Cadete



lunes, 26 de mayo de 2014

Patria y pueblo

La otra.-radio para escuchar acá


Foto: Mary Kobrak
Foto: Mary Kobrak
Foto: Mary Kobrak


Fotos: Presidencia de la Nación, Mary Kobrak (fotos con niños) y propias.

Dijo ayer la Presidenta: "Cuando evocamos el 25 de Mayo sólo lo hacemos recordando al puñado de hombres patriotas, próceres, que pasaron a la historia, pero nos olvidamos que cualquier esfuerzo individual, de un puñado de hombres, no puede construir una Nación: sólo lo hace cuando ese puñado de hombres es acompañado por el pueblo. Puede haber pueblo y no revolución, lo que nunca puede haber es revolución sin pueblo"

En estos años el kirchnerismo ya generó una tradición de fiesta popular que retoma la antigua tradición de las Plazas peronistas, con algunos ingredientes propios. La de ayer fue una de las fiestas más alegres, multitudinarias y bellas de los últimos años. No solo porque Cristina sigue siendo la única líder política capaz de movilizar tantas decenas de miles de personas (por algo la derecha la detesta tanto y sigue obsesionada con "relatar" un fin de ciclo K que es su expresión de deseos). También por las características de esa movilización: poco y nada de aparato (ya no están los micros moyanistas y los sindicatos tienen una presencia más bien discreta); mucha militancia compenetrada con el sentido de la movilización, que llega temprano y sigue con atención las palabras de la Presidenta, lo que muestra que se moviliza por vocación; mucha juventud, pero también muchas familias con niños; mucha gente pobre y clases medias bajas. Mucha gente suelta, que llega un rato antes de que hable Cristina en subtes colmados. También es notorio que se trata de multitudes alegres, con ganas de festejar, y tranquilas: con una concurrencia de bastante más de 100.000 personas (la Plaza desbordaba por todos lados y la gente ocupaba varias cuadras por Avenida de Mayo y las Diagonales) no hubo un solo incidente violento. 

El hecho político está dado por la cantidad y por la cualidad de los convocados y por el ánimo que impera. Se trata de un fenómeno político clásico: ganar la calle, tomar contacto con los compañeros, estar frente a la líder, impregnarse de mística y seguir adelante: se trata, con toda seguridad, de un movimiento que se proyecta hacia el futuro y dista de estar terminado. No hay otro sector político que hoy pueda siquiera intentarlo. Esta tradición movilizatoria permanece en la memoria de los cuerpos y se diferencia de la manifestación de opiniones políticas por las redes sociales: una modalidad proliferante pero a la vez blanda y vaporosa.

En la Plaza, los números artísiticos terminan de redondear un significado, que integra política, danza y música: Gladys la Bomba Tucumana, Gabo y Liliana Vitale haciendo una genial versión de "Himno de mi corazón", Baglietto y Garré, Litto Nebbia, Pedro Aznar y Adriana Varela, Víctor Heredia, Palo Pandolfo y Tonolec ("Sudamérica" de Arco Iris), Hilda Lizaraszu, Fabiana Cantilo (muy bien), Patricia Sosa y una versión potente de "Juana Azurduy"... es una memoria histórica y popular la que se convoca, integrada con naturalidad al acto político.





Ya van 11 años de gobierno kirchnerista (el período más largo de la Argentina contemporánea), esta movilización se hace después de las dificultades económicas que llevaron a la devaluación en verano; la movilización anterior (10 de diciembre de 2013) se había hecho en un clima de incertidumbre marcado por la sedición de las policías provinciales y la inducción de los medios de derecha para que se produjesen saqueos. El sofocón pasó: el rito del encuentro multitudinario y festivo une pasado y futuro y nos templa el alma.

En el primer tramo de La otra.-radio de anoche hicimos un análisis más detallado y también más sensitivo de la fiesta patria popular. Lo pueden escuchar acá.

4 comentarios:

Unknown dijo...

Hay una sola cosa que esta mal en esta descripcion de lo que se vivio ayer: no hubo subtes.
Un abrazo.

Oscar Cuervo dijo...

Bueno, unknown, estás equivocado: yo llegué en subte. Y conmigo cientos.

Carlos G. dijo...

Contra los campeones del desánimo y del "está todo mal", contra el fin de ciclo, contra los que dicen que "ya no se puede salir a la calle", contra "la mala leche".
A favor de un proyecto nacional y popular, con participación de los jóvenes, con alegría, con esperanza, con fuerza y con decisión.
Extraordinario festejo del día de la Patria.
Estaba haciendo falta.

julieta eme dijo...

yo no pude ir porque tenía mucho trabajo. pero luis fue en representación de los dos :)