsa de Francisco dejó en evidencia las fallas en la comunicación oficial.
  • Sin objeciones Durante siete horas, nadie objetó la credibilidad de la carta del Papa, a pesar de haber tenido errores ortográficos y de alguna duda sobre el tono. Tras el anuncio desde el Gobierno, la noticia fue replicada en todos los canales informativos
  • La desmentida El sacerdote argentino Guillermo Karcher, a cargo del protocolo del Vaticano, dijo que la carta "es falsa" y comentó que Francisco "se quedó atónito" al enterarse del episodio. Karcher se enteró a través de un mensaje de WhatsApp
  • Reacción oficial Tras la desmentida del Vaticano, los secretarios de Culto y General de la Presidencia, Ricardo Olivieri y Oscar Parrilli, respectivamente, acusaron a la Nunciatura Católica de haber distribuido la carta. "Fue recibida por trámite normal", dijeron

Nota del editor del blog: El título dice "Un papelón en cuatro actos", pero en la edición online solo figuran tres actos: evidentemente hay algo que está en el diario impreso y que alguien se encargó de borrar online. Mariano Obarrio, papelonero serial, no se priva de adjudicar la Falsa Carta del Papa a... ¡La Cámpora! Escribe Obarrio:

Sin embargo, durante la tarde circularon versiones que indicaron que la carta había llegado a la Dirección de Documentación Presidencial, que está a cargo de Mariana Larroque, la hermana del jefe de La Campora, Andrés "Cuervo" Larroque, y que desde allí había sido enviada a Télam y a la Secretaría de Comunicaciones, por lo cual salió publicada en la agencia y luego en el sitio oficial de la Presidencia.
---------------------------------------------------------------------------------------------------

La Nación se ensañó contra el Gobierno en la nota de otro mamarracho, Fernando Laborda:

El más misterioso de los papelones presidenciales


Tal vez sin buscarlo, el gobierno de Cristina Kirchner logró ayer que durante parte del día la atención de los argentinos no estuviera focalizada en los hechos de inseguridad y en la cada vez más afligente situación socioeconómica. El misterio en torno de la carta "trucha" del papa Francisco a la primera mandataria ocupó el centro del escenario y de las pantallas de los canales de noticias desde las últimas horas de la tarde; las penurias económicas y las diferencias entre el ministro de Economía y el titular del Banco Central pasaron a un segundo plano.
Nada de eso, sin embargo, borrará el papelón que representa para el Gobierno haber difundido durante siete horas en el sitio web de la Presidencia de la Nación la falsa misiva del Sumo Pontífice, hasta que se produjera la rotunda desmentida por parte del responsable de protocolo del Vaticano, el sacerdote argentino Guillermo Karcher.
No podrá dejar de llamar por bastante tiempo la atención que la administración kirchnerista cuente con un regimiento de colaboradores que pueden contar la cantidad de horas, minutos y segundos que los medios de comunicación masivos dedican diariamente a los hechos delictivos, como ha dado cuenta recientemente el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y con un jugoso presupuesto para tareas de inteligencia, al tiempo que carezca de un empleado capaz de confirmar la autenticidad o falsedad de una carta del Papa a la Presidenta.
Nota del editor del blog: Por supuesto que los pobres opositores, necesitados como están de figurar por alguna razón, no se privaron en condenar la falta de seriedad del gobierno K y exhibir su incondicional alineamiento con todo lo que les parezca oportuno para pegarle al gobierno:

LA OPOSICIÓN, ENTRE LA CRÍTICA Y LA INCERTIDUMBRE
Mario Negri - Diputado (Jefe de bloque UCR)
"Lo último que faltaba en la Argentina es que no se pueda saber si el Papa mandó o no una carta. Refleja la falta de credibilidad del país. Es una fuerte llamada de atención"
Alberto Asseff - Diputado Frente Renovador
"Es imposible que la carta haya salido de la Nunciatura. No me explico el motivo de esta truchada. Estamos frente a la Argentina trucha, de los papelones"
Juan Carlos Zabalza - Diputado UNEN
"Lamento el incidente. Cuando suceden estas cosas, da para que la gente dude de todo. Es un hecho grave. Habrá que esperar qué dice la Nunciatura"
-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Clarín tampoco se negó a la tentación del "escándalo" que deja muy mal parado al gobierno:




Bueno, como decíamos: la Carta Falsa del Papa era una Carta Verdadera del Papa, tal como se encargaron de aclarar los voceros del Papa. Todo esto es una inmensa huevada que los diarios de la derecha, desesperados por instalar el fin de ciclo K, difundieron como una catástrofe atribuible al gobierno. Ya es tarde para ellos, todo está impreso, como síntoma del relato que trabajosamente construyen cada día. Ahora que quedó claro que las idas y venidas fueron enteramente atribuibles a torpezas del Vaticano, uno podría esperar que mañana la derecha titule "Conmoción por el papelón del Vaticano". Pero si uno espera eso, es un boludo. Porque mañana los diarios de la derecha, que no pueden dejar de hablar del gobierno de Cristina, tratarán de disimular las huevadas que escribieron hoy y atribuir sus propio papelón a... ¡La Cámpora!

4 comentarios:

Sebastian Borreani dijo...

Traigo a colación, que ese relato de loa medios conservas, a calado muy hondo en el mismo movimiento kirchnerista, lo que si lo pensamos en términos de guerra psicológica -y de eso los medios saben mucho- es un punto en su tablero.

Carlos G. dijo...

Francamente, una huevada monumental convertida en un "escándalo" por la torpeza de un cura vaticano y por el intento de aprovechamiento de la corpo y la opo.
Además, un detalle, el gobierno no "culpó" a la Nunciatura, sino que se limitó a explicar que la carta había sido entregada por el personal y los medios habituales y que esa entidad le había confirmado que de allí había salido la misiva.
Pero ¡no importa! aprovechemos para pegarle al gobierno, a Cristina, a La Cámpora, y a todo lo que pase cerca.
Son de décima.
Se suele decir que no hay nada más viejo que los diarios de ayer, pero hoy comprobamos que no había, esta mañana, nada más viejo que las tapas de los diarios "serios" de hoy.

Daniel dijo...

Sebastián;
sucede que es un bombardeo de 24 horas x 365 días, lo que tal vez traduciría el "ha calado hondo" que mencionás en dispositivo resuelto de guerra -psicológica y no tan psicológica- que inéditamente un gobierno ha sabido resistir y doblegar.
Este último "detalle" ha hecho que cerremos filas por la causa de la resistencia a la reinstalación de la peor mierda que ha asolado nuestro país y nos hubiera dejado hace once años atrás, nada menos que sin esperanzas.

julieta eme dijo...

de no creer... en fin...