Cadete



lunes, 12 de mayo de 2014

Mugica, Cristina, la iglesia, la pulseada económica con la derecha: continuidad de las luchas

La otra.-radio para escuchar clickeando acá



En el programa de anoche de La otra.-radio tocamos dos cuestiones que nos permiten ver la política argentina desde perspectivas bastante distintas y, sin embargo, vinculadas.

En el primer bloque estuvo Federico Kucher, nuestro joven experto en temas económicos, que justo se integró al programa a fines del año pasado y por eso tuvo la oportunidad de ir siguiendo paso a paso la turbulencia económica preparada por los sectores del poder concentrado, quienes planeaban llevarse puesto al gobierno -y casi lo logran- mediante una maniobra de pinzas que iban desde las sediciones policiales que buscaban generar un clima de ingobernabilidad pero también disparar los reclamos salariales de los agentes del estado, hasta la corrida cambiaria que llevó el dolar ilegal hasta $ 13 con inciertas expectativas de que siga subiendo sin tocar un techo. Algunos incautos llegaron a comprar dólares a $ 13 y desde entonces vieron como el valor de la moneda quedó planchado. Pero quizá el síntoma más preocupante fue la abrupta caída de las reservas del BCRA que bajaron más de 3 mil millones de dólares en un mes. Desde que el tandem Kicillof/Juan Carlos Fábrega lograron tomar las riendas de la indómita economía estival, hasta esta semana, la tendencia a la baja se detuvo e incluso se invirtió: y hoy tenemos 28.300 millones. Dicen los que prestan atención a las relaciones entre macro-economía y estabilidad política que un proceso de continua baja de las reservas suele ser el preanuncio de un colapso político. Eso sucedió por ejemplo en los catastróficos finales del FAUNEN  en 1989 y 2001. Anoche repasamos con Federico todas las variables macroeconómicas y pudimos sacar algunas conclusiones acerca de las tendencias en curso. Además, analizamos cómo las renovadas predicciones de los gurúes de la derecha alentando nuevamente expectativas devaluatorias no parten de una agudeza predicitiva probada, sino de los deseos de volver a la ofensiva. Federico analiza en el programa la posibilidad de que en los próximos meses el gobierno acuda al endeudamiento para consolidar las reservas sin achicar el gasto fiscal (achicarlo es lo que quiere la ortodoxia neoliberal), y sin tampoco ceder al antiguo esquema del monitoreo por el cual el FMI, durante las décadas anteriores, imponía ajustes más y más severos, que llevaron al saqueo monumental contra la economía de los sectores populares en 2001/2002.

De como vaya la economía en los próximos meses, de si el gobierno logra seguir controlando la situación como lo viene haciendo desde febrero, depende en gran parte el rumbo político de los próximos años: está claro que la apuesta de la derecha de provocar una megadevaluación, una híperinflación, una baja dramática de las reservas y una alta conflictividad social (con muertos en la calle, la derecha hace política con muertos) tiene un propósito aleccionador: quiere convencer a la sociedad de alejarse de la vía populista y abrazar resignada, como única alternativa, un ajuste brutal. Dado el pragmatismo y la muñeca política de Cristina, yo no creo que a la derecha le resulte tan fácil.

Y el otro tema que tocamos anoche fue el del 40 aniversario del asesinato de Mugica, con un acto multitudinario y vibrante con la palabra de la Presidenta y la presencia de muchísimos compañeros. Willy Villalobos estuvo en el acto. Nos dijo que si alguien quería tener un pantallazo de la realidad política argentina de este momento, en el homenaje a Mugica tenía un panorama casi completo: la militancia joven, los viejos compañeros tercermundistas de Mugica (incluso con la aparición, después de muchos años, de Fray Antonio Puigjané), la respuesta filosa de Cristina al mensaje reaccionario del episcopado argentino ("la Argentina está enferma de violencia" dijo la misma iglesia que se quedó callada cuando el terrorismo de estado asesinó a decenas de miles de personas durante las dictaduras militares y que nunca hizo un mea culpa por ese silencio cómplice), usando para refutarlos palabras del propio papa Bergoglio y de Carlos Mugica...



...el espacio del Barrio Norte donde se inauguró el mural en homenaje al cura asesinado, con su cara mirando hacia la Villa de Retiro, la conexión con un período de la historia en el que un sector del gobierno peronista de entonces (la triple A) asesinó a Mugica, quien también estaba políticamente enfrenttado a los Montoneros, ya que no acordaba con ellos el recurso a la lucha armada ("estoy dispuesto a morir por el pueblo, pero no a matar" había dicho Mugica en esos días finales): todos estos elementos dan cuenta de esa doble característica de vitalidad y fragilidad del actual gobierno democrático y popular y de las continuidades y rupturas de nuestra historia reciente, tanto como de nuestras posibilidades futuras.

Mientras hablábamos de estas cosas escuchamos canciones del nuevo disco de Lucas Martí y Darío Jalfin (excelente) y de Paul McCartney. Para escuchar el programa clickear acá.

2 comentarios:

Matias Eduardo Gramuglia dijo...

Insólito.

Recurren a Dios para atacar a la Iglesia de su Hijo.

Las elecciones las perdieron, no se metan a hacer teología berreta, ya hicieron política de esa calidad.

claudio dijo...

"Todos somos hijos de esta madre prostituta". (Carlos Mugica, señalando la iglesia )