sábado, 17 de septiembre de 2016

Orson Welles: arte y política


por Lucio Dodero

Encontré en internet una entrevista a Orson Welles hecha en Paris en1960. La había visto hace un par de años, un día que la pesqué de casualidad en Encuentro. A partir de ahí la busqué, pero no había podido encontrarla, la bajaron de todos lados y Encuentro nunca la subió. Una vez la encontré traducción (si uno se toma el trabajo de ponerle los subtítulos, estaría bueno, porque la calidad de imagen de esa subida era buena).

Finalmente, el otro día la encontré: alguien subió la captura de pantalla de esa emisión de Encuentro, por lo cual la  imagen está deformada, alargada. Pero si se bancan ese defecto, está bueno verla.

La entrevista fluye: dura 50 minutos. Por lo menos miren la respuesta que da hacia el minuto 9 de entrevista, cuando hablan del vínculo entre arte y política. Transcribo un tramo, pero está bueno verlo a él hablando.

- Bernard Braden: ¿Cree que un artista debería permitirse adherir a un partido político o a un líder? ¿Eso no frustra su funcionamiento como artista?

- Orson Welles: Quizás sí. Creo que un ser humano y un ciudadano deberían hacer eso. Y creo que mi propia fidelidad es más fuerte para con la idea de ciudadanía, y mi propia lealtad es mayor para con la idea de mí mismo como miembro de la familia humana que lo que pueda sentir como miembro de una profesión. No me tomo el arte con tanta seriedad como la política.

- Bernard Braden: Bueno, eso anula la siguiente pregunta.

- Orson Welles: (Risas) Podría darte otra respuesta. (Risas)

- Bernard Braden: Iba a decir que, como artista, presuponiendo que en cualquier país haya dos partidos políticos que representan al 50% de la población, con cierto margen, ¿no dividiría automáticamente al público en dos partes?

- Orson Welles: Si el público está lo suficientemente enojado, supongo que sí. Y supongo que uno sería un tonto si hiciera eso. Pero, si a uno le interesa más la cuestión política que el tamaño del público, entonces no importa.

- Bernard Braden: Es un riesgo que está dispuesto a asumir.

- Orson Welles: Lo asumí.

- Bernard Braden: Sí, lo asumió. Y volvería a asumirlo…

- Orson Welles: Sí. No porque crea que soy un regalo de Dios para la política, para nada. Pero, si tengo convicciones sobre algo, no considero mi carrera como algo tan precioso que deba tener prioridad por sobre mis convicciones.



Postdata del editor: Agradezco la sugerencia de Lucio. Toda la entrevista, de principio a fin, es extraordinaria. Orson Welles es uno de los 3 o 4 cineastas más grandes de la historia, no exagero ni un poquito. Uno de los más grandes artistas del siglo xx. Y en esta entrevista hay momentos geniales, pero lo mejor es cuando dice que hay cosas que son mucho más importantes que el arte, como la amistad o la política. Me parece que, si no hubiera pensado así, no habría llegado a ser tan grande como es.