miércoles, 7 de septiembre de 2016

Retrato de una niña

(Paula Modersohn-Becker, 1905)
Visuales LXXXVII


por Liliana Piñeiro

En la oscuridad, la luna descubre las manos de mi madre.

Repentinamente feliz, corro hacia adelante. El azulejo frío de la cocina me pone en el mundo.

Una y otra vez, estreno mis ojos.