Cadete





domingo, 28 de octubre de 2012

Drogas peligrosas

¿Se imaginan a Binner presidente?

En las elecciones presidenciales de hace un año, el socialista Hermes Binner obtuvo el segundo puesto y se acercó peligrosamente a la fórmula ganadora, separados por apenas por 8.200.000 votos. Nos consta que muchos caceroleros de Barrio Norte, Palermo y Belgrano votaron en octubre pasado al hombre impecable, decepcionados por la floja performance que en las PASO tuvieron Duhalde, Carrió, Alfonsín y Argumedo, dirigentes del mismo espectro ideológico. Binner era la gran esperanza blanca de la Argentina que se resistió hasta ahora infructuosamente a la orgía de corrupción kirchnerista. Connotados ciudadanos ilustres como Tomás Abraham, Víctor de Gennaro, Claudio Lozano, Margarita Stolbizer y Victoria Donda optaron por la seriedad monacal, la solvencia administrativa y la probidad a toda prueba del hombre que durante su gobernación en Santa Fe puso a cargo de las Drogas Peligrosas al narco policía Hugo Tognoli. Su sucesor, Bonfatti, lo ascendió a jefe de policía de la provincia socialista. 

¿Se imaginan si Binner hubiese descontado esa ínfima diferencia que lo separó de Cristina? ¿Estaría hoy Tognolli como ministro de Seguridad nacional? ¿Habría ampliado la cadena de kiosquitos atendidos por menores a todo el territorio nacional?

La prensa de derecha hizo todo lo que pudo por tapar el escándalo que salpica al Frente Amplio Progresista (partido de ultra izquierda) en la única provincia que gobierna. Recién el viernes el diario La Nación pone en tapa el reconocimiento del FAP: "No tenemos el control de la policía". "No estábamos enterados de nada". "No sabíamos que lo estaban investigando, si era así no lo nombrábamos jefe".

Hoy, recién hoy, La Nación parece darle entidad a este espantoso escándalo:

"El altísimo nivel de corrupción policial, asociado al narcotráfico, es para el común de la gente una verdad comprobada, pero para la policía sólo es una sospecha sin pruebas y para la Justicia, denuncias que recién van camino a ser investigadas.

"Lo único cierto, hasta el momento, es que el escándalo desatado tras la detención del ex jefe de la policía Hugo Tognoli dejó a toda la fuerza de seguridad provincial bajo sospecha y la sensación generalizada de que el narcotráfico sentó aquí sus reales, su dominio, su dinero y también la muerte, en connivencia con quienes tendrían que combatirlos". (Completo acá).


Por supuesto: la culpa de que Tognolli haya llegado tan alto en la provincia gobernada por el socialismo desde hace tantos años la tiene la Kretina y Binner es solo una víctima. Leemos en La Nación de hoy:

"Binner evitó las apariciones públicas. Fue el gobernador Antonio Bonfatti, su sucesor, quien asumió el golpe político que significó admitir que perdió el control de la policía tras la detención del ex jefe, Hugo Tognoli.

"Binner revertirá su perfil y apuntará contra el gobierno nacional. Sus lugartenientes están convencidos de que fue el kirchnerismo el que orquestó el escándalo, pues, argumentan, el Gobierno jamás le advirtió al gobernador sobre las andanzas de Tognoli, pese a que contaba hace un año con información.

"Aseveran, además, que el Gobierno es corresponsable de que el narcotráfico se haya filtrado por las fronteras de Santa Fe al permitir el repliegue de gendarmes y prefectos de las fronteras más vulnerables.

"Por esa razón, los socialistas reclamarán audiencias con la ministra de Seguridad, Nilda Garré, y de Justicia, Julio Alak. "El narcotráfico es un delito de competencia federal", destacó la diputada Alicia Ciciliani. "Hasta ahora, el gobierno nacional no demostró voluntad de coordinar fuerzas. La cantidad de juzgados federales en la provincia sigue siendo la misma que hace 40 años", apuntó el diputado Juan Carlos Zabalza.

"¿A qué atribuye el socialismo esta supuesta embestida kirchnerista en su contra? "A las encuestas, responde el diputado socialista Roy Cortina. Binner figura entre los dirigentes de mejor imagen. Quieren desacreditarlo a él y a la gestión socialista."

Es decir: Binner anda fenómeno en las encuestas y Kretina le metió a Tognoli como encargado de Drogas Peligrosas; después convenció a algún hombre del entorno de Bonfatti para que lo ascendieran a jefe. La perversidad kaka no tiene límites: ¿pueden creer ustedes que en todos estos años no han sido capaces de avisarles a los honestos FAPistas que la policía de su provincia estaba en manos de los narcos?

Binner afirmó que en sus cuatro años como gobernador, en los que Tognoli estuvo al frente de Drogas Peligrosas, "nunca tuve quejas ni recibí denuncias sobre su desempeño".

—¿Y sobre la connivencia de la policía con el narcotráfico?

—Eso es más viejo que la escarapela en todo el mundo y ya se hicieron varias películas al respecto.

¿Se imaginan a Binner Presidente?

4 comentarios:

Predicad0r ∞(...)∞ dijo...

Oscar, es impresionante cómo se impone la lógica de los medios en la discusion pública...Porque Lamberto tuvo que admitir en la legislatura que sabian que Tognoli estaba siendo investigado http://www.lacapital.com.ar/policiales/Lamberto-admitio-que-Tognoli-y-Sola-estaban-siendo-investigados-20121026-0007.html

Luis dijo...

Acá (http://catanpeist.blogspot.com.ar/2012/10/la-ultima-jugada-del-gen-ensuciar-norma.html) tenes otra movida miserable de los republicanos del FAP, enlodando a Norma Castaño y a Kollmann.

Ladislao dijo...

Yo la verdad que no los entiendo ni a Binner ni a Bonfatti (que ya debería, por múltiples hechos, empezar a llamarse Malfatti): aceptar que "no sabían nada", indicar que "les tendrían que haber avisado que estaban investigándolo"...
A ver, a ver. Si la PSA estaba investigando nada menos que al jefe de Drogas Peligrosas de la policía de Santa Fe, que luego pasa a ser directamente el jefe de policía, ¿a quién le tiene que avisar?
No macho, si le avisa a cualquiera del poder político puede perder la investigación, porque justamente no sabe dónde terminan los hilos!
¿Será posible que sean tan pero tan estúpidos los del FAP?
POrque una cosa es que Macri poco seso apueste a la merca cobertura mediática, pero se suponía, yo suponía, que en el FAP había más substancia. De manera que supongamos que nadie en el poder político de Santa Fe tenía nada que ver con el acusado, bien, ¿y la respuesta es tirar toda culpa al gobierno nacional al mejor estilo Macri? Qué hicieron, ¿importaron prácticas PRO y a Del Sel lo pusieron subrepticiamente a gobernar Santa Fe?

Encima salta por otro lado que reconocen que tenían ellos mismos denuncias recibidas contra el acusado y no hicieron nada de nada...
Estos tipos poco serios quieren gobernar algo?

Saludos
Ladislao

Comandante Cansado dijo...

No.